Boda Alia el Assir y Hugo Linares

Registrado
20 Ene 2016
Mensajes
2.806
Calificaciones
13.628
La madre del cordero! vaya cuadrilla! gracias hatshepsut
de nada, yo no es por hacer sangre, pero que luego la gente fustigue a una tipa como Hormigos y le ponga la A escarlata, y esta gentuza ahí a lo grande en la portada del hola con sus hijos tan campantes y colocadísimos, sin que nadie les eche en cara a sus padres que podían pensar en ellos antes de enriquecerse traficando con armas o directamente deliquiendo............. pues la verdad es q me sulfura un poco.

Una vez dicho esto la novia está espantosa con el plumajo ese que se ha colocao, que dan ganas de irse de tiro al pichón...... y al novio le pueden atracar dos portaaviones de la otan en la frente sin que le toquen el flequilloo_O
 
Registrado
2 Jun 2013
Mensajes
13.560
Calificaciones
79.171
Ubicación
en el pub, pinta en mano
Pregunto, la madre de la novia es una de las hermanas Fernández - Longoria?
 
Registrado
24 Sep 2008
Mensajes
13.929
Calificaciones
45.477
Ubicación
Estados Unidos.
Pregunto, la madre de la novia es una de las hermanas Fernández - Longoria?
Si. La madre es María Fenández Longoria. Los otras dos hermanas son Cristina y Beba, esta última viuda de José Luis Alcocer.
Son hijas de un Embajador de España, Don Carlos Fernández Longoria.
 
Última edición:
Registrado
2 Jun 2013
Mensajes
13.560
Calificaciones
79.171
Ubicación
en el pub, pinta en mano
Si. La madre es María Fenández Longoria. Los otras dos hermanas son Cristina y Beba, esta última viuda de José Luis Alcocer.
Son hijas de un Embajador de España, Don Carlos Fernández Longoria.

Tienen algo que ver con el palacete de Madrid en el que está la sede de la SGAE, verdad? Me suena...
 
Registrado
2 Jun 2013
Mensajes
13.560
Calificaciones
79.171
Ubicación
en el pub, pinta en mano
Desconozco ese dato.
Los padres de Alía, hasta su separación, tenían el domicilio familiar en una imponente casa de la Avenida de Miraflores, en Madrid.

Saludos.

Es que me suena q ese palacete fue, en su momento, de los padres o abuelos d las hermanas F-L. Pero no sé de qué me suena...
 

SuperCotilla

Cotilla y Moderadora
Miembro del Staff
Moderadora
Registrado
1 Sep 2004
Mensajes
43.623
Calificaciones
212.892
A propósito de la boda de Felipe y Letizia.


pix.gif

pix.gif

BODA REAL / EL COMERCIANTE DE ARMAS
Abdul Rahman El Assir
OTRO AMIGO EXTRAÑO DEL REY QUE SI ESTARA
pix.gif

ILDEFONSO OLMEDO


1084799549_p.jpg
pix.gif


El Assir, María Fdez. Longoria y una de sus hijos en Sotogrande (Cádiz). DEL LIBRO SOTOGRANDE 1961-2001


Hace ya casi un cuarto de siglo que Abdul Rahman El Assir, hijo de un poeta libanés y una cantante folk del país de los cedros, consiguió una primera fotografía dedicada en la que aparecía saludando al Rey de España. Entonces él estaba casado con Samira, recién aterrizado en Madrid de la mano de su cuñado Adnan Kashogi y era un aprendiz en el comercio internacional de armas, donde con los años terminaría volando solo. El próximo sábado, El Assir irá de boda, como invitado del mismísimo Rey, su amigo. Ya estuvo de largo en El Escorial, cuando otro gran amigo, Alejandro Agag, desposó a la hija del entonces inquilino de La Moncloa, Aznar.Pero lo de la Almudena será su coronación en la Villa y Corte, el broche de oro a una tenaz ascensión (Líbano, 1951-Madrid, 2004) hasta los cenáculos más sigilosos del poder de la mano de su segunda esposa, María Fernández Longoria, hija del que fuera embajador de España en El Cairo. Juntos, tras lujoso casorio en Notre Dame (París) en 1985, cultivaron las sagas del dinero, la aristocracia y multiplicaron sus posesiones más visibles: tienen mansiones en Puerta de Hierro, Sotogrande, la estación invernal de Gsstad (Suiza) y en la isla caribeña de Mustique.Los créditos FAD (al desarrollo) y el negocio de las armas, unido a fructuosas amistades políticas, obraron el milagro.


Aquellas ostentosas fiestas marbellíes de El Assir en los primeros 80, cuando navegaba en el yate de grifos de oro (el Nabila) de su cuñado y jefe, cuando se forjaba príncipe de las comisiones en las ventas de material de guerra a países africanos, son páginas del ayer desdibujadas por la pátina de esquisitez y tronío de la nueva vida social.

Cuatro bodas (las dos suyas y, por lo simbólico, las de Agag y del Heredero) y el funeral por la amistad difunta con Kashogui -«Gente tonta y ambiciosa como El Assir y Sarasola estropeó mis negocios en España», lamentaba el saudí en 1990 la traición de su ya ex cuñado- retratan el largo viaje del libanés, de 53 años.El camino ya lo hicieron antes otros, desde Manuel Prado y Colón de Carvajal, que años ha fue también comisionista en operaciones armamentísticas y se perderá la boda porque está en la cárcel, al enigmático príncipe georgiano Zourab Tchokotoua, que ha cambiado Mallorca por Marruecos tras separarse de su mujer, Marieta de Salas. Guarda paralelismos la historia del próspero libanés, a su vez, con la del condenado Alberto Alcocer, otro de sus amigos y también invitado a los fastos reales. Samira Kashogi fue para El Assir lo que Esther Koplowitz para Alcocer. Y ambos están ahora casados con bellas secretarias. Lo era Margarita Hernández (de Javier de la Rosa) y María Fernández Longoria, que atendía el teléfono en la empresa Alkántara (una de las dos patas del holding Kashogi en España; la otra era Triad España) cuando El Assir vino a Madrid como su vicepresidente, y director general de Triad.

La carrera fue fulminante. Pocos años después, en su número del 9 de octubre de 1989, lo certificaba así el semanario árabe Sourakía, editado en Londres: «Cuando un hombre de negocios es capaz de reunir la astucia comercial con el engaño político, cualquier milagro es posible. El milagro de El Assir consiste en comer un día con el rey Juan Carlos I, cenar con el rey Hassan II y desayunar al día siguiente con su amigo Felipe González y otros dirigentes del PSOE».

Los gobiernos caen, las dinastías se suceden (Mohamed VI a Hassan II) y El Assir permanece. Su última escapada con el soberano español fue, a finales de abril, a una cacería a Hungría. Junto a ellos, entre otros, viajó Francis Franco, el nieto del dictador y una de las mejores escopetas nacionales. La que usa María Longoria cuando sale de monterías poco tiene que envidiarle a ninguna otra. Su precio: 28.800 euros. Su distintivo: está decorada con la imagen del rey del rock, Elvis Presley.

Hace años que todo es espléndido en la vida de los Assir, para disfrute de ellos y de sus amistades. María, la esposa, viaja cada invierno a la casa de Gsstad en compañía de sus amigas Mónica Swach (de casada, señora de W. Entrecanales) y Marina Fernández de Córdoba (ex de Javier Soto, famoso por el caso Ibercorp).Las mujeres utilizan un helicóptero como remonte para subir a las pistas de nieve. Se malean los más celosos del Real Club de Puerta Hierro y dicen que van ellas solas porque El Assir tiene prohibida la entrada en Suiza, y también en EEUU. En Perú, allá por 1995, fue llamado a declarar por la Corte Suprema del país en relación con el enriquecimiento ilícito del entonces fugado ex presidente Alan García. Y su nombre también apareció, junto al del traficante de armas sirio Al Kassar, en uno de los muchos escándalos que salpicaron a Memen.

COMISIONES MILLONARIAS. En España, el rastro periodístico de sus negocios -armas a Egipto, Somalia, Marruecos...- se pierde en el verano de 1994. Eran los tiempos escandalosos de Conde, De la Rosa, Prado... Y se subrayaba mucho en las crónicas que la cuñada de El Assir, Beba Fernández Longoria, casada con José Luis Alcocer, había sido muchos años la secretaria de Enrique Sarasola. «Abdul El Assir pide 5.000 millones al Gobierno por mediar en un contato de armas a Marruecos», titulaba EL MUNDO el 8 de agosto de 1994. Tres días más tarde, precisaba que el monto final de las comisiones se elevaba hasta los 10.000 millones de pesetas. Los ingresos se hacían en una cuenta suiza a nombre de sociedades radicadas en Panamá y otros lejanos paraísos fiscales.Después, el intermediario libanés se hizo invisible. Apenas si trascendió que fue cicerone de Bill Clinton en el viaje del ex presidente de EEUU a Madrid en mayo de 2001. Aquel día jugaron al golf en Puerta de Hierro y cenaron huevos rotos, junto con Agag y Ana Aznar, entonces novios, en Casa Lucio.

El Registro Mercantil da cuenta de que hoy sigue operando desde la dirección de siempre (Paseo de la Castellana, 91), pero ni siquiera su nombre aparece. En su lugar figura, como administrador único de EXL BV SA, su hermano Rabih. Juntos llegaron a soñar incluso, tiempo atrás, con hacer realidad un sueño de rey. En ese caso, de Hassan II: unir España y Marruecos a través de un puente sobre el estrecho de Gibraltar.

Abdul El Assir era agregado cultural de la embajada del Líbano en El Cairo cuando conoció a la primera mujer que le cambiaría la vida: Samira Kashogi, 15 años mayor que él y directora de la revista femenina Al Sharkiah. Una fiesta en la embajada propició el encuentro y enseguida hubo música de boda, que sonaría en Cannes (Francia) en 1976. Hasta 1985, cuando se divorció, fue padrastro del malogrado novio de la princesa Diana, Dody Al Fayed, nacido del primer matrimonio de la hermana de Kashogi. Con la hija del difunto Carlos Fernández Longoria de Pavía tiene tres hijos y una vida ya al margen -el divorcio de Samira lo precipitó todo- del que fuera su maestro en el siempre bajo sospecha negocio internacional de las armas. Y un buen amigo que es rey. El Rey.


Con información de Carmen Ortiz y Mendoza y Juan Luis Galiacho
 
Registrado
6 Abr 2009
Mensajes
12.635
Calificaciones
46.754
La novia podría pasar por pariente de los Kashoggi: El mismo gusto para vestir. Además del plumífero en la cabeza, encuentro que el vestido la hace ver gruesa. No le favorece.
 
Registrado
27 Abr 2011
Mensajes
4.140
Calificaciones
17.776
Vale, la novia es famosa, pero y el novio ¿es torero? porque yo no lo conozco tampoco.
Longoria ¿son parientes de Eva Longoria?
Es que de verdad no tengo ni idea de quienes son, sólo he reconocido a Ana Boyer.
 
Registrado
24 Sep 2008
Mensajes
13.929
Calificaciones
45.477
Ubicación
Estados Unidos.
Vale, la novia es famosa, pero y el novio ¿es torero? porque yo no lo conozco tampoco.
Longoria ¿son parientes de Eva Longoria?
Es que de verdad no tengo ni idea de quienes son, sólo he reconocido a Ana Boyer.
No creo que estén emparentados con Eva Longoria.

El abuelo de la novia es diplomático de carrera, y su familia ha tenido siempre un perfil bajo.
 
Registrado
20 Ene 2016
Mensajes
2.806
Calificaciones
13.628
No han salido fotos de Mencía, la hija de Isabel Sartorius en el hola? supuestamente sale desde hace ya tiempo con el hermano de la novia gallinácea...........
 
Registrado
20 Ene 2016
Mensajes
2.806
Calificaciones
13.628
Artículo de Cacho en sus tiempos en El País, año 87. Una joyita el tipo, digno de entrar en el hilo de braguetazos internacionales........

COMERCIO DE ARMAS CON MARRUECOS
Un libanés influyente, clave en las exportaciones militares españolas

JESUS CACHO
Madrid 12 JUL 1987


Abdul Rahman el Assir, ex cuñado de Adnan Kashogui, es el hombre que actualmente monopoliza la intermediación de las exportaciones españolas de material militar. El gran golpe de El Assir ha sido la venta a Marruecos de equipo diverso por importe de más de 330 millones de dólares. El mes pasado acaba de efectuar una operación con Somalia. El Assir, de nacionalidad libanesa, un alumno aventajado de Adnan Kashogui, le ha segado la hierba en España al que fuera considerado el hombre más rico del mundo. Su secreto es el altísimo nivel de sus relaciones con el entorno socialista.

Camiones para Somalia, la última operacion de Abdul Rahman el Assir
En la noche del sábado 4 de julio, una mesa estaba especialmente animada en el Sporting Club de Montecarlo, sede del casino monegasco. En torno a la ruleta, el millonario libanés Samir Traboulsi y su esposa; el también libanés Abdul Rahman el Assir y su esposa, la española María Fernández-Longoria; una amiga de María, y otras dos parejas de influyentes invitados españoles.Traboulsi, un personaje clave en los negocios de exportación de armamento francés, muy introducido ante la familia real saudí, es un hombre espléndido, habituado a ganar y perder grandes sumas en el casino de Montecarlo sin el menor tic de emoción. Traboulsi nunca hace posturas de menos de 3.000 francos, y cuando gana 100.000 francos reparte con gran jolgorio el diluvio de fichas entre. sus invitados para que sigan jugando.

Traboulsi tiene alquiladas durante la temporada de verano tres suites de forma permanente en el hotel París, a 8.000 francos la noche cada una, como un pequeño detalle para sus invitados, españoles este fin de semana. En el espléndido salón levemente rococó del hotel París, cuando las parejas cruzan las últimas bromas, Abdul Rahman el Assir siente una oleada de calor en la sangre, y en la levedad de un suspiro ve desfilar por su cerebro la película de su vida y la solidez de su reciente éxito español.

De la nada a la gloria
El Assir tiene razones para estar contento. Ha pasado de la nada a la gloria del dinero abundante en poco menos de cuatro años. La operación de venta a Marruecos de material militar español por importe de 320 millones de dóla res (40.000 millones de pesetas) en la que él ha intervenido como intermediario está prácticamente acabada. Las comisiones que se han movido en el negocio han rondado los 32 millones de dólares (casi 4.000 millones de pesetas al cambio actual), o el 10% de la operación.Bien es cierto que hay que repartir una parte importante de esa cifra, porque hay muchas voluntades que ablandar en estos negocios, tanto en Marruecos como en España, pero la tajada final no es nada despreciable, y nunca baja del 5%, es decir, más de 2.000 millones de pesetas. Ahora acaba de intervenir en otra operación para vender camiones españoles Pegaso a Somalia. Las cosas no pueden ir mejor para El Assir en España. Con personas importantes que le honran con su amistad, gente del calibre de Enrique Sarasola, embajador volante del presidente González para misiones especiales, la estrella de Abdul Rahman el Assir parece asentada, dispuesta a brillar por muchos años en España sobre las cenizas de su ex cuñado Adnan Kashogui.

En el vestíbulo del hotel París, Abdul revive en un soplo sus modestos principios en Beirut. Hijo de un escritor, de nombre Salah Eldin el Assir, y de una cantante, de nombre artístico Siham Riki, Abdul estudió Ciencias Económicas en la American University de la capital libanesa.

La muerte del padre dejó a la familia El Assir en una precaria situación. La madre pidió ayuda a Saeb Salam, y el ex primer, mi-nistro colocó a Abdul en la Embajada de Líbano en El Cairo como agregado cultural. La suerte de Abdul Rahman cambia de plano cuando un día conoce en tina fiesta a una joven saudí, editora y directora de una revista femenina, AIsharkiah. Ella es Samira Kashogui, hermana del que pronto sería calificado como el hombre más rico del mundo. Abdul comienza a cortejar a Samira y en 1976 hay boda.

Después de trabajar durante unos meses en la publicación de Samira, Abdul entra en 1978 en la órbita de influencia de Adnan Kashogui. El millonario ha decidido que este chico, que no tiene un pelo de tonto, hará carrera a su lado. Adnan empieza a mover a su gente en la Península, y en 1980 coloca a Abdul como director general de Triad España y vicepresidente de Alkantara, una sociedad en la que, junto a Adnan, con el 50%, participan el INI y Focoex.

Kashogui, que no podía imaginar que aquel joven libanés llegara un día a comerle el terreno en España, introduce a Abdul en los más reputados salones del reino. A través de Borja Prado, hijo de Manuel Prado y Colón de Carvajal, conoció a Enrique Sarasola. De aquellos días, Abdul guarda con especial cariño una foto saludando al rey Juan Carlos. Por aquel entonces fue también presentado a Felipe González.

Abdul aprende a volar solo
Al poco tiempo, una joven belleza rubia española de buena familia, hija del actual embajador de España en El Cairo, Carlos Fernández-Longoria y Pavía, empieza a trabajar en Triad como telefonista. Abdul comienza a sentir se atado a la fascinación de María en la misma proporción en que aumenta su despego de Samira. Divorciarse de la hermana de Adnan Kashogui no es tarea fácil, pero a mediados de 1985 Abdul lo consigue. Abdul Rahman es ya un hombre rico e introducido en las esferas influyentes de Madrid. Ha decidido que ya puede volar solo, sin la protección del todopoderoso Kashogui. Dos meses después de divorciado se casa con María Fernández-Longoria. En marzo de 1986 moría en El Cairo, Samira Kashogui.Abdul, con 36 años, es ya un personaje plenamente integrado en el paisaje social madrileño, que viaja en su avioneta privada y que- posee, además de su piso madrileño en la calle de Almagro, una hermosa casa en París. Apoyado en su hermano Rabi, Abdul dirige ahora sus operaciones a través de la compañía Exel, situada en el paseo de la Castellana, 91, de Madrid. Por su casa pasan políticos socialistas, abogados influyentes, hombres de negocios. Abdul y María han tenido hace pocos meses su primer vástago. María, hermosa como todas las hermanas Fernández Longoria, es la perfecta anfitriona en ese tejer y destejer de relaciones e influencias. Tras Marruecos y Somalia vendrán seguramente otros Marruecos y otras Somalias. La vida sigue igual.

* Este articulo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de julio de 1987
 
Registrado
13 Dic 2007
Mensajes
10.556
Calificaciones
53.135
¿De verdad nadie sabe quienes son? Si se han casado en Gastadt y aparecen en la portada del hola, multimillonarios pero ¿nadie sabe nada más?

Pues yo esta semana no he comprado el HOLA precisamente al ver la portada con esta gente, pensaba incluso que la dueña del kiosko ahora vendía el HOLA Arabia Saudí o algo, porque no conozco a ni blas.