Cámara de Diputados de Brasil da luz verde a juicio político contra Dilma Rousseff

Registrado
26 Ene 2008
Mensajes
2.007
Calificaciones
80
http://www.theguardian.com/commentisfree/2016/apr/21/dilma-rousseff-enemies-impeached-brazil

The Guardian:

historia de la crisis política en Brasil, y la rápida evolución perspectiva global a su alrededor, empezando por los medios nacionales. La prensa y los canales de televisión dominantes en el país están en manos de un pequeño grupo de familias, entre las más ricas de Brasil, y son claramente conservadora. Durante décadas, estos medios han sido utilizados a favor de los brasileños ricos, asegurando que la gran desigualdad social (e irregularidades políticas que causan) siguen siendo los mismos.

De hecho, la mayor parte de los grupos de medios grandes de hoy en día - que parecen ser respetados por lo que está fuera - apoyó el golpe militar de 1964 que llevó dos décadas de dictadura de derecha y más enriquecida oligarcas del país. Este evento clave histórica también arroja una sombra sobre la identidad y la política del país. Estas corporaciones - encabezados brazos múltiples medios de Organizaciones Globo - anunciaron el golpe como un ataque noble sobre la corrupción de un gobierno elegido democráticamente progresiva. Suena familiar?

Durante un año, estos mismos grupos de medios de comunicación han vendido una narrativa atractiva: una población insatisfecha, impulsado por la ira contra un gobierno corrupto, está organizado y exigir el derrocamiento de la primera presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y el Partido de los Trabajadores (PT) . El mundo ha sido testigo de innumerables imágenes de grandes multitudes que protestan en las calles, un espectáculo cada vez más inspirador.


presidente de Brasil, Dilma Rousseff, se enfrenta a un juicio político - explicador de vídeo
Pero lo que muchos fuera de Brasil no vieron fue que los medios de comunicación plutocratic el país ha pasado meses instando a estas protestas (mientras que sólo pretenden "cubrirlos"). Los manifestantes no representaban ninguna parte cerca de la población de Brasil. Más bien, eran desproporcionadamente blanco y ricos: las mismas personas que se oponían a la de sus programas contra la pobreza PT y durante dos décadas.

Poco a poco, el resto del mundo comenzó a ver más allá de la simple caricatura, bidimensional creado por la prensa local, y para reconocer quién se quedará con el poder una vez que Rousseff se deja caer. Ahora ha quedado claro que la corrupción no es la razón de todo el esfuerzo para remover de su cargo al presidente reelecto del Brasil; de hecho, la corrupción es sólo el pretexto.

Dilma, de centro-izquierda, consiguió la presidencia por primera vez en 2002, cuando su predecesor, Lula da Silva, obtuvo una victoria espectacular. Gracias a su popularidad y carisma, y reforzado por la gran expansión económica de Brasil durante su presidencia, el PT ganó cuatro elecciones presidenciales sucesivas - incluyendo la victoria de Dilma en 2010 y hace sólo 18 meses, su reelección con 54 millones de votos .

élite del país y de sus grupos de medios de comunicación fallaron varias veces en sus esfuerzos para derrotar al partido en las urnas. Pero plutócratas no son conocidos por tomar la forma suave de la derrota, o jugar según las reglas. ¿Cuáles fueron incapaces de alcanzar democráticamente, que ahora están tratando de lograr una forma no democrática: la recopilación de una extraña mezcla de políticos - evangélica extremistas, partidarios de derecha que abogan por el retorno del régimen militar, figuras de detrás de las escenas sin ideología alguna - simplemente echó por de la oficina.

Incluso aquellos que llevan la campaña para destituir a ella y los que están en línea con el poder - especialmente inelegibles Alcalde Eduardo Cunha - son mucho más involucrado en escándalos de corrupción que ella. Cunha fue capturado el año pasado con millones de dólares en sobornos en cuentas secretas en Suiza, poco después de haber mentido al negar en el Congreso que tienen cuentas en el exterior. Cunha también aparece en los documentos de Panamá, con la evidencia de que actuó para ocultar su ilícita millones en paraísos fiscales para evitar la detección y evitar las obligaciones fiscales.

La verdadera razón por enemigos de Dilma Rousseff quieren su juicio político
David Miranda
leer más
Es imposible marchar de forma convincente detrás de una pancarta de "corrupción" y la "democracia" y al mismo tiempo trabajando para instalar en el poder algunas de las figuras políticas más corruptos y país hostil. Las palabras no pueden describir lo surrealista viendo la votación sobre la solicitud de juicio político del Congreso para el Senado, mientras que un miembro obviamente corruptos tras otra se dirige a Cunha, proclamando con una cara seria que votaron a favor de la eliminación de Dilma a causa de la rabia que sentían la corrupción.

Como informó The Guardian: "Sí, votado Paulo Maluf, quien se encuentra en la lista roja de la Interpol por conspiración. Sí, he votado Nilton Capixaba, que está acusado de lavado de dinero. Por el amor de Dios, sí! ", Dijo Silas House, que está siendo investigado por la falsificación de documentos y el mal uso del dinero público".

anuncio

Pero estos políticos abusan de la situación. Ni siquiera los más poderosos de Brasil puede convencer al mundo de que el juicio político de Dilma se trata de luchar contra la corrupción - su esquema daría más poder a los políticos cuyos escándalos propia destruir cualquier carrera en una democracia saludable.

Un artículo del New York Times la semana pasada informó que "el 60% de los 594 miembros del Congreso de Brasil" - los que votaron por la destitución Dilma- "cara seria cargos como el soborno, el fraude electoral, la tala ilegal, secuestro y asesinato." Por el contrario, el artículo, Rousseff "es una especie rara entre las principales figuras políticas de Brasil: Ella no fue acusado de robar para sí misma."

El espectáculo impactante de la Cámara de Representantes el pasado domingo televisado recibió la atención mundial debido a algunas declaraciones de repulsión (y reveladoras) de los defensores de acusación. Uno de ellos, el destacado de la derecha diputado Jair Bolsonaro - lo que muchos esperan a presidente y las encuestas recientes es el principal candidato entre los brasileños más ricos - dijo que estaba votando en honor a un coronel que violó los derechos humanos durante la dictadura militar y que fue uno de los torturadores responsables de Dilma. Su hijo, Edward, con orgullo dedica el voto a "64 soldados" - aquellos que condujeron al golpe.

Mujeres que llevan las flores toman parte en una manifestación contra el proceso de destitución de Dilma Rousseff
Facebook Twitter Pinterest
Mujeres que llevan las flores toman parte en una manifestación contra el proceso de destitución de la fotografía de Dilma Rousseff: Eraldo Peres / AP
Hasta ahora, los brasileños están dirigiendo su atención exclusivamente a Rousseff, que es profundamente impopular debido a la grave recesión actual del país. Nadie sabe cómo los brasileños, especialmente de las clases pobres y trabajadoras, reaccionan cuando ven a su nuevo jefe de Estado que acaba de instalar: un vicepresidente favor de los negocios sin identidad y se tiñeron con la corrupción, las encuestas muestran que la mayoría Los brasileños también quieren que sea sometido a juicio político.

anuncio

El más inestable de todo, es que muchos - incluyendo fiscales e investigadores que han promovido la corrupción de exploración - temen que el plan real detrás de Rousseff juicio político se puso fin a las investigaciones en curso, protegiendo así la corrupción, en lugar de castigarla. Existe un riesgo real de que una vez que se revoca, los medios brasileños no se centrarán en la corrupción, el interés público se vendrá abajo, y nuevas facciones de Brasilia en el poder será capaz de explorar el apoyo de la mayoría del Congreso para paralizar las investigaciones y protegerse a sí mismos.

Por último, las élites políticas y los medios de comunicación en Brasil han jugado con los mecanismos de la democracia. Este es un juego impredecible y peligroso para jugar en cualquier lugar, pero más aún en una democracia tan joven con una historia reciente de la inestabilidad y la tiranía política, y donde millones están furiosos con la crisis económica que enfrentan.

Original:

http://www.theguardian.com/commentisfree/2016/apr/21/dilma-rousseff-enemies-impeached-brazil

The story of Brazil’s political crisis, and the rapidly changing global perception of it, begins with its national media. The country’s dominant broadcast and print outlets are owned by a tiny handful of Brazil’s richest families, and are steadfastly conservative. For decades, those media outlets have been used to agitate for the Brazilian rich, ensuring that severe wealth inequality (and the political inequality that results) remains firmly in place.

Indeed, most of today’s largest media outlets – that appear respectable to outsiders – supported the 1964 military coup that ushered in two decades of rightwing dictatorship and further enriched the nation’s oligarchs. This key historical event still casts a shadow over the country’s identity and politics. Those corporations – led by the multiple media arms of the Globo organisation –heralded that coup as a noble blow against a corrupt, democratically elected liberal government. Sound familiar?




Mute
Current Time0:00
/
Duration Time1:46
Loaded: 0%

Progress: 0%

Brazilian president Dilma Rousseff faces impeachment – video explainer
For more than a year, those same media outlets have peddled a self-serving narrative: an angry citizenry, driven by fury over government corruption, rising against and demanding the overthrow of Brazil’s first female president, Dilma Rousseff, and her Workers’ party (PT). The world saw endless images of huge crowds of protesters in the streets, always an inspiring sight.

But what most outside Brazil did not see was that the country’s plutocratic media had spent months inciting those protests (while pretending merely to “cover” them). The protesters were not remotely representative of Brazil’s population. They were, instead, disproportionately white and wealthy: the very same people who have opposed the PT and its anti-poverty programmes for two decades.

Slowly, the outside world has begun to see past the pleasing, two-dimensional caricature manufactured by its domestic press, and to recognise who will be empowered once Rousseff is removed. It has now become clear that corruption is not the cause of the effort to oust Brazil’s twice-elected president; rather, corruption is merely the pretext.

Rousseff’s moderately leftwing party first gained the presidency in 2002, when her predecessor, Luiz Inácio Lula da Silva, won a resounding victory. Due largely to his popularity and charisma, and bolstered by Brazil’s booming economic growth under his presidency, the PT has won four straight presidential elections – including Rousseff’s 2010 election victory and then, just 18 months ago, her re-election with 54 million votes.


FacebookTwitterPinterest
Women carrying flowers take part in a ‘flowers for democracy’ demonstration against the impeachment of Dilma Rousseff. Photograph: Eraldo Peres/AP
The country’s elite class and their media organs have failed, over and over, in their efforts to defeat the party at the ballot box. But plutocrats are not known for gently accepting defeat, nor for playing by the rules. What they have been unable to achieve democratically, they are now attempting to achieve anti-democratically: by having a bizarre mix of politicians – evangelical extremists, far-right supporters of a return to military rule, non-ideological backroom operatives – simply remove her from office.

Indeed, those leading the campaign for her impeachment and who are in line to take over – most notably the house speaker Eduardo Cunha – are far more implicated in scandals of personal corruption than she is. Cunha was caught last year with millions of dollars in bribes in secret Swiss bank accounts, after having falsely denied to Congress that he had any foreign bank accounts. Cunha also appears in the Panama Papers, working to stash his ill-gotten millions offshore to avoid detection and tax liability.

It is impossible to convincingly march behind a banner of “anti-corruption” and “democracy” when simultaneously working to install the country’s most corruption-tainted and widely disliked political figures. Words cannot describe the surreality of watching the vote to send Rousseff’s impeachment to the Senate, during which one glaringly corrupt member of Congress after the next stood to address Cunha, proclaiming with a straight face that they were voting to remove Rousseff due to their anger over corruption.

As the Guardian reported: “Yes, voted Paulo Maluf, who is on Interpol’s red list for conspiracy. Yes, voted Nilton Capixaba, who is accused of money laundering. ‘For the love of God, yes!’ declared Silas Camara, who is under investigation for forging documents and misappropriating public funds.”

But these politicians have overplayed their hand. Not even Brazil’s Masters of the Universe can convince the world that Rousseff’s impeachment is really about combating corruption – their scheme would empower politicians whose own scandals would be career-ending in any healthy democracy.


FacebookTwitterPinterest
Eduardo Cunha was caught last year with millions of dollars in bribes in secret Swiss bank accounts. Photograph: Andressa Anholete/AFP/Getty Images
A New York Times article last week reported that “60% of the 594 members of Brazil’s Congress” – the ones voting to impeach Rousseff – “face serious charges like bribery, electoral fraud, illegal deforestation, kidnapping and homicide”. By contrast, said the article, Rousseff “is something of a rarity among Brazil’s major political figures: she has not been accused of stealing for herself”.

Last Sunday’s televised, raucous spectacle in the lower house received global attention because of some repellent (though revealing) remarks made by impeachment advocates. One of them, prominent rightwing congressman Jair Bolsonaro – widely expected to run for president and who a recent poll shows is the leading candidate among Brazil’s richest – said he was casting his vote in honour of a human-rights-abusing colonel in Brazil’s military dictatorship who was personally responsible for Rousseff’s torture. His son, Eduardo, proudly cast his vote in honour of “the military men of ’64” – the ones who led the coup.

Ultimately, Brazil’s elite political and media classes are toying with the mechanics of democracy

Until now, Brazilians have had their attention exclusively directed towards Rousseff, who is deeply unpopular due to the country’s severe recession. Nobody knows how Brazilians, especially the poor and working classes, will react when they see their newly installed president: the pro-business, corruption-tainted nonentity of a vice-president who, polls show, most Brazilians want impeached.

Most volatile of all, many – including the prosecutors and investigators who have led the corruption probe – fear that the real plan behind Rousseff’s impeachment is to put an end to the ongoing investigation, thus protecting corruption, not punishing it. There is a real risk that once she is impeached, Brazil’s media will no longer be so focused on corruption, public interest will dissipate, and the newly empowered faction in Brasilia will be able to exploit its congressional majorities to cripple that investigation and protect themselves.

Ultimately, Brazil’s elite political and media classes are toying with the mechanics of democracy. That’s a dangerous, unpredictable game to play anywhere, but particularly so in a very young democracy with a recent history of political instability and tyranny, and where millions are furious over their economic deprivation.
 
Registrado
19 Oct 2006
Mensajes
469
Calificaciones
452
PT llevó a bancarrota la empresa PETROBRAS....
PT assassinó al alcalde de uma localidad cercana a Sao Paulo cuando éste amenazó desvelar un escandalo de corrupcion y desvio de caudales públicos...
Claro todo eso es "culpa" de la derecha....
Y ese periodista de la CNN, Greenwald(o como se llame) es un neoizquierdista con muy mala uva pues todo lo que el congreso brasileño está haciendo con el asunto de la destituicion de la presidente es conforme LA CARTA MAGNA DE LA CONSTITUICION y con el AVAL DE LA SUPREMA CORTE .
Pero claro, es más fácil culpabilizar a la imprensa "golpista"
Lo que pasa es que los chavistas de latinoamerica están aterrorizados porque se saben que apartir de ahora "la teta se secó"van a tener que salir de los cómodos empleos de las reparticiones públicas y ponerse a trabajar como todo ciudadano común.
Dilma, PT y companhia era para Brasil algo similiar a la monarquia española, disfrutan de beneficios, viven como reyes y nos cuestan un pastón...Pero con la diferencia q en Brasil se descubrió la corrupción institucionalizada que la administración de izquierdas hizo en la país durante sus casi 13 años en el poder y ahora la policia va detrás de ellos..
Dilma y PT ya no es un problema de politica, es un caso de POLICIA por ladrones.

La ultima session sobre el impeachment de Dilma en el Senado.

http://www.valor.com.br/politica/4543095/senado-deveria-analisar-toda-denuncia-diz-janaina-paschoal
 
Registrado
24 Feb 2015
Mensajes
17.487
Calificaciones
61.941
Me hace gracia.

Estos neo-populistas dan 4 monedas a los excluidos para aparentar que las cosas mejoran y, mientras, se llenan los bolsillos (véase Lula) y ponen todas sus materias primas en manos de grandes empresas, nacionales o extranjeras, da igual.

Me parece que los izquierdos de nuevo cuño que defienden esto no saben ni lo que están defendiendo.

Normal que no quiera que la bajen de la silla, jeje. No vaya a ser que le pase como a Lula.
 
Registrado
6 Jul 2012
Mensajes
1.842
Calificaciones
2.502
CNN 5- 10-2016

Dilma Rousseff se prepara para otro día crucial en su carrera política. Este miércoles, el Senado de Brasil tiene previsto votar si se inicia un juicio político en su contra, lo que la separaría temporalmente de la presidencia hasta por seis meses. De ser encontrada culpable, sería destituida.


Este martes, en lo que podría ser el último discurso de su mandato, Rousseff dijo que está "cansada de los traidores y desleales pero no de luchar".

Es por eso que el abogado general del Estado, Eduardo, Cardozo, que defiende a la mandataria, presentó un recurso al Tribunal Supremo de Justicia para que decrete la nulidad del proceso. Cardozo dijo que acudirán hasta al último recurso.

El abogado de Rousseff insiste en que el proceso tiene varios vicios entre ellos "nulidad de inicio".

Rousseff es acusada de violar normas fiscales para maquillar el déficit presupuestario.

¿Qué pasa el miércoles?

La sesión en el Senado comenzará a las 9 am hora local. Son 81 los senadores con derecho a voto y a ejercer la palabra. Se sabe que hay varios que están dispuestos a renunciar a su derecho a la palabra para agilizar el trámite.

Se necesitan 41 votos, la mayoría simple, para activar el juicio político contra Rousseff, con lo que de inmediato la mandataria sería suspendida temporalmente por 180 días: mantiene la posición, pero no las funciones.


Los últimos recursos

Rousseff ha puesto todas sus fichas en sus seguidores en la calle y en el plano social: el gobierno pretende aumentar las movilizaciones. Seguidores han bloqueado vías en protesta.

Desde hace un mes, Rousseff dice que se trata de un "golpe de Estado" y este martes aseguró que es una estrategia liderada por el expresidente de la Cámara Eduardo Cunha en alianza con el vicepresidente Michel Temer.

Al escándalo se suma la asociación previa de la presidenta Rousseff con la industria petrolera, algo que la afectó políticamente, al igual que la designación de Lula da Silva como jefe de la Casa Civil, una movida que sus críticos dicen se hizo para protegerlo de posibles acciones judiciales.
 
Registrado
6 Jul 2012
Mensajes
1.842
Calificaciones
2.502
Redacción BBC Mundo
12 mayo 2016

La presidenta Dilma Rousseff fué suspendida de su cargo por decisión del Senado de Brasil.

55 senadores votaron a favor del impeachment y 22 lo hicieron en contra.

Rousseff permanecerá alejada de la presidencia hasta 180 días, mientras dura el juicio político en el Senado.

Durante ese periodo, el mandato interino será asumido por el vicepresidente Michel Temer.

Si luego del juicio Rousseff es hallada culpable por dos tercios de la Cámara Alta, dejará definitivamente de ser presidenta y Temer completa el mandato hasta 2018.

También se conoció que la presidenta decidió este jueves disolver la mayoría de su gabinete ministerial para afrontar el juicio político.

Se conoció que 28 de las 32 de las personas que lideraban los despachos que poseen estatus ministerial fueron exonerados de sus cargos.

Entre la lista de ministros está Luiz Inácio Lula da Silva, quien llegó a ser designado titular de la cartera de la Presidencia en abril pasado, pero no pudo asumir por una decisión del Tribunal Supremo, que suspendió su nombramiento.


Aunque no era un requerimiento legal, la presidenta decidió seguir adelante con este proceso. Se espera el presidente interino Michel Temer nombre su propio gabinete.

La acusación

Rousseff está acusada de haber alterado cuentas públicas para maquillar el déficit presupuestario.

La denuncia alude en particular a lo que en Brasil se denominan "pedaladas fiscales", que implican el uso de fondos de bancos públicos para cubrir programas de responsabilidad del gobierno.

El argumento es que esa práctica está prohibida por una ley de Responsabilidad Fiscal, pero el gobierno lo hizo de todos modos para exhibir mayor equilibrio entre ingresos y gastos.

Rousseff, que nunca ha sido acusada de enriquecimiento ilícito, niega haber cometido el crimen de responsabilidad que le atribuye la oposición o delito alguno que vuelva legal el juicio político.

La solicitud de "impeachment" para Rousseff fue entregada al Congreso brasileño en octubre del año pasado por tres abogados.

Uno de ellos, Hélio Bicudo, tiene 93 años y fue fundador del Partido de los Trabajadores (PT) de Rousseff.

Lo que dice Rousseff

En una entrevista con la BBC, la mandataria suspendida afirmó que es una "víctima inocente".

"Lo que en el gobierno creemos y lo que mis seguidores creen es que el proceso de juicio político en curso es ilegítimo e ilegal", dijo en aquella entrevista a principios de mayo.

La mandataria brasileña dijo en ese entonces que el proceso en su contra "se basa en una mentira".

Tanto Dilma Rousseff como sus seguidores argumentaron durante todas estas semanas que el "impeachment" llevado adelante en el Congreso de Brasil es un "golpe de Estado".

Los seguidores afirman que la mandataria no cometió delito alguno y que el juicio político no debería aplicar en este caso.

¿Y ahora qué?

El corresponsal de BBC Mundo en Brasil, Gerardo Lissardy, explicó que el proceso de "impeachment" comenzará con la presentación de pruebas y testimonios de la parte acusadora y de Rousseff.

El primer paso que dio el Senado después de la votación fue la notificación de la apertura de juicio político a la mandataria suspendida, lo que sucedió este jueves en la mañana.

Estos son los pasos previstos en adelante:
  • El vicepresidente Michel Temer reemplaza interinamente a Rousseff en la Presidencia.
  • El Senado inicia la fase de instrucción, con la presentación de pruebas y testimonios, y Rousseff presenta su defensa.
  • La comisión especial del Senado elabora un nuevo informe sobre si la acusación procede o no.
  • Ricardo Lewandowski, presidente del Supremo Tribunal Federal, la máxima corte de justicia de Brasil, encabeza la sesión en el Senado que decide por mayoría simple si el proceso sigue adelante o se archiva, a partir del informe de la comisión.
  • Si el proceso continúa, se abre la etapa de juzgamiento, siempre dirigida por el presidente del Supremo.
  • El Senado, con presencia de la defensa y la acusación, puede convocar testimonios para interrogarlos.
  • Los senadores discuten la decisión final, ahora sin la presencia de las partes.
  • El Senado vota si la acusada cometió o no el crimen de responsabilidad que le imputan. En caso de ser condenada por al menos dos tercios de los senadores (54 votos en 81), Rousseff es destituida y Temer la reemplaza definitivamente hasta el fin del mandato. Si el impedimento es rechazado, Rousseff reasume la Presidencia.
 
D

Deleted member 16016

Guest
Es interesante ver quienes son los que apoyan esta decisión, que participación tuvieron ellos o sus padres en la DICTADURA.
Es lo mismo que sucede en Argentina, pero no se preocupen, aquí ya se está empezando a caer toda la fachada de alegría que quieren imponer a la fuerza el PRO.
Y en Brasil van a ver que va a suceder en Argentina y ellos van a estar a tiempo de reaccionar.



CiSRCT4XAAAnoWk.jpg
 
D

Deleted member 16016

Guest
El PT anticipó que será una dura oposición a Temer: ''Propone una agenda neoliberal''
Un grupo de diputados advirtió que el Partido de los Trabajadores “estará en las calles y en los juzgados” para oponerse a la gestión del vicepresidente. “Creemos que el gobierno de Temer es ilegítimo por haber surgido de un golpe”, aseguró uno de los legisladores.
De la Redacción de Diario Registrado / Jueves 12 de mayo de 2016 | 05:10

Mientras Brasil se encuentra sufriendo un golpe a la democracia, con el proceso destituyente contra la presidenta Dilma Rousseff, el Partido de los Trabajadores (PT) adelantó que será una dura oposición al eventual gobierno del vicepresidente Michel Temer.

Nota relacionada: El plan económico de la oposición que busca a derrocar a Dilma y las políticas sociales en Brasil

En este sentido, un grupo de diputados de izquierda, encabezados por el PT, anunció que se opondrán a cualquier proyecto propuesto por supuesto mandatario interino, y que “estará en las calles y en los juzgados” reclamando contra su gestión.

“Creemos que el gobierno de Temer es ilegítimo por haber surgido de un golpe, y no reconoceremos ninguna iniciativa que tenga su firma”, afirmó el diputado petista Paulo Pimenta.

El anuncio del PT supone el reconocimiento implícito de que el Senado aprobará en la madrugada del jueves la apertura del juicio político destituyente contra la jefe de Estado y su separación del cargo por 180 días, período en que será sustituida por el vicepresidente.

"Lo que Temer propone para el país es una agenda neoliberal, conservadora, que retirará derechos, pero los diputados del PT estaremos al frente de la lucha para impedir cualquier retroceso", dijo en conferencia de prensa el vocero del PT en la Cámara baja, Afonso Florence, tras una reunión de legisladores de diferentes partidos aliados a la presidenta brasileña.

El grupo que promete oposición sistemática al posible Gobierno de Temer es integrado por los diputados del PT, del Partido Comunista do Brasil (PCdoB) y del Partido Democrático Laborista (PDT), las tres fuerzas que permanecieron fieles a la alianza oficialista.

"Vamos a ejercer una posición de obstrucción política, aunque con las materias que sean de interés de Brasil, del pueblo pobre, del pueblo que más lo necesita, estudiaremos un posible apoyo", aseguró Florence sobre los posibles proyectos de ley de Temer.
 
D

Deleted member 16016

Guest
Guauuuuuuuuuu, que desesperados algunos políticos por aplicar políticas neoliberales..............igualito que en Argentina..................
Pero esperen, que todavía sigue siendo la PRESIDENTE de Brasil hasta 2018
 
D

Deleted member 16016

Guest
Dilma luchará contra los usurpadores del Planalto
“Un gobierno que nace de un golpe, de un impeachment, nace de una elección indirecta”, dijo la mandataria brasileña que ayer debió tomar una licencia. Horas después, Michel Temer asumía con aires de presidente institucional bajo el lema “orden y progreso”.

na21fo01.jpg


Desde Brasilia

Dos Planaltos. En el lapso de 5 horas, entre las 12 y las 17 de ayer el palacio de la presidencia brasileña estuvo ocupado por dos mandatarios: Dilma Rousseff electa para ese cargo hace menos de dos años con 54,5 millones de votos y Michel Temer, quien nunca se postuló para ser jefe de Estado. Y si lo hubiera hecho seguramente nunca habría llegado al Planalto ya que la última vez que midió su aprobación en el electorado conquistó 99.000 votos que le permitieron llegar con lo justo a la cámara de diputados en 2006.

Junto a su mentor político, Luiz Inácio Lula da Silva, idolatrado por la militancia que no paró de abrazarlo, Dilma Rousseff se despidió provisoriamente del Planalto luego de que el Senado aprobara la apertura del juicio político y en una sesión de más de 21 horas finalizada a las 6.30 de la mañana de ayer. La oposición obtuvo una victoria rotunda de 55 votos contra 22 para autorizar el inicio del proceso, lo que no autoriza ser optimista respecto de cómo se comportará esa misma cámara cuando tenga que decidir sobre la culpabilidad o inocencia de la procesada.

Durante el debate del senado el abogado general de la Unión, José Eduardo Cardozo, alertó a los parlamentarios de que Brasil “puede convertirse en la mayor de las república bananeras” si se perpetra un “golpe” a pesar de que se lo barnice con apariencia institucional.

Dilma estará de licencia por seis meses mientras se sustancia el proceso, período en el cual se dedicará a su defensa ante el tribunal formado en la Cámara alta y combatir junto a los movimientos sociales y el PT a la gestión encabezada por su vicepresidente, y ahora presidente interino, Michel Temer.

El mayor riesgo que corre el país es el de ser dirigido por un gobierno de los sin voto, un gobierno que no fue elegido por el voto directo de la población, un gobierno que no tendrá legitimidad para proponer e implementar las soluciones que requiere Brasil. Un gobierno que nace de un golpe, de un impeachment, nace de una elección indirecta”.

“Estoy orgullosa de ser la primera mujer elegida y de haber ejercido el mandato de forma honesta, voy a luchar a través de todos los medios legales para ejercer mi mandato hasta el fin, hasta el 31 de diciembre de 2018.”

Dilma casi llora cuando dijo “estoy siendo juzgada injustamente”, antes de ser desplazada por el gobierno excepcional de Temer. Algunos funcionarios no ocultaban su desconsuelo. Era el caso de la secretaria de Estado Eleonora Mennicucci que se ubicó junto a Rousseff en el acto de despedida. Rousseff y Mennicucci son amigas desde que compartieron la misma celda del Presidio de Tiradentes, en San Pablo, a comienzos de los años 70 cuando ambas fueron presas por la dictadura a la que enfrentaron con las armas. Mennicucci es una antigua defensora de la igualdad de género y el derecho al aborto, lo que le granjeó la enemistad de la bancada evangélica que movió sus influencias para sacarla del gabinete.

Desde que comenzó la escalada destituyente contra Dilma, Mennicucci se convirtió en uno de los enlaces con los movimientos sociales y especialmente con las organizaciones feministas que esta semana movilizaron miles de activistas hacia Brasilia para dar su respaldo a la primera mujer presidenta. Según la profesora Mennicucci, su vieja amiga Rousseff es “víctima del machismo y preconcepto que todavía son defectos muy arraigados en la sociedad patriarcal brasileña que no consciente a una mujer ejerciendo el poder”.

Dilma y Lula salieron del palacio luego de 13 años de administraciones petistas y se dirigieron hacia la Plaza de los Tres Poderes, cerca de una inmensa bandera izada sobre un mástil de 100 metros de altura.

Unas 2000 personas los recibieron en la plaza, que es una inmensa plancha de cemento blanco, que parecía más blanco por el sol del mediodía.

La presidenta volvió a hablar, ya no sobre su destitución, sino sobre la convocatoria a la pelea por el restablecimiento democrático dando continuidad a las movilizaciones de los últimos meses “cuando ustedes le dijeron un no grande como Brasil al golpe”.

Orden y progreso
El evento de toma de posesión de Michel Temer fue un ritual de transmisión del mando atípico: no contó con la presencia de la presidenta saliente para entregar la banda a su sucesor de facto.

Y ocurrió a puertas cerradas dado que en los alrededores del predio había decenas de manifestantes bramando “Fuera Temer”, sumados a un grupo de mujeres encadenadas a las gradas de seguridad, de donde fueron quitadas rudamente por la Policía Militarizada, que con más violencia aún desalojó a unos jóvenes que intentaban subir por la simbólica rampa que lleva hasta el acceso principal.:whistle::whistle::whistle::whistle::whistle:


Adentro el jefe de estado accidental ponía en funciones a sus ministros (ver aparte) y emitía su primera medida de gobierno fue lanzar un programa de inversiones en los moldes del que exigían grandes grupos extranjeros.

En su discurso Temer fingió ser un presidente institucional eludiendo tocar las acusaciones de golpista. Habló de reducir el Estado, crear un “ambiente de negocios”, fomentar los valores religiosos y darle alegría al pueblo durante las Olimpíadas de agosto. Para lo cual propuso “que no se hable de crisis. ... nuestro lema es orden y progreso, la expresión de nuestra bandera no podría ser más actual en estos momentos”.
 
D

Deleted member 16016

Guest
Mañana sigo, veo que en Brasil sucede lo mismo que la Argentina, Clarín = O Globo, los grandes medios de (des) información que actúan como monopolio mediático, informan lo que quieren......................
 
D

Deleted member 16016

Guest
Ahhhhhhhhhhhhh, por cierto, el nefasto presidente de la Argentina, Mauri Macri, contento con el GOLPE, de hecho fue el primer mandatario en reconocer???? al gobierno de facto de Temer.
Por??????????????? está feliz porque ahora puede aplicar sus políticas destructivas a nivel regional, van a entregar el Mercosur a .........:vamp::vamp::vamp::devil::devil: