CASO ALCASSER

Por muy imbéciles que fuesen me parece que se arriesgaban mucho atacándolas en La Romana. En un paraje así es habitual que vayan parejas en coche o grupos de amigos a beber alcohol, cualquiera podía haberles visto con el coche.

por alli no pasaba casi nadie, y menos un dia de noviembre a horario de sin luz natural
ese paraje lo conocian los colmeneros, algun cazador y poco mas, era demasiado inhóspito y de dificil acceso como para ser usado habitualmente por parejas o para beber
 
Quizás ha tenido ya el suficiente tiempo para recapacitar y darse cuenta de sus muchos errores.
En cuarto milenio hizo más sí cabe el ridículo,es lo q tiene no contar con oposición de gente profesiónal y FG entiende de debates y entrevistas sin tener oposición, el reciclado criminólogo ni te cuento.
 
Es que lo de la fundación fue un robo a manos llenas... tengo entendido que les condenaron a ambos, ¿no?
Los condenaron por injurias y calumnias a la GC,al fiscal Beltrán,no sé si a los jueces,y por los 4 nombres que dieron en el Mississippi.
Por la fundación solo fue investigado FG,que era el que al menos de manera legal constaba allí como el que mandaba.Fue absuelto.Era dinero que la gente dió voluntariamente y por tanto....Se me escapa un poco el tema de otros padres a los que pidieron dinero para supuestamente investigar los casos de sus hijos.Al final la fundación de manera legal jamás existió.
 
por alli no pasaba casi nadie, y menos un dia de noviembre a horario de sin luz natural
ese paraje lo conocian los colmeneros, algun cazador y poco mas, era demasiado inhóspito y de dificil acceso como para ser usado habitualmente por parejas o para beber
Cerca de la caseta no fue una familia para hacer un paella???? Igual estoy confundida... El día que supuestamente los dos enterraron a las niñas y estos dicen que no vieron nada raro...
 
Lo sé, pero en el fondo, me da pena de su drama y tiendo a justificarle de algún modo.
Error, al menos yo lo creo así perdona.
Imagínate q eres hija de Alfonso Calvé y estas en tu casa con tu madre y tu padre cenando tranquilamente y de repente aparece este personaje llamando asesino a tu padre por la televisión.

El mal trago q tuvo q pasar Alfonso Calvé y su familia debió de ser horrible hasta tal punto que de forma inmediata se querellaron.

Antes de FG hubo otros padres q pasaron lo mismo q el, tb pasaron lo mismo q él los padres de Toñi y Desirée y no hacían lo q él ni pedían dinero no se sabe para que.
FG debió d ir a la cárcel y es una opinión personal.
 
A mí tb me pasa pq su dolor es palpable e hizo una labor buenísima durante la desaparación.Verlo en el documental hace que se te caigan las pistolas,pero hace mucho que he dejado de entenderle.
Lo del dinero muy feo, y más cosas, pero es normal por otra parte que este fatal de por vida, siempre soy dura con él, pero en el fondo este hombre se quedó mal...
 
Cerca de la caseta no fue una familia para hacer un paella???? Igual estoy confundida... El día que supuestamente los dos enterraron a las niñas y estos dicen que no vieron nada raro...
Fue Mauri.Gracias a estas cosas miro y recuerdo.
Copi y pego su declaración.Es un poquito larga pero menciona lo de la paella.Tb Miguel Ricart hace referencia a una paella pero en casa de Neusa,y lo comenta durante el juicio.

Lo que dice el Mauri:

JUZGADO DE INSTRUCCIÓN NÚMERO SEIS DE ALZIRA SUMARIO 1/93 A
DECLARACIÓN
NOMBRE Y APELLIDOS: JOAQUÍN MAURICIO ANGLÉS MARTÍNS


D.N.I. o pasaporte: no tiene
NATURALEZA: Valencia FECHA DE NACIMIENTO: 1-5-78
HIJO DE Enrique y Neusa DOMICILIO: Centro de Menores de Godella
En Alzira a veintisiete de octubre de mil novecientos noventa y cuatro.
En presencia de D. JOSÉ RAMOS SANZ, Director de la Colonia o Residencia Juvenil San Vicente Ferrer en Godella.
Encontrándose presentes los letrados D. Virgilio Latorre, D. Joaquín Comins, D. José Ferrer Barbarroja, D. Luis Romero y el Fiscal Jefe D. Enrique Beltrán.


Que manifiesta o niega haber tenido algún tipo de participación en los hechos que son objeto de este sumario de modo tal que no iba en el vehículo en el que subieron a las tres niñas ni tampoco subió más tarde al paraje de La Romana ni estando ellas vivas ni tampoco ya muertas para ayudar a enterrarlas. Es más, la primera noticia que tuvo el declarante de la posible participación de su hermano Antonio y de Miguel Ricart en esos hechos fue cuando la Policía entró en su casa y detuvo a Ricart, puesto que con anterioridad ni su hermano ni Ricart nunca le contaron ni insinuaron tal participación. Que el declarante compró a Losa Raga de Catarroja una pistola por 5 o 6.000 pesetas, ignorando cual era la procedencia del arma, y además dicha pistola llevaba 3 o 4 cartuchos y enterró, para esconder el arma, cerca del Instituto de Catarroja, y así la tuvo hasta que en un permiso penitenciario de su hermano Antonio se la enseñó a éste y a Miguel Ricart, los cuáles se la quedaron para poder realizar atracos con ella; en este sentido la referida pistola la utilizaron en el atraco que realizaron en Buñol, en el que intervinieron además del declarante su hermano Antonio y Miguel Ricart. Y de esta pistola ya no tuvo más noticias el declarante hasta que, con posterioridad a que se conociese la desaparición de las niñas de Alcácer, una tarde, Miguel Ricart le dijo al declarante que la tenía escondida cerca de la caseta de Llombay o de La Romana y que necesitaba subir hasta allí para cogerla, lo que así hicieron, encontrándose escondida la pistola debajo de una piedra, que se encontraba junto a otra más grande y verificado ello volvieron a bajarse, recordando a este respecto el declarante que ese día notó a Miguel Ricart muy nervioso y que de hecho al estar bajando de la caseta y apercibirse unas luces se marchó por otro camino distinto al que normalmente utilizaban.
También hace constar que a la referida caseta de Llombay o La Romana iba el declarante muy frecuentemente muchos fines de semana o domingos, con su hermano Antonio, su hermano Ricardo y Miguel Ricart, que eran los que más iban allí, si bien también otras veces subían también su hermano Roberto y otros amigos. Y cree recordar el declarante que los referidos siguieron subiendo a aquella caseta y paraje aún después de ocurrir los hechos que aquí se instruyen.
En este momento se incorpora a la presente declaración la Letrado Doña Silvia Fajarnés. Que concretamente, cree recordar que al menos una vez, subieron a la caseta mencionada, para hacer una paella.

También recuerda que en una ocasión oyó que sus hermanos Antonio, Ricardo, y también Miguel Ricart, comentaron que iban a hacer un hoyo en el paraje de la Romana para ocultar y enterrar una moto que habían robado, sabiendo el declarante que eso efectivamente llegó a realizarse por lo que supone, que ese hoyo sería el utilizado por Antonio y Ricart, para enterrar a las tres niñas, aunque ignora si eso efectivamente fue así, así como también cual pudo ser el destino de la moto que había sido enterrada.
Que es cierto que en muchas ocasiones ha ido a la discoteca Amadeus o Sucre que está detrás del Hipermercado Continente de Alfafar, y lo ha hecho a veces, con Miguel Ricart y alguna vez también con su hermana Kelly, pero no podría especificar fechas ni ocasiones de ello.

Que el declarante solo conoce a una persona que le apodan El Nano la cual sin embargo se encuentra internado en prisión desde hace más de tres años, y desde entonces el declarante no lo ha vuelto a ver nunca ni sabe si ha podido continuar relacionándose con su hermano Antonio o con Ricart. Y respecto a otros posibles amigos de éstos, el único que conoce es a uno llamado Miguel, que es de Lliria, que les iba a vender un chalet en esta población, si bien no llegaron a comprarlo ya que los dos millones que su madre había sacado para ello se los llevó Antonio en su día.
Que el declarante conoce la discoteca Coolor de Picassent, si bien ha ido muy pocas veces, ignorando si su hermano Antonio o Miguel Ricart han ido allí alguna vez.
Niega el declarante haber intervenido en ningún atraco cometido en la localidad Villar del Arzobispo.

No conoce nada respecto a ninguna casa en Alborache, ni ha estado allí nunca ni sabe si su hermano Antonio iba o no, por ahí. Pero si sabe que desde que comenzó la amistad con Miguel de Lliria y se plantearon la compra del chalet Antonio si que iba a veces y se quedaba en el referido chalet.

Aclara que cuando enterró el declarante la pistola cerca del Instituto de Catarroja, en el llamado Racholat, un día fue hacia allí acompañado de un amigo llamado Andrés, de sobrenombre, El Rata, y de apellidos cree que se llama Rosaley Fortea, si bien al final no llegaron a desenterrarla ni a probar el arma.

Hace constar también que la referida pistola se la quedaron Antonio y Miguel Ricart para utilizarla indistintamente cualquiera de ellos.
Que con posterioridad a los hechos que se instruyen, Miguel Ricart continuó haciendo su vida normal igual que antes, y el declarante no recuerda haberlo visto especialmente nervioso o diferente, salvo la vez que ha relatado, en que subieron a Llombay a coger la pistola; y concretamente manifiesta que Miguel Ricart a veces salía con el declarante, otras veces salía solo y otras con gente del pueblo, de Catarroja.

Que las Navidades del año 1.992, recuerda que un día yendo hacia Lliria, el declarante, Miguel Ricart, con su hermano Antonio y con Miguel el de Lliria, Antonio y Ricart comentaron que podían coger unas chavalas y tenerlas unos días para pasarlo bien y violarlas, pero el declarante y Miguel el de Lliria les hicieron ver que eso era una aberración. También recuerda, que encontrándose en una gasolinera de Lliria y viendo allí un cartel, sobre la desaparición de las tres niñas, Miguel el de Lliria hizo el comentario de: dónde podrían estar las mismas, y entonces su hermano Antonio dijo: que debían estar por ahí.

Que cree recordar que en la época del atraco a Buñol, su hermano Antonio a veces pernoctaba en casa y otras supone, que lo haría en la caseta de Llombay o en otra que ahora, recuerda, que también utilizaba y que se encontraba cerca de Buñol, y que es posible que sea la misma sobre la que se le ha preguntado anteriormente, que se encuentra en Alborache; esta caseta se encontraba cerca de una zona de chalets, era una caseta abandonada y en ella había bastante comida por lo que supone que su hermano Antonio se quedaría, a veces, allí. Que en una ocasión entró en el interior de la caseta. Que la moto que se enterró en el paraje de La Romana, supone, que es una que llevaba su hermano Antonio, pues es la única que le ha visto a él, que era una bultaco, que el declarante podría reconocer si la viese. Que exhibido que es la fotografía que obra al folio 557 de las actuaciones, manifiesta, que efectivamente la motocicleta que aparece allí fotografiada es la que llevaba su hermano Antonio. Que desde que oyó la conversación de que iban a enterrar la moto hasta que ocurrió la desaparición de las niñas de Alcácer pasó bastante tiempo y con seguridad más de medio año. Que el declarante nunca vio el hoyo de la moto, ni abierto, ni ya cubierto de tierra.
Que el declarante por razón de su edad a las discotecas iba siempre a la sesión de tarde, que es la dedicada a menores.
Que aclara que en relación al día en que subió con Miguel Ricart a buscar la pistola, el nerviosismo de éste, se originó únicamente por el hecho de no encontrar en principio el sitio donde se encontraba la pistola, pero se tranquilizó una vez que la cogió. Si bien volvió nuevamente a inquietarse cuando vio las luces de un coche, ante lo cual como ya ha dicho se desvió por un camino diferente al que normalmente utilizaba. Que también quiere hacer constar que la razón por la cual Miguel Ricart subiese a buscar la pistola era o fue porque éste era el que siempre conducía el vehículo.
Que aunque lo normal, es que el vehículo lo llevase siempre Miguel, esto no quita que Antonio Anglés, también sabía conducir, y alguna vez, como en el atraco en Buñol, lo llevaba él.
Y encontrándola conforme la firma con S.S., doy fe.
 
Última edición:

Temas Similares

2 3
Respuestas
34
Visitas
3K
Back