Consejos Viajeros: tips, secretos, apps, etc.

Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.748
Calificaciones
63.766
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Italia vacía: asómate en tiempo real a sus calles, plazas y monumentos

De la Fontana de Trevi al lago di Como pasando por el Duomo de Milán y la Piazza San Marco de Venecia: la estampa de una Italia vacía en la que solo la piedra y el hormigón permanecen impasibles.




Italia vacía © Getty Images




Día (inserte número) de confinamiento. Poco importa en qué día estemos en realidad. Lo que de verdad importa es que se trata de un día menos.
El mundo vive una situación de crisis en la que todos y cada uno de nosotros desempeña un papel para salir de ella. ¿El nuestro? Simple pero totalmente necesario: quedarnos en casa.


Y mientras, en la calle, el silencio, momentáneamente interrumpido por el motor de un coche, el canto de un pájaro al amanecer o un coro de aplausos cuyo eco esperamos llegue con mucha fuerza a sus destinatarios, esa primera línea que se deja la piel día y noche.
Uno de los países más afectados es también el país con el mayor número de monumentos históricos y arquitectónicos del mundo. En efecto, nos referimos a Italia.
Palacios, iglesias, villas, fuentes, restos arqueológicos...
sin olvidar cada uno de los adoquines de sus calles y plazas.

Apocalíptica, sobrecogedora, escalofriante, triste, insólita... son muchos los adjetivos que podemos usar para describir la estampa. Pero gracias a estas cámaras repartidas por todo el territorio italiano, podemos asomarnos a un escenario cuyo decorado sigue intacto, a la espera de que los actores vuelvan a aparecer tras el telón. Forza Italia.





Fontana di Trevi

La Fontana di Trevi, sin un alma © Skyline Webcams


ROMA

Roma, la capital de Italia, la ciudad donde siempre cabe un turista más, el epicentro de un imperio al que conducían todos los caminos.

La imagen no puede ser más inaudita: un Coliseo solitario, una Piazza di Spagna con las escaleras desiertas, un Campo dei Fiori sin su concurrido mercado y un Panteón sin visitantes son algunos de los lugares que podemos contemplar a través de la cámara.
La Fontana di Trevi, a la que muchas veces no quedaba más remedio que acceder tras sortear una difícil carrera de obstáculos, se mantiene intacta esperando a unos viajeros que nunca llegan, al igual que el altar de la Patria, en Piazza Venezia y la torre del ayuntamiento, en la colina Capitolina.

Sus plazas –Navona, Barberini, Cavour...– también esperan ansiosas volver a llenarse de gente, de ambiente, de música, de vida.




Las escaleras de la Plaza de España, en Roma, desiertas © Skyline Webcams



MILÁN

El pasado domingo, Andrea Bocceli sorprendía con un concierto en el Duomo de Milano con motivo de la Pascua, en una catedral vacía, ante una plaza vacía donde incluso las palomas parecen haber huido a cualquier otra parte.

El skyline de la capital lombarda también nos deja con una sensación extraña, al igual que la imagen de la Estación Central, normalmente abarrotada de viajeros.




VENECIA

Delfines y cisnes a parte, lo que sí es cierto es que los canales de Venecia están estos días libres de tráfico. La capital del Véneto, afectada hasta hace poco por el turismo masivo, está más vacía que nunca.

Del puente de Rialto a la Piazza San Marco
– el punto más bajo en Venecia y el primero en inundarse–, de la Riva degli Schiavoni a la isla de San Giorgio Maggiore, Venecia resiste porque sabe que volveremos a surcar sus canales.



La Piazza San Marco, en Venecia © Skyline Webcams


FLORENCIA

En Florencia, las esculturas de la Piazza della Signoria se preguntan por qué ya nadie va a visitarlas. El David de Miguel Ángel (cuyo original se encuentra en la Galleria dell'Accademia), Hércules y Caco (de Bandinelli), Perseo (de Benvenuto Cellini), Neptuno (de Ammannati), la estatua ecuestre de Cosme I (de Giambologna). ¿Dónde está todo el mundo?

Los mismo se preguntan los candados que todavía aguantan en el Ponte Vecchio, viendo como el Arno sigue su curso, mientras en la plaza del Duomo, la catedral de Santa Maria del Fiore aguarda paciente, con sus puertas cerradas y su corazón abierto.


El Arno pasa silencioso por debajo del ponte Vecchio, en Florencia © Skyline Webcams


VERONA

La Casa de Julieta, en Verona, no pierde la esperanza de que su balcón se vuelva a llenar de gente, de que su estatua vuelva a recibir a locales y turistas y sus muros vuelvan a ver tantos y tantos besos y declaraciones de amor.


Verona © Skyline Webcams


LAGOS, PLAYAS E ISLAS, LITERALMENTE DESIERTAS

Las vistas de los lagos italianos también nos dejan unas imágenes de lo más fascinantes.
El lago de Como, el de Garda, el lago Maggiore y el lago Iseo, se presentan más salvajes que nunca, con las embarcaciones amarradas hasta nuevo aviso.

Las playas italianas,
que cada verano se ven abarrotadas por bañistas de todas las partes del mundo cuyas toallas apenas distan unos centímetros unas de otras, lucen hoy abandonadas a un letargo por ahora indefinido.

Tropea, Ischia, Palmaria, Gallinara, Aeolian, Eolian, Pantelleria, Giglio, Ponza, Ustica... las islas de Italia están desiertas, literalmente.



Lago di Como © Skyline Webcams


SOÑANDO CON EL VERANO

Positano, Amalfi, Capri, Rimini, Cerdeña, Cinque Terre
y todas las protagonistas del verano italiano todavía mantienen la esperanza, ¿qué les queda si no?
Incluso el Etna y el Vesubio guardan silencio ante la incertidumbre.



Arbatax, en Cerdeña © Skyline Webcams


LAS CIUDADES ITALIANAS –A LAS QUE VOLVEREMOS–

Las ciudades italianas aguantan porque saben que tras sus muros hay personas
, personas que volverán a llenarlas, a vivirlas y sentirlas como nunca.
La eterna Roma, la descarada Nápoles, la hermosa Venecia, la monumental Florencia, la enérgica Siena, la vigorosa Génova, la pequeña Pisa, la alegre Sicilia, la valiente Turín, la romántica Verona...

Ci vediamo presto Italia!

https://www.traveler.es/viajes-urba...gente-en-tiempo-real-crisis-coronavirus/17823
 

Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.748
Calificaciones
63.766
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
La Gran Barrera de Coral sufre el peor blanqueamiento masivo de la historia

Es el tercer evento de este tipo que tiene lugar en solo cinco años, y esta vez, el daño está más extendido que las anteriores




La Gran Barrera de Coral, la mayor estructura viva del planeta, está en peligro © Oris


"Por primera vez, el blanqueamiento severo ha afectado a las tres regiones de la Gran Barrera de Coral: el norte, el centro y ahora, a gran parte de los sectores del sur", afirmaba hace unas semanas el profesor Terry Hughes, director del Centro de Excelencia ARC, que estudia los arrecifes en la universidad australiana James Cook. El experto también advertía en un comunicado que se trataba del tercer evento de este tipo en cinco años, puntualizando que esta vez es más grave y está más extendido que en ocasiones anteriores.

El fenómeno del blanqueo se produce cuando los corales -que son animales- se estresan porque cambia drásticamente la temperatura del mar o este se contamina. Entonces, el alga que recubre el tejido del coral y del que se alimenta en una relación simbiótica, abandona el lugar, dejándolo sin color (de ahí el término "blanqueo") y volviéndolo mucho más débil.


Esta vez, el triste fenómeno está causado, según Hughes, por las altas temperaturas de este último febrero, inusualmente caluroso: las cifras han sido las más elevadas contabilizadas nunca en la Gran Barrera desde que comenzaran los registros en 1900.


UNA SITUACIÓN POTENCIALMENTE IRREVERSIBLE

"El blanqueamiento no es necesariamente fatal, y afecta a algunas especies más que a otras", explica, a su vez, el profesor Morgan Pratchett, también de la universidad James Cook, que dirige estudios bajo el agua para evaluar este fenómeno. "Un coral pálido o ligeramente blanqueado generalmente recupera su color en unas pocas semanas o meses y sobrevive", cuenta.



Sin embargo, en situaciones como la actual, en las que el blanqueamiento es severo, el desenlace suele ser fatal, como ya ocurriera en 2016. Entonces, según Pratchett, más de la mitad de los corales de aguas poco profundas murieron en la región norte de la Gran Barrera de Coral.

A las terribles condiciones que sufrieron los corales en 2016 les siguieron otras de similar alcance en 2017. Ahora, solo tres años después, el problema vuelve a agudizarse. Los científicos de la James Cook avisan: el hecho de que la brecha entre las temporadas de blanqueamiento se esté reduciendo dificulta aún más una recuperación completa.

"Después de cinco eventos de blanqueamiento, la cantidad de arrecifes que hasta ahora han escapado del blanqueo severo continúa disminuyendo. Esos arrecifes se encuentran en alta mar, en el extremo norte y en partes remotas del sur", detallan desde el centro. El Gobierno de Australia, contactado por Traveler.es, apunta que, en las áreas turísticas, por el contrario, se registra el daño el más agudo.

Así, en estos momentos, los datos del Gobierno muestran que las últimas observaciones aéreas, que monitorizaron 1.036 arrecifes de aguas poco profundas (hasta cinco metros) encontraron que alrededor del 40% tenía poco o nada de blanqueamiento, "y eso es una buena noticia", según las autoridades del país.




Estado de los corales en una de las zonas más afectadas por el blanqueamiento © Greg Torda, ARC Centre of Excellence for Coral Reef Studies

Por otro lado, en torno al 35% mostraban signos moderados de blanqueamiento. Y por último, alrededor del 25% revelaban un blanqueamiento severo. "Es decir, en cada arrecife, más del 60% de los corales se encuentran blanqueados", detallan. "El blanqueamiento severo es más generalizada que en eventos pasados de decoloración", resumen, coincidiendo con los datos de la Universidad James Cook.


¿QUÉ PODEMOS HACER PARA DETENER EL BLANQUEAMIENTO DE LOS CORALES?

Las autoridades australianas están llevando a cabo tareas para tratar de aumentar la resistencia de estos animales y de su entorno controlando las especies que los protegen, mejorando la calidad del agua, aumentando el monitoreo y la gestión efectiva del Parque Marino y previniendo la pesca ilegal. Sin embargo, no es suficiente para paliar las duras condiciones que debe soportar la mayor estructura viva del planeta.

"Este blanqueamiento masivo reafirma que el cambio climático sigue siendo el mayor desafío para el arrecife y que es esencial llevar a cabo un esfuerzo mundial lo más potente posible para reducir las emisiones", afirman desde el gobierno australiano.
https://www.traveler.es/naturaleza/...or-blanqueamiento-masivo-de-la-historia/17829
 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.748
Calificaciones
63.766
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Diez viajeros que nos contaron el mundo en libros


Xavier de Maistre emprendió en 1794 un viaje de 42 días alrededor de su habitación, “esa comarca deliciosa en cuyo interior se encierran todos los bienes y todas las riquezas del mundo”.
Narró la excéntrica odisea en un libro dirigido a quienes no disponían de otro horizonte que un cuartucho; a saber: “todos los desgraciados, los enfermos y los aburridos del universo”, entre los cuales se incluiría a la población confinada por el coronavirus.
Suponiendo que a estas alturas de la cuarentena ya habréis explorado al completo vuestra geografía doméstica, aquí va una selección de lecturas para asomarse al exterior sin saltarse el estado de alarma, con los ojos y las palabras de grandes errabundos.

Ludovico de Varthema



Alamy



Ludovico de Varthema


Ludovico de Varthema (1470–1517) no necesitaba excusas para partir a la aventura. “Si alguno se pregunta sorprendido por las razones y el propósito de mi viaje, tenga por seguro que lo que me hizo actuar de esa manera es lo mismo que ha movido a tantos otros, que no pudieron resistir la tentación de ver mundo”. La curiosidad le podía.


“Pero ya hay muchas regiones de la tierra que nuestra gente recorre habitualmente en un continuo ir y venir…” —Parece que en 1502 también había masificaciones turísticas…— “Por eso decidí visitar precisamente aquellas que menos hubiesen sido exploradas por los nuestros, y así, partiendo de Venecia a la buena de Dios (quiero decir, no sin antes habernos encomendado a su Nombre), izamos velas y llegamos por mar a Alejandría…”

Al no hallar suficiente novedad en Egipto, se marchó de allí enseguida; estuvo aprendiendo "la lengua mora” en Siria. Hombre de acción, se enroló con los mamelucos bajo el nombre de Yunus y, haciéndose pasar por un servidor del islam, atravesó la península Arábiga escoltando a una caravana con destino a La Meca. Era el primer peregrino de la cristiandad que entraba en la ciudad santa.

Sospecharon de él en Adén, donde fue apresado con cargos de espía; le cayeron 55 días. Se recorrió toda la costa india, y bastó que alguien mencionara las Molucas para que quisiera conocer Java, Borneo, Sumatra, etc. Porque "un testimonio visual vale más que diez obtenidos del boca a boca", decía.
El boloñés relató seis años de correrías insaciables en El viaje de Ludovico Varthema (Akal), un emocionante itinerarium que el mismísimo Magallanes utilizó como fuente de información.



Matsuo Bashō



Getty Images


Matsuo Bashō


“Como girón de nube arrastrado por el viento, me turbaban pensamientos de vagabundeo…”, cuenta Matsuo Basho (1644–1694) en uno de sus cuadernos. “Todo lo que veía me invitaba al viaje; tan poseído estaba por los dioses que no podía dominar mis pensamientos; los espíritus del camino me hacían señas y no podía fijar mi mente ni ocuparme en nada. Remendé mis pantalones rotos, cambié las cintas a mi sombrero de paja y unté moka quemada en mis piernas, para fortalecerlas…”
El anacoreta se recorrió todo el Japón del periodo Edo en largos peregrinajes a pie. “Ve al pino si quieres aprender algo sobre el pino, o al bambú si quieres aprender algo sobre el bambú”, aconsejaba a sus discípulos este poeta errante, que a su paso iba sembrando haikus.



Ando y ando.
Si he de caer, que sea
entre los tréboles.

Caminar pausado. Excursiones de 11 meses… de dos años. Solo así es posible contemplar el asombro de lo cotidiano.
¡Qué irrisión!
Bajo el yelmo
canta un grillo.

Habla con monjes, niños, campesinos, prost*tutas… Duerme en ermitas, en posadas sucias.
Piojos y pulgas;
mean los caballos
cerca de mi almohada

El maestro condensó sus deambulares en cinco diarios exquisitos, el más célebre de los cuales es el haibun Sendas de Oku (Atalanta).
Caído en el viaje:
mis sueños en el llano
dan vueltas y vueltas.

Fue el último poema del haijin. Escrito un día antes de morir.




Johann Wolfgang Goethe



Getty Images



Johann Wolfgang Goethe


Era el 3 de septiembre de 1786 y marcaban las 3 de la madrugada en el reloj de Johann Wolfgang Goethe (1749–1832) cuando el príncipe de los poetas salió de Alemania para emprender su célebre viaje a Italia, con una bolsa de paño y una mochila de piel de tejón a la espalda, sin despedirse siquiera de su jefe, el duque de Weimar.


Como a la sazón ya era un escritor famoso, iba de incógnito, bajo la identidad de un tal Herr Weber, pintor de profesión.

Estuvo casi dos años recorriéndose el país de norte a sur. “He visto bien Verona, Vicenza, Padua y Venecia; he visitado de manera fugaz Ferrara, Cento y Bolonia, y apenas he dedicado tiempo al conocimiento de Florencia. El anhelo de llegar a Roma era tan intenso, aumentaba tanto con cada día que pasaba, que ya no era posible la permanencia en ningún sitio”.

Colmadas sus ansias, se hizo una escapada a Nápoles –con ascensión al Vesubio incluida– y a Sicilia. Un Grand Tour al completo que el titán de las letras narra en el libro Viaje a Italia (Ediciones B).



Alexandra David-Néel



Getty Images



Alexandra David-Néel


“Cuando tenía seis años, pasaba horas y horas leyendo relatos de viajes de Julio Verne. Sus héroes poblaban con sus hazañas mis sueños infantiles: Phileas Fogg, Passepartout, los hijos del capitán Grant, el capitán Hatteras y tantos otros se habían convertido en mis compañeros inseparables. Había tomado una resolución… como ellos, y más aún si era posible, viajaría”.


Exploradora precoz, Alexandra David-Néel (1868–1969) era una adolescente cuando se escapó de casa para conocer Inglaterra y Holanda; luego se fugó a Italia, con las máximas de Epicteto y una alianza de casada para disimular su mocedad. En otro arrebato cogió la bicicleta y se pedaleó Francia de arriba abajo hasta España.

Su madre estaba desesperada. Encima, la chiquilla le salió anarquista, empezó a estudiar sánscrito y se hizo budista. Enseguida que tuvo ocasión, se embarcó hacia Oriente. Iban a ser unos meses, pero entre una cosa y la otra se tiró ¡14 años! investigando las culturas de Asia.
“He vivido principalmente en la India, Pakistán y el Tíbet: tras un largo viaje en que atravesé parajes aún sin explorar, llegué a Lhasa antes que ninguna otra mujer de raza blanca. Viví también en las regiones del Himalaya, en Sikkim, en Nepal, en China, en Japón, en Birmania, en Ceilán, en Corea, etc. Recorrí asimismo países del norte de África: Marruecos, Argelia, Túnez y los oasis del Sahara. En resumen, estos viajes empezaron antes de 1900 y no terminaron hasta después de la Segunda Guerra Mundial: todo a lo largo de una vida”.
Cumplió su palabra. “La palabra dada cuando era una niña: «¡Viajaré!»”. Así lo explica en uno de sus interesantes libros, La India en que viví (La Línea del Horizonte).




Apsley Cherry Garrard



Getty Images




Apsley Cherry Garrard


“La exploración polar es la forma más radical y al mismo tiempo más solitaria de pasarlo mal que se ha concebido”. Apsley Cherry Garrard (1886–1959) fue uno de los supervivientes en la Expedición Terra Nova al Polo Sur, aquella donde el frío asesino acabó con la vida del capitán Scott y cuatro de sus compañeros.
Él era el benjamín del grupo, y a punto estuvieron de rechazarlo entre el resto de 8.000 candidatos: no tenía experiencia previa en los hielos, era debilucho y no veía tres en un burro.



”No es la fuerza física, sino la fuerza de voluntad, la que permite a un hombre llegar más lejos allí donde la mente y el cuerpo son sometidos a pruebas extremas”.

Ocupó las funciones de chico para todo: dirigir el periódico South Polar Times, despellejar focas… y jugarse la piel por tres huevos de pingüino emperador, misión para la cual arrastraron dos trineos de 340 kilos de peso a lo largo de 100 kilómetros; cinco semanas bajo la perpetua oscuridad del invierno austral, soportando temperaturas de hasta 60 bajo cero.
“Es imposible imaginar mayor sufrimiento…” Hambre, congelaciones, agotamiento, pesadillas... “Me consta que durante este viaje empezamos a considerar la muerte como a una amiga”.

El explorador relató la epopeya con su genuino humor inglés en un libro de acertado título: El peor viaje del mundo (Ediciones B).



Agatha Christie



Getty Images



Agatha Christie


Agatha Christie (1890–1976) imaginó muchas de sus novelas de suspense mientras viajaba, porque a la gran dama del misterio le apasionaba tanto irse de vacaciones lejos de casa como cometer asesinatos a máquina.


Estuvo surfeando en Honolulu y en las islas Canarias, y se marchó sola a Mesopotamia, en un tour organizado por la agencia Thomas Cook que en 1928 le llevó de Damasco a Bagdad en autobús.

“Me enamoré de Ur, de su belleza al atardecer con los zigurats que se elevaban ligeramente ocultos por las sombras y aquel ancho mar de arena con sus colores pálidos, maravillosos, amarillo melocotón, rosa, azul, malva, cambiando a cada minuto…”

En esta antigua ciudad sumeria también se enamoró de un arqueólogo, con quien contrajo matrimonio y a quien acompañó por yacimientos de Irak y Siria, tolerando con gracia las molestias de compartir cama junto a chinches y ratas; aunque sin renunciar, nunca, a una almohada de plumas. “Para mí representa la diferencia entre la comodidad y la miseria”.
Además de preparar suflés de vainilla, restauraba y catalogaba cerámicas. “Pueden imaginar la emoción de limpiar con ahínco el polvo y la mugre y descubrir un amuleto de una antigüedad de 7.000 años”.

Los amigos le preguntaban cómo era su día a día en el Oriente Próximo, y ella les respondió con un libro de lo más hilarante y cautivador: Ven y dime cómo vives (Tusquets).






Beryl Markham



Getty Images



Beryl Markham


Ninguna mujer lo había conseguido antes: sobrevolar el Atlántico de Inglaterra a Norteamérica. Hasta que en 1936 lo logró Beryl Markham (1902–1986) con un monoplano color turquesa de alas plateadas. Veinte horas y 6.000 kilómetros sin escalas. Los vientos principales en contra, sin radioayuda, confiando solo en su pericia, el mapa y la brújula.


Siempre se montaba en cabina con una caja de galletas, cerillas, un libro, una pistola Luger y morfina, para tomarle la delantera a la muerte en caso de fatal accidente.

“¿Por qué arriesga así su vida?”, le preguntó antes de emprender la travesía un periodista. “Volar es mi trabajo, y este vuelo atlántico forma parte de él”.

Era la única mujer con licencia comercial en África,
donde prestaba servicios postales, de rescate, ambulancia aérea, taxi… y como rastreadora de elefantes desde el aire en batidas de safaris.

La aviadora de Leicester llegó a Kenia de pequeña y se crió salvaje en la granja de su padre, cazando animales entre kavirondos, kikuyus y nandis. Podía saltar tan alto como un masái y hablaba igual de bien suajili que inglés. Una infancia y una juventud inusitada que relata brillantemente en Al oeste con la noche (Asteroide).



Martha Gellhorn



Getty Images



Martha Gellhorn


Martha Gellhorn (1908–1998) se marchó a París con 65 dólares y una máquina de escribir. Tenía veintipocos y su plan era trabajar en el extranjero como corresponsal de prensa.


La estadounidense combatió con sus crónicas a favor de la República española. «¡A la mierda la objetividad, aquí lo que está en juego es la derrota del fascismo!». Y desde entonces se recorrió el mundo de trinchera en trinchera —aunque los estallidos de mortero siempre le estremecieron—.

Estuvo en Finlandia cuando el país fue atacado por la Unión Soviética; en China durante la contienda sino-japonesa; en el Blitz de Londres; en el desembarco de Normandía, en la liberación de Dachau, en medio de los disparos entre israelíes y árabes…

"No sabía que se pudiera ser aquello en lo que me convertí, una turista que salió ilesa de las guerras".

Criticó en primera línea de frente los horrores de Vietnam y la invasión estadounidense de Panamá. Por entonces contaba 81 años, y en un taxi le advirtieron que “no debía viajar sola”.
Era tan corajuda como divertida. Por eso hay que leer sus Cinco viajes al infierno. Aventuras conmigo y ese otro (Altaïr). “Ese otro” es Hemingway, por cierto, su “compañero reticente”.





Thor Heyerdahl



Getty Images



Thor Heyerdahl


“Voy a cruzar el Pacífico en una balsa de troncos para comprobar la teoría de que las islas del Pacífico fueron pobladas desde el Perú. ¿Queréis venir?”
Ningún aventurero de cepa se habría resistido a semejante oferta. Así fue como Thor Heyerdahl (1914–2002) reclutó en 1947 a su tripulación: cinco noruegos, un sueco y un loro que solo hablaba español, el entretenimiento a bordo.



“Se había convertido desde el principio en un excelente marinero y estaba siempre rebosante de buen humor y alegría. Reconocíamos en él al séptimo miembro de la expedición”.
Tampoco cabían muchos más en aquella embarcación: construida al estilo indígena, con bambú y totora, medía 15 metros de eslora por cinco de manga.

Los más pesimistas agoraban que no aguantaría. Pero aguantó, aquel pedazo de madera capeó incluso tormentas. El loro fue la única pérdida. Todos los demás llegaron al atolón de Raroia cual Robinsones, sin que la fobia al agua que su líder sufría representara rémora alguna.

De este modo, demostraron que los pueblos primitivos estaban técnicamente cualificados para navegar a la deriva durante 101 soles y lunas.

”Un día ordinario a bordo de la Kon-Tiki se inauguraba con una sacudida al cocinero, propinada por el último hombre de la guardia nocturna; aquel se levantaba, soñoliento, salía a la cubierta llena de rocío y hacía la cosecha de peces voladores. En lugar de comer el pescado crudo, según recetas peruanas y polinesias, lo freíamos en una pequeña cocinilla Primus”. También se alimentaban de atunes y tiburones ballena.

”El mar entero era nuestro y, con todas las puertas del horizonte abiertas, verdadera paz y libertad descendía sobre nosotros desde el firmamento”.

Para embarcarse en esta historia fascinante, podemos recurrir al libro que el etnógrafo escribió, La expedición de la Kon-Tiki (Juventud), un documental rodado durante la singladura y oscarizado con una estatuilla; una película, protagonizada por Pål Sverre Hagen y un museo en Oslo.



Maurice Herzog



Getty Images



Maurice Herzog


El 3 junio de 1950 fue un día histórico para los anales del himalayismo y para un grupo de alpinistas liderados por Maurice Herzog (1919–2012). Eran la elite de Francia, los mejor preparados para acometer una hazaña antes jamás realizada: ser los primeros seres humanos en ascender a una cumbre con más de 8.000 metros de altura. La que se dejara, el Dhaulagiri o el Annapurna —a la postre, decidiéndose por esta última—.


“Nunca he visto una montaña tan grande en todas sus proporciones. Es un mundo resplandeciente y amenazador al mismo tiempo, en el que la mirada se pierde”.
Veintidós expediciones antes que la suya habían fracasado
en la tentativa de cima. Sigue siendo el más mortífero de los ochomiles, según estadísticas.

“Un inmenso abismo me separa del mundo. Me muevo en un dominio diferente, desierto, sin vida. Un dominio fantástico en el que la presencia del hombre no está prevista, ni quizá deseada. Desafiamos una prohibición, afrontamos una negativa, y, no obstante, subimos sin ningún temor”.

Llámale Locura, llámale Vida. Avanzar sin certezas, despacio. Detenerse cada cuatro pasos… No usaron cuerdas fijas, ni equipo de oxígeno. El corazón asfixiado. Asfixiado de alegría. Por el chute de somníferos y aspirinas que llevaban encima o por las vistas: hacia abajo, el suave y fértil valle de Pokhara; hacia arriba, ¡nada!

“Sí, el Annapurna ha sido vencido; el primer 8.000, escalado.
Todos estábamos dispuestos al sacrificio para obtener este resultado. Sin embargo, ¿qué piensan hoy nuestros compañeros al ver nuestros pies y nuestras manos?”

A Momo tuvieron que amputarle, sin anestesia, todas las falanges renegridas y putrefactas. El relato de la tragedia (publicado por Desnivel) lo escribió —o más bien, dictó— cuando aún estaba recuperándose de las congelaciones en el hospital.

"Una nueva vida empieza. Hay otros Annapurna en la vida de los hombres…” (Y en la de las mujeres también, que en 1978 conquistaron su Annapurna abanderadas por la estadounidense Arlene Blum).

 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.748
Calificaciones
63.766
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
La gran pregunta: ¿cómo viajaremos cuando podamos hacerlo?

Tendremos más ganas de viajar que nunca, pero mil dudas y temores nos inquietan. Los expertos del sector hablan: así viajaremos.

Thelma & Louise


La gran pregunta: ¿cómo viajaremos cuando podamos hacerlo? © Alamy




¿Quién nos ha robado abril? Y marzo, y la Semana Santa… Primavera de terrazas, días largos, escapadas, flores, brindis y encuentros. La primavera es una de las estaciones más esperadas del año, pero este 2020 parece haber desaparecido del calendario sin dejar rastro. Miramos mas allá, fijamos nuestras ilusiones en el verano y en las ansiadas vacaciones, hasta que nos damos cuenta de que este agosto será muy diferente. ¿Cuándo y de qué manera regresarán los viajes?
Ya se han puesto en marcha numerosas campañas para regenerar el turismo y la hostelería: foros virtuales, charlas online, talleres de todo tipo y corrientes como #PospónNoCanceles. El consumo de reportajes de viaje incluso ha aumentado y las redes se han inundado de destinos soñados. Deseamos volver a hacer maletas, seguir añadiendo chinchetas a nuestros mapas.


Es difícil predecir cómo se desarrollará el mundo de los viajes tras esta crisis en la que el sector ha sido uno de los más castigados. Se habla de que la creatividad jugará un papel muy importante; empresas que se reinventen, aprovechen nuevas sinergias y apuesten por viajes sostenibles huyendo de la exagerada masificación a la que hemos llegado en los últimos años.



La Organización Mundial del Turismo (OMT) ha pedido apoyo urgente y firme para ayudar al sector turístico mundial, no solo para recuperarse del COVID-19, sino “para que cuando vuelva el crecimiento, éste sea más fuerte y sostenible” según Zurab Pololokashvili, secretario general de la OMT.


Mantener el empleo, levantar las restricciones a los viajes tan pronto como la emergencia lo permita, flexibilizar los visados, hacer campañas de marketing, pedir ayuda a emprendedores o abogar por el desarrollo sostenible; son las medidas que persigue un primer Comité Mundial de Crisis constituido por la OMT y con representantes de alto nivel del turismo y del sistema de las Naciones Unidas. Para ello han difundido el lema “Quedarse en casa hoy significa poder viajar mañana” con la etiqueta #ViajaMañana.



PERO CUANDO LLEGUE MAÑANA, ¿NOS ATREVEREMOS A VIAJAR?

“Una vez desaparezca la limitación de viajar, las personas aún tardarán un tiempo hasta realizar viajes por placer por factores como la hipervigilancia de síntomas físicos propios o ajenos, el propio miedo al contagio o incluso el temor a los extranjeros”, cuenta a Condé Nast Traveler el psicólogo Ricardo Bustos. "Para muchos la situación de confinamiento y su temor al contagio ha puesto en entredicho su salud mental experimentando estrés, episodios de ansiedad e incluso depresión. Motivo por el cual se va mermando su sensación de seguridad en cuanto a la salud se refiere. Si bien viajar tiene una inmensidad de efectos positivos a nivel psicológico, siempre supone un desafío para la propia persona, ya que de alguna manera uno se enfrenta, en mayor o menor medida, a lo desconocido: idioma, cultura y costumbre”.



¿A DÓNDE VIAJAREMOS?

La etiqueta #ViajaPorEspaña lleva casi desde el inicio del confinamiento moviéndose por las redes. Apoyar la recuperación del sector hasta que regresen los turistas extranjeros es uno de los motivos que ha llevado a la gente a utilizarla. “Probablemente primero se facilitarán los viajes dentro del mismo país. Las personas empezarán a realizar pequeñas salidas por su entorno con el objeto de volver a ganar esa seguridad perdida. Será un proceso de afrontamiento al miedo hasta volver a una normalidad”, prosigue Ricardo.

Nos hemos pasado años diciendo que preferimos dejar los destinos que tenemos más cerca para más adelante. Parece que ese momento ha llegado.

Marian Donate, propietaria de la agencia Viaja Sin Más, coincide en este apunte “En caso de que se pueda viajar, este verano la mayoría de los españoles se decantarán por el turismo nacional, a no ser que tengan un vuelo contratado y las aerolíneas empiecen a operar con normalidad.” El tema de las lunas de miel es el que ve tambalear más los ingresos en las agencias: “creo que los países menos afectados y con menos restricciones de entradas serán los más demandados, como por ejemplo Costa Rica. Para saber con certeza cuáles abrirán sus fronteras, debemos esperar unos meses”.

La estrategia que se está llevando a cabo en las agencias es recomendar destinos que supongan menos riesgos para dar tranquilidad a sus clientes, pero no tenemos que tener miedo a los destinos lejanos y exóticos: “Mauricio o Maldivas cerraron sus fronteras muy pronto, por lo que cuando abran, seguro que lo harán tomando todas las medidas precisas”, añade Marian.
Del mismo modo, Pangea, agencia de cabecera para muchos expertos viajeros, guarda el pasaporte de momento con la campaña Este verano quédate en casa, #TuNuevoMapaMundi. Escapadas, destinos novedosos e ideas renovadas para que cambiemos Hawai por Canarias y Sidney por Valencia. ¿Por qué no?


Portugal será uno de los primeros países a los que, con certeza, regresaremos. Está cerca y ha gestionado el COVID-19 desde el principio de la crisis, además ofrece opciones en plena naturaleza. “El Alentejo es una región con poca densidad de población, un destino muy vinculado al turismo de naturaleza, cultura, sol y mar; por lo que ofrece condiciones ideales para unas vacaciones seguras”, nos cuenta el presidente de turismo de la región, Vitor Silva, confiando en que este verano se reactive lentamente la actividad turística.

Algo que nos tiene intranquilos es cómo nos recibirán nuestros vecinos sabiendo que somos uno de los países más castigados por el virus. “La Agencia de Promoción Turística del Alentejo ha preparado una campaña de promoción en España que solo comenzará cuando las condiciones lo permitan. El mercado español es nuestro mercado natural y el primero internacional en número de visitantes y pernoctaciones, así que no hay miedo, solo precaución para recibir a todos con la mayor seguridad”.
 

Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.748
Calificaciones
63.766
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Sicilia tiene un plan para reactivar su turismo: regalarte una noche por cada tres reservadas

Sicilia tiene un plan para reactivar su turismo: regalarte una noche por cada tres reservadas



Cuatro de los cinco países más visitados del mundo se cuentan entre los más afectados por el coronavirus. En tres de ellos, España, Francia e Italia, el peso del turismo sobre el PIB oscila entre el 10% y el 13%. Es un puntal económico ahora, en pleno confinamiento y ante la perspectiva de un verano tirado a la basura, en peligro de derrumbe. De ahí que proliferen ideas imaginativas para acolchar el golpe.
Noches gratis. Sicilia es uno de los destinos veraniegos más socorridos por millones de europeos. Por el momento sigue confinada, como el resto de Italia, pero a su apertura desea a traer a cuantos más visitantes mejor. Lo hará con generosas ofertas: las autoridades turísticas prevén regalar una noche por cada tres pernoctas en la isla, y habilitarán jugosos descuentos en teatros, restaurantes y billetes de avión.
El plan. El gobierno siciliano reservará entre €50 millones de euros a una serie de promociones y medidas destinadas a reactivar el flujo turístico en la isla. Según el consejero de Turismo regional, Manlio Messina, el ejecutivo ofrecerá 600.000 paquetes con distintos descuentos. El más llamativo, por lo explícito y jugoso, el de las pernoctas. Tres noches de estancia equivalen a una gratuita. Seis, a dos. Y así sucesivamente.
En sus palabras:
Los fondos [para dotar de liquidez a las empresas dependientes del turismo] se pondrán a disposición inmediatamente, mientras que los servicios y las ofertas saldrán al mercado cuando creamos que es posible viajar. Podría ser ya en julio y agosto, o podríamos incentivar un ajuste de la temporada a partir de octubre.

Sistema. Es importante subrayar lo anterior: ahora mismo no es posible acceder a tan generosas ofertas. Saldrán a lo largo del verano. El gobierno adquirirá servicios a lo largo de la cadena turística y luego los ofrecerá como mejor considere, ya sea a individuos o a grupos de veraneo. Es un modelo similar al planteado por la Isla de Albarella, en el Véneto, e incluye acceso gratuito a museos y otros establecimientos.

¿Qué hay de los aviones? Las autoridades comprarán billetes y después los ofertarán. Pero aún no se han ofrecido más detalles.

La industria. Numerosas regiones turísticas se prestarán a promociones igual de agresivas. Descontando los cruceros, el sector afronta un año calamitoso. Sicilia, por ejemplo, podría perder en torno a 5 millones de turístas en 2020, un descenso del 34% respecto a años anteriores. La isla, una región pobre dentro de Italia, es especialmente sensible al turismo. El coronavirus le puede costar 3.000 millones de euros este año.

Otras zonas del mediterráneo dependientes del sector afrontan un abismo similar. España en su conjunto recibe 58 millones de turistas extranjeros cada año, y este año los puede dar por perdidos. Las visitas internas deberán amortiguar una previsible caída de más del 32% del volumen de negocio, en torno a los 55.000 millones de euros.

Norte, sur. El caso siciliano es singular, dado que se trata de una de las regiones menos afectadas por el coronavirus. Pese a que el aeropuerto de Palermo ya prepara su apertura, la isla sigue aislada. Su presidente, Nello Musumeci, ha sido muy beligerante con el gobierno de Conte por la simetría del confinamiento, y ha anunciado la apertura parcial de la economía sin en mayo los contagios internos desaparecen.

Como en España, regiones muy poco afectadas han adoptado una cuarentena tan estricta como Lombardía o Véneto. El gobierno siciliano, eso sí, aún no quiere oír ni hablar de flujos de viaje: el anuncio del confinamiento en Lombardía motivó que muchos residentes salieran de la región y viajaran a Sicilia (unos 40.000), trasladando el virus. La brecha norte-sur de Italia, una vez más, sangra.

Imagen: Luca N

 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.748
Calificaciones
63.766
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Cómo es volar después del coronavirus: sin revistas ni comidas, con más escalas y habrá que pedir permiso para ir al baño
Trajes hazmat para la tripulación, mascarillas en la cabina, controles de temperatura en los aeropuertos y otras medidas que ya se comienzan a aplicar en las pocas líneas que comenzaron a reanudar sus vuelos tras la hibernación por la pandemia
23 de Mayo de 2020


El personal de abordo de Qatar Airways lleva equipo de protección personal contra peligros biológicos. (Qatar Airways)

El personal de abordo de Qatar Airways lleva equipo de protección personal contra peligros biológicos. (Qatar Airways)

La mascarilla se volvió etiqueta en los aviones que todavía atraviesan los cielos del mundo debido a la pandemia. En los aeropuertos de los Estados Unidos el control de seguridad incluirá la medición de la temperatura de los pasajeros.

La línea holandesa KLM pide una declaración jurada de salud a los pasajeros que viajan desde zonas de riesgo de COVID-19, y puede negarse a llevar a quienes considere con síntomas. Air France eliminó el privilegio de abordar primero de la clase ejecutiva y completa el pasaje desde la parte trasera del avión hacia adelante para evitar aglomeraciones en los pasillos. Ryanair prohibió las filas de espera para usar el baño y pide que los pasajeros levanten la mano cuando quieran hacerlo.

China Southern y otras empresas no ubican pasajeros en el asiento intermedio entre el de ventanilla y el de pasillo para mantener la distancia social. Xiamen Air reserva sus últimas tres filas de asientos para pasajeros enfermos. El personal de abordo de Qatar Airways lleva equipo de protección personal contra peligros biológicos.


Esos han sido los primeros pasos de la nueva era que el coronavirus inició —acaso temporalmente, hasta que se halle una vacuna— en los viajes en avión.

Además de herir gravemente a la industria de la aviación comercial, el COVID-19 cambiará su aspecto. (REUTERS/Toby Melville)

Además de herir gravemente a la industria de la aviación comercial, el COVID-19 cambiará su aspecto. (REUTERS/Toby Melville)

“A medida que se relajan las medidas de confinamiento, las aerolíneas trazan un camino para salir de la hibernación, que incluye la reformulación de rutas y servicios y busca un equilibrio entre los protocolos de seguridad y el desafío de convencer a los pasajeros de abordar el espacio cerrado de una aeronave durante una pandemia”, presentó The Wall Street Journal (WSJ).

Muchas aerolíneas han eliminado las revistas de abordo, reducido o suspendido el servicio de bebida y comida y ordenado el descenso del avión en grupos de pasajeros para evitar que se apiñen en el apuro por salir. Los ejecutivos estiman que, debido a la escasa demanda, se realizarán menos vuelos directos que se reemplazarán por tramos con escalas. Algunos analizan la posibilidad de solicitar pasaportes de inmunidad a los viajeros: un documento que pruebe que estuvo infectado con el SARS-CoV-2 y se recuperó.

Incluso se ha diseñado un prototipo de panel de acrílico que separe a los pasajeros. El ingeniero aeronáutico francés Florian Barjot patentó PlanBay, una estructura que se puede agregar transitoriamente a los aviones sin cambiar su diseño interior, pero que en la práctica elimina el asiento del medio: allí se monta el separador de plexiglas para crear distancia social entre los pasajeros.

El ingeniero aeronáutico francés Florian Barjot diseñó un panel de acrílico desmontable que separe a los pasajeros. (PlanBay)

El ingeniero aeronáutico francés Florian Barjot diseñó un panel de acrílico desmontable que separe a los pasajeros. (PlanBay)

“Las aeronaves modernas tienen sistemas de aire eficientes para prevenir el contagio de una persona a la totalidad de los pasajeros, pero las autoridades sanitarias recomiendan una distancia de un metro, lo cual es difícil de lograr en clase económica, aun si se deja vacío el asiento medio”, escribió Barjot en el sitio web de su producto. “Para mejorar el distanciamiento, imaginé este kit desmontable para el asiento que no se usa, que se puede utilizar temporalmente durante un brote epidémico y en la fase de recuperación”.

Las aerolíneas, que en los últimos años aumentaron sus ingresos precisamente reduciendo el espacio entre pasajeros en la cabina principal, para transportar más gente en cada vuelo, no se entusiasman con el PlanBay. Muchas aceptaron dejar vacío el asiento del medio (en el caso de Delta es así para todos sus vuelos hasta julio) dado que era tan poca la gente que volaba que en la práctica no cambiaba su facturación. Pero no es algo que puedan sostener mucho tiempo, según WSJ.

“Las compañías no pueden permitirse los costos de dejar esos asientos vacíos", explicó el artículo. "Air New Zealand, la línea de bandera de Nueva Zelanda, limitó la ocupación de asientos a menos del 50% en un turbohélice y al 65% en un A320. Pero los vuelos necesitan un promedio del 77% de ocupación para cubrir los costos de operación, según la Asociación Internacional del Transporte Aéreo (IATA), que estimó que las tarifas tendrían que aumentar en un 50% para compensar el costo de dejar tanto espacio vacío en un A320”.

Muchas aerolíneas aceptaron dejar asientos vacíos para garantizar la distancia social dado que de todos modos muy poca gente viajaba. (REUTERS/Jim Urquhart)

Muchas aerolíneas aceptaron dejar asientos vacíos para garantizar la distancia social dado que de todos modos muy poca gente viajaba. (REUTERS/Jim Urquhart)

En un documento sobre la aeronavegación post-pandemia, la IATA declaró que “no apoya medidas obligatorias de distancia social que dejen vacíos los asientos del medio”, y en cambio “apoya el uso de tapabocas para los pasajeros y máscaras faciales para la tripulación mientras se permanezca a bordo como una parte central de un enfoque de varias medidas de bioseguridad para implementar de manera temporal”.

A comienzos de mayo Frontier Airlines anunció una opción: del mismo modo que en los últimos tiempos los pasajeros deben pagar por el equipaje o la elección de un asiento, se podría cobrar USD 39 para garantizar que alguien se siente junto a un lugar desocupado. Pero algunos legisladores estadounidenses objetaron la tarifa, ya que se trata de una cuestión de salud pública.

“En China, donde los vuelos internos se han reanudado en buena medida, las autoridades de aviación no han hecho anuncios oficiales sobre los criterios de distancia social”, siguió WSJ. “La mayoría de los aeropuertos y las aerolíneas exigen a los pasajeros que lleven máscaras y que se mida su temperatura. Algunas, entre ellas China Southern Airlines, no permiten que los pasajeros se sienten uno junto al otro”.

Aunque las autoridades de aviación de China no han hecho anuncios oficiales sobre los criterios de distancia social, las aerolíneas exigen a los pasajeros que lleven máscaras. (REUTERS/Martin Pollard)

Aunque las autoridades de aviación de China no han hecho anuncios oficiales sobre los criterios de distancia social, las aerolíneas exigen a los pasajeros que lleven máscaras. (REUTERS/Martin Pollard)

Por ahora cada compañía busca sus opciones. Southwest limita la cantidad de personas que puede abordar un vuelo, y cuando observa que las reservas llegan a ese límite —algo que comenzó a suceder recientemente en algunas rutas— agrega otro vuelo “si hay demanda suficiente para cubrir los costos operativos como la gasolina”, dijo el director ejecutivo de la aerolínea, Gary Kelly. “Queremos al menos esos ingresos. Pero limitar un vuelo al 60% de la capacidad no es una solución viable en el mediano o el largo plazo”.

Para otras no lo ha sido siquiera en el corto plazo, como United Airlines, que debió enfrentar la indignación que causó en las redes sociales una imagen de uno de sus vuelos repletos. La empresa anunció que “comenzará a avisar con anticipación a los pasajeros si tienen una reserva en un vuelo lleno, para que puedan cambiar sus planes”, explicó WSJ.

Algunas aerolíneas entregan equipos de protección personal, un reemplazo del kit de higiene y belleza en la era del coronavirus: un estuche de autoprotección que contiene una máscara, guantes, desinfectante de manos, toallitas con alcohol y un folleto informativo sobre cómo prevenir la propagación del virus. “Al menos durante todo 2020 los pasajeros tendrán que usar mascarillas”, dijo a CNN Federico Heitz, director ejecutivo de Kaelis, una firma que provee esos materiales a unas 20 aerolíneas.

En algunos aeropuertos se implementaron distintas formas de controlar la temperatura de los pasajeros. (REUTERS/Luis Echeverria)

En algunos aeropuertos se implementaron distintas formas de controlar la temperatura de los pasajeros. (REUTERS/Luis Echeverria)

Qatar Airways ha sido una de las primeras en extremar las medidas de cuidado de su personal: desde el 25 de mayo será obligatoria para la tripulación que esté en contacto con los pasajeros utilizar un traje hazmat como protección. Hasta ahora el personal de a bordo utilizaba guantes y barbijos; ahora sumarán el equipo contra peligros biológicos y gafas de protección. A lo largo de la cabina habrá también frascos de desinfectante de manos.

“Será menos aceptable socialmente que una persona se suba a un avión si es evidente que no está bien”, dijo a WSJ el director ejecutivo de JetBlue, Robin Hayes. “Las aerolíneas tienen que encontrar una manera de responder a esas situaciones de manera tal que les permita seguir siendo rentables pero a la vez reconocer que no queremos gente enferma en los aviones".

Air France impuso la toma de temperatura obligatoria antes de cada despegue, y si un pasajero tiene más de 38ºC (unos 100ºF) se le negará el acceso a la cabina, algo que hasta el momento no ha sucedido. En el aeropuerto de Canberra, Australia, las autoridades utilizan cámaras térmicas para monitorear la temperatura de los viajeros cuando pasan por seguridad. Air Canada lo hace también, con termómetros infrarrojos que evitan el contacto entre personas.

Desde el 25 de mayo la tripulación de Qatar Airways debe utilizar un traje hazmat como protección. (Qatar Airways)

Desde el 25 de mayo la tripulación de Qatar Airways debe utilizar un traje hazmat como protección. (Qatar Airways)

Pero “algunos críticos dicen que los controles de temperatura podrían dar a los pasajeros una confianza que no existe”, ya que el coronavirus tiene una importante incidencia de contagios asintomáticos. También hay personas que se resisten a llevar una mascarilla puesta durante todo un vuelo, y no está claro qué se puede hacer legalmente. Algunas aerolíneas como Frontier, anunciaron que si alguien no cumple con la solicitud se podría llegar a desviar el avión para reducir el riesgo. El mismo desacuerdo se da en las opiniones sobre la distancia social en los aeropuertos, que ofrecen posibilidades escasas.

En cambio, un consenso tácito parece haber surgido sobre la limpieza de las aeronaves, que es más profunda y más frecuente e incluye rociadores desinfectantes además de la higiene de todas las superficies internas entre un vuelo y otro.

La limpieza de las aeronaves es más profunda y más frecuente e incluye rociadores desinfectantes. (Ian Langsdon/Pool via REUTERS)

La limpieza de las aeronaves es más profunda y más frecuente e incluye rociadores desinfectantes. (Ian Langsdon/Pool via REUTERS)

A tal fin Delta comenzó a aumentar el tiempo en las conexiones, y por ahora no piensa dar marcha atrás aun si se producen demoras, que son costosas. Si normalmente el tiempo de espera entre un vuelo y otro era de 45 minutos y del doble para los internacionales, en la actualidad se estiman esperas de hasta dos horas.

Por último, también los destinos se han visto afectados, y no solamente por el cierre de fronteras. Operar un 777 en una rutas ambiciosa como, por ejemplo, de Los Angeles a Sidney, tiene un costo prohibitivo en tiempos de aviones con asientos vacíos. Delta va a retirar los 18 que utilizaba para esa travesía por lo que resta del año. También Qantas eliminó sus vuelos directos de Nueva York o Londres a Sidney. American Airlines, que se disponía a lanzar nuevas rutas internacionales —de Filadelfia a Casablanca, de Chicago a Cracovia, de Seattle a Bangalore— postergó los planes hasta 2021.

 

Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.748
Calificaciones
63.766
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Así es la playa oculta a la que solo se puede llegar por un túnel
Ubicada en las Islas Marietas, la «Playa Escondida» es uno de los lugares protegidos más singulares del mundo debido a su orografía



«Playa Escondida», también conocida como «Playa del Amor» está ubicada en las Islas Marietas en el Pacífico mexicano y es sin duda el lugar soñado donde desconectar de todas las preocupaciones. El archipiélago donde se ubica la playa está compuesto por dos pequeñas islas y dos islotes de origen volcánico al sureste de la Riviera Nayarit conocida como «la Joya de la Costa del Pacífico». La espectacular playa de arena blanca está oculta dentro de una formación rocosa de origen natural que la convierte es un espectáculo de la naturaleza más exuberante.

Llegar hasta esta joya no es fácil. Hay que hacerlo nadando por un arco de piedra volcánica, que mide aproximadamente 20 metros de longitud, con tan solo 1,8 metros de espacio entre el agua y la roca, y que puede atravesarse únicamente durante los períodos de marea baja. Para llegar hasta allí el recorrido más común es llegar en lancha desde Punta Mita en Riviera Nayarit.

La exclusividad e intimidad está garantizada. Para asegurar su conservación se ha llevado a cabo un importante programa de protección que implica que cada día solo pueda ser visitada por un total de 117 personas. Además, el tiempo máximo permitido de estancia en la playa es de unos 20 minutos. Asimismo, los barcos que llevan a los turistas hasta este rincón único no pueden sobrepasar los 15 pasajeros en total. Esfuerzos necesarios para garantizar la conservación de una de las playas paradisiacas más singulares que podemos encontrarnos.


Islas Marietas: paraíso de Biodiversidad




Además de la famosa playa, las Islas Marietas merecen atraer todas las miradas gracias a su diversidad. Estas islas deshabitadas fueron declaradas Parque Nacional y Área Natural Protegida en México, y reconocidas por la Unesco como Reserva de la Biósfera.

La fauna que podemos encontrar en este paraíso está compuesta por tortugas, diversas especies de peces, delfines y ballenas jorobadas durante el invierno; así como, la población más grande de pájaros bobos de patas amarillas, cafés y azules.

Entre estas especies destaca el peculiar pájaro bobo de patas azules, que únicamente podemos encontrar en dos puntos del planeta: Islas Marietas e Islas Galápagos. También podremos encontrar en Islas Marietas mariposas barbero, loros jorobados, o golondrinas aceradas, entre otros.

Por otro lado, sus aguas transparentes y arrecifes de coral son ideales para el buceo y snorkel. Los aficionados a estos deportes podrán descubrir peces de todos los colores que puedan imaginar, en un ecosistema marino único protegido.

 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.748
Calificaciones
63.766
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Te resolvemos 15 dudas sobre viajes que nos deja el coronavirus


Preguntas y respuestas sobre hoteles, playas, aviones, anulaciones de reservas...
Te resolvemos 15 dudas sobre viajes que nos deja el coronavirus





Tras semanas de incertidumbre, este lunes, 25 de mayo, España ha dado un paso más en la desescalada del coronavirus con la entrada en la fase 1 del área metropolitana de Barcelona, buena parte de Castilla y León y la Comunidad de Madrid. Algunas zonas -las que han experimentado una evolución más favorable- ya se encuentran en fase 2, lo que supone una mayor libertad de movimientos.

Sin embargo, a pesar de ser conscientes de que las cosas no volverán a ser como antes, no nos resignamos a quedarnos en casa. Y es que el sector de los viajes, uno de los más golpeados por esta crisis, se encuentra en un proceso de cambio radical. Mientras tanto, nos hacemos mil y una preguntas cuyas respuestas son inciertas, condicionadas por la evolución de la pandemia. A pesar de todo intentaremos despejar algunas dudas, desde qué podemos hacer en la fase en la que nos encontramos hasta cómo cambiarán los hoteles, cómo serán los viajes este verano, si nos devolverán el dinero al cancelar nuestro vuelo o qué pasará con los programas de viajero
frecuente.

1591025706016.jpeg
Turistas en el centro de Barcelona antes de la pandemia
Turistas en el centro de Barcelona antes de la pandemia (Marc Arias)


1. ¿Cuándo podré empezar a viajar por España?

A estas alturas, todo el mundo sabe en qué fase se encuentra su localidad, por lo que solo a modo de recordatorio, citaremos algunos de los principales aspectos a tener en cuenta en cada una de ellas.
Para viajar libremente por España deberemos haber superado la tercera fase, cuando alcanzaremos la “nueva normalidad”. La asimetría del plan de desescalada impide poner fechas, ya que la evolución de la pandemia en cada territorio condicionará la superación de los periodos. Llegados a este punto, será posible hospedarse en alojamientos hoteleros o turísticos o en las segundas residencias ubicadas en cualquier localidad. Mientras tanto, únicamente nos desplazaremos por el interior de la provincia –en el caso de Catalunya, a la región sanitaria- y nos ceñiremos a su normativa.


2. ¿Cuándo podré viajar por Europa?

A estas alturas no es posible establecer fechas para iniciar los viajes de ocio al extranjero; todo dependerá de la evolución epidemiológica. Numerosos países han puesto limitaciones a la entrada de turistas foráneos, sea a través del cierre de fronteras, la imposición de cuarentenas o el veto a determinados pasaportes. En este sentido, la Comisión Europea ha publicado una serie de recomendaciones encaminadas a reanudar los viajes de forma segura llegado el momento, aunque serán los estados los que en última instancia tomen la decisión.
Algunos países de nuestro entorno han manifestado su decisión de abrir las puertas a los viajeros internacionales, pero las fechas que se anuncian cambian constantemente. Es el caso de Bélgica, que pretende dar la bienvenida a los turistas antes del 15 de junio; Islandia, Austria y Grecia, a partir de esta fecha, o Italia, que ahora apunta al 1 de junio.
Playa de Elafonissi (Grecia)

Playa de Elafonissi (Grecia) (TripAdvisor)


3. ¿Podré ir a la playa este verano?


La respuesta es sí, aunque con ciertas condiciones. En la fase 1 de la desescalada, las playas solo permanecen abiertas para pasear, pero, a partir de la segunda etapa y mientras se mantenga el plan del Gobierno, únicamente podrán disfrutarlas los habitantes de la zona.


Este año, el verano a orillas del mar será distinto a cualquier otro. Los ayuntamientos podrán establecer limitaciones de acceso y de aforo en los arenales con el fin de que se respete la distancia mínima de dos metros entre bañistas y limitar el tiempo de permanencia, de acuerdo a las indicaciones publicadas este pasado sábado en el BOE.


Las playas dispondrán de duchas y lavapiés al aire libre, aseos, vestuarios y otros servicios públicos con una ocupación limitada a una sola persona, así como chiringuitos y servicios de alquiler de motos y patines acuáticos, siempre adecuados a las regulaciones gubernamentales.


En el extranjero también trabajan en adecuar los arenales a la nueva realidad. Grecia, por ejemplo, ya ha abierto 500 de sus famosas playas con ciertas condiciones, como limitar el número de bañistas a 40 por cada 1.000m2 o separar las sombrillas a cuatro metros de distancia, mientras, en el caso concreto de Atenas, drones advierten a los que infringen las reglas de distanciamiento social fijadas. En localidades italianas como Porto Cesareo, en la región italiana de Apulia, se han instalado sombrillas separadas 1,5 metros con cuerdas como separadores de seguridad entre los turistas.

1591025768102.jpeg
La zona costera de Atenas ha abierto sus playas bajo estrictas medidas de seguridad
La zona costera de Atenas ha abierto sus playas bajo estrictas medidas de seguridad (ORESTIS PANAGIOTOU / EFE)


4. ¿Podré ir a la piscina y realizar actividades de naturaleza y turismo activo ?


La respuesta es de nuevo sí, pero con ciertas condiciones. Las piscinas pueden abrir al público a partir de la fase 2, con limitaciones que van desde la cita previa a la reducción del aforo a un 30%, la acotación de tiempos y la señalización de los espacios comunes con el fin de garantizar los dos metros entre toallas. Las piscinas de comunidades de vecinos también deberán establecer turnos y distancias de dos metros.


Por su parte, los aficionados a las actividades de turismo activo y de naturaleza no deben preocuparse, ya que podrán llevarse a cabo en grupos de hasta 20 personas. Los parques naturales limitarán su aforo al 20% y los teleféricos a un 50%.


5. ¿Podré alojarme en un hotel?


La entrada en la fase 1 permite a hoteles y establecimientos turísticos en general -casas rurales, campings, apartamentos...- reiniciar su actividad con ciertas restricciones, aunque esto no significa que los encuentres abiertos. Muchos de ellos esperan hacerlo más tarde, cuando la situación general les garantice su viabilidad económica.


En este primer periodo, podrás hospedarte en cualquier establecimiento de tu provincia (o región sanitaria), pero sin acceder a las zonas comunes ni a sus restaurantes. Sí podrás sentarte en la mesa en la fase 2, aunque con una limitación de aforo del 30%, mientras que en la siguiente, las restricciones se suavizarán. Ya en la etapa final, de libre circulación, estaremos autorizados a pernoctar en cualquier hotel de la Península y las islas.

1591025900386.jpeg
Los hoteles siguen estrictos protocolos para desinfectar las habitaciones
Los hoteles siguen estrictos protocolos para desinfectar las habitaciones (UMIT BEKTAS / Reuters)
 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.748
Calificaciones
63.766
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
continùa...

6. ¿Podré viajar en avión?


Olvídate de subir a un avión hasta finalizar el plan de desescalada. El decreto de estado de alarma prohíbe el desplazamiento fuera de tu zona a excepción de casos debidamente justificados (motivos laborales, retorno al lugar de residencia, fallecimiento de un familiar o asistencia de personas dependientes), algo que se hace extensivo a los viajes aéreos.


7. ¿Podré viajar en coche?


Puedes utilizar el automóvil exclusivamente en desplazamientos para realizar las actividades previstas en cada fase. Por lo que respecta a ocio, en la primera fase estás autorizado a sentarte en una terraza, a asistir a espectáculos culturales y museos, y a practicar deporte -en todos los casos con limitaciones-, mientras que en la segunda se ampliarán a comidas en restaurantes, cines y teatros, y a la caza y pesca.


Por supuesto, el coche es apto para ir a una segunda residencia o a un hotel, siempre que se encuentre dentro del marco territorial establecido. Deberás posponer las escapadas con movilidad total hasta “la nueva normalidad”.

Durante el periodo de desescalada, los trayectos en coche están limitados
Durante el periodo de desescalada, los trayectos en coche están limitados (skynesher / Getty Images)

8. ¿Qué hacer si me cancelan la reserva de hotel o de un vuelo?


La gran pregunta es en realidad ¿recuperaré mi dinero si cancelan mi reserva de hotel o mi vuelo? La respuesta es sí. Si bien es cierto que en estos momentos muchas compañías ofrecen vales por el valor de la reserva -e incluso superior- canjeables durante un año, tienes derecho a exigir que te devuelvan el dinero. De acuerdo a la legislación europea, en el caso de una aerolínea el plazo es de 7 días y en el de una agencia de viajes, de 60 (si no cobran de sus proveedores pueden emitir bonos), por lo que lo más recomendable es que insistas.


9. ¿Y si soy yo quien anulo la reserva?


En el caso de que seas tú quien anule la reserva, la situación es distinta. Mientras permanezca vigente el estado de alarma, la empresa debería devolverte el dinero. En cambio, si se trata de un viaje posterior a esta situación excepcional pero decides no hacerlo, como es habitual en estos casos, olvídate de recuperar el importe.


La distancia social a bordo es uno de los aspectos que despiertan mayor controversia, por las repercusiones económicas que podría suponer para las aerolíneas


10. ¿Qué me encontraré en el aeropuerto?


Los viajes en avión han cambiado notablemente con la irrupción del coronavirus. Se está estudiando la posibilidad que solo puedan acceder a los aeropuertos las personas que vayan a volar. Además del uso de mascarillas, que se convertirá en algo habitual en nuestra vida diaria, nos familiarizaremos con las pruebas de temperatura y los escáneres con cámaras termográficas para detectar fiebre, el distanciamiento entre pasajeros, las colas más largas, posibles análisis de sangre, mamparas protectoras en los mostradores, check-in online -o en máquinas ubicadas en la terminal-, y abordaje por tramos.
 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.748
Calificaciones
63.766
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
continùa...

11. ¿Cómo será volar a partir de ahora?


La distancia social a bordo es uno de los aspectos que despiertan mayor controversia, por las repercusiones económicas que podrían suponer para las aerolíneas volar con aviones medio vacíos. Organizaciones como la IATA -la Asociación Internacional de Transporte Aéreo- consideran que se trata de una medida inviable e innecesaria, teniendo en cuenta además que los sistemas de filtración de aire de la aeronave ya eliminan posibles virus. Sin embargo, algunas aerolíneas dejan el asiento central vacío con el fin de aumentar el espacio entre pasajeros. Mientras, las empresas trabajan en el diseño de asientos que permitan una mayor protección para el viajero.


Todo indica que a partir de ahora se ofrecerá menos comida y bebida a bordo y desaparecerán las revistas, mientras se cuestiona el equipaje de mano y asistimos a cambios en los uniformes de la tripulación.

La normalidad a bordo pasa por mayor protección


La normalidad a bordo pasa por mayor protección (Almaty International Airport / Reuters)


12. ¿Qué pasará con los programas de fidelización de vuelos?



Si eres miembro de algún programa de viajeros frecuentes no debes temer por la posibilidad de perder tus privilegios al no volar. Muchas aerolíneas y compañías hoteleras han reducido los requisitos para mantener el estatus durante la pandemia y han prolongado automáticamente hasta el próximo año los plazos de validez de las millas aéreas.


13. ¿Cómo serán los hoteles?


Los hoteles están llevando a cabo una importante adaptación a las nuevas necesidades con el fin de evitar contagios, con desinfecciones exhaustivas. Registros online antes de llegar al establecimiento, uso de la robótica, pantallas en recepción que reduzcan al mínimo el contacto con el personal, máscaras faciales obligatorias, ascensores en desuso -o a cargo de ascensoristas-, o apertura de habitaciones a distancia serán habituales en la nueva era del Covid-19.


Desaparecerán los desayunos bufet, lo que obligará a atender a los huéspedes de forma personalizada en mesas o en la habitación, un espacio que previsiblemente se despojará de artículos superfluos como revistas, cuadernos y bolígrafos. Otros de los grandes damnificados serán los amenities -como botellitas de jabón, que algunos establecimientos ya los habían ido sustituyendo por dispensadores-, teléfonos o secadores de pelo, e incluso algunos apuntan que también se sacrificará el minibar.

1591026402884.jpeg
Hoteles de Japón utilizan los robots para realizar tareas en los hoteles
Hoteles de Japón utilizan los robots para realizar tareas en los hoteles (ISSEI KATO / Reuters)

14. ¿Dónde viajar?


La prioridad es la salud, por lo que nos decantaremos por los destinos de proximidad . Viajaremos por España en vehículo propio -podremos hacerlo superada la fase 3, ya que hasta entonces nos ceñiremos a la provincia o región sanitaria-, huyendo del turismo de masas y dejando los grandes periplos para el futuro. Se impone el ecoturismo, el turismo activo y sostenible que nos ofrezca seguridad, por lo que la naturaleza -el campo, la montaña y la playa- se convertirá en el escenario favorito a la hora de disfrutar de las vacaciones.

15. Los alojamientos en alza


Los establecimientos de turismo rural en sus distintas formas se convertirán este verano en un objetivo para los españoles. La amplia oferta disponible de alojamientos en todo el territorio permite optar por una gran diversidad. No podemos perder de vista tampoco el turismo colaborativo, con el alquiler vacacional o el intercambio de casas, una alternativa al alza que garantiza flexibilidad, privacidad y ahorro para las familias.


Autocaravanas, veleros u opciones más sofisticadas como el glamping -el camping con glamur-, por su parte, entrarán en el radar de los viajeros que buscan perderse en la naturaleza, en detrimento de las grandes ciudades.

1591026480272.jpeg
La autocaravan permite viajar con la casa a cuestas
La autocaravan permite viajar con la casa a cuestas (welcomia / Getty Images/iStockphoto)

 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.748
Calificaciones
63.766
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
La gran batalla por el turista europeo
Los principales destinos en el Mediterráneo más Portugal se baten por atraer a los viajeros que irán de vacaciones este año pese al virus para aliviar el golpe de la crisis

El País
13 jun 2020 - 19:30 ART
Un camarero sirve en la terraza de una cafetería de la plaza San Marcos, en Venecia, este viernes.
Un camarero sirve en la terraza de una cafetería de la plaza San Marcos, en Venecia, este viernes.Andrea Merola / EFE

La crisis del coronavirus ha arrasado la industria turística europea, que genera el 10% del PIB comunitario. Alrededor del Mediterráneo se citan Francia, España e Italia, tres de los cinco países del mundo que más turistas extranjeros reciben cada año, según los datos de la Organización Mundial del Turismo. A ellos se suman destinos pujantes como Grecia; Marruecos y Túnez en el norte de África; y Portugal, en el Atlántico, pero rival directo de los de la cuenca mediterránea. Todos intentan ahora reactivar el sector para recibir cuanto antes al mayor número de viajeros. No serán tantos como antaño, pero cuantos menos se pierdan por el camino, mejor soportarán la crisis.

Es una guerra soterrada por quedarse con los turistas que opten por viajar este verano. Esta vez, más que nunca, cada visitante (y cada euro) cuenta. La batalla se centra en la comunicación: fechas de reapertura de fronteras, acuerdos para crear rutas turísticas entre países y un sinfín de medidas para garantizar la salud de los turistas.

La otra gran pelea está en incentivar el turismo nacional. Europa genera la mitad de los viajes de todo el mundo, de ahí que cada Gobierno haya animado “a conocer las maravillas de su país” en un año en el que las salidas fuera serán casi esporádicas. Todos necesitarán más consumo interno, por lo que cada viaje doméstico repercutirá en la economía nacional: es la era del proteccionismo turístico. No es una guerra arancelaria, aunque ya se han anunciado las primeras ayudas para que los residentes viajen dentro del país. Y, de forma tímida, cada presidente intenta proteger su industria de la del vecino. Es solo el inicio.


Francia: 18.000 millones en ayudas

La reactivación de la industria turística es una de las prioridades del Gobierno francés. En mayo puso en marcha un plan de rescate de 18.000 millones de euros, incluidas ayudas directas e inversiones para modernizar el sector. La cifra es 3.000 millones superior a los planes para la industria aeronáutica y 10.000 millones más alta que el paquete para el automóvil. Francia es la primera potencia turística mundial, con 90 millones de visitantes en 2019. Supone el 8% del PIB y suma dos millones de empleos entre directos e indirectos. La recuperación económica se juega, en parte, en la recuperación de este sector.

El mensaje del Gobierno a los franceses es que aprovechen para redescubrir el turismo interior. Al mismo tiempo, llama a los ciudadanos de otros países a pasar sus vacaciones en Francia a partir del día que abran las fronteras intraeuropeas, mañana, y las exteriores a la UE, el 1 de julio, según la propuesta de París. También confía en prolongar la temporada hasta el otoño, con jubilados o estudiantes. Pese a todo, las autoridades tienen claro que no serán unas vacaciones al uso. “Pienso que este será un verano de fidelización, no de conquista”, declara a EL PAÍS Jean-Baptiste Lemoyne, secretario de Estado de Exteriores, responsable de turismo. “Mi primera preocupación, es lograr que los europeos que ya conocen Francia como destino y les gusta sepan que son bienvenidos”.


España: El reto de amortiguar el golpe


El sector turístico español se enfrenta a su año más decisivo tras tres meses en coma inducido. La crisis del coronavirus ha supuesto un misil en la línea de flotación de una industria que genera más del 12% del PIB. El reto es perder los menos turistas extranjeros posibles para amortiguar el golpe, aunque se quedará a años luz de los 83,7 millones de 2019.

La primera reacción del Gobierno fue tratar de incentivar la demanda doméstica. Algo que el sector considera insuficiente: los viajes nacionales, dicen, no podrían aliviar la caída del turismo internacional. Según Exceltur, las pérdidas del sector para este año superan los 80.000 millones de euros, lo que dejará un socavón insalvable en las cuentas de muchas empresas y también en las cuentas públicas. El segundo movimiento del Gobierno fue, precisamente, tratar de reactivar la llegada de viajeros extranjeros. Primero, con el anuncio de la reapertura de fronteras el 1 de julio. Y más tarde con la creación de una ruta turística segura entre Alemania y Baleares, lo que sitúa a España en el mapa de nuevo. El último golpe de efecto será un gran plan de ayudas en el que el Ministerio de Turismo lleva semanas trabajando y que espera ver aprobado antes de que acabe junio.


Italia: Mejorar la imagen del país

El sector turístico italiano representa alrededor del 13% de su PIB. Es el tercer país de la UE que más visitas recibe (por detrás de Francia y España), y el quinto del mundo (con EE UU y China por delante). La crisis sanitaria ha golpeado muy fuerte su imagen de país seguro y fiable adonde viajar este verano. El estigma de ser uno de los principales focos del virus y donde comenzó su expansión por Europa todavía pesa. Por eso el Ejecutivo quiso adelantarse a sus competidores y anunció a mediados de mayo la apertura de sus fronteras a los turistas, sin necesidad de hacer cuarentena, a partir del 3 de junio. Aun así, las reservas no remontan y el objetivo es potenciar el turismo doméstico.

El Ejecutivo ha lanzado incentivos para que los residentes viajen este verano dentro del país. En esta línea, las familias de al menos tres miembros y con una renta inferior a 40.000 euros anuales podrán disponer de hasta 500 euros para sus vacaciones. El 80% se restará del importe a pagar y el otro 20% se deducirá de la declaración de la renta.

Los cálculos de pérdidas en el sector turístico italiano alcanzan los 30.000 millones de euros. Básicamente porque llegarán unos 45 millones de viajeros menos que el año anterior. La competencia para captar a los pocos turistas que atravesarán las fronteras de su país será dura este verano.


Portugal: Optimismo moderado

El sector turístico portugués es hoy más optimista que hace un mes. Si a principios de mayo preveía una catástrofe, ahora las perspectivas son prudentemente positivas. El gran puente de esta semana, con cuatro festivos del 10 al 14 de junio, ha sido la primera prueba de fuego de la temporada. Y si el turismo rural y de interior no prevé cambios respecto al año pasado, incluso quizá con alguna subida, el turismo masivo de sol y playa, que se concentra en El Algarve, se muestra aliviado. En este puente la ocupación ha llegado al 70% gracias a los viajes interiores. Además, para julio las reservas internacionales llegan al 20%, fundamentalmente del Reino Unido, pero también de mercados lejanos como EE UU.

El Gobierno y el sector trabajan para generar confianza en el exterior. Esgrimien, por un lado, el control de la epidemia y, por otro, fomentan campañas como Clean and safe (limpio y seguro), una etiqueta para el sector hotelero y de restauración. También se trabaja en puentes aéreos seguros, punta a punta, con el fin de evitar cuarentenas tanto en origen como en destino. Es el caso del Reino Unido, que obliga a pasar una cuarentena al regreso a su país. Se trataría de un acuerdo importante porque cada año llegan a Portugal 2,5 millones de británicos, principalmente al Algarve y al archipiélago de Madeira.

Sin embargo, el Gobierno espera que haya una decisión común en la UE para abrir fronteras y restricciones el 1 de julio y así recuperar el sector turístico, el más castigado durante la crisis, con cierres de hasta el 80% de las empresas en marzo y abril. Es vital en un país en el que el 12% del PIB descansa en esta industria.


Grecia: Reapertura y seguridad

Grecia intenta el complicado equilibrio de ofrecerse como un destino seguro y a la vez impedir que la llegada de turistas se sustancie en nuevos brotes. Por los datos epidemiológicos, lo primero parece conseguido: acumula solo 183 muertos y 3.088 contagios en un país de 10 millones de habitantes. Y espera que eso sirva para que la temporada de verano no sea excesivamente mala. Grecia recibe cada año más de 30 millones de viajeros y el turismo genera el 18% de la actividad económica.

La nueva normalidad turística consta de dos fases: a partir de mañana se restablecen los vuelos a Atenas y Salónica; y, desde el 1 de julio, a todos los aeropuertos regionales, islas incluidas. Estas estarán conectadas por las habituales líneas de ferry, una vez reforzada la capacidad de sus centros de salud. Además, en zonas turísticas se imponen cuantiosas multas a los locales que no respetan la limitación de aforo.

Inicialmente las autoridades establecieron una lista de 29 países, España incluida, a cuyos nacionales se permitiría la entrada, bajo estricta cuarentena; posteriormente, se asumieron las directrices de la Agencia Europea de Seguridad Aérea (EASA, por sus siglas en inglés), que ha establecido una lista de aeropuertos con alto riesgo de diseminación del virus. “No bloqueamos países, sino aeropuertos”, explican a la agencia AP fuentes gubernamentales.


Marruecos y Túnez: Dos modelos de reactivar el turismo

Túnez y Marruecos son ejemplo de dos maneras muy distintas de afrontar la batalla del turismo. Ambos países han mostrado una gran eficacia en el control del virus. En Marruecos, con 35 millones de habitantes, solo se registraba hasta el miércoles 210 muertes y 8.455 contagiados. En Túnez, con 11,5 millones de habitantes, había hasta el mismo día 49 muertes y 1.087 contagiados. Pero mientras el Gobierno de Túnez lleva semanas pregonando que el 27 de junio abrirá sus fronteras, en Marruecos aún no se sabe cuándo lo hará. Ni siquiera se conoce si se podrá efectuar la Operación Paso del Estrecho, que se extiende cada año entre el 15 junio y finales de septiembre y que permite la llegada de 3,4 millones de marroquíes que viven en Europa.

En la prensa del país se ha criticado que Marruecos está quedándose muy rezagado respecto a otros competidores. La ministra de Turismo, Nadia Fettah Alaoui, indicó el pasado lunes en el Parlamento que su hoja de ruta para preservar el empleo en el sector turístico se centra en los viajes domésticos.

La columnista marroquí Nadia Salah ensalzaba a principios de mes la campaña publicitaria a escala mundial que desencadenó el Gobierno griego al reabrir la Acrópolis, su monumento más visitado, desde el 18 de mayo. “Es evidente que los primeros en lanzarse tendrán ventaja y una monumental campaña publicitaria a escala planetaria”, señalaba. “¿Y qué hace Marruecos en la carrera? Nada en absoluto. Tardó dos meses en ponerse a trabajar. No hay visión, ni audacia. Cuando se tiene en el bolsillo a Marrakech y a las playas de Agadir, la apatía es una forma de crimen social”.

En Túnez, sin embargo, un país que recibió el año pasado 14 millones de turistas y cuya actividad representa el 14% del PIB (frente al 11% de Marruecos), la población se muestra satisfecha con la forma en que se está llevando la desescalada. “Aquí no ha habido apenas estrés en los hospitales. Y están trabajando muy bien incluso desde el punto de vista de la comunicación”, apunta un diplomático europeo que prefiere el anonimato. “Pero las autoridades no han desvelado todavía en qué condiciones se podrán utilizar sus playas. Cada país se guarda sus cartas en este terreno”.

Con información de Marc Bassets (París), Hugo Gutiérrez (Madrid), Daniel Verdú (Roma), María Antonia Sánchez-Vallejo (Madrid), Javier Martín del Barrio (Lisboa), y Francisco Peregil (Rabat).

 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.748
Calificaciones
63.766
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
¿En qué fase estoy y a dónde puedo viajar?

En este momento, decir viajar, quizá es un poco exagerado. Hablaremos mejor de desplazarnos.

Hombre bañandose en la playa


¿Nos bañamos? © Photo by Jason Blackeye on Unsplash





Actualizado el día: 19/06/2020. Hasta que este domingo 21 de junio a las 00.00 horas (noche del sábado al domingo) concluya la sexta y última prórroga del estado de alarma declarado a través del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, gran parte de la población española se encuentra todavía en las fases 2 y 3 del Plan para la transición hacia una nueva normalidad.
Aprobado el pasado 28 de abril por el Consejo de Ministros, este plan es la hoja de ruta que se está siguiendo para llevar a cabo la transición hacia la realidad en la que viviremos tras el fin del estado de alarma.



Mapa que recoge en qué fase de desescalada se encuentra cada zona de España


Mapa que recoge en qué fase de desescalada se encuentra cada zona de España © Ministerio de Sanidad

Con el objetivo de ir recuperando poco a poco la vida cotidiana y la actividad económica sin poner en riesgo la salud pública, este plan ha sido gradual y ha permitido introducir cambios que ayuden a adaptarlo a cada realidad.

FASE 2

¿A DÓNDE PUEDO VIAJAR?

Se mantiene el mismo escenario que en la fase 1, es decir, los desplazamientos permitidos son aquellos que se realizan por la provincia, la isla o la unidad territorial de referencia. Varía eso sí el número de personas que pueden constituir el grupo, subiendo hasta un máximo de 15, entre las que no se contabilizarán las personas convivientes.



En caso de desplazarse con personas con las que no se conviva, habrá que mantener la distancia social o las medidas de protección.

HOSTELERÍA, RESTAURACIÓN Y HOTELES


Siempre con la obligatoriedad de mantener una distancia mínima de dos metros, se reanuda el consumo en el interior de los establecimientos de hostelería y restauración (salvo discotecas y bares de ocio nocturno), permitiendo a las comunidades y ciudades autónomas que puedan modificar el porcentaje de aforo de los locales dentro del rango del 30 al 50%.
Esta medida está incluida en las modificaciones aprobadas por la Orden SND/440/2020 publicada en el BOE el día 23 de mayo, flexibilizando la consigna anterior que establecía un aforo máximo del 40%.
Ahora bien, en esta fase, de momento, nada de barra. El consumo dentro del local ha de realizarse sentado en mesa, o agrupaciones de mesa, y a ser posible mediante reserva previa.

En la fase 1 ya se reanudan las actividades de turismo activo y naturaleza


En la fase 1 ya se reanudan las actividades de turismo activo y naturaleza © Photo by Daniele Franchi on Unsplash

En las terrazas al aire libre también se podrá aplicar esta modificación, aunque recordemos que en fase 1 ya estaban funcionando al 50% de su capacidad.
Los hoteles y alojamientos turísticos podrán abrir al público sus zonas comunes sin superar un tercio de su aforo.

NOVEDADES EN PISCINAS RECREATIVAS Y PLAYAS


Las piscinas recreativas podrán abrir al público en fase 2, pero funcionarán con cita previa, horarios por turnos y un aforo máximo del 30% o, en su defecto, el que permita cumplir con la distancia de seguridad. Tendrán que limpiarse, al menos, tres veces al día y no se podrán utilizar las duchas de los vestuarios ni las fuentes de agua.


En cuanto a las playas, está permitido su uso de forma individual y sin contacto físico, manteniendo las recomendaciones de distancia de dos metros entre las personas, salvo entre conviventes.
La ya mencionada Orden SND/440/2020 establece que los ayuntamientos pueden limitar el aforo, el tiempo de permanencia y acceso tanto a la playa como a los aparcamientos para asegurar que se respeta la distancia interpersonal de, al menos, dos metros entre bañistas.
En este sentido, el Ministerio de Sanidad ya publicó el pasado 24 de mayo un documento con recomendaciones para la reapertura de las zonas de baño. Como ya viene siendo habitual, dos medidas no varían: higiene y distancia social.

¿Cómo será alojarnos en un hotel?


¿Cómo será alojarnos en un hotel? © Photo by Roberto Nickson on Unsplash

TURISMO ACTIVO Y NATURALEZA

Se eleva a 20 el número de personas
que podrán integrar los grupos que realicen actividades de turismo activo y de naturaleza, debiendo concertarse estas actividades preferentemente mediante cita previa.
Además, dentro de ese proceso de ir modificando y adaptando gradualmente las medidas, se ha permitido la reapertura de los parques naturales con un 20% del aforo y de los teleféricos con la mitad de ocupación.

TRANSPORTE POR AIRE

En esta fase ya es posible reanudar las actividades de formación aeronáutica, extremando las medidas de higiene, guardando la máxima separación interpersonal posible y teniendo en cuenta las recomendaciones aportadas por las autoridades competentes. Es importante señalar que estos vuelos deben despegar y aterrizar dentro de la unidad territorial en la que esté ubicada la escuela y, en el caso de Baleares, solo podrán aterrizar en la isla de despegue.


La Orden SND/487/2020, de 1 de junio, por la que se establecen las condiciones a aplicar en las fases 2 y 3 del Plan para la Transición hacia una Nueva Normalidad en materia de servicios aéreos y marítimos permite, además, la navegación aérea de recreo en grupos de hasta un máximo de 20 personas, incluido el piloto.

TRANSPORTE POR MAR


Los buques y embarcaciones dedicados al transporte turístico de pasajeros, que no sean cruceros, podrán volver a navegar y fondear en las aguas adyacentes de los territorios ya en fase 2. En el caso de Baleares y Canarias, la ocupación de estos buques y embarcaciones no podrá exceder el 50% de su capacidad.

Playa de Langre


Será diferente, será raro; pero volveremos a las playas © iStock

Se permite también la navegación de recreo, siempre y cuando las personas se encuentren en la misma unidad territorial en la que está amarrada la embarcación o buque de recreo. No se podrá superar el 75% de su capacidad, salvo que se trate de personas que convivan en el mismo domicilio. No obstante, en ambos casos el número nunca podrá ser superior a 10.
En esta fase se abre la opción a alquilar embarcaciones, buques de recreo, motos náuticas y artefactos náuticos de recreo siempre y cuando quienes vayan a alquilar y las empresas en cuestión se encuentren en la misma unidad territorial y respetando las limitaciones de aforo explicadas anteriormente. En el caso de las motos náuticas solo podrá ir una persona a bordo, salvo que sean convivientes.


También se podrán realizar prácticas de navegación para la obtención de títulos de recreo.

TERRITORIOS SE ENCUENTRAN EN ESTA FASE

  • Castilla y León: Ávila, Segovia, Soria y Salamanca
  • Comunidad de Madrid
 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.748
Calificaciones
63.766
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
continùa...

FASE 3

Se trata de la fase previa a la llamada "nueva normalidad" y en ella podemos dar por desaparecidas las franjas horarias (las reservadas a las personas mayores de 70 años también), aunque la Orden ministerial que recoge las medidas de aplicación en esta fase 3 exige extremar la seguridad e higiene cuando nos encontremos ante personas consideradas vulnerables al Covid-19 y se recuerda que los grupos deberían ser de un máximo de 20 personas, excepto en el caso de personas convivientes.

Pareja hace senderismo en la montaña


Dinos en qué fase estás y te diremos qué puedes hacer © iStock

No, no desaparece la distancia de seguridad de, al menos, dos metros o, en su defecto, las medidas de protección física de higiene de manos o uso de mascarilla.

¿A DÓNDE PUEDO VIAJAR?
En el plan inicial de desescalada no había variaciones respecto a la fase 2 y la movilidad seguía circunscrita a la provincia, isla o unidad territorial en la que nos encontremos. Sin embargo, a partir del 8 de junio las Comunidades Autónomas que se encuentren en esta fase pueden convertirse en unidades territoriales si lo han solicitado al Ministerio de Sanidad, lo que les permitirá decidir por sí mismas si permiten la libre circulación dentro del conjunto de su territorio.



En este sentido de las Comunidades Autónomas que se encuentran en fase 3 ya permiten la libre circulación entre sus provincias Andalucía, Aragón, Extremadura, Comunidad Valenciana y entre islas en Canarias y en Baleares. En el caso de Castilla-La Mancha, solo Cuenca y Guadalajara, contarán con movilidad entre ambos territorios.
Por el contrario, Castilla y León no permite la movilidad entre sus diferentes provincias que ya se encuentran en la fase 3.

TRANSPORTE PÚBLICO
Aunque se recomienda dejar la mayor separación entre pasajeros siempre que el nivel de ocupación lo permite, la Orden SND/507/2020, de 6 de junio ya contempla la posibilidad de utilizar todos los asientos en autobuses y transportes ferroviarios.

Mujer sentada frente a un lago


Ir recuperando espacios de normalidad, poco a poco © iStock

En el caso de los transportes públicos colectivos urbanos y periurbanos con plataformas habilitadas para que los viajeros vayan de pie, la referencia de ocupación será de dos usuarios por cada metro cuadrado.

HOSTELERÍA Y RESTAURACIÓN
Las terrazas al aire libre podrán aumentar su capacidad hasta el 75% y se incrementan a 20 las personas que pueden reunirse
en torno a una mesa o agrupaciones de mesas. Eso sí, la Orden ministerial establece que debe garantizarse que se mantiene la distancia física de dos metros entre dichas agrupaciones.




En cuanto al interior de los locales, las novedades llegan, por un lado, con la posibilidad de consumir en barra siempre y cuando se pueda garantizar la perenne distancia social entre clientes o grupos de clientes. Y, por otro lado, el consumo en mesa que ya se permitía en la fase 2 no deberá superar en esta nueva fase el 50% del aforo y deberá realizarse con garantías de mantener esa separación de dos metros y, a ser posible, con reserva previa.
En este último punto, se deja la puerta abierta a que las las comunidades autónomas y las ciudades autónomas puedan modificar el aforo permitido para consumo en el interior de los locales siempre que no sea inferior al 50% ni superior a los dos tercios del aforo máximo.

Ciclista circulando por carretera


Volver a hacer deporte al aire libre © Photo by David Marcu on Unsplash

En esta fase se permite ya la reapertura de discotecas y bares de ocio nocturno siempre que no se supere un tercio de su aforo y sin pista de baile. Esta sí que podrá ser utilizada, pero para la instalación de mesas. En caso de que estos establecimientos cuenten con terrazas al aire libre, podrán abrirlas cumpliendo con los requisitos establecidos para las terrazas del resto de locales de restauración.




HOTELES
En el caso de los hoteles y alojamientos turísticos, el aforo en las zonas comunes cuya apertura se permitió ya en la fase 2 se incrementá del 30% al 50%. Los espacios cerrados deberán ventilarse dos horas antes de su uso cuando vayan a acoger eventos, actividades de animación o deportivas.
Estas últimas, que deberían realizarse preferentemente al aire libre, podrán tener un aforo máximo de 20 personas, respetando la distancia de seguridad entre los participantes y entre estos y el monitor. Si no fuera posible, será necesario el uso de mascarillas.

Dos mujeres descansan en la naturaleza


Ir recuperando el ritmo, poco a poco © iStock

Los servicios de hostelería y restauración de hoteles y alojamientos turísticos se regirán por lo establecido para este tipo de negocios: terrazas al aire libre con una capacidad del 75%, consumo en el interior de los locales en barra siempre que se garantice la distancia de dos metros entre clientes, y en mesa, pero con un aforo del 50%.
Para las piscinas y spas, se deberá cumplir con las medidas de higiene y prevención establecidas en el capítulo X de la Orden SND/414/2020, de 16 de mayo (artículo 45), donde se indica la necesidad de limpiar y desinfectar diariamente las instalaciones; de recordar a los usuarios las medidas de higiene a respetar y la obligación de abandonar el lugar ante cualquier síntoma compatible con el Covid-19; y de garantizar una distribución con al menos dos metros de seguridad entre usuarios con señales que limiten unos espacios donde tendrán que mantenerse también los objetos personales.


TURISMO ACTIVO Y NATURALEZA
Se incrementa de 20 a 30 el número de personas que pueden practicar actividades de turismo activo y de naturaleza en grupo, garantizando siempre la distancia de seguridad entre participantes y, cuando no sea posible, proporcionando los equipos de protección adecuados.
Para los guías turísticos que reanuden su actividad, se permiten grupos de un máximo de 20 personas, con las plazas reservadas vía cita previa y con recorridos que eviten pasar por lugares donde se puedan generar aglomeraciones. Como siempre, será imprescindible mantener la distancia de seguridad y no se podrán proporcionar audioguías, folletos o materiales similares.
En esta tercera fase reabren al público los centros recreativos turísticos, zoológicos y acuarios con un aforo total máximo del 50% y del 30% para las atracciones y lugares cerrados.

Dos mujeres pasean por la naturaleza


¿En qué fase estoy y a dónde puedo viajar? © Photo by eberhard grossgasteiger on Unsplash

TRANSPORTE POR MAR
De acuerdo con la Orden SND/487/2020, de 1 de junio, en esta fase ya quedan autorizadas todas las actividades náuticas de recreo sin más limitaciones que las que rijan con carácter general y la adopción de las medidas sanitarias de prevención.
Asimismo, las prácticas de navegación para obtener títulos de recreo se podrán realizar sin restricciones relativas al número de personas a bordo.
Eso sí, se mantiene la necesidad de aplicar medidas de desinfección y de reforzar las normas de salud e higiene en los buques y embarcaciones de recreo, motos náuticas y artefactos náuticos de recreo.



TERRITORIOS QUE SE ENCUENTRAN EN ESTA FASE
  • Andalucía: Almería, Cádiz, Córdoba, Huelva, Jaén, Sevilla, Granada y Málaga
  • Aragón: Huesca, Teruel y Zaragoza
  • Asturias
  • Baleares: Formentera, Mallorca, Menorca e Ibiza
  • Canarias: La Gomera, El Hierro, La Graciosa, Gran Canaria, Tenerife, Lanzarote, Fuerteventura y La Palma
  • Castilla-La Mancha: Guadalajara, Cuenca, Ciudad Real, Toledo y Albacete
  • Castilla y León: Burgos, Palencia, León, Zamora y Valladolid
  • Comunidad Valenciana: Castellón, Valencia y Alicante
  • Extremadura: Cáceres y Badajoz
  • La Rioja
  • Murcia
  • Navarra
  • Melilla
  • Ceuta

Turismo activo y de naturaleza en grupos de hasta 20 personas en la segunda fase


Turismo activo y de naturaleza en grupos de hasta 20 personas en la segunda fase © Photo by Salmen Bejaoui on Unsplash

NUEVA NORMALIDAD
Estas dos palabras definen la que será la realidad de los territorios que superen la fase 3 y de toda España a partir del 21 de junio, fecha en la que finaliza la última prórroga del estado de alarma y quedan sin vigencia las restricciones que imponía.
Las medidas que marquen nuestro día a día, como mantener la distancia social de al menos 1,5 metros y la obligatoriedad de llevar mascarilla, a partir del domingo que viene y hasta que el gobierno declare “de manera motivada y de acuerdo con la evidencia científica disponible (…) la finalización de crisis sanitaria ocasionada por el Covid-19” aparecen recogidas en el Real Decreto-ley 21/2020, de 9 de junio.
¿A DÓNDE PUEDO VIAJAR?
Se restaura la libertad de movimientos
que quedó restringida con la declaración del estado de alarma.







HOTELES, BARES Y RESTAURANTES
Deberán cumplir las normas de aforo, desinfección, prevención y acondicionamiento adecuadas, prestando especial atención a las zonas comunes y la necesidad de evitar aglomeraciones en ellas para que clientes y trabajadores puedan mantener una distancia de seguridad interpersonales de, al menos, 1,5 metros.
Cuando no sea posible mantener esta distancia, habrá que recurrir a medidas de higiene que prevengan el riesgo de contagio.

Dos personas jugando con las olas en la playa



MEDIOS DE TRANSPORTE
En el caso del transporte público de viajeros de competencia estatal ferroviario y por carretera sujetos a contrato público o a obligaciones de servicio público, los operadores tendrán que ajustar la oferta a la recuperación de la demanda para facilitar que los ciudadanos puedan acceder a sus puestos de trabajo y a los servicios básicos, al tiempo que se cumple con “las medidas sanitarias que puedan acordarse para evitar el riesgo de contagio del Covid-19”.
Además, los operadores de transporte aéreo y terrestre interprovinciales con número de asiento preasignado “deberán recabar información para contacto de todos los pasajeros y conservar los listados un mínimo de cuatro semanas con posterioridad al viaje. Asimismo, deberán facilitar estos listados a las autoridades de salud pública cuando se requieran con la finalidad de realizar la trazabilidad de contactos".







TERRITORIOS QUE SE ENCUENTRAN YA EN LA NUEVA NORMALIDAD
Galicia:
Lugo, Orense, Pontevedra y A Coruña
  • Catalunya: zonas sanitarias de Lleida, Barcelona y su área metropolitana, Alt Pirineu i Aran, Camp de Tarragona, Terres de l'Ebre, Girona y Catalunya Central
  • País Vasco: Álava, Vizcaya y Guipúzcoa
  • Cantabria

 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
23.748
Calificaciones
63.766
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Micro globalización: cómo serán los nuevos “viajes burbuja” en un mundo post pandemia
Hoy el coronavirus nos deja aislados y lo poco que se activa se hace "entre amigos". Los especialistas pioneros en "bubble travel" cuentan a Infobae lo que se viene en cuestión de viajar cerca, por el país o por fronteras extendidas
Por Flavia Tomaello
20 de Junio de 2020



REUTERS/Christian Hartmann (FRANCE - Tags: CITYSPACE SOCIETY TRAVEL)/File Photo
REUTERS/Christian Hartmann (FRANCE - Tags: CITYSPACE SOCIETY TRAVEL)/File Photo

Según datos del Consejo Mundial del Viaje y el Turismo (WWTC), el 10,4% de los fondos que se movilizan a nivel global pertenecen al mercado de viajes. Son 319 millones de empleos los que absorbe en el mundo, en tanto en Argentina, según datos del Ministerio de Turismo, implica USD 5400 millones anuales de exportaciones, conlleva $165.000 millones en el mercado interno y emplea a 1,1 millones de personas.

La Latin American Hotel & Tourism Investment Conferences (Sahic) asegura en sus informes que la presente es la caída más severa registrada en el último medio siglo. Se trata de una industria clave en la reactivación de la situación crítica mundial que se experimenta en términos económicos.

Mientras algunos escenarios donde la pandemia emergió primero se activan, el turismo se encuentra en una etapa de urgente necesidad de retomar esquemas previos porque de ello depende, ya no sólo la industria en sí misma, sino la supervivencia que un mundo entrelazado a supuesto para todos.


REUTERS/Kevin Lamarque/File Photo
REUTERS/Kevin Lamarque/File Photo

Australia y Nueva Zelanda, Italia y algunos de sus vecinos, República Checa, Eslovaquia y Croacia; Estonia, Letonia y Lituania; Grecia, Chipre e Israel son algunos de los núcleos activos que empezarán a viajar entre ellos, en un esquema nunca visto antes de fronteras abiertas más allá de los países, aunque cerradas a la mayoría. Esta novedad se ha dado en llamar “burbujas de viaje” o “corredores de corona”

Redes entre pocos


Aquellos países que ha superado el impacto del coronavirus, como Italia, o los que han visto cómo sus estrategias resultaron exitosas, como Israel, con algo más de 200 muertes en una población de alrededor de 9 millones de personas, o República Checa, que contabiliza menos de 300 muertes entre sus 10 millones de habitantes, ha decidido unirse entre ellos para permitir a sus habitantes la libre circulación entre algunos de ellos sin someterse a cuarentena en el destino.

Estonia, Letonia y Lituania ya abrieron sus fronteras para dar vida a la que se llama burbuja báltica.
El primer ministro de Lituania, Saulius Skvernelis, indicó en la ocasión que se trata de “una oportunidad para que las empresas recomiencen y un rayo de esperanza para las personas de que la vida está volviendo a la normalidad”.

 REUTERS/Kai Pfaffenbach
REUTERS/Kai Pfaffenbach

Australia y Nueva Zelanda son dos de los destinos elogiados a nivel mundial por su desenvolvimiento frente a la pandemia y fueron los primeros en crear una burbuja propia de viajes sin limitaciones. “Este es el lugar más obvio para que eso comience”, dijo el primer ministro australiano Scott Morrison. Aunque no está confirmado el inicio, se estima que no ocurrirá hasta agosto. Hoy, ambos países mantienen tienen restricciones nacionales, con requisito de cuarentena de 14 días para los visitantes internacionales.

“Nuestro enfoque principal en este momento es asegurarnos la administración del COVID-19 a nivel nacional hasta el punto en que podamos abrir fronteras con confianza -dijo la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardernl-. No estoy dispuesta a poner en peligro la posición en la que está el país”. De hecho, Margy Osmond, copresidenta del Grupo Transfronterizo que asesora a Canberra y Wellington imagina que “en el peor de los casos la apertura se daría en agosto o septiembre, aunque espero que sea antes”.

Grecia, por ejemplo, genera el 18% de su PBI gracias al turismo. Leftheris Papageorgiou de Hellenic Adventures, esta alternativa de viajes restringida en una forma de ponerse en marcha. “Saber que los operadores turísticos llevarán a los israelíes a Grecia durante una o dos semanas a fines de julio y agosto es un comienzo. Aunque no creo que sea lo que las islas más populares necesitan para lograrlo”. Es precisamente con Israel y Chipre con quienes los helenos se encuentran negociando los términos de los acuerdos.

REUTERS/Marzio Toniolo
REUTERS/Marzio Toniolo

Para el especialista, la información clara de las normas de seguridad en las burbujas será clave para ganar viajeros. “Los viajeros analizarán sobre qué es seguro, pero eso dependerá tanto de cómo los gobiernos se manejan con la información que comparten, cuánta claridad hay y la estructura que crean para los visitantes y la industria”, dice.

Asia comienza

Cuestiones locales se han visto impactadas por los confinamiento. Así es habitual el traslados de malayos a diario que trabajan cruzando la frontera en Singapur gracias a los mejores sueldos de ese sitio y el bajo costo de vida de localidades como Johor Bahru, al sur de Malasia. Ambos países se encuentran trabajando para permitir el cruce diario de más de 25 mil personas que se encuentran en esa situación y que, de un lado son necesitados en sus puestos, y del otro no tienen otra forma de subsitencia.

La industria turística, según datos del foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC) emplea a 57,5 millones de personas distribuidas en las 21 naciones que lo conforman.

REUTERS/Aly Song
REUTERS/Aly Song

China y Singapur fueron los pioneros en desarrollar esta tendencia. Ya algunos pasajeros “burbuja” hicieron sus primeros viajes. Para ello debieron estar respaldados por una entidad del estado o compañía que, previamente, hubiera solicitado autorización para esos traslados. Según el Ministerios de Comercio y Asuntos Exteriores de Singapur, “la aprobación significa que los residentes pueden viajar entre China y Singapur sin cuarentena en destino si dan negativo para el virus en dos testeos pagos diferentes”. El itinerario de cada viajero deberá estar preconfigurado y aprobado.

“Pasará mucho tiempo antes de que la vida vuelva a ser casi normal, pero estamos comenzando a ver algo de luz”, dijo el ministro de Transporte de Singapur, Khaw Boon Wan, en un comunicado personal en Facebook. “Sin embargo, los viajes recreativos tendrán que pasar a un segundo plano por ahora”, ya que los vuelos están momentáneamente limitados a temas oficiales o de negocios entre Singapur y seis ciudades en China: Shanghai, Guangdong, Tianjin, Chongqing, Jiangsu y Zhejiang. “En este tiempo estamos más íntimamente involucrados en el negocio de los clientes de salud locales”, dijo Rene Bach-Larsen, director gerente de la subregión del sudeste asiático en GEODIS, empresa de logística seleccionada para el traslado de bienes sanitarios aplicados a la pandemia. “Como un servicio esencial, seguimos acelerando su crecimiento, utilizando, por ejemplo, vuelos semanales especialmente programados “.

Beijing desarrolla planes para poder extender su espacio burbuja a Taiwán, Hong Kong, Macao y Corea del Sur, según fuentes de Asia Times. “Tenemos que mantenernos conectados con este mundo; nuestra supervivencia depende de esto”, dijo Gabriel Lim, Secretario Permanente de Comercio e Industria de Singapur. De hecho Taiwán podría convertirse en un gran motor. Es uno de los países más elogiados por su accionar frente al coronavirus, aún así las seis empresas de viajes más importantes de su economía que cotizan en bolsa hicieron saber que sus ingresos cayeron un 95% en los últimos dos meses.

REUTERS/Stringer CHINA OUT.
REUTERS/Stringer CHINA OUT.

Es precisamente Taiwán quien está desarrollando con la Universidad de Stanford un estudio sobre 500 pasajeros evaluados en San Francisco antes de volar a Taipei. Los voluntarios serán reevaluados luego de la cuarentena, de modo de detectar “la cantidad mínima de días que una persona que ya ha resultado negativa necesita ser aislada, ya que una prueba inicial podría no detectar una infección en sus primeras etapas -explicó Jason Wang- el profesor de medicina de Stanford que dirige el ensayo”. Así, los protocolos aún están en proceso.

El PBI de China se redujo en un 6,8% en el primer trimestre del año, el primer descenso en tres décadas. Singapur, en tanto, prevé una caída de entre el 4% y el 7% para este año, la peor en media centuria. “Nuestros miembros ven el valor de volver a encaminar sus economías -dijo Rebecca Fatima Santa Maria, Directora Ejecutiva de APEC-. No será como siempre, pero nadie dice que no quieren abrirse”.

Recelo en las fronteras

REUTERS/Eric Gaillard
REUTERS/Eric Gaillard
.
Aquellos países que siempre se encontraron en los bordes de las preferencias de los turistas hoy han activado sus acciones en virtud a su excelente control del COVID-19. La República Checa, por ejemplo, acaba de abrir sus fronteras a los residentes de países que considera en su mismo plano de situación frente al coronavirus: Croacia, Eslovaquia y Austria. Los tests negativos serán obligatorios, un punto que hasta los ciudadanos checos deben presentar al volver a su país.

Heathrow, el aeropuerto más grande del Reino Unido y fuerte hub de Europa, anunció mediante un comunicado que está trabajando en su propia burbuja
, de tal modo de eliminar la cuarentana de 14 días que rige hoy para todos los que llegan. El objetivo va a ser delinear corredores que permitan la circulación entre localidades (ciudades y países) donde el riesgo es bajo, aunque mantendrán bloqueos sobre destinos con altos índices de contagio.

Boris Johnson y Emmanuel Macron (quien definió su plan como “entente touristique”), primer ministro del Reino Unido y presidente de Francia, respectivamente, trabajan en un plan donde compartan un espacio turístico común. “A fines de junio se anunciará un puente para permitir que los turistas viajen al extranjero sin entrar en el autoaislamiento cuando regresen -indicó el Secretario de Transporte, Grant Shapps-. No estaremos en condiciones de anunciar qué países, donde se implementan los acuerdos recíprocos, hasta el 29.

REUTERS/Jon Nazca
REUTERS/Jon Nazca

Mientras tanto, puertas adentro de la Zona Schengen de la UE, ya se han abierto esta semana los traslados. Las dificultades que enfrenta el Reino Unido cuaja bajo la idea de su deseo de realizar acuerdos bilaterales, mientras que países como Italia o España aspiran a una burbuja paneoropea.

Desde Latinoamérica la burbuja sigue siendo un globo de aire que vuela en la nueva microglobalización, que deja al margen al continente. Bien lejos.