Carmen Maura cumple 75 años.

B

Borsalino

Guest
Carmen Maura cumple 75: el origen noble y la temprana muerte del padre de sus hijos

La actriz se casó en 1966, cuando tenía 21 años. Su marido, abogado, provenía de una de las familias de noble cuna de Baleares y acabó quitándole la custodia de sus hijos. Esta es su historia

1600154528169.png
Carmen Maura, en una imagen de archivo. (Getty)

J. MADRID
15/09/2020 05:00

Cumple 75 años y puede presumir de ser, para muchos, la mejor actriz de nuestro país. A estas alturas, Carmen Maura parece estar por encima del bien y del mal. A punto de estrenar (a finales de este mes, en Netflix) 'Alguien para morir', una nueva serie a las órdenes de Manolo Caro ('La casa de las flores'), es un reclamo para cualquier tipo de ficción.

Reconocida con todos los premios cinematográficos habidos y por haber, su vida amorosa ha sido bastante más tortuosa que su carrera. Sonado fue, sin duda, el caso de Antonio Moreno Rubio, que según ella la estafó y la dejó prácticamente en la ruina cuando le cedió poderes universales sobre sus finanzas.

Del padre de sus hijos, el prestigioso abogado Francisco 'Xisco' Forteza Pujol, se sabe que era miembro de una de las familias más pudientes de Baleares.


Escudriñado bajo unas gafas enormes y con una barba canosa, Forteza también fue un personaje reverenciado por su trayectoria empresarial. Así lo narraba, por ejemplo, su amigo, el economista balear Miquel Alenyá Fuster, en un blog escrito en 2012:

“Lo conocí personalmente a raíz de mi amistad con su hermano Tomeu y asístí al parlamento que hizo con 15 años en el salón de actos del colegio La Salle ante el obispo Jesús Enciso, en defensa de los cursillos de cristiandad”, asegura Alenyá en una semblanza bloguera que descubría, por ejemplo, su fervor religioso.

También la fascinación que Xisco sintió cuando vio Maura por primera vez, a principios de los 60. Por entonces, el abogado y la futura actriz solo eran dos adolescentes.

“Recuerdo el entusiasmo con el que un día, durante el descanso de una proyección en la Sala Augusta, nos contó, a mí y a Joan Pla, en presencia de su hermano Tomeu, la amistad que tenía con Carmen Maura y la fascinación que sentía por ella”.

1600154834449.png
Carmen Maura, en un fotograma de 'Mujeres al borde de un ataque de nervios'. (CP)

Carmen y Xisco se casaron en junio de 1966, cuando ella tenía 21 años y su vínculo con Pedro Almodóvar (y el propio Almodóvar como personaje) aún era ciencia ficción.

La boda tuvo lugar en la iglesia de San Pedro Mártir, de los agustinos de Alcobendas.

A mediados de los 60, el matrimonio tuvo dos hijos, Carmen y Pablo.

Por entonces, Xisco iniciaba una carrera profesional brillante, aupada por su educación con una familia 'bien', los conocidos Forteza de Can Querol.

En 1964, antes de ser un hombre casado, ya era licenciado en Derecho y ejercía de abogado.

Una muerte prematura

Según contaba Alenyá en su blog (y recogen diarios de la época como 'ABC'), Forteza también fue un fervoroso creyente desde su primera juventud.

De hecho, promovió cursos de cristiandad desde que era un adolescente y se acabó convirtiendo en uno de sus “teóricos más sólidos”.

Separado de Maura en 1970, el abogado no solo cambió su vida sentimental, sino también la profesional.

En los años 80, fue contratado como responsable de las relaciones internacionales del grupo tabaquero CITA.

De hecho, en su obituario (falleció prematuramente, a los 53 años, en septiembre de 1994) publicado por 'El País', el periodista César Fernández Trujillo lo definía como un “empresario tabaquero”.

En ese artículo, el periodista rescataba el comunicado del grupo empresarial ante su inesperada muerte.

“El presidente del grupo CITA, Enrique Hernandis, ha lamentado la pérdida de Forteza porque "con él se ha ido, además de un gran profesional, un amigo, un hombre cordial y afable, que siempre tuvo la mesura, la corrección y el respeto hacia los demás como norte de su vida, y que siempre luchó por la industria canaria desde que llegó a Tenerife".

1600154925205.png
Maura en "La ley del deseo" - Cordon Press

Para cuando Xisco murió, era de sobra conocida su mala relación con Maura.

El divorcio de ambos en 1970 creó un cisma familiar que llegó a los tribunales.

El documental '¡Ay, Carmen!' repasa cómo la actriz tuvo que luchar para independizarse de su primer marido y superar unos años que fueron infernales para ella.

Nada más poner punto y final a su matrimonio, Francisco luchó con uñas y dientes por la custodia de sus hijos.

En aquella España que no protegía tanto a la mujer, los jueces le dieron la razón a él.

El joven abogado se los llevó a Canarias y estableció una separación física entre la madre y los pequeños que hizo bastante pupa a Maura. "Sufrí muchísimo cuando me los quitaron. Eran míos y les quería mucho. Pero me dije: ¿O te mueres o qué?", dice ella en el documental.

La lucha judicial también hizo más fuerte a una Carmen Maura que volcó todas sus energías en su carrera como actriz.

El teatro y su vinculación con Pedro Almodóvar pusieron la tirita definitiva a un dolor que no desapareció del todo con el éxito.

Conforme fue ganando prestigio y premios, Xisco se convirtió en un pasado lejano.

Según cuentan a Vanitatis fuentes cercanas a la actriz, su recuerdo también resultaba bastante amargo.

Una amargura, dicen, que inspiró algunos de sus personajes más célebres, de su desesperada Pepa Marcos a su Gloria, aquella ama de casa que asesinaba a su marido con una pata de jamón... Ironías del cine.

 

B

Borsalino

Guest
Carmen Maura, la diva del cine europeo a la que violaron, arruinaron y le quitaron a sus hijos


LUIS FERNANDO ROMO
Actualizado Martes, 15 septiembre 2020 - 09:45

La actriz, que desde hace varias décadas vive a caballo entre Madrid y París, es una de las intérpretes más premiadas del cine europeo.

1600258326076.png
Carmen Maura, en el estreno de 'La golondrina', en 2019. GTRES

En una época en la que decir que eras actriz equivalía a ser prost*t*ta, Carmen Maura, que este martes cumple 75 años, tuvo las agallas de abandonar su trabajo en una galería de arte para tantear el noble oficio de la actuación. Tenía 25 años. Quizás haber tenido por vecinos a la actriz Conchita Montes y el dramaturgo Edgar Neville tuvo algo que ver. En aquel momento estaba casada con el abogado Francisco Forteza, era madre de dos hijos, María del Carmen y Pablo, y sus amigos pijos le dieron la espalda.

El origen su apellido es mallorquino y burgués, pero diferentes circunstancias de la historia, acabó siendo aristocrático. Los Maura son una de las dinastías más importantes e influyentes en la historia de España desde principios del siglo XX. Entre sus ancestros están Antonio Maura -cinco veces presidente del Consejo de Ministros o, como se denomina actualmente, presidente del Gobierno-; Jorge Semprún, ex ministro de Cultura, escritor y guionista cinematográfico; Ramiro Pérez-Maura, embajador y IV duque de Maura; el realizador Jaime Chávarri y, en la actualidad, Eduardo Maura, el joven diputado por Vizcaya, tataranieto de Antonio.

A pesar de semejante árbol genealógico, Carmen ha sufrido mucho en lo sentimental, lo económico y lo laboral. Su marido le pidió el divorcio y logró la custodia de sus vástagos llevándoselos a Canarias. La intérprete tardó una década en verlos. Empezó haciendo café-teatro hasta que Fernando Colomo le dio sus primeros roles protagónicos en Tigres de papel (1977) y ¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste? (1978).

Con Álex de la Iglesia en el Festival de San Sebastián en 2000.

Con Álex de la Iglesia en el Festival de San Sebastián en 2000.GTRES

A lo largo de su vida, la actuación le ha servido como un gran diván en el que ha ido analizando, sopesando y superando los duros trances por los que ha pasado. Con 30 años, un fan militar algo perturbado llegó a su casa para pedirle un autógrafo y terminó robándola y violándola a punta de pistola. La Guardia Civil tardó en creerla porque se dedicaba al mundo del espectáculo y la trataron de forma denigrante.

En 1978 empezó su colaboración con Almodóvar,
una relación de amor y odio que se prolongó a lo largo de ocho filmes, entre ellos, Pepi, Luci, Bom y otras chicas del montón (la puerta grande de la Movida madrileña), Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988) -en los Oscar tuvieron una bronca monumental que desembocó en su enemistad- y Volver (2006), un reencuentro largamente acariciado que quedó en agua de borrajas ya que la relación entre la actriz y el maestro es inexistente. La etiqueta de chica Almodóvar se evaporó. "Ahora no tenemos trato e intento no hablar acerca de él", comentó a Pablo Motos en su visita el año pasado a El Hormiguero.

Volvió a rehacer su vida con Antonio Moreno Rubio, con el que estuvo trece años hasta que en 1995 descubrió que la había estafado y arruinado. Al otorgarle poderes totales le dejó con dos millones y medio de euros de deuda, sus dos casas embargadas al igual que algunos de sus premios más prestigiosos (Goyas, Donostia o César), por lo que tuvo que aceptar todas las propuestas inimaginables, entre ellas, anunciar colchones en televisión, para pagar las deudas.

Carmen Maura y Penélope Cruz, en un fotograma de 'Volver'.

Carmen Maura y Penélope Cruz, en un fotograma de 'Volver'.

Su mala relación con Almodóvar no es el único sinsabor en su carrera. Aborreció a Imperio Argentina durante el rodaje de Tata mía (1986) y con Francis Ford Coppola se sintió tratada como esclava en Tetro (2009). Pero también se lo ha pasado en grande con Chus Lampreave, Álex de la Iglesia, Andrés Pajares, Antonio Banderas o Gabino Diego.


Poco a poco fue remontando porque Carmen da más guerra que la de Bizet. Enérgica, emprendedora, con gran carácter, un poco veleta y, sobre todo, una de las grandes actrices que ha parido Europa en las últimas décadas. Hasta la fecha, ha ganado 4 Goyas, 1 César, 7 Fotogramas de Platas, 2 Premios del Cine Europeo, el Premio Honorífico a Toda una carrera en la XXXI edición de los Premios de Cine Europeo, el Premio Donostia (primera española en conseguirlo) y un ex aequo por Volver en el Festival de Cine de Cannes.

Desde hace varias décadas vive a caballo entre Madrid y París, donde posee una coqueta buhardilla en Le Marais, un antiguo barrio residencial de la nobleza francesa, donde también vivió Víctor Hugo, y que en la actualidad está repleto de cafés, galerías de arte y restaurantes. Hoy, 15 de septiembre, cumple 75 años. Felicidades.

 
Registrado
10 Sep 2020
Mensajes
56
Calificaciones
124
Ubicación
A 47,7 años luz de la Tierra...
La verdad, qué mal tratamos a grandes mujeres mientras les consentidos todo a otras muy poco meritorias...
Para mi, Carmen Maura es de ole.

Tenemos grandes actrices.

A mí Terele Pávez me parecía una bestia interpretativa, al igual que Lola Gaos.

De las vivas, Blanca Portillo y Lola Herrera son sublimes.

Un abrazo.