Castillos, palacios y fincas: las imponentes propiedades donde viven la reina Isabel II y su familia (1 Viewer)

Registrado
8 May 2017
Mensajes
21.800
Calificaciones
58.307
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Castillos, palacios y fincas: las imponentes propiedades donde viven la reina Isabel II y su familia
El Palacio de Buckingham, Balmoral y Sandringham se encuentran entre las residencias reales más conocidas de la monarca, pero existen muchas más que son casi son desconocidas

26 de enero de 2020




1580066958866.jpeg
El castillo de Windsor está ubicado en el condado de Bekshire y tiene 900 años de historia. Allí también se encuentra la Capilla St. George, donde se casó Harry y Meghan Markle en 2018 (Shutterstock)

En su condición de jefe de Estado de 32 países de la Commonwealth, la reina británica es una de las mayores terratenientes del planeta. Tras la repentina muerte del rey Jorge VI a causa de un cáncer del pulmón, Isabel II heredó el trono el 6 de febrero de 1952 a los 25 años. Pero no solo conseguía la corona del Reino más extenso del mundo y todas sus responsabilidades, sino también un gran patrimonio inmobiliario vinculado a la Casa Real.

La reina Isabel II recibió de su padre una colección de tierras y propiedades en los territorios de Inglaterra, Gales e Irlanda del Norte. Sin embargo, la monarca no es la dueña absoluta, como tampoco lo fueron sus antepasados, de todas esas propiedades. La mayoría del patrimonio inmobiliario de los Windsor pertenece al Estado británico y se gestiona a través del Crown State, las propiedades inmobiliarias comerciales de la corona. De ella son algunos de los palacios más emblemáticos como el de Buckingham, en el corazón de Londres, o el Castillo de Windsor. A través de la Subvención Soberana, percibe millones de libras de los impuestos para cubrir los gastos de los deberes oficiales y del cuidado de los palacios reales.

1580066978226.jpeg
Isabel II es heredera de una colección de suntuosas residencias distribuidas a lo largo del Reino Unido, que incluye desde el palacio de Buckingham hasta la finca rural de Sandringham (Shutterstock)

Isabel II no puede gestionar a su antojo, ni mucho menos vender las propiedades de Crown State y recibe alrededor del 15%, del beneficio que generan. El resto va directamente a las arcas del Estado. Hace más de 250 años, el rey Jorge III suscribió que la familia real tiene derecho a ese patrimonio inmobiliario, lo que permite que todos sus miembros residan habitualmente en las estancias de ese legado histórico. Así, la reina ocupa el Palacio de Buckingham, el príncipe Carlos vive junto a su esposa en Clarence House, los duques de Cambridge residen en el Palacio de Kensington, y así el resto de los Windsor.



1580066997486.jpeg
Frogmore Cottage es una casa en los terrenos de Windsor. Los duques de Sussex gastaron USD 3 millones de fondos públicos para su remodelación, y ahora deberán devolverlos. Las propiedades de Crown Estate pertenecen a la Isabel II solo mientras ella reine y no tiene derecho a venderlas

Sin embargo, puede regalar hogares a miembros de la familia como lo hizo con Anmer Hall en Norfolk, que le obsequió al príncipe William y Kate como regalo de bodas. También le dio Bagshot Park a su hija, la princesa Anna, y Frogmore Cottage a Meghan Markle y Harry.

Si bien el Palacio de Buckingham es la base principal de la reina, tiene propiedades en toda Gran Bretaña, incluyendo Aberdeenshire, Escocia, e Irlanda del Norte. Hay dos propiedades, tal vez las más queridas por la reina Isabel y en las que ella se encuentra muy feliz, que sí son de titularidad privada y que fueron compradas por sus antepasados: el Castillo de Balmoral, en Escocia, donde pasa sus vacaciones de verano, y el Palacio de Sandringham, en Norfolk, donde la familia se reúne cada Navidad.



En Gales, Carlos de Inglaterra, de 70 años, y su esposa Camilla Parker Bowles, de 42, tienen una casa situada en Brecon Beacons. Además, también disponen de una casa en las Islas de Scilly, Tamarisk House, que ahora está disponible para que los turistas la alquilen.

Algunas de estas residencias reales son espectaculares ejemplos de arquitectura gótica, victoriana o modernista y por su solemnidad y elegancia son objeto de la curiosidad de millones de turistas. Un repaso por los más representativos “hogares” de Isabel II y su familia.

El Palacio de Buckingham (Londres)

1580067027918.jpeg
El Palacio de Buckingham: es la residencia oficial de la Reina Isabel II y su marido, el duque de Edimburgo, y el cuartel general de la corona británica. Está valuado en USD 5 mil millones (Shutterstock)

Sin duda, la más conocida de todas las propiedades reales, el Palacio de Buckingham ha sido la residencia oficial en Londres de los monarcas del Reino Unido desde 1837. El Palacio de Buckingham es también la sede administrativa de la reina Isabel II, y el impresionante edificio es a menudo el lugar de celebración para muchos eventos, recepciones y ceremonias. Es el hogar actual de la monarca y su marido. Pertenece al Estado Británico. El imponente palacio cuenta con 775 habitaciones, 92 oficinas y 78 baños, y allí viven unos 800 miembros del personal. Si la bandera del país ondea en lo más alto es porque la Reina está en casa.

Como curiosidad, el palacio está abierto al público buena parte del año y alberga una de las convocatorias diarias más multitudinarias de Londres: el cambio de la Guardia Real.

El Castillo de Windsor (condado de Berkshire en Inglaterra)

1580067046166.jpeg
Aquí nació el rey Eduardo III de Inglaterra, también celebraron la recepción de bodas el príncipe Carlos con Camilla Parker-Bowles en 2005 al igual que Harry y Meghan Markle en 2018 (Shutterstock)

Es el mayor castillo en uso del mundo y ha sido residencia real durante los últimos 900 años. Está ubicado en el condado de Berkshire. Por su proximidad a Londres, la reina de Inglaterra lo suele utilizar los fines de semana y en Semana Santa. A veces también se usa para recibir visitas de Estado o para algunas bodas de la familia, como la del príncipe Eduardo con Sophie Rhys-Jones, o la bendición religiosa de la boda civil del príncipe Carlos con Camilla Parker. En la Capilla de St George ( una joya de la arquitectura gótica en Inglaterra) el príncipe Harry se casó con Meghan Markle así como la princesa Eugenie de York.

El interior del templo alberga, además, las tumbas de diez monarcas, entre ellos Enrique VIII, Jorge VI (padre de la Reina), la princesa Margarita (su hermana) y la Reina Madre (su mamá). Es un escenario de incontables acontecimientos de la familia real británica.

1580067065916.jpeg
La boda de Harry y Meghan Markle en la Capilla de St. George, el 19 de mayo de 2018 (AFP)

El 20 de noviembre de 1992, ese annus horribilis (horrible año) para la reina Isabel II, se declaró un desastroso incendio que causó numerosos daños en la joya arquitectónica.

Clarence House (Londres)

1580067107668.jpeg
Fue construida en 1825 por el famoso arquitecto John Nash. Durante cinco décadas fue la residencia de la Reina Madre. La princesa Margarita también vivió allí cuando estaba soltera (Shutterstock)

Clarence House, que está abierto al público en los meses de verano en Europa, es la residencia oficial del príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles, y se encuentra al lado del Palacio de St. James, en Westminster, Londres. Es propiedad de la Corona. Fue completamente restaurada antes de que Carlos se mudara y todos los pasillos de la gran residencia tienen obras de arte de la Colección Real. Los extensos jardines, impecablemente cuidados, son utilizados a menudo para eventos especiales. Fue el hogar de la Reina Madre en Londres desde 1953 hasta su muerte en 2002, y también fue habitada por Isabel II y su marido Felipe de Edimburgo después de que se casaron en 1947. La princesa Anne, la única hija de Isabel II, nació en Clarence House en 1950.

Cada año, el príncipe de Gales abre a los curiosos las puertas de su residencia oficial en Londres. Los visitantes son guiados por el interior de la casa y el espléndido jardín, diseñado por el propio príncipe Carlos de Inglaterra, durante un tour que dura 45 minutos y cuesta 10,30 libras. La Morning Room es la habitación más famosa. Pensada originalmente como la sala del desayuno, hoy acoge los actos oficiales más importantes que tienen lugar en la casa.
 

Registrado
8 May 2017
Mensajes
21.800
Calificaciones
58.307
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
continùa...

El Palacio de Kensington (Londres)

1580067257164.jpeg
El Palacio de Kensington es el hogar de los duques de Cambridge (Shutterstock)

Ubicado también en el centro de Londres, era la residencia favorita por los monarcas hasta que la reina Victoria decidió trasladar la corte a Buckingham. El palacio se hizo muy popular en el mundo entero cuando Diana de Gales se instaló en sus dependencias con sus dos hijos tras separarse del príncipe Carlos y hasta su muerte. Allí también han vivido la difunta princesa Margarita y otros parientes de la reina Isabel. Tras una millonaria remodelación, hoy es la casa familiar de los duques de Cambridge y sus tres hijos: George, Louis y Charlotte. Junto a ellos, en una área separada, también vivieron Harry y Meghan Markle.

Algunas áreas del palacio pueden ser visitadas, al igual que sus jardines donde se puede ver el parque en memoria de Lady Di. Fue allí donde William y Kate Middleton anunciaron su compromiso en 2010 y ,siete años más tarde, lo hicieron Meghan Markle y Harry.

Palacio de St. James (Londres)


1580067274578.jpeg
El Palacio St James está situado en la ciudad de Westminster, Reino Unido. Es la residencia en Londres de varios miembros de la familia real británica y se usa para recepciones oficiales (Shutterstock)

Construido en 1531 por el rey Enrique VIII, fue la residencia real durante más de 300 años y hoy día sigue siendo, curiosamente, la sede oficial de la corona. A día de hoy aquí tienen su residencia la primogénita de la reina Isabel, la princesa Ana, así como las hijas del príncipe Andrés, Beatriz y Eugenia de York. También se utiliza para acoger visitas de Estado y decenas de recepciones, especialmente las que tienen que ver con organizaciones benéficas. En su capilla reposaron los restos mortales de Diana de Gales antes de su funeral.

Sandringham House (Norfolk, Inglaterra)


1580067291160.jpeg
Es uno de los retiros favoritos de la abuela de los príncipes William y Harryy. Es habitual que pase las fiestas de fin de años aquí. Es propiedad de la soberana desde 1952 (Shutterstock)

Es la otra propiedad privada de la reina Isabel II que heredó en 1952. La reina organiza una reunión tradicional cada año en este retiro de Norfolk, que incluye regalos y juegos en Nochebuena con todos los Windsor. Es una gran finca de 8.000 hectáreas que da empleo a 200 personas. En la mañana de Navidad, toda la familia va a misa en la Iglesia de Santa María Magdalena. La primera invitación oficial a Meghan Markle fue allí en 2017.

Anmer Hall

1580067307936.jpeg
Anmer Hall es una casa de campo en la finca privada Sandringham de la reina Isabel II en Norfolk

Es una casa de campo de 10 habitaciones en la finca privada Sandringham de la reina Isabel II en Norfolk, Inglaterra. La casa fue un regalo de bodas para el príncipe William y Kate Middleton de Su Majestad cuando se casaron en el año 2001, y vivieron allí a tiempo completo hasta 2017, cuando se mudaron al Palacio de Kensington en Londres.

Highgrove House (Gloucestershire, Inglaterra)


1580067321906.jpeg
El príncipe Carlos y Camilla Parker-Bowles abren los jardines de Highgrove House al público para visitas guiadas en fechas específicas entre abril y octubre (Shutterstock)

En 1980, un año antes de su boda con Diana de Gales, Carlos compró Highgrove House, una casa de campo del siglo XVIII en el condado de Gloucestershir. Sus hijos, el príncipe William y el príncipe Harry, pasaron gran parte de su infancia allí. El príncipe de Gales remodeló la casa georgiana en 1987. El Ducado de Cornwall administra la finca y le proporciona una gran cantidad de ingresos al futuro rey de Inglaterra. La casa se destaca por sus extensos jardines que reciben más de 30.000 visitantes al año.

Bagshot Park

1580067340904.jpeg
Bagshot Park, en Surrey. Allí vive el príncipe Eduardo con su esposa e hijos

Es una residencia real propiedad de la corona ubicada cerca del pueblo de Bagshot, Surrey. Es el hogar actual del príncipe Edward y Sophie, condesa de Wessex, y sus dos hijos, Jacobo y Luisa. La casa original se construyó en el siglo XVII, pero se demolió alrededor de 1875. El tercer hijo de la reina Victoria, el príncipe Arturo, vivió allí. Los jardines y terrenos de la residencia figuran en el Registro de Parques y Jardines Históricos de Reino Unido.

Royal Lodge

1580067359276.jpeg
Royal Lodge es totalmente cerrada ya que se trata del hogar familiar de los duques de York (Shutterstock)

Es una residencia catalogada de grado II en Windsor Great Park en Berkshire, Inglaterra. Aquí jugaba la reina Isabel II y su hermana, la princesa Margarita, cuando eran niñas. Es una mansión del siglo XVII que se encuentra a 5 kilómetros al sur del Castillo de Windsor y es la casa actual del segundo hijo de la reina, el príncipe Andrés, duque de York. Es una propiedad de 30 habitaciones, con capilla privada y una residencia separada para el personal de servicio. En sus jardines posaron la princesa Margarita y Antony Armstrong-Jones para anunciar su compromiso matrimonial. Su boda se celebraría en mayo de 1960 en la abadía de Westminster y fue el primer matrimonio Windsor que terminó en divorcio.
 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
21.800
Calificaciones
58.307
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
continùa...

Palacio de Balmoral, Escocia

1580067676468.jpeg
En el Castillo de Balmoral, Escocia, la reina Isabel II pasa todos sus veranos (Shutterstock)

El Castillo de Balmoral es el lugar donde es más feliz la reina Isabel II. La reina Victoria lo compró a mediados del siglo XIX y, de esa forma, pasó a engrosar las propiedades privadas de la familia real y ha servido durante décadas como lugar de veraneo. Con la muerte de Jorge VI, la monarca heredó la propiedad en 1952. Se encuentra dentro de los límites de un bello parque natural y la finca tiene una extensión de 20.000 hectáreas. Los jardines de palacio y salones están abiertos al público excepto en los meses de agosto y septiembre, que es cuando la reina Isabel y su marido vive allí.

Birkhall, Escocia


1580067745516.jpeg
Birkhall, Escocia (Shutterstock)

El príncipe Carlos y la duquesa de Cornualles también disfrutan pasar sus vacaciones de verano en Balmoral, donde se hospedan en su propiedad del siglo XVIII, Birkhall. El hijo de la reina heredó la finca de su abuela cuando ella murió en 2002, y él y Camilla Parker Bowles incluso pasaron su luna de miel allí en 2005. Es propiedad de los Windsor.

Craigowan Lodge, Escocia


1580067760752.jpeg
Craigowan Lodge es una casa de siete dormitorios ubicada también en Balmoral (Shutterstock)

Craigowan Lodge es una casa de siete dormitorios ubicada también en Balmoral, y es donde la reina y el príncipe Felipe se quedan durante las primeras dos semanas de sus vacaciones de verano, mientras que el castillo principal todavía está abierto al público.

Castillo de Mey, Escocia

1580067775206.jpeg
La reina madre se encaprichó con el Castillo de Mey durante un viaje que hizo a Escocia después de quedarse viuda. El príncipe de Gales transformó el lugar en un hotel de diez habitaciones (Shutterstock)

El príncipe Carlos tiene un segundo retiro escocés en Caithness en la costa norte de Escocia. El Castillo de Mey fue comprado por la Reina Madre en 1952 después de la muerte de su esposo, el Rey George VI, y fue heredado por Carlos después de su muerte en 2002. La Reina Madre visitó el castillo cada agosto y octubre hasta que cumplió 101 años. El duque y la duquesa de Sussex se quedaron allí en agosto de 2018 con el príncipe Carlos y Camilla. En mayo, el príncipe Carlos abrió un bed and breakfast de diez habitaciones en los terrenos del castillo, el Granary Lodge. Está operado por la organización The Queen Elizabeth Castle of Mey Trust (el príncipe Carlos es presidente) y las ganancias obtenidas se destinarán a mantener y explotar la propiedad al norte de las Tierras Altas de Escocia.

Castillo de Hillsborough, Irlanda del Norte

1580067796724.jpeg
El Castillo de Hillsbourgh es más una mansión georgiana, construida en el siglo XVIII, y es donde se hospeda la familia real cuando visitan Irlanda del Norte (Shutterstock)

A pesar de su nombre, el Castillo de Hillsbourgh es más una mansión georgiana, construida en el siglo XVIII, y es donde se hospeda la familia real cuando visitan la región. La residencia oficial, que se encuentra a unos veinte kilómetros al sur de Belfast, fue construida como una casa de campo para el Marqués de Downshire. En 2014, Hillsborough estuvo un ambicioso proyecto de restauración. Es posible realizar visitas guiadas para conocer cada secreto del imponente edificio. En abril de 2019, Carlos y su esposa visitaron el lugar para presenciar sus reformas, que tuvo un costo total de 24 millones de libras.

Palacio de Holyroodhouse, Edimburgo

1580067817666.jpeg
El Palacio de Holyroodhouse o Palacio de Holyrood es, junto con el Castillo de Balmoral, la residencia oficial de la Reina de Inglaterra en Escocia (Shutterstock)

Es comúnmente conocido como Holyrood Palace. Es la residencia oficial del monarca británica en Edimburgo. Ha servido como la residencia principal de los reyes y reinas de Escocia desde el siglo XVI, y es un escenario para eventos estatales y de la corona. Isabel II pasa una semana en residencia en el Palacio Holyrood al comienzo de cada verano, donde lleva a cabo una serie de compromisos y ceremonias oficiales. Varias zonas del lugar están abiertos al público durante todo el año, excepto cuando los miembros de la familia real están en residencia. Por £16.50 se puede recorrer sus increíbles pasillos.

 
Registrado
18 Ene 2018
Mensajes
8.552
Calificaciones
44.432
Sin embargo, puede regalar hogares a miembros de la familia como lo hizo con Anmer Hall en Norfolk, que le obsequió al príncipe William y Kate como regalo de bodas. También le dio Bagshot Park a su hija, la princesa Anna, y Frogmore Cottage a Meghan Markle y Harry.
Acá hay algunas inexactitudes. Si los bienes pertenece al Crown State, la Queen no puede regalarlos (ni venderlos).
Es el caso de Bagshot Park, que NO se lo dio a la princesa Ana, sino a Edward y Sophie, pero en calidad de arrendatarios.
También es el caso de Frogmore Cottage: NO lo regaló ni lo vendió a Harry y Meghan, porque es parte de Windsor, por tanto pertenece al Crown State.
La Familia Real tiene el usufructo, pero no la propiedad.
A su hija la princesa Ana le regaló Gathcombe Park, pero esta residencia no pertenecía al Crown State, sino a un acaudalado empresario y coleccionista de arte, que a su vez la había adquirido del dueño anterior. La Queen la compró para Ana, fue una inversión privada.
En cuanto a Anmer Hall, también es propiedad privada de los Windsor, porque está en los terrenos de Sandringham (que pertenece a la RF desde la época de la reina Victoria). No sé si la Queen la regaló a William y Kate o simplemente les ha cedido el uso, pero siendo una propiedad familiar ambas cosas son posibles.
 

Registrado
30 Jun 2018
Mensajes
110
Calificaciones
598
Que lindo hilo !!
Me preguntó cómo harán para vivir en una casa con 30 habitaciones .
Lo q es ser pobre jajajja
 

Registrado
8 May 2017
Mensajes
21.800
Calificaciones
58.307
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Windsor, el refugio de Isabel II en tiempos de incertidumbre
La monarca, que ha pasado allí el fin de semana aunque permanecerá en Londres por el coronavirus, ha convertido este castillo en su favorito desde que se confinó allí de niña por la II Guerra Mundial

Las princesas Isabel y Margarita en el castillo de Windsor el 8 de julio de 1941.

Las princesas Isabel y Margarita en el castillo de Windsor el 8 de julio de 1941.

María Porcel
Madrid - 16 mar 2020 - 20:30ART

En un promontorio sobre el río Támesis, imponente y dominando el paisaje como si fuera una representación de la monarquía británica de la que es sede y fortaleza desde hace un milenio, se alza el castillo de Windsor. Un inmenso complejo de torreones de piedra y verdes parques que se aprecian desde casi cualquier rincón del coqueto pueblo del mismo nombre, lleno de pubs y de tiendas con las puertas llenas de flores.

Windsor es el lugar favorito de Isabel II, la reina de Inglaterra. Es el lugar que más siente como su hogar, y por eso acude allí a pasar cada fin de semana que su agenda, todavía apretada a los 93 años, le permite. Allí suele instalarse una semana larga mientras duran las carreras de Ascot o en las vacaciones de Pascua. Aunque puede elegir entre dos docenas de casas, palacios y palacetes, la soberana reparte su tiempo entre el suntuoso palacio de Buckingham o las residencias de Balmoral, en Escocia y más usual en verano, y de Sandringham, habitual de la Navidad y sita en la campiña inglesa. Pero nada como Windsor.

Isabel II, a su llegada a la misa dominical celebrada en Windsor el 15 de marzo de 2020.

Isabel II, a su llegada a la misa dominical celebrada en Windsor el 15 de marzo de 2020.IKM PICS/Jim Bennett/Vantagenews.com / GTRES (GTRES)

Es allí donde la monarca más longeva del mundo se confinó durante el fin de semana para huir de Londres e, inicialmente, aislarse del coronavirus, una pandemia global que afecta de forma grave a las personas de más edad. Y ella cumplirá los 94 en un mes, mientras que su esposo, Felipe de Edimburgo, se acerca poco a poco a los 99. Según anunciaron fuentes de palacio el viernes, la reina ha decidido posponer sus compromisos oficiales y viajes. De ahí que su marcha a Windsor el fin de semana se entendiera como un aislamiento. Pero, por el momento y hasta nueva orden, va a seguir en el palacio de Buckingham, con menos audiencias y recibiendo semanalmente al primer ministro, Boris Johnson. Sin huir de Londres.

La soberana solo tuvo que marcharse obligada de la capital británica una vez, y entonces se refugió en Windsor. Ahí esas torres y parques se convirtieron en su lugar favorito. Fue durante el blitz, el bombardeo de Londres por parte de las fuerzas alemanas en la II Guerra Mundial. A principios de los años cuarenta, las entonces princesas Isabel y Margarita se confinaron en el castillo con su niñera, sus mentores y parte del servicio mientras el rey Jorge VI permanecía en la ciudad.

Allí, en una época excepcional, fue cuando la adolescente Isabel vivió una vida normal. La joven heredera estudiaba, montaba a caballo y jugaba con su hermana menor. Incluso las pequeñas organizaron una representación teatral del cuento Aladino para la Navidad de 1943. Isabel interpretaba al perspicaz ladrón; Margarita, a la princesa.

Si el lugar fue fundamental como refugio en la II Guerra Mundial, un cuarto de siglo antes, en la Primera, cambió el curso de la monarquía: les dio su apellido. El muy germánico Saxe Coburgo Gotha no sonaba demasiado bien y la mejor opción fue tomar el nombre del lugar para darle una sonoridad mucho más británica.

Isabel II y el presidente de EE UU, Ronald Reagan, a caballo por los terrenos de Windsor, el 8 de junio de 1982.

Isabel II y el presidente de EE UU, Ronald Reagan, a caballo por los terrenos de Windsor, el 8 de junio de 1982.David Levenson / Getty Images

Por todo ello Windsor, a apenas una hora de la ciudad, es un lugar clave para la corona. Allí se acoge a los más altos mandatarios que visitan el Reino Unido, como Donald Trump, Nicolas Sarkozy o Ronald Reagan, que montó a caballo junto a la reina por sus terrenos hace casi cuarenta años. Además, el lugar acoge la ceremonia más solemne de las que celebra la monarquía británica: la imposición de la Orden de la Jarretera, que el año pasado la monarca les entregó con toda esa pompa y boato que saben poner en marcha los británicos en sus momentos grandiosos a Felipe VI y a Guillermo de Holanda. De ahí que, cuando en 1992 ardiera una de sus torres y devastara parte del lugar, el fuego fuera la puntilla para una reina dolorida por los divorcios de sus hijos Carlos y Andrés. Ese fue el annus horribilis de la familia real británica.

Es también en el castillo y sus terrenos donde suceden esos actos que marcan la evolución de una familia, su crecimiento y su mengua. Allí murió de una bronquitis a los 101 años la reina madre, a la que enterraron en la capilla de San Jorge, parte del castillo, junto a su esposo, Jorge VI, y las cenizas de su hija Margarita —primer miembro de la familia real en ser incinerada—. Allí pasó por el altar por segunda vez Carlos de Inglaterra, en abril de 2005, con Camilla Parker-Bowles. Y allí se casaron Enrique de Inglaterra y Meghan Markle, en mayo de 2018. Los flamantes duques de Sussex se enamoraron del lugar tanto como para restaurar una de las casas de sus parques, Frogmore House, e instalarse allí, lejos del barullo londinense. Solo les duró unos meses. Ni siquiera la fuerza de Windsor ha sido suficiente para hacer que se queden entre los suyos.

 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)