Cómo a través del virus de los medios, se inocula el virus del miedo

Registrado
8 Ago 2014
Mensajes
5.694
Calificaciones
23.245
Cuando voy al centro en autobus, paso por delante de dos hospitales. Las colas para los PCR son kilométricas, no es casual que Chequia tenga tantos positivos, si se hace test todo el mundo. Ahora tenemos un confinamiento fase 0,5.
Y al Ministro de Sanidad checo le han pillado cenando en un restaurante sin mascarilla. El resto de la gente no podemos comer en un restaurante, lo tenemos que recoger en la ventanilla o que lo traigan.
 
Registrado
8 Ago 2014
Mensajes
5.694
Calificaciones
23.245
El domingo hubo una manifestación chunga en Praga. Echaron la culpa a los hooligans del fútbol y del hockey
Creo que las medidas de confinamiento son una represalia
 
Registrado
8 Ago 2014
Mensajes
5.694
Calificaciones
23.245
A diferencia de la primavera, donde se cerró la frontera a cal y canto el 12 de marzo, nos la han medio cerrado. Solo pueden verme familiares, los amigos lo tienen prohibido. No puedes alojarte un hotel por turismo, debes demostrar que estás de viaje de trabajo ( y no puedes usar zoom, supongo). Hace semanas que no Ryanair vuela desde España directo, CSA e Iberia han cancelado todos los vuelos Madrid-Praga.
 
Registrado
26 Mar 2015
Mensajes
17.941
Calificaciones
83.962
Modelos, periodistas, azafatas, presentadores de televisión, famosos y autónomos se unen a las colas del hambre

Los bancos de alimentos se vacían y alertan del empobrecimiento severo de los españoles en todas las categorías profesionales.

Elena Berberana
2020-10-24
0

1603565556247.png
Cola de espera para recibir una bolsa de alimentos (Madrid) | Fundación Madrina

La situación es crítica en toda España. Las colas para esperar una cesta con alimentos han aumentado y son ya kilométricas. El empobrecimiento severo que está sufriendo la población está provocando que los Bancos de Alimentos no den abasto y comiencen a vaciarse. Las ONG alertan de que, en tres meses, se va a producir un gran estallido social si el país continúa sumido en esta profunda crisis económica.
En plena segunda ola de coronavirus, las organizaciones benéficas, que están funcionando como amortiguadores sociales, se están encontrando con que un nuevo perfil de demandante que está atravesando verdaderas penurias. Ninguno de ellos pensó que podía llegar a guardar cola para recibir un bolsa con productos básicos para comer ese día. La ruina planea ya por cualquier hogar de este país. Nadie está a salvo.


Famosos en las colas
Azafatas, modelos, periodistas, presentadores de televisión, hosteleros, autónomos, propietarios de establecimientos, empresarios del ocio nocturno y famosos se han unido a las colas del hambre. Lo revela el director de laFundación Madrina, Conrado Giménez, quien describe un panorama absolutamente desolador.
"La gente ha aguantado hasta septiembre y ya no tienen nada. Además de familias muy jóvenes, parados, gente que están sin cobrar los ERTE y los que no reciben ayudas, tenemos azafatas, presentadores de televisión, periodistas y gente famosa. La miseria es democrática y puede afectar a todos. Estas categorías profesionales han crecido muchísimo después del verano y se han sumado a las colas del hambre. Vienen todos los días. Y lo más grave es que estamos desabastecidos, si no se nos ayuda esto va a acabar muy mal y va a haber un estallido social con robos y delincuencia. Antes de la pandemia atendíamos a 400 familias al mes y ahora repartimos a 3.500 personas al día y el Gobierno de Pedro Sánchez está desentendido. Sólo saben hacer ingeniería social que no vale para nada. El Estado no está haciendo nada. Jamás hemos recibido una ayuda pública y lo que venden con los subsidios es pura propaganda política. La Administración General está cerrada, no funciona. ".

colas-hambre-1.jpg
Cola de espera ante la Fundación Madrina formada por padres y bebés

Claudia Restrepo es azafata de tierra y trabajaba en Barajas. Fue despedida durante el primer estado de alarma en España y se ha visto con un bebé sola y sin poder cobrar el paro porque "no le daban los meses para poder pedir la prestación". Ahora acude a la Fundación Madrina para obtener los productos de higiene para su hija y alimentos básicos. "Me ha acogido una amiga en su casa. No tengo pareja y no he cobrado aún ningún subsidio del Estado. Llevo así desde hace cinco meses. Es muy duro. Si no fuera por la Fundación Madrina no podría ni comer. Jamás pensé llegar a esta situación. Es muy triste", transmite Claudia a este diario.

Al presidente de la Fundación Madrina le impactan la entrada en las colas del hambre de demandantes que antes no había visto. Habla con ellos y los escucha a diario. Estos profesionales no encuentran trabajo para reinventarse en una España en caída libre en destrucción de empleo. "Hay una modelo muy famosa que habla cuatro idiomas. No puedo decir quién es. Ella viene a diario. Hay muchísimos rostros conocidos y famosos de realitys de Telecinco. Cantantes que han sido número 1 en programas como La Voz. A todos ellos se les está dando alimentos y productos de bebé a los que tienen hijos".

colas-hambre-3.jpg
Colas del hambre (Madrid) I Fundación Madrina

Las historias que hay detrás de cada persona que oculta su rostro en las colas del hambre son realmente estremecedoras. Uno de estos testimonios desgarradores es del de Victoria Argüello. "No nos llega para dar de comer a mis hijos". Su pareja es mileurista y ella está sin trabajo. Las cuentan no le salen y "el día 15 ya no tienen nada". También acude a la Fundación Madrina para recibir ayuda alimentaria y material de higiene para su bebé que nació hace seis meses.

"Está siendo muy difícil. Nos están ayudando nuestros padres a pagar las facturas, si no no sé qué haríamos. No estoy percibiendo ninguna ayuda económica del Estado, la Administración no me coge el teléfono. Es un verdadero desastre, no sé con quién hablar ya. Me dicen que lo haga por internet y después no contestan ni tramitan nada. Estamos abandonados", cuenta muy indignada a Libre Mercado.
Desde lentejas a pasta hasta leche en polvo, café o arroz empaquetan los voluntarios de la Federación Española de Bancos de Alimentos (FESBAL). Trabajan a destajo y distribuyen alimentos por toda España.

"Estamos asustados con lo que va a venir. Hablamos de cifras similares a la de la crisis de 2008 y el problema es que necesitamos más donaciones. Estamos en una situación complicada y nuestro temor es lo que pasará en los próximos meses", informa Ángel Franco, director de comunicación de FESBAL a este diario.

El Banco de Alimentos de Barcelonatambién ha dado un golpe en la mesa y ha pronosticado una gran catástrofe y quiebra social si las solicitudes y llamadas de socorro alimentario siguen creciendo. "Los Bancos de Alimentos catalanes están al límite y si continúa aumentando la demanda, el volumen de productos que podrán distribuir puede llegar a ser irrelevante en relación a las necesidades de una persona. Desde que se inició la pandemia los Bancos de Alimentos catalanes han visto crecer las peticiones de alimentos más de un 40%, teniendo que hacer un gran esfuerzo para llegar a todos", ha declarado contundentemente Lluís Fatjó-Vilas, el director de la organización benéfica catalana durante contundente la presentación de la 12ª edición del Gran Recogida de Alimentos.

bebe-cola.png
Una madre espera con su bebé recoger una bolsa de alimentos I Fundación Madrina

Igualmente, Elena Doria, responsable de comunicación del Banco de Alimentos en Madrid, confirma que hay escasez y que las colas de espera en las ONG han aumentado de longitud de forma muy crítica.
"Estamos atendiendo a 190.000 personas diariamente en la Comunidad de Madrid y repartiendo comida a 540 entidades benéficas. Pensábamos que la cosa se iba a tranquilizar pero no ha sido así. No damos abasto. Antes movíamos un millón de kilos al mes y ahora estamos repartiendo dos millones. Hemos duplicado la demanda. Necesitamos más donaciones urgentemente", sentencia.
 
Registrado
16 Oct 2019
Mensajes
1.402
Calificaciones
6.269
Show must go on!!! Creo que nos confinarán para navidad o un poco antes... Se sacan el cierre perimetral, el toque de queda de su baúl mágico, que ni la Piquer, y a seguir...

De verdad que la gente que dice lo de "es por el bien de todos" pero, ¿qué me cuentas? Y vivimos en una dictadura o cómo va el tema... Y, nuestro futuro, el de tus hijos? Es por el bien de todos, claro, un virus que nos hunde económicamente y nos deja una deuda para 20 vidas... A ver si se creen que en 2021 ya no va a haber "covid-19" igual se sacan de ese baúl que "digievoluciona" o algo, porque, vendrán otros... Pero, este en concreto, si que va a suponer un cambio brutal en todos los sentidos, y, demasiado rápido. Ojalá fuese para mejorar, pero miedo me da pensar que nos van a jo.der [email protected]

Es una M de situación pero como dijo alguna prima por ahí, saldremos de esta, pero, manipularnos... Eso sí que NO ?
 
Última edición:
Registrado
26 Mar 2015
Mensajes
17.941
Calificaciones
83.962
Show must go on!!! Creo que nos confinarán para navidad o un poco antes... Se sacan el cierre perimetral, el toque de queda de su baúl mágico, que ni la Piquer, y a seguir...

De verdad que la gente que dice lo de "es por el bien de todos" pero, ¿qué me cuentas? Y vivimos en una dictadura o cómo va el tema... Y, nuestro futuro, el de tus hijos? Es por el bien de todos, claro, un virus que nos hunde económicamente y nos deja una deuda para 20 vidas... A ver si se creen que en 2021 ya no va a haber "covid-19" igual se sacan de ese baúl que "digievoluciona" o algo, porque, vendrán otros... Pero, este en concreto, si que va a suponer un cambio brutal en todos los sentidos, y, demasiado rápido. Ojalá fuese para mejorar, pero miedo me da pensar que nos van a jo.der [email protected]

Es una M de situación pero como dijo alguna prima por ahí, saldremos de esta, pero, manipularlos... Eso sí que NO ?



?:kiss:
 
Registrado
26 Mar 2015
Mensajes
17.941
Calificaciones
83.962
El quid de la cuestión



ca84785779c440f8617e069011cb73d1.png
 
Registrado
28 Jun 2019
Mensajes
2.755
Calificaciones
13.543
Aquí se habla del proximo lunes de estado de alarma.... Los bares y restaurantes cerrados a las 9:00h.... Amigos con restaurantes importantes ni han abierto desde el jueves que se eliminaron las cenas.... Hoy otro con varios bares, y 60 en plantilla, había hecho una caja de 52€ desde las 7 de la mañana que abre hasta las 5 de la tarde, así más casos, no me extiendo mas....][/QUOTE]
 
Última edición:
Registrado
26 Mar 2015
Mensajes
17.941
Calificaciones
83.962
LAS OTRAS VÍCTIMAS DE LA PANDEMIA
Ana Isabel Alberca: "Mi madre tuvo seis citas telefónicas y al final murió de un cáncer con metástasis"
Cuando María Jesús Leal consiguió que le hicieran un TAC la prueba reveló que tenía metástasis en hígado, pulmón, costillas y espalda, y a los 34 días falleció.



La hija de María Jesús sujetando una fotografía de su madre.
La hija de María Jesús sujetando una fotografía de su madre. FERNANDO SÁNCHEZ
MADRID
19/10/2020 22:42 ACTUALIZADO: 20/10/2020 13:31
ALEJANDRA DE LA FUENTE
El 2020 será un año recordado como el año en el que el coronavirus llegó a nuestras vidas y se llevó miles de ellas. Un año en el que, confinados, los diferentes presidentes iban dando indicaciones y los epidemiólogos, en el caso de España Fernando Simón, notificaban y analizaban las cifras de muertos y contagios cada día.
En España, la pandemia saturó la sanidad pública y paralizó el tratamiento y detección de otro tipo de enfermedades que seguían avanzando sin saber que existía el temido coronavirus, agravándose por los meses sin seguimiento e, incluso, haciendo que aquellos que las padecían falleciesen por la escasa o nula atención.
Estos enfermos han tenido que ver cómo mejoraban o empeoraban mientras estaban encerrados, han tenido que soportar dolores que en cualquier otro momento no habrían tenido que aguantar y han tenido que contarle a un teléfono sus síntomas y sus preocupaciones, soportando la espera de una cita presencial. Muchos de estos enfermos han tenido que autoconvencerse de que no les pasaba nada, aunque, en el fondo, sabían que algo no iba bien.

Este fue el caso de María Jesús Leal que por dolores en la zona lumbar y de la espalda acudió a su médico de cabecera el 27 de febrero y el 5 de marzo.
Éste le mandó una radiografía, pero dada la situación por el auge del coronavirus fue anulada. Por ello, la familia decidió hacerla de forma privada y, al remitírsela, el médico de cabecera pautó, vía telefónica, medicación para la lumbalgia y la artrosis.
El día 15 de marzo María Jesús sufrió una caída perdiendo el conocimiento. Se la llevó una ambulancia al hospital Gómez Ulla (Madrid) y allí le realizaron un electrocardiograma, una analítica y una radiografía de cadera, pero después de darle unos puntos de sutura la mandaron de nuevo a su casa por la presencia de coronavirus en el hospital.

Los dolores nunca desaparecieron y cada semana que pasaba subían de grado. Por eso, tanto ella como la familia, no dejaron de insistir a los médicos. Desde el 15 de marzo hasta el 21 de mayo María Jesús tuvo seis consultas telefónicas y en ningún momento le dieron una cita presencial, pese a que el dolor iba en aumento y ella se lo notificaba al médico.
El día 21 de mayo, tras no conseguir cita presencial, acudió a las urgencias del Hospital Gómez Ulla, donde le volvieron a hacer una radiografía y a mandarla a casa con el mismo tratamiento y diagnóstico.
"Vives la rabia y la impotencia de ver sufrir a un ser querido y no poder hacer nada y ya sólo pides citas presenciales", cuenta a Público su hija Ana Isabel Alberca.

María Jesús fue atendida en consulta de forma presencial el 10 de junio y tras otra radiografía y una discusión, la familia consiguió que fuera derivada a un especialista en reumatología en el Hospital Clínico San Carlos.
"Acudió por primera vez a consulta de reumatología el 15 de junio. Le explicamos el problema que presentaba desde hacía meses y todos los antecedentes. De nuevo, desde el hospital pidieron una radiografía, pero insistimos en que ya le habían hecho varias, que ya la habían radiado suficiente y que el diagnóstico siempre es el mismo. Le pedimos que en lugar de radiografía le hiciera una resonancia, pero nos la negó y dio como diagnóstico lumbago no especificado, le pautó tratamiento y una revisión en quince días", cuenta su hija.
María Jesús volvió a consulta de reumatología el 29 de junio. Y, con la radiografía, fue diagnosticada de bursitis/tendinitis del trocánter y lumbago no especificado, además de artrosis, pero nada grave. Volviéndose a casa sin la resonancia que los hijas solicitaban una y otra vez.
Tras una última consulta de reumatología el 13 de julio en la que el diagnóstico no había variado, los hijas tomaron la decisión de llevar a su madre a la sanidad privada para la realización de pruebas.
"Nuestra madre tenía muchos dolores, algunos de ellos se hacían insoportables y sólo tenía consultas con el médico de cabecera de forma telefónica. Por eso, llegamos a la decisión de llevarla a la sanidad privada", cuenta Alberca.
Una de las hijas de María Jesús sujeta varias fotos familiares.
Una de las hijas de María Jesús sujeta varias fotos familiares. FERNANDO SÁNCHEZ
El día 10 de agosto, María Jesús acudió a un traumatólogo privado y se le realizó la solicitada resonancia. Dos días después, el médico explicó a la familia que lo que se veía en la resonancia no era nada bueno y les aconsejó que acudan a urgencias de inmediato.
Ese mismo día, ingresó por urgencias en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid y su hija cuenta a Público que, cuando le preguntaron si era consciente de que podía ser algo muy grave ella respondió que para vivir con esos dolores prefería morir. Cinco días después del ingreso le realizaron un TAC de cuello a pelvis en el que se observó que tenía metástasis en hígado, pulmón, costillas y espalda, pero sin detectar el cáncer primario que lo originaba. Al día siguiente le realizaron una biopsia y después un TAC cerebral, encontrando metástasis cerebral con muy mal pronóstico.
El día 16 de septiembre a las 12:35, 34 días después del diagnóstico, María Jesús Leal falleció por parada cardiorrespiratoria en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid a los 82 años de edad.
"Mi madre ha fallecido porque se paralizó la sanidad pública para las enfermedades que no eran covid. La sanidad tiene que ser presencial y atender todos los tipos de enfermedades, no solo la covid. Hay enfermedades que no se pueden tratar por teléfono al igual que no se puede apagar un incendio con una conversación telefónica. La covid no nos está haciendo mejores, está dejando una sanidad pública totalmente precaria y deshumanizada", ha querido denunciar su hija contando la historia de su madre a Público.
 
Registrado
18 Jun 2020
Mensajes
1.663
Calificaciones
7.535
Registrado
18 Jun 2020
Mensajes
1.663
Calificaciones
7.535
LAS OTRAS VÍCTIMAS DE LA PANDEMIA
Ana Isabel Alberca: "Mi madre tuvo seis citas telefónicas y al final murió de un cáncer con metástasis"
Cuando María Jesús Leal consiguió que le hicieran un TAC la prueba reveló que tenía metástasis en hígado, pulmón, costillas y espalda, y a los 34 días falleció.



La hija de María Jesús sujetando una fotografía de su madre.
La hija de María Jesús sujetando una fotografía de su madre. FERNANDO SÁNCHEZ
MADRID
19/10/2020 22:42 ACTUALIZADO: 20/10/2020 13:31
ALEJANDRA DE LA FUENTE
El 2020 será un año recordado como el año en el que el coronavirus llegó a nuestras vidas y se llevó miles de ellas. Un año en el que, confinados, los diferentes presidentes iban dando indicaciones y los epidemiólogos, en el caso de España Fernando Simón, notificaban y analizaban las cifras de muertos y contagios cada día.
En España, la pandemia saturó la sanidad pública y paralizó el tratamiento y detección de otro tipo de enfermedades que seguían avanzando sin saber que existía el temido coronavirus, agravándose por los meses sin seguimiento e, incluso, haciendo que aquellos que las padecían falleciesen por la escasa o nula atención.
Estos enfermos han tenido que ver cómo mejoraban o empeoraban mientras estaban encerrados, han tenido que soportar dolores que en cualquier otro momento no habrían tenido que aguantar y han tenido que contarle a un teléfono sus síntomas y sus preocupaciones, soportando la espera de una cita presencial. Muchos de estos enfermos han tenido que autoconvencerse de que no les pasaba nada, aunque, en el fondo, sabían que algo no iba bien.

Este fue el caso de María Jesús Leal que por dolores en la zona lumbar y de la espalda acudió a su médico de cabecera el 27 de febrero y el 5 de marzo.
Éste le mandó una radiografía, pero dada la situación por el auge del coronavirus fue anulada. Por ello, la familia decidió hacerla de forma privada y, al remitírsela, el médico de cabecera pautó, vía telefónica, medicación para la lumbalgia y la artrosis.
El día 15 de marzo María Jesús sufrió una caída perdiendo el conocimiento. Se la llevó una ambulancia al hospital Gómez Ulla (Madrid) y allí le realizaron un electrocardiograma, una analítica y una radiografía de cadera, pero después de darle unos puntos de sutura la mandaron de nuevo a su casa por la presencia de coronavirus en el hospital.

Los dolores nunca desaparecieron y cada semana que pasaba subían de grado. Por eso, tanto ella como la familia, no dejaron de insistir a los médicos. Desde el 15 de marzo hasta el 21 de mayo María Jesús tuvo seis consultas telefónicas y en ningún momento le dieron una cita presencial, pese a que el dolor iba en aumento y ella se lo notificaba al médico.
El día 21 de mayo, tras no conseguir cita presencial, acudió a las urgencias del Hospital Gómez Ulla, donde le volvieron a hacer una radiografía y a mandarla a casa con el mismo tratamiento y diagnóstico.
"Vives la rabia y la impotencia de ver sufrir a un ser querido y no poder hacer nada y ya sólo pides citas presenciales", cuenta a Público su hija Ana Isabel Alberca.

María Jesús fue atendida en consulta de forma presencial el 10 de junio y tras otra radiografía y una discusión, la familia consiguió que fuera derivada a un especialista en reumatología en el Hospital Clínico San Carlos.
"Acudió por primera vez a consulta de reumatología el 15 de junio. Le explicamos el problema que presentaba desde hacía meses y todos los antecedentes. De nuevo, desde el hospital pidieron una radiografía, pero insistimos en que ya le habían hecho varias, que ya la habían radiado suficiente y que el diagnóstico siempre es el mismo. Le pedimos que en lugar de radiografía le hiciera una resonancia, pero nos la negó y dio como diagnóstico lumbago no especificado, le pautó tratamiento y una revisión en quince días", cuenta su hija.
María Jesús volvió a consulta de reumatología el 29 de junio. Y, con la radiografía, fue diagnosticada de bursitis/tendinitis del trocánter y lumbago no especificado, además de artrosis, pero nada grave. Volviéndose a casa sin la resonancia que los hijas solicitaban una y otra vez.
Tras una última consulta de reumatología el 13 de julio en la que el diagnóstico no había variado, los hijas tomaron la decisión de llevar a su madre a la sanidad privada para la realización de pruebas.
"Nuestra madre tenía muchos dolores, algunos de ellos se hacían insoportables y sólo tenía consultas con el médico de cabecera de forma telefónica. Por eso, llegamos a la decisión de llevarla a la sanidad privada", cuenta Alberca.
Una de las hijas de María Jesús sujeta varias fotos familiares.
Una de las hijas de María Jesús sujeta varias fotos familiares. FERNANDO SÁNCHEZ
El día 10 de agosto, María Jesús acudió a un traumatólogo privado y se le realizó la solicitada resonancia. Dos días después, el médico explicó a la familia que lo que se veía en la resonancia no era nada bueno y les aconsejó que acudan a urgencias de inmediato.
Ese mismo día, ingresó por urgencias en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid y su hija cuenta a Público que, cuando le preguntaron si era consciente de que podía ser algo muy grave ella respondió que para vivir con esos dolores prefería morir. Cinco días después del ingreso le realizaron un TAC de cuello a pelvis en el que se observó que tenía metástasis en hígado, pulmón, costillas y espalda, pero sin detectar el cáncer primario que lo originaba. Al día siguiente le realizaron una biopsia y después un TAC cerebral, encontrando metástasis cerebral con muy mal pronóstico.
El día 16 de septiembre a las 12:35, 34 días después del diagnóstico, María Jesús Leal falleció por parada cardiorrespiratoria en el Hospital Clínico San Carlos de Madrid a los 82 años de edad.
"Mi madre ha fallecido porque se paralizó la sanidad pública para las enfermedades que no eran covid. La sanidad tiene que ser presencial y atender todos los tipos de enfermedades, no solo la covid. Hay enfermedades que no se pueden tratar por teléfono al igual que no se puede apagar un incendio con una conversación telefónica. La covid no nos está haciendo mejores, está dejando una sanidad pública totalmente precaria y deshumanizada", ha querido denunciar su hija contando la historia de su madre a Público.
Qué horror!