Curso de Youtube: armado de canal, creación, emisión de videos, etc. (1 Viewer)

Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.165
Calificaciones
62.235
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
La realidad que se esconde tras los niños «youtubers» y sus polémicos vídeos «unboxing» de juguetes
Detrás de estos negocios redondos protagonizados por menores, se encuentran los progenitores. Sin embargo, los expertos se están posicionando ya en contra de estas prácticas. Tal es su exposición en internet que reclaman un nuevo marco que garantice «la protección de sus derechos en el entorno digital»

1577138575538.png

Ryan Kaji, el «youtuber» mejor pagado de 2019, ha sido denunciado por la FTC por publicidad encubierta

Ana I. Martínez MADRID Actualizado:23/12/2019 08:37h

¿Conoces a Ryan Kaji? Tiene 8 años y le encantan los juguetes, como a cualquier niño. Quizás por esta descripción no te sorprenda pero la realidad es que detrás de este inofensivo pequeño se esconde Ryan's World (El Mundo de Ryan), el «youtuber» mejor pagado del año 2019.

El menor cuenta con un canal de Youtube en el que 23 millones de suscriptores ven en cada uno de sus vídeos cómo abre juguetes y juega con ellos. Todo un negocio que ha caracterizado a un nuevo sector cuyo auge empieza a ponerse en duda: los llamados « influencers».

Para los padres que estén aún despistados, vamos a empezar por el principio. Lo primero que deben saber es que Youtube levanta pasiones entre los pequeños. Según el estudio « Children and parents: Media use and attitudes report 2018» («Niños y padres: informe de uso y actitudes de los medios), elaborado por Ofcom (Oficina de Comunicaciones de Reino Unido»), Youtube se está convirtiendo en la plataforma de visualización preferida, con una creciente popularidad, especialmente entre los menores de 8 y 11 años.

La realidad es que los niños de hoy no quieren la televisión. Youtube les permite elegir qué ver y cuándo. Al incrementarse esta personalización, los menores navegan muy fácilmente por el contenido dirigido que ofrece la plataforma.

En este sentido, los «influencers», «bloggers», «youtubers» o como quieran llamarse, se han convertido en una fuente clave porque generan el contenido que los niños demandan. Y entre ellos, destacan los «unboxing», es decir, el desempaquetado de un producto, el cual se muestra a cámara, se analiza y se prueba para enseñárselo al público, que lo acabará comprando.

Las marcas son conscientes de las demandas que tienen este tipo de vídeos, generándoles altos ingresos. Por ello, se ponen en contacto con personas como Ryan Kaji quien publicita este tipo de contenidos. Y decimos que se trata de publicidad porque las marcas pagan a los «influencers» por ello, aunque no lo digan. Se trata de un tipo muy común de publicidad encubierta que, como es lógico, tu hijo de 8 años no entiende, pero quiere el juguete que «Fulanito» ha enseñado en Youtube. Un negocio redondo.

Un negocio ya castigado

Lo que los menores desconocen es que el canal «Ryan's World» fue lanzado en 2015 por los padres del menor, cuando solo tenía 3 años. Originalmente se llamaba «Ryan ToysReview» e incluía tantos vídeos del niño abriendo paquetes de regalos y divirtiéndose con sus nuevos juguetes que la FTC (la Agencia Federal de Regulación Comercial de EE.UU.), salió en defensa de los consumidores porque el pequeño no informaba nunca en sus grabaciones que esos vídeos eran patrocinados: las marcas le pagaban por promocionar sus productos.

En España, según SocialBlade, la «youtuber» con mayor influencia es Alena, una niña a la que le siguen 651.000 personas en su canal de Youtube «Alena y Pasha España». También cuentan con un gran número de adeptos «Las Ratitas» (casi 18 millones de suscriptores), «MikelTube» (5 millones), «TeamNico» (2,8 millones) o «Los juguetes de Arantxa» (3,25 millones).

Detrás de estos negocios redondos protagonizados por menores se encuentran los progenitores, ya que son los padres los que abren dichos canales: en Youtube, si no tienes al menos 13 años, no puedes tener cuenta propia. Para unos, este tipo de negocios no son nada beneficiosos para los menores. Los señalados, sin embargo, opinan todo lo contrario.

Muestra de ello, por ejemplo, fue el enfrentamiento que tuvieron Save the Children y el exdefensor del Menor de la Comunidad de Madrid Javier Urra, contra «Las Ratitas»: pidieron a la Fiscalía de Menores de Barcelona iniciar una actuación «de oficio» por un vídeo en el que las dos menores se maquillaban porque «reproducen estereotipos de género».

El exdefensor del Menor, que es también psicólogo, recuerda a las familias que, con 8 años, los niños «tienen un pensamiento abstracto», es decir, no son conscientes del tipo de acciones que hacen.

Violación de sus derechos

El problema es que el «unboxing», ya sea de maquillaje, videojuegos, juguetes, etc. se ha convertido en un arma tan poderosa que hay quienes ya consideran que la utilización de estos menores en internet choca con la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño.
Para Pedro Hartung, abogado de Derechos Humanos y del Niño del Instituto Alana, organización brasileña que vela por la infancia, en un mundo hiperconectado, en el que «los niños están masivamente en internet», es una prioridad «encontrar formas de garantizar la protección de sus derechos también en el entorno digital».

Por ello, la entidad acaba de enviar un nuevo documento que complemente al actual pero enfocado exclusivamente en ese nuevo entorno. Por ejemplo, contempla que «no se puede explotar ni monetizar económicamente los datos personales del niño».

Pero el informe va más allá. También contempla un apartado exclusivo a la «Regulación de la publicidad dirigida a niños para niños en entornos digitales», en el que especifica que los vídeos de «unboxing» son una forma con la que los anunciantes se acercan a los niños debido a su presencia masiva en la Red.

Recopilación de datos personales

«La publicidad infantil viola los derechos del niño al aprovechar su hipervulnerabilidad para inculcarles valores de consumo. En este sentido, sugerimos que se recomiende que las empresas anunciantes cumplan con su responsabilidad de promover los derechos del niño, garantizando un entorno digital libre de publicidad infantil. Además, el documento debe exigir a los estados que regulen y supervisen a las empresas para frenar las prácticas abusivas y de explotación hacia los niños»,

Con respecto a la recopilación de información y datos personales de los niños, el Instituto Alana reclama que sean comprensibles, y alude a los estados en dicha responsabilidad. «Sin un control adecuado por parte de las autoridades y una comprensión amplia de cómo funciona la recopilación de datos y para qué sirve, las familias se quedan solas para salvaguardar los derechos de este grupo vulnerable, lo que perjudica el principio de responsabilidad compartida entre la familia, la sociedad y Estado. Además, es importante que los estados también garanticen que no se recopilarán datos sobre niños para la explotación comercial y la microsegmentación de la publicidad infantil».

No hay que olvidar que, desde septiembre, Google, la empresa matriz de Youtube, acordó pagar una multa de 170 millones de dólares después de que la FTC lo acusara de recopilar datos personales de niños usuarios de Youtube sin autorización.


Las Ratitas en uno de sus vídeos en Youtube

Las Ratitas en uno de sus vídeos en Youtube

Menores denunciados por publicidad encubierta

El Consejo Audiovisual de Cataluña (CAC) ha reportado este mes de diciembre a Youtube 59 vídeos de «youtubers», que tienen 42,8 millones de visualizaciones, que hacen publicidad encubierta dirigida a niños y adolescentes.

El CAC ha instado a Youtube a «informar claramente» a los usuarios cuando los programas o los vídeos generados por los usuarios contengan comunicaciones comerciales, como prevé la directiva europea, y lo ha puesto en conocimiento de la Agencia Catalana de Consumo (ACC).

Los vídeos reportados por el CAC corresponden a 15 canales de Youtube protagonizados por niños de menos de 12 años (60%) y adolescentes (20%) o niños y adolescentes juntos (20%), que promocionan o hacen publicidad de hasta 189 productos, servicios o marcas diferentes.

Los vídeos con más visualizaciones corresponden a los canales MikelTube, TeamNico, DivertiGuay, Pino, LeoTube, The Crazy Haacks, Las Aventuras de Dani y Evan o Las Ratitas.

Entre los productos publicitados destacan los juguetes, el «merchandishing» del propio youtuber, los artículos de moda y las consolas y los videojuegos.
Los vídeos presentan a un youtuber o más haciendo uso de un producto --jugando principalmente--, que acompaña con expresiones de alegría y un discurso complaciente reiterado y explícito.

El presidente del CAC, Roger Loppacher, ha alertado de que estos contenidos tienen un alto número de visualizaciones: «Los niños son objeto de acciones publicitarias muy frecuentes y de una intensidad muy elevada sin ser, en la mayoría de casos, del todo conscientes».
Loppacher ha dicho que estos videos «hacen claramente publicidad» y ve necesario que cumplan la normativa sobre las comunicaciones comerciales.

 

Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.165
Calificaciones
62.235
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Ryan Kaji, el niño más rico de YouTube

Por segundo año, este crío de 8 años es el youtuber que más dinero ha ganado, con 23 millones de euros. Una niña de 5 años ha ocupado la tercera posición
Ryan Kaji, el niño más rico de YouTube
El canal de este niño estadounidense tiene 23 millones de suscriptores y acumula casi 35 mil millones de visualizaciones desde su creación en el 2015 (Jeff Kravitz / Getty)



Albert Molins RENTER, Barcelona
04/01/2020 01:04 Actualizado a 04/01/2020 02:45




El futuro es de los niños o como mínimo el de YouTube. Ryan Kaji, de sólo 8 años, se ha convertido en el youtuber que más dinero ha ganado el último año en esta plataforma, con unos ingresos de más de 23 millones de euros.
Kaji empezó su carrera cuando sólo tenía tres años, con su canal Ryan‘s Toys Review , en el que se dedica a abrir juguetes delante de la cámara y a jugar con ellos. No es el primer año que este crío encabeza el ranking de los creadores que más dinero ingresan gracias a la plataforma de vídeos. En el 2018, Kaji ya se alzó con la primera posición con cerca de 20 millones de euros en ganancias.



Las autoridades obligan a la plataforma a introducir cambios que complicará monetizar los vídeos infantiles

Desde su debut, su canal –que tiene 23 millones de suscriptores– se llama ahora Ryan World y en él realiza experimentos científicos. Claro que también ha expandido su negocio más allá de YouTube, con una línea propia de más de 100 juguetes, prendas de vestir y un programa en Nickelodeon y un acuerdo con Hulu.


Su cifra de suscriptores es relativamente modesta, si la comparamos con, por ejemplo, los 102 millones de personas suscritas al canal de Felix Kjellberg, más conocido como PewDiePie, a pesar de lo cual este joven sueco sólo ha podido ser séptimo, con 11,6 millones de euros, en el listado de los que más dinero ganaron en YouTube durante el año 2019.



La razón está en las visualizaciones. Desde el 2015, los vídeos de Ryan Kaji atesoran 34.997.178.644 visualizaciones, mientras que los de Kjellberg, desde el 2010, 24.375.480.713.


El fenómeno de Ryan no es ajeno ni a YouTube ni a otras redes sociales como Instagram, donde las cuentas de niños influencers son habituales. La diferencia es que, mientras que en Instagram los críos lucen como modelos de moda, en YouTube la mayoría de canales están dedicados al entretenimiento.

No todo son bendiciones en el mundo de Ryan

Pero Ryan Kaji no es el único menor que el año pasado triunfó en YouTube. La tercera posición del ranking la ha ocupado Anastasia Radzinskaya, una niña rusa de 5 años, que se ha embolsado 16 millones de euros. Pero su caso es un poco peliagudo.



Anastasia nació con parálisis cerebral, y los médicos temían que nunca pudiera hablar. Para documentar su desarrollo a través de los distintos tratamientos a los que se ha sometido, sus padres publicaron vídeos de Nastya –que es como se hace llamar– para que amigos y familiares pudieran ver todos sus progresos.
En los vídeos sale jugando con su padre, saltando o en un castillo inflable y jugando con su gato, y
todo acompañado de canciones pegadizas.
El éxito fue fulgurante y pronto ganó seguidores en todo el mundo. Ahora mismo aparece en siete canales –en otros tantos idiomas– con un total de 107 millones de suscriptores y más de 42 mil millones de visualizaciones. Sólo su canal principal, Like Nastya Vlog , –que sus padres abrieron en el 2016– ya tiene más de 43 millones de suscriptores y 22.247.964.778 visualizaciones

Su mayor éxito fue un viaje al zoológico con su padre, Yuri, en el que ambos aparecían bailando Baby Shark , ordeñando una vaca de mentira y comiendo helado. Ese vídeo cosechó 767 millones de visitas.

De todas formas, no todo son bendiciones en el mundo de Ryan, ni en el de sus padres, que son los que de verdad están detrás del millonario negocio que es su hijo.



En septiembre del año pasado se supo que la Federal Trade Comission (FTC) de Estados Unidos lo investigaría por no cumplir con la obligación de que los anuncios y el contenido patrocinado en las redes sociales “deben divulgarse de forma clara y visible, de manera que sean fácilmente comprensibles para el público al que se dirigen”, según establece la propia FTC.

Aemás, YouTube también trabaja para limitar las posibilidades de ingresos para los canales infantiles, tras el acuerdo llegado con la propia FTC después de que esta le impusiera una multa de 154 millones de euros, porque la plataforma recopilaba datos de menores sin el consentimiento de sus padres.

El primer paso será prohibir, este mismo año, los anuncios en los vídeos dirigidos al público infantil. Los creadores dicen que estas nuevas pautas también pueden afectar los resultados de búsqueda naturales, por lo que los vídeos infantiles pueden no aparecer en la parte superior de las búsquedas de Google. Eso significaría un impacto directo en las ganancias potenciales, que provienen principalmente de la publicidad que se muestra antes de que se empiece a reproducir el contenido.

“Reconocemos que esto no será fácil para algunos creadores y estamos comprometidos a trabajar con ellos a través de esta transición y a proporcionar recursos para ayudarlos a comprender mejor estos cambios”, explicaba Susan Wojcicki, directora ejecutiva de YouTube, en un post en el blog de la compañía. Entre estos “recursos” se incluye la creación de “un fondo de 100 millones de dólares, desembolsado durante tres años, dedicado a la creación de contenido infantil original y reflexivo en YouTube y YouTube Kids a nivel mundial”, añadía Wojcicki.


 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.165
Calificaciones
62.235
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
YouTube crea uno de los vídeos más largos de la historia de la plataforma al suspender un canal por error


YouTube crea uno de los vídeos más largos de la historia de la plataforma al suspender un canal por error



YouTube acaba de crear accidentalmente uno de los vídeos más largos de la historia, si no el más largo, al suspender por error el popular canal ChilledCow y, con ello, una transmisión en vivo que llevaba reproduciéndose nada menos que 13.165 horas, 23 minutos y 44 segundos. Alrededor de un año y medio.
El vídeo en cuestión, titulado lofi hip hop radio - beats to relax/study to, llevaba en emisión desde mediados de 2018 y se había convertido en todo un fenómeno en la plataforma de vídeos de Google. Las 218 millones de visualizaciones con las que ha terminado tras su final accidental así lo atestiguan.


La chica que estudia y el gato que mira por la ventana, con música de fondo, están de vuelta tras su accidental desaparición de YouTube

El fenómeno ChilledCow y su lofi hip hop radio

Lofi Hip Hop Radio Beats To Relax Study Chica Estudia Gato Video Chilledcow


Por suerte para las miles y miles de personas que seguían recurrentemente esta emisión a través de YouTube, ChilledCow (y su emisión en directo) está de vuelta tras el fallo de la plataforma. Todo ocurrió durante el fin de semana, cuando el canal fue baneado por, de acuerdo la información suministrada por el servicio y difundida por el canal, haber violado los términos de servicio.
YouTube, en apenas unas horas, reconoció en Twitter que se habían equivocado y comunicó que restablecían el canal. El error provocó la generación automática del vídeo de la emisión en directo llevada a cabo en el último año y medio en la que podemos ver a una chica que escribe en una libreta, con unos cascos puestos.

El error de YouTube provocó la generación automática del vídeo de la emisión en directo llevada a cabo en el último año y medio


La animación en bucle, que recuerda a las producciones del querido estudio Ghibli, se ambiente en lo que parece ser la habitación de la joven y muestra también a un gato que mira por la ventana mientras en el exterior nieva sobre los tejados. Una escena que, por sus características, resulta especialmente atrayente para los usuarios que recurrentemente conectan con la emisión.

En el momento de escribir estas líneas, la nueva retransmisión en vivo de la lofi hip hop radio reúne a más 35.000 espectadores.

 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.165
Calificaciones
62.235
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
YouTube: a quince años de una industria que mueve millones
Con una audiencia de multitudinaria a nivel global e ingresos desorbitantes, ¿cómo es formar parte de la comunidad audiovisual más grande del mundo en Argentina?

Por Fernando Villa




Los dueños de Pilo con la placa que reconoce su marca de un millón de suscriptores. (Foto: Fernando Calzada)

YouTube cambió el universo del entretenimiento. Sesiones musicales, recortes de espectáculos televisivos, highlights deportivos, tutoriales varios y millones de creadores de contenido revolucionaron la industria. Los inicios de la plataforma, allá por los primeros meses de 2005, fueron casi tan rupturistas como el nacimiento de la televisión y la aparición de internet. Hoy, 15 años más tarde, una generación entera no sabe cómo era, y no se imagina, el mundo sin ella.

-Llegaron al millón de suscriptores…

-Nico: Sí, hace unas semanas. Repoquito…

-¿Imaginaron algo así cuando arrancaron con esto?



-Zepet: La verdad es que, cuando se empieza este tipo de cosas, siempre se espera alcanzar la mayor cantidad de audiencia posible, pero es algo que veíamos superlejano. O sea, todavía tenemos la placa de los 100.000 seguidores, lo cual ya había sido todo un logro. Era muy largo el lapso entre eso y el millón, y pensábamos que no íbamos a llegar más. El próximo reconocimiento llega a los 10 millones. A esa, la vemos muy lejana, pero uno nunca sabe (risas).

Nicolás Dalli Bortolot y Zepet (la identidad virtual de Ezequiel Gurovich) son los responsables de Pilo, un canal argentino de YouTube que cuenta con producciones propias y la participación de varios instagrammers, influencers y nuevas celebridades. Quizás, si alguien de más de 30 años leyera este artículo, lo justo sería decir que estos dos jóvenes son el Adrián Suar y el Gustavo Yankelevich de ese espectro de público compuesto por millennials y centennials: sus contenidos más vistos superan los seis millones de reproducciones.

Ambos tuvieron sus primeros trabajos relacionados al mundo de la comunicación: el primero estudió cine y, luego, se dedicó al mundo de la publicidad; el segundo estudió producción de tevé y tuvo algunos trabajos relacionados con eso y el marketing. Ninguno de los dos veía esos trabajos como una pérdida de tiempo, sino que más bien los consideraban como oportunidades para llevar adelante algunas de sus ideas más personales.

-¿Quién fue el que llamó al otro para decirle “armemos un canal de YouTube”?

-N: Él estaba haciendo otro canal, para ese tiempo estaba laburando en publicidad, y yo lo veía a él que hacía jodas y bromas filmadas en la calle, pero con muchas complicaciones a cuestas, porque es un contenido difícil de filmar.



Zepet y Nico son los creadores del canal argentino 'Pilo'. Foto: Fernando Calzada.

-Z: Teníamos que ir a lugares donde la gente no supiera que la estábamos filmando, en lugares donde no quisieran que grabáramos y, bueno, la logística era complicada de llevar adelante. Nico, en ese entonces, venía a las grabaciones y, de a poco, se iba a sumando al equipo, y yo le pedía ayuda para grabar algunas cosas.

-N: Yo consumía la plataforma y, en un momento, le dije a Eze: “Tardás cinco días en grabar un video. Podríamos grabarlo en otro formato y con un contenido que sea más amigable para las marcas”. Me acuerdo de que había llegado una empresa y no la habían podido incluir en uno de sus contenidos. Ahí fue que dije “hay plata y marcas interesadas: es posible crear contenido propio”, y así salió todo esto.

El tiempo corre tan rápido que parecieran haber pasado millones de años luz desde aquel video de Jawed Karim (uno de los fundadores de la compañía) filmándose en un zoológico y hablando sobre lo cool que le parecían las trompas de los elefantes. Hoy, 88 millones de visitas después –y tras un sinfín de material subido desde todas partes del mundo a la red social– se puede afirmar con total certeza que fue bastante inocente y poco pretencioso el primer contenido disponible de la empresa que supo tener como leitmotiv aquello de “Broadcast yourself” (“Transmite tú mismo”). Aunque bien podría decirse que funcionó acertadamente para demostrar que no era necesario un estudio, ni luces, ni cámaras de última generación para poner en línea un contenido. Un dato: ese “piloto” fue el único video que subió Jawed a su canal.

Carolo Vázquez: una piba jugando al FIFA

-¿Cuántos años tenés?


-26.

-¿Mirabas mucho YouTube antes?

-No tanto. Ahora, miro mucho más (risas). Hay que agarrarle la mano al contenido que hay primero y encontrar eso que a uno le gusta, porque hay demasiado y es difícil elegir ante tanta oferta. Por ahí, no miro tanto contenido de FIFA, sino que veo más lo que se está haciendo o se va a hacer. Después, veo a un montón de streamers y cosas de gente que por ahí hace un stream contando anécdotas. Nada que ver. Es más, miro a referentes del mundo del streaming como Francaster, Coscu, Joaco o a Lucas Baini, que hace cine.



Carolina Vázquez, Carolo, es una de las nuevas youtubers con más éxito de Argentina. Foto: Fernando Calzada.

Carolina Vázquez, Carolo en las redes, es un claro ejemplo de que, con una cámara, una idea clara y mucha dedicación, es posible llevar adelante un contenido propio exitoso. Casi como una consecuencia de los tiempos que corren, en los que el feminismo ganó el centro de la escena política y social, la creadora de “Pibas jugando al FIFA” lleva adelante un ciclo de entrevistas a jugadoras de FutFem y, además, sube algunos consejos para divertirse un poco con el videojuego.

La historia de Carolina podría resumirse de la siguiente manera: intentó hacer el CBC de Ciencias Ambientales en la UBA, aunque no tuvo mucho éxito; luego, estudió para recibirse de mecánica dental, pero, a pesar de haber obtenido el título y dado sus primeros pasos en eso, se puso a estudiar para recibirse como redactora creativa en publicidad. Mientras llevaba a cabo sus estudios, presentó un trabajo que funcionó bien y fue reclutada por una agencia. Después de unos años en el universo publicitario, y cansada del ambiente, decidió pegar el salto, convertirse en su propia marca y empezar a desandar su camino como youtuber. Aun así, deja en claro que puede llevar esto adelante gracias al apoyo de sus padres: “Si viviera sola, no podría hacer la locura de dejar mi trabajo...después aparece el titular famoso de ‘Dejó su trabajo y ahora triunfa como youtuber’. A mí, eso me da un poco de vergüenza porque la gente lee lo de ‘Dejó su trabajo…’ y dicen ‘eh, esta cheta de mierda’ (risas) pero, la realidad, es que mi familia me apoyó para que pudiera intentar esto.

Crear y ser el dueño del contenido

A una década y media de la génesis de todo, cada vez son más los jóvenes que se meten a probar suerte en el universo audiovisual. Con una audiencia de más de 2000 millones de personas alrededor del mundo –según un informe de We Are Social– y luego de que Google (empresa que adquirió YouTube en 2006) confirmara que los ingresos de la compañía alcanzaron los 1650 millones de dólares, ya nadie cree que la plataforma es solo una cueva de niños y vagos que no saben en qué, ni de qué modo, malgastar su tiempo.

-Antes de arrancar con esto, ¿pensaban que los youtubers eran chantas?

-N: La verdad es que no, pero creo que es porque siempre lo consumí.

-Z: Para mí, hay de todo, pero no solo entre los youtubers, sino entre cualquiera que trabaje en el mundo del entretenimiento. Hay algunos a los que ves y decís “¿Qué hace actuando tal o cual en esa telenovela?”. Desde un principio, nuestro objetivo con Nico era entrar a YouTube con un poquito más de calidad: entramos con micrófonos, cámaras y luces, a diferencia de mucha gente que era un poco más amateur, pero hay de todo.

Cuando Carolina es consultada por esta última cuestión, responde, entre risas y con honestidad brutal, haberse convertido en todo lo que odiaba. Pensando un poco más la pregunta, se anima a realizar un pequeño análisis: “Me parece que, en realidad, eso es algo que carga con mucho prejuicio. O sea, pensar que el youtuber no labura o lo de ‘buscate un laburo honesto’, ‘agarrá una pala’, ‘vivís de la plata de mis impuestos’ es, en realidad, una percepción equivocada de los demás sobre aquellos que trabajan de algo que les gusta y disfrutan hacer. Durante mucho tiempo, pensé que los que hacían esto eran ladris y era porque, quizás, tenía un poco de envidia de que ellos sí podían hacer lo que les gustaba y yo no”.

Un trabajo poco convencional no deja de ser un trabajo solo por el hecho de ser catalogado de esa manera. Curiosamente, cuando los creadores de contenido son consultados acerca de la “monetización” (uno de los verbos de moda en estos tiempos) de su labor, todos coinciden en algo: es muy difícil obtener buenos dividendos dedicándote a esto en Argentina.


Carolo Vázquez se define como "creadora de contenidos" y es la responsable de "Pibas jugando al FIFA". Foto: Fernando Calzada.

Carolo dice que, para lograr rentabilidad dentro de la plataforma, se debe cumplir con una serie de requisitos impuestos por ellos mismos. “Para poder realmente hacer plata, necesitás ser Jorge de Te Lo Resumo (otro joven local con más 4.11 millones de suscriptores a su canal), que tiene millones de visitas y está construyendo esto desde hace años. Yo utilizo esto como a una vidriera para lo que puedo llegar a hacer o lo que hago, y para mostrar cuál es mi perfil”, y agrega una definición que rompe las etiquetas que lleva a cuestas: “No sé si me considero una youtuber. Para mí, soy ‘creadora de contenido’ y eso ya me abrió la puerta a un montón de cosas”.

Si 15 años fueron suficientes para transformar la forma de consumir entretenimiento, pocos pueden imaginar cómo continuará esta historia de likes y reproducciones.

-¿Qué objetivo tienen para los próximos cinco años? ¿Llegar a los 10 millones de suscriptores?

-N: Cuando lleguemos los 10 millones, te atendemos en Miami (risas). Nuestro próximo objetivo es un canal nuevo que estamos armando con los chicos de Gran Berta, que es una especie de Pilo, pero todo sobre gaming.

-Z: Tenemos nuestros proyectos independientes y Pilo nos ayuda a impulsarlos. Estamos pensando en otras cosas, relacionadas con los juegos, con las temporadas nuevas de formatos que ya han resultado exitosos en el canal. La idea es subir el volumen de contenido, pasar de dos videos semanales a tres, cuatro y cinco, progresivamente, hasta que podamos subir videos todos los días.

“Si vos me decías, hace un año, que iba a dejar el mundo de la publicidad para estar acá, no lo imaginaba. Es muy difícil proyectar, pero espero que esto crezca. Sé que no me voy a dedicar a esto para toda la vida y que, si alguna vez me aburro, mi futuro probablemente vaya encaminado por el fútbol y los e-sports, pero tampoco creo que vaya a tener un canal de YouTube para toda la vida. Quiero crecer en la medida en que me divierta seguir haciendo esto”, sentencia Carolo sobre su futuro, dejando en claro que esta red social revolucionó todo, pero que sabe con certeza eso de que “nada es para siempre”.

 

Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.165
Calificaciones
62.235
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Soy youtuber y tengo dos millones de suscriptores, pero sigo siendo anónimo: el enigma Vicesat



Cuando uno va a entrevistar al youtuber español con más suscriptores en la categoría 'Motor', que ya va por los dos millones, podría esperar encontrarse con alguien que exhiba poderío, que se ufane de cierto poder adquisitivo, preocupado por su apariencia y con un coche caro como seña de identidad. Pero no. Vicesat is different.

Vicesat, quien ocupa ese número 1 en el podio, es un rara avis en el panorama youtuber. Lleva ocho años en la plataforma, suma casi 400 millones de reproducciones en los 280 vídeos que lleva publicados y tiene una comunidad descomunal, pero nunca ha dado la cara, ni siquiera ha dicho cuál es su nombre de pila. Lleva coches de segunda —o tercera— mano arreglados por él mismo y rechaza invitaciones a todo tipo de eventos si a cambio le piden poder usar su imagen. Viendo sus vídeos se podría decir que practica el antipostureo. Es un youtuber, ante todo, peculiar.

Sus vídeos, de narrativa directa y cercana, muestran sus peripecias a la hora de poner un motor eléctrico en una bici, restaurar en su garaje coches de segunda mano, pequeños trucos para arreglar problemas automovilísticos de forma simple o camperizar una furgoneta a lo low-cost.

Un youtuber contra el postureo

Lo del antipostureo no es un asunto trivial. Él mismo se enorgullece de haber seguido esa senda, según nos explica. "En YouTube, igual que en las redes sociales, parece que todo es magnífico, todo es bueno. Nunca hay nada malo. Ni en la vida de la gente ni en los productos que se enseñan. Eso me repatea, porque hay cosas que luego son malas y eso también hay que contarlo", expone.
Así se explican sucesos en su canal, como cuando fue invitado a la presentación del OnePlus 6T McLaren Edition —uno de los pocos eventos a los que ha accedido a ir— y dijo en su vídeo que "si queréis ver más comparativas y todo eso, os vais a otro canal, porque a mí los móviles como que me aburren", o que añadiese en la descripción que "yo elegiría la versión normal de hace un año, que cuesta menos". Esto equivale a la alineación de siete planetas y dos satélites en el universo de ultimahorismo y devoción por la novedad que es el de las reseñas tecnológicas.
Coches 001

Lo de no revelar su identidad es una decisión que viene de lejos. El paso del tiempo y la llegada del éxito solo ha servido para consolidarla. "Ahora lo normal es exponer toda tu vida en Internet: dónde trabajas, dónde vives, cómo son tus hijos, qué horarios tienes... Dar mucha información con la que cualquiera te la puede liar en un momento. Solo falta decir cuál es el PIN de la alarma de tu casa. Yo paso de entrar en ese rollo", dice con exactamente el mismo tono de voz que suena en sus vídeos.
De hecho, nos pide no publicar ni siquiera algunos datos personales, como su edad exacta, como condición para hacer esta entrevista. "Hay muchos motivos para no dar tu identidad y muy pocos para hacerlo. Ser famoso hoy en día no lo veo muy positivo, la gente ahora se hace famosa por tonterías muchas veces, por hacer un challenge, cosas así. Si me hiciera famoso, me gustaría serlo por algo más importante, por ayudar a la gente quizás, por aportar, no por jugar al Fortnite o por tirarme un cubo de hielo por encima. Está bien, claro, pero yo prefiero otras cosas y tampoco considero que lo que hago merezca que me haga famoso o admirado".
Este camión camperizado con garaje y baño de piedra natural es un palacio sobre ruedas, y está a la venta

En Motorpasión
Este camión camperizado con garaje y baño de piedra natural es un palacio sobre ruedas, y está a la venta
¿Qué lleva a un youtuber a querer mantenerse anónimo?
Vicesat 1
Vicesat durante su viaje a China. Imagen cedida.

Su secretismo también es una medida de autoprotección. "Si alguna vez digo algo que sienta mal... Ahora mismo, cualquier cosa que digas siendo conocido puede hacer que haya gente que se organiza para que te echen del trabajo, o de tu piso. Tienes que ir con pies de plomo. Si alguna vez hago algo que sienta mal, no me pueden venir a hundir, porque soy anónimo".

"Ahora mismo, cualquier cosa que digas siendo conocido puede hacer que haya gente que se organiza para que te echen del trabajo, hay que ir con pies de plomo"

En algunas ocasiones ha publicado vídeos circulando a velocidades superiores a las permitidas, especialmente en bicis eléctricas o patinetes eléctricos modificados por él mismo. Algo cuyas consecuencias también se anulan siendo anónimo. "Cuando voy así, con el patinete o algo, lo hago por sitios por los que no hay nadie, así no pongo en peligro a nadie. Además, al no haber nadie, si me multan, es distinto a si hubiese gente alrededor, es menos grave por así decirlo", se explica.
No obstante, a veces sí es reconocido. O bien por su forma de hablar y su tono de voz singular, algo que le ocurre sobre todo en entornos como gasolineras o talleres mecánicos; o bien por los coches que lleva. Por ejemplo, últimamente anda con un Chevrolet Camaro, un modelo poco visto en España, al que además ha modificado con un volante, unas llantas o unos faros concretos que hacen a su modelo aún más reconocible.


"Hace tiempo había gente que incluso llamaba a mi casa para preguntarme si era Vicesat, era porque aparcaba en la puerta y reconocían el coche, ahora intento aparcar un poco más lejos. Venían incluso a mi trabajo. No fueron muchos, pero al ser algo tan llamativo lo recuerdo bien". Otra consecuencia de ese anonimato-no-anónimo es que, paradójicamente, le cuesta más vender sus coches, un tipo de operación que hace muy a menudo: ha tenido 21 coches distintos, y varias motos.

"Cuando pongo el coche a la venta en alguna plataforma, hay gente que lo reconoce y me escribe para decirme que le interesa, pero realmente no le interesa, lo que quiere es hablar conmigo, o quedar para ver el coche sabiendo que no lo va a comprar. Aparte de eso, cuando me han reconocido no he tenido ni una mala experiencia, siempre ha sido gente educada y agradable, suena idílico pero es así". En esas operaciones de compra-venta no gana dinero, y si lo hace, el beneficio no suele compensar per se las horas dedicadas a cada restauración o reparación. Es un hobby que cuenta en vídeo.


"Me gusta mi vida tal y como es, no quiero que nada cambie"

Vicesat, en moto de agua con un amigo.
Vicesat, en moto de agua con un amigo. Imagen cedida.

Su comunidad está ahí por sus vídeos, por su forma de comunicar y por lo peculiar de sus historias: no hay mucha gente comprando y vendiendo coches cada pocas semanas y modificándolos o restaurándolos ellos mismos, o fabricando bicis eléctricas caseras que llegan a los 100 kilómetros por hora. Pero también está ahí por heroicidades como publicar un vídeo de hora y media y no colocar en él ni un mísero anuncio. "Hago los vídeos tal y como a mí me gustaría verlos, no me gusta ver muchos anuncios, y si los tengo que ver prefiero que sean al principio o al final, pero no a mitad vídeo, no mola que te interrumpan para ponerte publicidad".

Su canal podría estar mucho más monetizado, pero prefiere esperar a que sea mucho mayor o a poder montar algo más grande, como una empresa

En esa línea, un canal como el suyo podría estar muchísimo mejor monetizado. Más anuncios ocupando espacios centrales en el vídeo, colaboraciones con marcas, etc. Pero Vicesat dice "no". "Yo pienso a largo plazo. Habrá tiempo para todo. Cuando eres el mejor en algo es cuando es el momento de pensar en todo eso, y yo no lo soy todavía. Hasta ahora no lo he hecho. Además, el dinero que pudiese sacar ahora tal vez me parezca mucho, pero si espero a tener 10 millones de suscriptores, para entonces ese dinero igual me parecerá poco, yo de momento quiero seguir mejorando".

En toda la frugalidad: "A mí me gusta mi vida tal y como es, no quiero que nada cambie. No necesito que la gente me pare por la calle o tener un poco más de dinero, prefiero esperar, quizás en el futuro puedo hacer algo más grande, es mi idea. Montar una empresa, una película, un documental... Algo así, quién sabe. Si lo haces muy bien, tendrás tu recompensa".

Vicesat manejando una bici convertida en eléctrica por él mismo.
Vicesat manejando una bici convertida en eléctrica por él mismo. Imagen cedida.

Y sigue: "Gasto el dinero en cosas que me dan felicidad. Yo soy algo más feliz conduciendo un Camaro V8, pero no llevando ropa cara. No me importa la ropa, busco que sea cómoda y que me dure mucho, cambio más de coches que de zapatillas. De hecho es peor llevar ropa cara, estaría pensando si se me mancha o si se me estropea, lo pasaría mal. Yo lo que más valoro es mi libertad. Si mañana me canso de YouTube, podría dejarlo. Si quiero decir "no" a un trabajo en el que me paguen 700 euros por ocho horas al día, puedo decir "no". Irme al campo, tomar algo con un amigo... Esa libertad es lo que más valoro".

Por cierto, le preguntamos por cuál sería su coche ideal. No existe aún. "Ninguno tiene lo que le pido: potente, con cuatro plazas al menos que sean amplias, un buen maletero en el que quepan bicis o incluso en el que poder dormir... El más parecido a todo eso sería el Camaro, aunque consume demasiado y llama la atención. Sería perfecto si fuese un poco más pequeño y discreto", sentencia.

Ilustración destacada: Jesús León.

 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.165
Calificaciones
62.235
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
La falta de moderación humana a causa del coronavirus ha convertido a los sistemas automáticos de Facebook y YouTube en censores



La crisis sanitaria provocada por el avance del coronavirus a lo largo y ancho del planeta continúa agravándose y en cada vez más países obliga al confinamiento.
Ante esta situación, aquellas personas que desempeñan trabajos no esenciales están siendo enviadas a sus casas. Entre ellas, las que se encargan de moderar los contenidos en plataformas y redes sociales como Facebook o YouTube.


Los sistemas automáticos de moderación se han convertido en censores inesperados
Que estas personas hayan dejado de trabajar, dado que por el tipo de información que maneja desarrollar sus funciones a distancia no es posible, ha provocado una elevada dependencia de sistemas automáticos de moderación que dependen del machine learning. Y estos sistemas están "volviéndose locos".

Humanos vs. machine learning

Offices 1181385 1280


En los últimos días, pero especialmente en las últimas 24 horas, usuarios de Facebook informaban en la propia red social y en otras plataformas digitales de que sus publicaciones estaban desapareciendo. Contenidos que, no era ninguna casualidad, estaban relacionados de una u otra manera con el coronavirus.

Mediante una notificación, eran informados de que las publicaciones eliminadas incumplían con las normas de la comunidad. Algo que sucede cuando un contenido resulta ser fraudulento, contiene violencia o es extremista. Y nada más lejos de la realidad en estos casos. El problema era otro.

"Podríamos estar viendo el comienzo del machine learning volviéndose loco con menos supervisión humana"

"Parece que una regla antispam de Facebook se está volviendo loca. [...] Podríamos estar viendo el comienzo del machine learning volviéndose loco con menos supervisión humana", aseguraba en Twitter el antiguo director de Seguridad de Facebook, Alex Stamos, comentando que pocas horas antes la compañía había enviado a los moderadores de contenido a casa. "Generalmente no pueden teletrabajar debido a los compromisos de privacidad", aclaraba.

Startup 849805 1920


Guy Rosen, vicepresidente de Facebook, no tardó en confirmar los errores también a través de Twitter. "Ha sido un problema con un sistema automatizado que elimina los enlaces a sitios web abusivos, pero que también eliminado incorrectamente muchos otros mensajes", escribía después de asegurar que estaban restaurando todas las publicaciones eliminadas incorrectamente. También algunas no relacionadas con el COVID-19 que también habían sido borradas.

No obstante, en una respuesta a Stamos, añadía que el error "no guarda relación con ningún cambio en nuestra fuerza de trabajo de moderadores de contenido".

YouTube avisó previamente a sus usuarios de que más vídeos "de lo normal" iban a ser eliminados injustamente mientras los moderadores humanos no pudiesen trabajar.

YouTube, este pasado lunes, informó a sus usuarios de que los sistemas automatizados iban a tomar el relevo de los moderadores humanos que no pudiesen trabajar debido al distanciamiento social que impera a causa de la crisis sanita. En consecuencia, advirtieron, "se eliminarán más videos de lo normal durante este tiempo, incluyendo el contenido que no viola nuestras directrices de la comunidad". Y añadió una disculpa.

Ambas situaciones ponen de manifiesto los desastres que pueden causar los sistemas automáticos e inteligentes en un ámbito tan crítico para redes sociales y plataformas como es el de la moderación. Lo sucedido, además, llama poderosamente la atención en el caso de YouTube, una compañía que presume habitualmente de los millones de vídeos que ha eliminado mediante la detección automática. De octubre a diciembre de 2019, según los últimos datos hechos públicos, la detección automática se encargó de retirar más de 5.300.000 vídeos.



 

Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.165
Calificaciones
62.235
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
YouTube recupera la moderación humana tras meses de censura algorítmica: 160.000 vídeos fueron eliminados sin motivo

YouTube recupera la moderación humana tras meses de censura algorítmica: 160.000 vídeos fueron eliminados sin motivo





Hace Un día
Toni Castillo @tonienblanc

La moderación humana está de vuelta en YouTube. La plataforma dependiente de Google ha tomado la decisión tras constatar que la moderación automática estaba provocando problemas: se borraban vídeos que no debían ser borrador.

Además de eliminarse contenido que no había infringido ninguna regla, la reducción de supervisión humana respecto a los vídeos potencialmente dañinos provocó que los borrados se incrementaran en términos generales, según explica Neal Mohan, jefe de producto de YouTube al Financial Times.


Entre abril y junio se han eliminado cerca de 11 millones de vídeos, el doble de lo habitual

Hasta el doble de lo habitual, eliminándose entre abril y junio cerca de 11 millones. "Incluso 11m es una muy, muy pequeña, diminuta fracción del total de videos en YouTube... pero fue un número mayor que en el pasado", declaraba al rotativo.

160.000 vídeos tuvieron que restablecerse
Youtube 1719926 1920


En YouTube eran conscientes de esta circunstancia desde el inicio, pero tomaron la decisión debido a los confinamientos necesarios para atajar la pandemia por coronavirus. "Se eliminarán más videos de lo normal durante este tiempo, incluyendo el contenido que no viola nuestras directrices de la comunidad", alertaron, incluso añadiendo una disculpa.

Los moderadores humanos, según YouTube, resultan importantes porque son capaces de tomar las decisiones con matices y dependiendo del caso


Mohan argumenta que estos sistemas funcionan bien siendo capaces de eliminar rápidamente contenido perjudicial, pero sus capacidades tienen un límite.

En ocasiones, como se ha comprobado a lo largo de los últimos meses una vez más, pueden ser más celosos de la cuenta. Y ahí es donde entran en juego los moderadores humanos, según el directivo de YouTube, a la hora de tomar decisiones una vez detectado un potencial peligro.

 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)