CASO ALCASSER

Registrado
29 Dic 2018
Mensajes
3.089
Calificaciones
17.580
Ubicación
🇩🇪 -- 🇪🇸
Sabía la policía que la hoguera fué el lugar donde quema el asesino este a sus hijos, y necesitan pruebas contra el, buscan en la hoguera restos de los niños y la tipa dice sin ninguna prueba con un solo vistazo, que son de animales... Que salvaje
Siii, que error tan grave.
En su favor debo decir que le pidieron valoración en situ, tenía 10 mins para decir si o no.
En contra, que era visible el tamaño de los huesos, color, textura para saber que eran humanos.

En estas nuevas muestras de Alcasser es bastante dificil reconocer trozos de huesos a primera vista.
 
Registrado
17 Mar 2018
Mensajes
12.823
Calificaciones
72.028
Ésto lo encontré en un blog sobre el caso. Como veis, hay versiones para todos los gustos:

"El 27 de enero de 1993, unos apicultores vieron un brazo semienterrado de una de las tres adolescentes desaparecidas 74 días antes en Alcàsser (Valencia), Toñi, Miriam y Desiré. Los que estuvimos aquellas primeras semanas en el escenario de los hechos o siguiendo el rastro de la fuga de Antonio Anglés por media España fuimos testigos de lo vivido esos días de 1993: la caza de testimonios previo pago, un pequeño pueblo convertido en plató televisivo, el altavoz de los medios para todo aquel que desease sus minutos de fama, dijese lo que dijese, por disparatado que fuese.

En las siguientes semanas, meses y hasta años comenzó una carrera de dislates, alimentada por el siniestro criminólogo Juan Ignacio Blanco, el presentador Pepe Navarro y Fernando García, el padre de una de las víctimas, que descubrió que si los medios no tenían noticias –porque no las había-, él las crearía. Los primeros años de ese delirio son narrados de forma minuciosa en la serie de Ramón Campos y Elías León Siminiani 'El caso Alcàsser', estrenada recientemente en Netflix.

Lo que pasó después, aún pervive. Si uno echa hoy un vistazo a las redes leerá teorías que echan por tierra la sentencia que condenó a 170 años de cárcel a Miguel Ricart e individuos que aseguran tener pruebas que desmontan lo que los defensores de la conspiranoia llaman despectivamente "versión oficial".
Una de las pruebas es esa grabación en vídeo que asegura en el documental de Netflix tener en su poder Juan Ignacio Blanco en la que se ve a un grupo de notables de la Comunidad Valenciana pasándolo muy bien mientras las niñas de Alcàsser son torturadas. Blanco nunca entregó, ni a los responsables del documental ni a nadie, esa supuesta cinta. Sencillamente, porque no existe.

Los delirios de Blanco y García se difundían cada noche en el programa de Pepe Navarro, 'Esta noche cruzamos el Mississippi'. Allí se acusó a personas honorables, como el subdelegado del Gobierno en Alicante Alfonso Calvé, de participar en snuff movies de las que fueron víctimas Toñi, Miriam y Desiré. En directo, se llegó a afirmar que se subastaba quién mataba a las víctimas y que el que más pagaba se podía quedar, por ejemplo, con una mano de las víctimas como trofeo. Nadie parecía recordar que los cuerpos de las tres niñas de Alcàsser conservaban todas sus extremidades. Por supuesto, Ricart era una cabeza de turco y a Anglés le habían eliminado esos poderosos. Estas afirmaciones tuvieron sus sentencias, aunque Alfonso Calvé, por ejemplo, murió antes de ver cómo la Justicia reparaba su honor.

Como muchos años después, en los atentados del 11 de marzo de 2004, las teorías conspiranoicas de Alcàsser nacieron de pequeñas verdades o de grandes errores, todo ello moldeado para que cuadre en la teoría a desarrollar. La mochila hallada en la comisaría de Vallecas sin explosionar en el 11M fue uno de los cimientos de todas las barbaridades que se dijeron entonces. En Alcàsser, un deficiente levantamiento de los cadáveres y una pésima inspección ocular fueron a lo que se agarraron los conspiranoicos para comenzar a levantar un edificio de disparates. Llegado el momento del juicio, la acusación particular ejercida en nombre del padre de Miriam, Fernando García, lejos de acusarle, hizo de abogado defensor de Ricart, presentándole como víctima de una enorme conspiración. Los medios que se resistieron a dar pábulo a las teorías de la conspiración de Alcàsser, especialmente los diarios locales Levante y Las Provincias, pagaron muy caro su compromiso con la verdad, en forma de insultos, bajas de suscripciones y descalificaciones casi diarias. Pese a ello, un grupo de profesionales honrados como Javier Martínez, Teresa Domínguez o Yolanda Laguna aguantaron el tipo sin sucumbir a la conspiranoia. En el caso del 11M aún resuenan los alaridos de Pedro Jota o de Jiménez Losantos contra ABC y sus periodistas por dinamitar las teorías que lanzaban la Cope y el diario El Mundo. Mención aparte merece el ex policía Jero Boloix, que se fajó aquellos meses posteriores al crimen de Alcàsser en los platós de Canal 9 y dejó varias veces al descubierto las patrañas de Blanco, aún a sabiendas del coste profesional que podría tener para él lo que entonces era nadar a contracorriente.

Han pasado más de 25 años desde los crímenes de Alcàsser. Ricart está ya en libertad, Antonio Anglés sigue siendo un objetivo prioritario para la Guardia Civil, que mantiene abierta la Operación Deseada, para cazarle.
Nieves Herrero sigue siendo el nombre al que se recurre para recordar los abusos de los medios aquellos meses. Juan Ignacio Blanco y Fernando García han sido condenados por injurias..."
 
Registrado
2 Mar 2014
Mensajes
2.499
Calificaciones
8.279
Ésto lo encontré en un blog sobre el caso. Como veis, hay versiones para todos los gustos:

"El 27 de enero de 1993, unos apicultores vieron un brazo semienterrado de una de las tres adolescentes desaparecidas 74 días antes en Alcàsser (Valencia), Toñi, Miriam y Desiré. Los que estuvimos aquellas primeras semanas en el escenario de los hechos o siguiendo el rastro de la fuga de Antonio Anglés por media España fuimos testigos de lo vivido esos días de 1993: la caza de testimonios previo pago, un pequeño pueblo convertido en plató televisivo, el altavoz de los medios para todo aquel que desease sus minutos de fama, dijese lo que dijese, por disparatado que fuese.

En las siguientes semanas, meses y hasta años comenzó una carrera de dislates, alimentada por el siniestro criminólogo Juan Ignacio Blanco, el presentador Pepe Navarro y Fernando García, el padre de una de las víctimas, que descubrió que si los medios no tenían noticias –porque no las había-, él las crearía. Los primeros años de ese delirio son narrados de forma minuciosa en la serie de Ramón Campos y Elías León Siminiani 'El caso Alcàsser', estrenada recientemente en Netflix.

Lo que pasó después, aún pervive. Si uno echa hoy un vistazo a las redes leerá teorías que echan por tierra la sentencia que condenó a 170 años de cárcel a Miguel Ricart e individuos que aseguran tener pruebas que desmontan lo que los defensores de la conspiranoia llaman despectivamente "versión oficial".
Una de las pruebas es esa grabación en vídeo que asegura en el documental de Netflix tener en su poder Juan Ignacio Blanco en la que se ve a un grupo de notables de la Comunidad Valenciana pasándolo muy bien mientras las niñas de Alcàsser son torturadas. Blanco nunca entregó, ni a los responsables del documental ni a nadie, esa supuesta cinta. Sencillamente, porque no existe.

Los delirios de Blanco y García se difundían cada noche en el programa de Pepe Navarro, 'Esta noche cruzamos el Mississippi'. Allí se acusó a personas honorables, como el subdelegado del Gobierno en Alicante Alfonso Calvé, de participar en snuff movies de las que fueron víctimas Toñi, Miriam y Desiré. En directo, se llegó a afirmar que se subastaba quién mataba a las víctimas y que el que más pagaba se podía quedar, por ejemplo, con una mano de las víctimas como trofeo. Nadie parecía recordar que los cuerpos de las tres niñas de Alcàsser conservaban todas sus extremidades. Por supuesto, Ricart era una cabeza de turco y a Anglés le habían eliminado esos poderosos. Estas afirmaciones tuvieron sus sentencias, aunque Alfonso Calvé, por ejemplo, murió antes de ver cómo la Justicia reparaba su honor.

Como muchos años después, en los atentados del 11 de marzo de 2004, las teorías conspiranoicas de Alcàsser nacieron de pequeñas verdades o de grandes errores, todo ello moldeado para que cuadre en la teoría a desarrollar. La mochila hallada en la comisaría de Vallecas sin explosionar en el 11M fue uno de los cimientos de todas las barbaridades que se dijeron entonces. En Alcàsser, un deficiente levantamiento de los cadáveres y una pésima inspección ocular fueron a lo que se agarraron los conspiranoicos para comenzar a levantar un edificio de disparates. Llegado el momento del juicio, la acusación particular ejercida en nombre del padre de Miriam, Fernando García, lejos de acusarle, hizo de abogado defensor de Ricart, presentándole como víctima de una enorme conspiración. Los medios que se resistieron a dar pábulo a las teorías de la conspiración de Alcàsser, especialmente los diarios locales Levante y Las Provincias, pagaron muy caro su compromiso con la verdad, en forma de insultos, bajas de suscripciones y descalificaciones casi diarias. Pese a ello, un grupo de profesionales honrados como Javier Martínez, Teresa Domínguez o Yolanda Laguna aguantaron el tipo sin sucumbir a la conspiranoia. En el caso del 11M aún resuenan los alaridos de Pedro Jota o de Jiménez Losantos contra ABC y sus periodistas por dinamitar las teorías que lanzaban la Cope y el diario El Mundo. Mención aparte merece el ex policía Jero Boloix, que se fajó aquellos meses posteriores al crimen de Alcàsser en los platós de Canal 9 y dejó varias veces al descubierto las patrañas de Blanco, aún a sabiendas del coste profesional que podría tener para él lo que entonces era nadar a contracorriente.

Han pasado más de 25 años desde los crímenes de Alcàsser. Ricart está ya en libertad, Antonio Anglés sigue siendo un objetivo prioritario para la Guardia Civil, que mantiene abierta la Operación Deseada, para cazarle.
Nieves Herrero sigue siendo el nombre al que se recurre para recordar los abusos de los medios aquellos meses. Juan Ignacio Blanco y Fernando García han sido condenados por injurias..."
Fenomenal. Seguimos con lo de siempre.

Desmontar a Juan Ignacio Blanco es muy fácil, lo que no hace el documental es dar explicación a todas las incógnitas del caso.

Ni siquiera es un buen documental, como fue el de Asunta.
 
Registrado
25 Jun 2019
Mensajes
963
Calificaciones
6.156
Ubicación
Bilbao
Anda que en todos estos años no han pasado por esa fosa, curiosos,morbosos y de todo y no apareció nada ..., y ojo que ni creo ni dejo de creer que se llevaran manos o lo que sea ( aunque gente desgraciadamente hay para todos los gustos ) pero parece que han tenido que escarbar de cojovnes no? y justo cuando sale a la palestra el caso con lo del documental de Netflix.
Y sí también puede ser como posibilidad ( que no probable ) que los pusieran ahí sea lo que sea.

Vete tú a saber, yó en este caso ya ni creo ni no creo nada, en stand by, pero como sí sean de las supuestas manos faltantes se va a liar tanto los que opinan una cosa como otra.

Saludos
 
Registrado
20 Sep 2013
Mensajes
982
Calificaciones
3.392
Con sábanas saltó , que sábanas??? Si la casa era un vertedero, ya tendría el todo preparado para cuando lo visitarse la GC, pq si no es imposible, en esa mierda de casa tener sábanas ni nada...
Las primeras informaciones de este caso, salió un vídeo de la parte trasera de la casa donde la policía decía que se había escapado saltando. No con sábanas, entonces no se dijo nada. Pero ni con sábanas ni saltando. A menos de ser un superhéroe imposible saltar desde aquel piso en diagonal. Ya ahí empecé a no creer.....
 
Registrado
18 Mar 2018
Mensajes
16.033
Calificaciones
49.467
Las primeras informaciones de este caso, salió un vídeo de la parte trasera de la casa donde la policía decía que se había escapado saltando. No con sábanas, entonces no se dijo nada. Pero ni con sábanas ni saltando. A menos de ser un superhéroe imposible saltar desde aquel piso en diagonal. Ya ahí empecé a no creer.....
Igual entre tanto hermano y basuras, salió por la puerta y ni lo vieron...
 
Registrado
25 Jun 2019
Mensajes
963
Calificaciones
6.156
Ubicación
Bilbao
Las primeras informaciones de este caso, salió un vídeo de la parte trasera de la casa donde la policía decía que se había escapado saltando. No con sábanas, entonces no se dijo nada. Pero ni con sábanas ni saltando. A menos de ser un superhéroe imposible saltar desde aquel piso en diagonal. Ya ahí empecé a no creer.....

El salto de Angles no lo hace ni Tom Cruise en misión imposible xD
 
Registrado
14 Feb 2019
Mensajes
260
Calificaciones
905
Lo de la caseta es tb de traca, q no encontrasen nada más q un pendiente. Tendría q haber mucha sangre ...

Claro que viendo esto de la fosa vete tú a saber lo q buscaron y la dedicación cn la q lo hicieron. Quizá tendríamos q ir nosotros a mirar y a saber si encontramos hasta restos de sangre.

Q tampoco entiendo, cn los adelantos q jay desde entonces y habiendo quedado claro en la sentencia q hubo más implicados, por qué no reabren en parte el caso para buscar o revisar las pruebas... recientemente se hizo cn el de Sheila Barrero, asesinada en 2004.

No sé, a veces pienso que en la caseta no pasó nada, quizá fue en la de alborache, alguien sabe si ésta estaba más cerca d dnd las secuestraron. Quizá todo paso en la de Alborache o en otra, las enterraron allí y luego, al ver el jaleo q se montó las subieron a la Romana. Tampoco lo veo claro, mucho trabajo me parece para esta gentuza.

Tb me parece increible q las niñas, cn las heridas que tenían q tener, pudieran recorrer el camino a la fosa. No sé si lo habéis visto pero es largo, lleno de piedras, cuesta arriba... caminarlo cn las lesiones q debían tener, las violaciones, golpes, huesos rotos... no sé... Pero luego están las bas en la fosa, la honda...

Lo q me encaja menos con estos nuevos "descubrimientos" es la implicación de mafias poderosísimas, no pueden ser tan chapuzas‍♀️♀️
 
Registrado
14 Feb 2019
Mensajes
260
Calificaciones
905


Pues sí, pero viendo esto... cómo iban a encontrarlo a la primera?? Si sabiendo q faltaban huesos no les dió la cabeza para buscar con microscopio en la fosa y han tenido q pasar más de 25 años para encontrar huesos y diente, como iban a encontrar un simple pendiente a la primera?

Además, si quieres dejar pruebas en la caseta deja algo más contundente, de las niñas, una simple prenda d ropa con sangre, un zapato, un calcetín, una barra de labios, pelo, reloj...