¿De qué obra literaria hablamos?

Registrado
20 May 2019
Mensajes
957
Calificaciones
2.637
Este hilo es una especie de juego para poner a prueba los conocimientos literarios de [email protected] participantes.

Consiste en que la persona que adivine el fragmento de obra debe colgar otro y quien adivine el nuevo fragmento deberá poner otro, haciendo así cadena...

Por ejemplo: yo pongo....

"Todas las familias felices se parecen pero las infelices lo son cada una a su manera."

Y otra forera que adivine: "Anna Karenina", de Leon Tolstoi, pondrá otro fragmento. A ser posible que contenga elementos reconocibles de la obra, sin necesidad de que sea el comienzo o que aparezca el nombre de los protagonistas.

No vale consultar en Google .

La ganadora será la primera persona que lo adivine. Pero se puede pedir pistas.

Asi que empieza el primer fragmento:

"Sobre una loma inmediata al puente se erguía una cruz de piedra, a cuyo alrededor se había reunido un grupo -media docena de mujeres y un mozo alto vestido con un sayo rojizodiscutiendo acerca de lo que podía anunciar el toque de rebato. Media hora antes, un mensajero había cruzado la aldea, con tal prisa que apagó la sed con un jarro de cerveza sin desmontar siquiera del caballo, tan urgente era su mensaje. Mas ni él mismo sabía de qué se trataba; únicamente, que llevaba pliegos sellados de sir Daniel Brackley para sir Oliver Oates, el párroco encargado de cuidar del Castillo del Foso en ausencia del dueño.
 


Registrado
20 May 2019
Mensajes
957
Calificaciones
2.637
Ahhh, el libro no lo sé, sólo la peli. Que mala suerte. De todas maneras te envío dos rosas.
En efecto, es "La Flecha Negra", de R.L. Stevenson. ¡Lástima que no haya leído la novela y experimentar el placer de leer a Stevenson.

Por haber sido la primera en acertar - había que ponerlo fácil al principio -, es su turno ahora.
 

Registrado
17 Mar 2014
Mensajes
6.061
Calificaciones
25.112
El primer fragmento de la novela, no incluye nombres ni lugares, pero queda patente de qué época de trata y a qué genero pertenece:

"En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, doy principio a la historia de una parte muy principal de mi vida; quiero decir que empiezo a narrar la serie de trabajos, servicios, proezas y afanes, por los cuales pasé en poco tiempo, desde el más oscuro antro de las regias covachuelas, a calentar un sillón en el Real Consejo y Cámara de Castilla.

Abran los oídos y escuchen y entiendan cómo un varón listo y honrado podía medrar y sublimarse por la sola virtud de sus merecimientos, sin sentar el pie en los tortuosos caminos de la intriga, ni halagar lisonjero las orejas de los grandes con la música de la adulación, ni poner tarifa a su conciencia o vil tasa a su honor, cual suelen hacer los menguados ambiciosillos del día, después que las sanas costumbres, la modestia, la sobriedad y la cristiana mansedumbre han huido avergonzadas del mundo, y son tan míseros de virtud los tiempos, que no se encuentra un hombre de bien aunque den por él medio millón de pícaros vividores.

¡Bendito sea Dios, padre de los menesterosos, sustento de los débiles, proveedor de los hambrientos, aposentador de los desamparados, amparo de los desnudos, alivio de todos los pobrecitos que quieren ganarse la vida, y despensero de las hormigas, de los pájaros y de los pretendientes!... ¡Bendito sea Dios, digo, que me ha conservado mis sueldos, gajes, pensiones, viáticos, emolumentos y obvenciones, para que desahogadamente y sin importunos cuidados pueda contar todos los pasos de mi fabulosa carrera! ¡Oh! ¿Por qué he de ocultarlo? Carrera como la mía no la hicieron más de cuatro, desde que brotó en la fecunda tierra el tallo de los empleos públicos y abrieron sus polvorientas corolas de papel los expedientes de Arbitrios, Propios, Tercias reales, Noveno, Pósitos, Paja y Utensilios, Frutos civiles, Mandas, Renta de la Abuela, Chapín de la Reina y demás yerbas que componían el placentero jardín de la Administración."
 
Registrado
20 May 2019
Mensajes
957
Calificaciones
2.637
El primer fragmento de la novela, no incluye nombres ni lugares, pero queda patente de qué época de trata y a qué genero pertenece:

"En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, doy principio a la historia de una parte muy principal de mi vida; quiero decir que empiezo a narrar la serie de trabajos, servicios, proezas y afanes, por los cuales pasé en poco tiempo, desde el más oscuro antro de las regias covachuelas, a calentar un sillón en el Real Consejo y Cámara de Castilla.

Abran los oídos y escuchen y entiendan cómo un varón listo y honrado podía medrar y sublimarse por la sola virtud de sus merecimientos, sin sentar el pie en los tortuosos caminos de la intriga, ni halagar lisonjero las orejas de los grandes con la música de la adulación, ni poner tarifa a su conciencia o vil tasa a su honor, cual suelen hacer los menguados ambiciosillos del día, después que las sanas costumbres, la modestia, la sobriedad y la cristiana mansedumbre han huido avergonzadas del mundo, y son tan míseros de virtud los tiempos, que no se encuentra un hombre de bien aunque den por él medio millón de pícaros vividores.


¡Bendito sea Dios, padre de los menesterosos, sustento de los débiles, proveedor de los hambrientos, aposentador de los desamparados, amparo de los desnudos, alivio de todos los pobrecitos que quieren ganarse la vida, y despensero de las hormigas, de los pájaros y de los pretendientes!... ¡Bendito sea Dios, digo, que me ha conservado mis sueldos, gajes, pensiones, viáticos, emolumentos y obvenciones, para que desahogadamente y sin importunos cuidados pueda contar todos los pasos de mi fabulosa carrera! ¡Oh! ¿Por qué he de ocultarlo? Carrera como la mía no la hicieron más de cuatro, desde que brotó en la fecunda tierra el tallo de los empleos públicos y abrieron sus polvorientas corolas de papel los expedientes de Arbitrios, Propios, Tercias reales, Noveno, Pósitos, Paja y Utensilios, Frutos civiles, Mandas, Renta de la Abuela, Chapín de la Reina y demás yerbas que componían el placentero jardín de la Administración."
¡Bravo! Así empieza la segunda serie de los Episodios Nacionales de mi admiradísimo Benito Perez Galdós. El prota es un liberal que las pasa canutas durante el reinado de Fernando VII el Felón.
 
Registrado
20 May 2019
Mensajes
957
Calificaciones
2.637
Bueno, como estoy segura de haber acertado, con permiso de Muguet, tomo el turno y pongo el nuevo fragmento:

"Un niño y un cadáver: tales encuentros no debieron ser tan raros en el Edimburgo de la época. Altas tasas de mortalidad y circunstancias precarias contribuían a un aprendizaje temprano. La familia era católica y el cuerpo era el de la abuela de Arthur, una tal Katherine Pack. Quizá dejar la puerta entornada había sido intencionado. Puede que quisieran inculcar en el niño el horror de la muerte; o, más optimista, mostrarle que la muerte no era nada temible. Era evidente que el alma de la abuela había volado al cielo y que solo había dejado la cáscara en putrefacción del cuerpo. ¿Que el niño quiere ver? Pues dejadle que vea."
 
Registrado
20 May 2019
Mensajes
957
Calificaciones
2.637
Pista: es una novela basada en personajes y hechos reales... uno de los protagonistas es escritor famoso.
 
Registrado
20 May 2019
Mensajes
957
Calificaciones
2.637
El autor de la novela es uno de los pesos pesados de la literatura británica de las últimas décadas. Conan Doyle resolvió un caso de injusticia real exonerando a un inocente. La novela es contada desde el punto de vista de ambos protagonistas, defensor y defendido y descubre muchas cosas sobre Conan Doyle, como su relación platónica de 20 años con quien sería su segunda esposa, Jean Lackey, en espera de la muerte por tuberculosis de su primera esposa, madre de sus dos hijos mayores. Uno de ellos moriría de neumonia en la guerra, y Sir Arthur y Jean, ya casados, se embarcaron en el empeño de demostrar la base científica de las apariciones espiritistas, organizando Congresos de Expertos sobre el tema. Conan Doyle, que se había distinguido por la defensa de individuo de la novela, perdió muchos admiradores entre los colegas y público más "racional" y "empírico"., sobre todo cuando defendió la autenticidad de las apariciones de hadas ante unas niñas que juraban haberlas visto.


Bueno, he contado lo fundamental del argumento, ahora solo falta título y autor.
 
Registrado
1 Jun 2017
Mensajes
1.057
Calificaciones
4.143
bueno, no he leído esa novela. Pero lo acabo de ver en la red. Parece interesante. La apunto. No digo el nombre porque lo he visto finalmente en wikepida.
 
Registrado
20 May 2019
Mensajes
957
Calificaciones
2.637
bueno, no he leído esa novela. Pero lo acabo de ver en la red. Parece interesante. La apunto. No digo el nombre porque lo he visto finalmente en wikepida.
Es una gran novela, no te la pierdas. Salvó a un inocente injustamente condenado por racismo puro y duro. Que Barnes cuente la historia de estos dos hombres tan diferentes desde la infancia y el desarrollo de la injusticia y el coste social de Conan Doyle por defender a George Elanji es apasionante. También conocer aspectos alucinantes de Conan Doyle, como su relación platónico de 20 años( para no dañar el honor de su amada) con la que convertiría en su esposa un año después de la muerte de la primera o la causa que ambos defendieron acerca de la realidad científica del espiritismo, hadas, fantasmas, etc. con una Sociedad que realizaba charlas, conferencias, sesiones, etc. Jean Doyle continuó con dicha actividad al enviudar hasta su muerte.

Pero el retrato de la victima, George, un ser tan especial que por eso y su raza le hacen sospechoso de destripar animales, es apasionante.

arthur & george-julian barnes-9782715226128


Argumento de nueva novela.


Narra la historia de una joven provinciana, Denise Baudu, que llega a París tras la muerte de sus padres en busca de ayuda. La acompañan sus dos hermanos menores, Jean y Pepé. Se dirigen a la tienda de su tío, que en su día les había prometido su apoyo. Denise había trabajado en su ciudad como dependienta en una tienda de ropa y esperaba que su tío la emplease en la suya, "El Viejo Elbeuf". Pero el pequeño comercio de aquella zona de París (situado un poco al norte de la Ópera) está en declive por la competencia de unos grandes almacenes, [ ...] Estos nuevos grandes almacenes están acarreando la ruina de los antiguos comerciantes, incapaces de adaptarse a los nuevos gustos de la época. Tras diversos avatares Denise entra de dependienta en el gran almacén, con gran disgusto de su familia. Los principios fueron muy difíciles para la muchacha, pero su carácter sereno, su bondad y su honestidad van consiguiendo que, poco a poco, vaya ascendiendo en el complicado organigrama de la empresa. Paralelamente a la historia de Denise y de su familia, la novela nos narra el ascenso y el triunfo de Octavio Mouret, el propietario de los grandes almacenes y antagonista de la pobre muchacha.