Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam dan la bienvenida a su primer hijo en común (1 Viewer)


Registrado
11 May 2007
Mensajes
29.060
Calificaciones
119.804
https://www.abc.es/estilo/gente/abc...urce=organico&ns_linkname=mobile&ns_fee=MB_21

Pongo el enlace porque no se cómo ponerlo para leerlo aqui directamente
Me llama la atención que centran la razón de que no se casan en que Dimitri no quiere vivir en Mónaco y me pregunto yo, ¿Qué necesidad tiene Charlotte de vivir en Mónaco? , si tiene tiempísimo viviendo en París y cuando le provocó se mudó a Italia con Lamberto.

Realmente no creo que ese sea un problema.
 
Registrado
23 Dic 2007
Mensajes
7.138
Calificaciones
25.408
@tse
Me llama la atención que centran la razón de que no se casan en que Dimitri no quiere vivir en Mónaco y me pregunto yo, ¿Qué necesidad tiene Charlotte de vivir en Mónaco? , si tiene tiempísimo viviendo en París y cuando le provocó se mudó a Italia con Lamberto.

Realmente no creo que ese sea un problema.
@tseuG

Lo leí... muy fuerte... Y ... algo que no pronosticáramos las cotis? :)

Esa actitud del melenudo era muy rara cuando nació el bebé... dejando a Charlotte de lado...:(

Recuerdas lo comentamos?

Felices fiestas:)

Cleo X
 
Registrado
23 Dic 2007
Mensajes
7.138
Calificaciones
25.408
Cortesía de @MariaO

El matrimonio de Carlota Casiraghi y Dimitri Rassam ha sido aplazado «indefinidamente», dos meses después del nacimiento de su hijo, Balthazar, el 23 de octubre pasado. Tras un año o año y medio de amor apasionado, en su día, las tensiones, reconciliaciones, días o semanas de alejamiento, seguidas de nuevos proyectos, siempre aplazados, desde hace un año corto, llegó a programarse la celebración de una ceremonia civil, que debía consumarse en Mónaco, a mediados de diciembre. La ceremonia del matrimonio religioso debía celebrarse durante el primer trimestre de 2019. Y la pareja llegó a visitar una posible residencia familiar, en la Provenza.

Carole Bouquet, la madre de Dimitri Rassam, declinó la invitación. Y, finalmente, la princesa Carolina ha decidido marcharse a Austria, estas Navidades y fin de año.

A la espera de acontecimientos, Carlota y Dimitri celebrarán la Navidad juntos, con su hijo, en París, en una fiesta más o menos íntima, con una docena de amigos de la pareja. Celebración navideña muy alejada de las intimidades familiares.



«Closer», el semanario rosa ácida, estima que, finalmente, el patrimonio tantas veces anunciado, estudiado y aplazado, ha dejado de estar en la agenda de Carlota y Dimitri. El nacimiento de Balthazar fue un acontecimiento feliz, pero los padres siguen dando largas al proyecto matrimonial, por razones aparentemente muy diversas.


Rassam y Casiraghi, el apsado 23 de julio - GTRES
No es un secreto que Dimitri considera «aburridísimo» instalarse oficialmente en Mónaco. No es el único. Gad Elmaleh, el padre del primer hijo de Carlota, tampoco llegó a vivir nunca en el principado. Visita a su hijo con relativa frecuencia, pero nunca llega a estar más de largos fines de semana, consagrado a su carrera de actor y humorista.

Dimitri, por su parte, se dice consagrado «totalmente» a su carrera de productor cinematográfico. Y prefiere que sea Carlota quien se desplace a París, con sus dos hijos, o con uno de ellos, según las circunstancias. Ajetreo aparentemente «complicado» para una vida matrimonial de corte tradicional.

En trance de apaciguamiento los ya relativamente lejanos meses de apasionamiento amoroso, las sensibilidades de Carlota y Dimitri, no siempre coinciden en todo. Ella sigue siendo sensible a los vagabundeos culturales, filosóficos, con una tendencia relativa al ensimismamiento. Dimitri, por el contrario, tiene una debilidades «culturales» sencillamente nulas, inexistentes. Carlota es capaz de discutir y dialogar de «filosofía» con algunos de sus antiguos profesores. Diálogo y discusiones alejadísimas de la sensibilidad de un productor de cine insensible a otros negocios que no sean los intereses más prosaicos de los chalaneos empresariales de diversa naturaleza.

Carolina de Mónaco y Carole Bouquet, princesa y actriz en un dorado desempleo, llegaron a coincidir, durante unos días, con el nacimiento de Balthazar, el nieto de dos meses de edad. Finalmente, tampoco llegaron a intimar; y sus sensibilidades no llegan más allá del parentesco y la amistad de circunstancias. Aplazado «indefinidamente», el matrimonio de Carlota y Dimitri solo pudiera «salvarse» si los Reyes Magos trajesen regalos entusiasmasteis para la pareja. Veremos.
 


Registrado
9 Ago 2014
Mensajes
1.327
Calificaciones
5.310

REALEZA
POR QUÉ HUBIÉRAMOS PREFERIDO NO VER A CARLOTA CASIRAGHI Y A SU BEBÉ RECIÉN NACIDO
Ir a Urgencias nunca es una buena noticia.
A. S.
23 DE DICIEMBRE DE 2018 ·

Carlota Casiraghi lleva su nueva maternidad casi tan en secreto como llevó su embarazo. Esta semana hemos podido ver a la hija de Carolina de Mónaco con su bebé recién nacido en el hospital infantil Necker de París donde, junto a su pareja el productor de cineDimitri Rassam, ha llevado al pequeño a urgencias. Dado el misterio que rodea a la vida de la princesa monegasca se desconoce el motivo de la visita al hospital, pero no es un acontecimiento a celebrar ni siquiera cuando se trata de una revisión rutinaria.



Carlota Casiraghi con Dimitri Rassam y el recién nacido.© CORDON PRESS
Esta es una de las primeras veces que se ha fotografiado a Carlota Casiraghi tras dar a luz al pequeño Balthazar el pasado mes de octubre, porque aún no ha asistido a ningún acontecimiento público junto a su familia.

Desde París, la princesa lleva una vida al margen de lo que ocurre en Mónaco. Sobre todo, desde principios de verano. Entre mayo y junio se dejó ver en varias ocasiones: en la gala MET de Nueva York y en la hípica con su madre y su tío Alberto de Mónaco. A partir de entonces, solo ha sido capturada por lospaparazzi, como esta semana cuando las cámaras la han fotografiado a las puertas del hospital parisino. Ataviada con un gran abrigo negro que deja ver un look negro de pantalón, camisa y una chaqueta de lana con un discreto estampado geométrico camina algo más atrás de su pareja que lleva el capazo con el niño. Y nos hemos quedado con las ganas de ver la carita del pequeño porque la distancia, la situación y la ropa propia del mes de diciembre en París lo han impedido.




© CORDON PRESS
Cuando se habla de crisis entre ambos e incluso de la posible anulación de su boda, prevista para el verano inicialmente y después pospuesta para cuando naciera el niño -el primero en común que suman a sus otros dos hijos, uno cada uno de anteriores parejas-, estas imágenes no esclarecen la situación de una pareja que, sin embargo, parece claro que quiere pasar lo más desapercibida posible. Al menos, ahora. Porque su presentación en sociedad no fue ni mucho menos discreta, en el Baile de la Rosadel pasado mes de marzo solo unas semanas después de que se supiera que
se habían comprometido.

https://www.revistavanityfair.es/re...ebe-recien-nacido-dimitri-rassam-crisis/35432
 
Última edición:
Registrado
9 Ago 2014
Mensajes
1.327
Calificaciones
5.310
Lo he vuelto a copiar me salió incompleto antes.

https://www.revistavanityfair.es/re...ebe-recien-nacido-dimitri-rassam-crisis/35432

Realeza

Por qué hubiéramos preferido no ver a Carlota Casiraghi y a su bebé recién nacido
Tiempo de lectura: 2 minutos
Ir a Urgencias nunca es una buena noticia.
Por A. S.
23 de diciembre de 2018 · 21:03

Carlota Casiraghi lleva su nueva maternidad casi tan en secreto como llevó su embarazo. Esta semana hemos podido ver a la hija de Carolina de Mónaco con su bebé recién nacido en el hospital infantil Necker de París donde, junto a su pareja el productor de cine Dimitri Rassam, ha llevado al pequeño a urgencias. Dado el misterio que rodea a la vida de la princesa monegasca se desconoce el motivo de la visita al hospital, pero no es un acontecimiento a celebrar ni siquiera cuando se trata de un examen rutinario.


Carlota Casiraghi con Dimitri Rassam y el recién nacido. © Cordon Press
Esta es una de las primeras veces que se ha fotografiado a Carlota Casiraghi tras dar a luz al pequeño Balthazar el pasado mes de octubre, porque aún no ha asistido a ningún acontecimiento público junto a su familia.

Desde París, la princesa lleva una vida al margen de lo que ocurre en Mónaco. Sobre todo, desde principios de verano. Entre mayo y junio se dejó ver en varias ocasiones: en la gala MET de Nueva York y en la hípica con su madre y su tío Alberto de Mónaco. A partir de entonces, solo ha sido capturada por los paparazzi, como esta semana cuando las cámaras la han fotografiado a las puertas del hospital parisino. Ataviada con un gran abrigo negro que deja ver un look negro de pantalón, camisa y una chaqueta de lana con un discreto estampado geométrico camina algo más atrás de su pareja que lleva el capazo con el niño. Y nos hemos quedado con las ganas de ver la carita del pequeño porque la distancia, la situación y la ropa propia del mes de diciembre en París lo han impedido.


© Cordon Press
Cuando se habla de crisis entre ambos e incluso de la posible anulación de su boda, prevista para el verano inicialmente y después pospuesta para cuando naciera el niño -el primero en común que suman a sus otros dos hijos, uno cada uno de anteriores parejas-, estas imágenes no esclarecen la situación de una pareja que, sin embargo, parece claro que quiere pasar lo más desapercibida posible. Al menos, ahora. Porque su presentación en sociedad no fue ni mucho menos discreta, en el Baile de la Rosa del pasado mes de marzo solo unas semanas después de que se supiera que se habían comprometido.
 

Mirando este Tema (Miembros: 0, Invitados: 1)