BASICS

Registrado
8 May 2017
Mensajes
25.175
Calificaciones
68.053
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Objetivo de este hilo:
  • artículos que no requieren altos conocimientos informáticos y tienen fines didácticos para que a lectores sin tanta experiencia les pueden resultar muy útiles.
  • aprovechar esto para ofrecer contenidos más prácticos, tutoriales y trucos que puedan seguir aquellos que no tienen mucho dominio de la tecnología o no son expertos de un determinado sistema operativo o programa
  • contenidos "básicos" relacionados con aplicaciones, informática, Internet, seguridad, móviles, etc.
comenzamos...

Cómo evitar que tu operadora sepa a donde navegas: VPN, DNS y páginas con HTTPS



Internet no es tan privado como muchos nos creíamos, y por si no fuera suficiente con el espionaje de agencias como la CIA o la NSA, ahora en Estados Unidos se ha votado que los proveedores de servicios de Internetpuedan compartir los datos de navegación de un usuario con una empresa o anunciante sin necesidad de pedir permiso.

Esto hace que muchos usuarios teman que la norma acabe imitándose en otros países, y empiecen a preocuparse por los datos de navegación que comparten con sus operadoras. Si tú eres uno de los preocupados, hoy te vamos a contar tres métodos sencillos para tratar de evitar que tu operadora sepa tanto sobre cómo, desde dónde y en qué páginas navegas.

El más importante es el de las VPN, las redes privadas virtuales, pues ocultan el lugar desde el que estás accediendo a la web. Pero también te enseñaremos los beneficios de cambiar la DNS de tu router o por qué es vital para tu seguridad el tratar de entrar siempre en páginas que estén protegidas con HTTPS.

VPN para conectarte remotamente a una web


Uno de los métodos más comunes a la hora de ocultar por dónde navegamos son las VPN o redes privadas virtuales. Inicialmente se diseñaron para crear redes locales virtuales en las que nuestros dispositivos estén conectados entre sí a través de Internet. Vamos, que si tu móvil y tu portátil están en casas diferentes, al no compartir la misma IP no estarían en una misma red local, pero con una VPN se puede crear un "punto de encuentro virtual" donde sí que lo estén.

Pero con el tiempo cada vez se utilizan más para ocultar desde dónde te estás conectando a una página web. Cuando tu móvil o PC se conectan a una web, lo hacen directamente a través tu proveedor de Internet a la web que visitas. Pero si te conectas a través de un servidor VPN estarás utilizando su IP y no la tuya, por lo que la web a la que entras no sabe exactamente dónde te encuentras tú físicamente, y tu operador no puede trazar igual de bien ese camino.

Esta manera cuando una página que, por ejemplo, tiene bloqueado un contenido para todos los que no se conecten desde España, también puedes conectarte a una VPN de ese país para que esa página crea que es allí donde vives realmente.

Eso sí, tampoco todas las VPNs sirven por igual. Por ejemplo, aunque las gratuitas son las más utilizadas para evadir bloqueos regionales, son muy poco efectivas para guardar tu privacidad, y es importante tener en cuenta que pueden delatarteantes de apostar por ellas. También es importante que la VPN no guarde logs, porque si no aunque tu operadora no pueda saber por dónde te mueves los dueños de la red virtual sí podrán.



Siendo consciente de estas limitaciones y si de momento te conformas con probar uno gratuito pese a ella, puedes utilizar por ejemplo TunnelBear, que sólo te pidedescargar su extensión y registrarte en su página web, teniendo en cuenta que depende de la cantidad de gigas que necesites para navegar puedes tener que crearte una cuenta de pago. Después haz click sobre su icono en el navegadorpara elegir el país desde el que quieres simular estar conectado y activar la red virtual.

Navegadores como Opera han empezado a integrar también VPN gratuitas, pero el problema sigue siendo el mismo, que delegas en Opera. Si lo que buscas es la máxima privacidad lo recomendable es que optes por VPNs más serias. Para encontrarlas necesitarás leer atentamente los términos de servicio para comprobar si registran tu información personal y durante cuánto tiempo.

Muchos VPN indican que solo almacenan la información personal necesaria para crear una cuenta y procesar el pago, algo que no tiene por qué estar mal si no registran direcciones IP, el ancho de banda utilizado durante tu conexión o los horarios a los que acceden. Y claro, ya la privacidad máxima sería que te permitiesen pagar con criptomonedas.

Si estás interesado en una VPN de pago para maximizar tu seguridad, tenemos una guía de compras en la que te damos varios consejos para elegirlas y te proponemos nueve alternativas para que te decantes por una de ellas.

DNS como capa extra de seguridad


Los servidores DNS (Sistema de Nombres de Dominio) por su parte añaden una pequeña capa más a tu privacidad, y puedes utilizarlos para saltarte los bloqueos de las operadoras. Cuando entras a una web, como Xataka.com, son los encargados de traducir esa dirección web en una dirección IP, y que así tu ordenador sepa exactamente a qué servidor tiene que conectarse para acceder a los contenidos de nuestra web.

Tu proveedor de Internet o ISP suele darte routers con DNS preconfigurados, de manera que pueden saber siempre que te conectas cual es tu IP y quién eres exactamente. Además, cuando un gobierno les obliga a bloquear el acceso a determinadas páginas, este se efectúa limitando el acceso de las DNS. Pero claro, existen servicios que ofrecen DNS alternativas con los que puedes saltarte rápidamente estos bloqueos, y que además pueden ayudar a mejorar tus velocidades de respuesta al buscar páginas y añadir una capa extra de seguridad para evitar, por ejemplo, ataques DDoS.

Por lo tanto ,estos servicios ayudan a evitar censuras y sirven de capa extra de seguridad ante ataques, aunque no son tan efectivos para evitar que tu operadora sepa por dónde navegas. Eso es así porque el DNS es un protocolo sin cifrado, y tanto operadoras como las VPN pueden leer por dónde te mueves con él. Por lo tanto, piensa en estos servicios como una capa extra de seguridad que puedes complementar con otras y no como una solución definitiva.



¿Y cómo cambiar tu DNS? En Windows 10 tienes que entrar en Configuración, una vez ahí en Red e Internet, y dentro buscar la opción Ethernet. Busca la opciónCambiar opciones del adaptador, que te llevará al panel de Conexiones de red. Ahí haz click derecho sobre tu conexión y pulsa propiedades, donde tendrás que elegirProtocolo de Internet versión 4 y pulsar Propiedades. En estas propiedades verás una opción para utilizar unas opciones de servidor DNS determinadas.



En GNU/Linux y macOS se hace de forma parecida, entrando en sus paneles de configuración para buscar la opción red. Allí podrás entrar en los ajustes de tu conexión donde enseguida verás las opciones de DNS. También lo puedes hacer desde la configuración de tu propio router, sólo tienes que mirar su manual para saber cómo acceder a ella y buscar la configuración precisa. Esto te permitirá no tener que configurarlo dispositivo a dispositivo, aunque sólo lo podrás aprovechar al conectarte desde casa.

En cuanto a qué DNS utilizar, hay empresas como Open DNS que se han especializado en ofrecer este tipo de servicios como capa extra de seguridad tanto con alternativas gratuitas como con opciones de pago. Además, la propia Google tiene su propia DNS pública con la que promete ofrecerte mayor velocidad de navegación y más seguridad.

Y si no te fías de Google y lo que pueda hacer con tus datos, más recientemente se ha lanzado la DNS 1.1.1.1 de Cloudflare, una empresa que promete borrar todos los registros de consultas DNS a las 24 horas, de manera que no registraría por dónde navegan sus usuarios como muchos dicen que hacen otros servicios como el de Google.

Y por último, debido precisamente a que las DNS no son lo más efectivo que existe para evitar el rastreo de las operadoras, se ha creado un proyecto llamadoDNSScript. Se trata de un programa para cifrar el tráfico de las DNS de la misma manera que el SSL cifra el tráfico en las direcciones HTTPS. Es un proyecto muy prometedor, pero que todavía no es demasiado utilizado.

HTTPS, un estándar cada vez más imprescindible



El protocolo HTTPS es una extensión cifrada con una capa SSL o TLS del HTTP tradicional. Esto quiere decir, que una dirección web en la que tengas que empezar escribiendo https:// en vez del clásico http:// será siempre mucho más segura, ya que certifica que la web visitada es legítima y añade capas de seguridad que mantienen la integridad y privacidad de los datos de conexión.

El cifrado de este protocolo es bidireccional, por lo que funciona tanto cuando tú te conectas a una web como cuando un servicio online accede a tu ordenador. Eso hace que nadie puede interferir entrando en medio de la comunicación, lo que te ayuda a prevenir ser espiados o que manipulen tus comunicaciones.

Como todos no es un método infalible, y en ocasiones las VPN y operadoras pueden ver en qué web estás por su IP, pero tiene los suficientes beneficios como para que se esté convirtiendo en imprescindibles. Tanto es así que navegadores como Chrome están empezando a señalar como inseguras todas las páginas que no lo utilicen.

Esto hace que una de las primeras medidas que puedes tomar para proteger tu privacidad sea la de intentar entrar únicamente en páginas HTTPS siempre que sea posible. Como hemos dicho no es un método infalible, pero sí una medida fácil que todos podemos utilizar sin tener que ponernos a configurar nada.


Extra: Tor Browser si buscas una medida extrema




Y si eres un celoso de tu intimidad y quieres llevar al extremo tu privacidad para evitar al máximo posible que tu operadora cotillee por dónde te mueves, una de las soluciones más rotundas es tirar de Tor Browser. Este navegador es conocido por permitirte acceder a la darknet de TOR, una de las más utilizadas de la Dark Web, pero también te permite navegar por el Internet convencional minimizando el riesgo de que las cookies y muchos otros elementos te puedan rastrear.

En esencia se trata de una versión de Firefox con Tor preconfigurado para que no necesites conocimientos para utilizarlo. También desactiva la carga de elementos que pueden rastrearte como Flash, ActiveX, QuickTime o JavaScript, aunque este último viene habilitado por defecto. Para que la protección de tu identidad sea más efectiva, sólo almacena las cookies durante una sesión hasta que lo cierres o solicites una nueva identidad.

Puedes descargar de su web versiones para GNU/Linux, macOS y Windows, y sólo tienes que instalarlo como cualquier otro e iniciarlo esperando unos segundos a que cargue Tor. Sus responsables recomiendan que para que sea efectiva su protección cuando lo utilices sólo estés con este navegador abierto, ya que sino todas las puertas que le pone a los rastreadores las estarías abriendo con Chrome o el que estés utilizando.

https://www.xataka.com/seguridad/co...a-a-donde-navegas-vpn-dns-y-paginas-con-https








 

Registrado
8 May 2017
Mensajes
25.175
Calificaciones
68.053
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Guía de compras de VPN: nueve servicios a considerar para navegar de forma más segura


En los últimos años, cada vez más, ha ido cobrando muchísima fuerza el uso de redes privadas virtuales o VPNs entre los usuarios. El uso de estas redes se ha ido adoptando conforme ha ido creciendo la preocupación por la privacidad del usuario, algo que no es nada nuevo en esta era de Internet post-Snowden.

Teniendo en cuenta que algunas gratuitas como Holapueden hacer que el PC del usuario llegue a formar parte de una botnet sin su conocimiento, y que en el caso de otras como la que Opera lleva incorporada estamos hablando de un proxy en lugar de una VPN, lo más recomendable es contratar un servicio de pago. Internet está lleno de opciones, y en este artículo vamos a recomendarte nueve para que te sea más fácil elegir tu VPN.

Ahora bien, ¿qué es una VPN? A grandes rasgos, podemos definirla como una red que se crea sin que los dispositivosestén conectados entre sí físicamente, sino que lo están a través de Internet. Cuando utilizamos una VPN nos conectamos a los servicios de Internet de nuestro proveedor en el origen. Después la conexión se redirige automáticamente al servidor VPN, que nos lleva a nuestro destino.

¿Por qué voy a querer usar una VPN constantemente?
Ya hemos comentado anteriormente que las cosas han cambiado mucho desde las revelaciones de Snowden, cuando supimos que la NSA lo vigilaba prácticamente todo. Por culpa del ciberespionaje gubernamental, siempre podemos encontrarnos con empresas que entregan nuestra información a los gobiernos.

Basta con echar un vistazo al número de empresas tecnológicas que participaban en PRISM para darse cuenta de que no es algo descabellado. Una forma de evitar que un proveedor de servicios conozca nuestros hábitos de conexión pasa por el uso de una VPN, ya que la empresa que proporciona los servicios de Internet sólo ve intercambios de datos entre tu PC y el servidor VPN.

Ahora supongamos que la privacidad no te preocupa especialmente. ¿Te conectas habitualmente a redes WiFi en lugares públicos? Si la respuesta es sí, entoncescualquiera que ande husmeando puede acceder a tus datos de navegación. Y si por alguna razón has usado servicios de banca mientras estabas conectado a dicha red, si no has pasado tu conexión por una VPN te has arriesgado mucho. A través de una red privada virtual añades otra capa de protección al tráfico que generas y recibes, enmascarando tu IP y tus datos de navegación.

Otro uso, quizá más amable y común, de las VPNs es acceder a contenido bloqueado geográficamente. Sirvió durante una temporada con Netflix hasta que las bloquearon, pero también se podrían usar en otros servicios populares que no están disponibles en nuestro país como podría ser Hulu e incluso acceder a servicios P2P bloqueados.

¿Qué debo tener en cuenta a la hora de elegir una VPN?
Hay varios aspectos a tener en cuenta a la hora de decidirse por una VPN. En primer lugar es necesario dejar claro que la localización física del servidor es importante. En los últimos años algunos países se han unido para intercambiar información libremente, según parece para mejorar la seguridad colectiva de todos ellos. Esta alianza se conoce como Five Eyes y la integran Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

A los activistas pro-privacidad les preocupa que alguno de estos países pueda pedir información a los proveedores de VPN sobre sus clientes mediante una orden judicial, por tanto es importante que el servidor VPN que se contrate no tenga una sede en ninguno de ellos.

También es necesario tener en cuenta la cantidad de registros que guardan. Una VPN puede guardar registros a distintos niveles. Algunos guardan fechas y horas, direcciones IP y el ancho de banda usado, mientras que otros puede que decidan no guardar ningún registro en absoluto. Ahora bien: todos los servidores VPN monitorizan de alguna manera todo el tráfico que pasa por ellos, otra cosa es que luego se deshagan de esos datos. Ten en cuenta que usar una de estas redes no te hace completamente anónimo.

Algunos también guardarán información sobre los pagos, en la que se puede encontrar tu nombre o tu dirección. En este caso, y si lo que buscas es una solución de anonimato completa, vale la pena consultar aquellos que ofrezcan la posibilidad de pagar en bitcoins o con tarjetas de regalo, lo que hace que los pagos sean casi imposibles de rastrear.

Otro aspecto a tener en cuenta es el asunto del precio. Lo que tendrás que pagar y cómo variará en función del proveedor, y nunca está de más intentar conseguir una buena relación calidad-precio. También es interesante fijarse en las ofertas especiales que van apareciendo periódicamente, ya que con ellas se pueden encontrar verdaderas gangas.

Por último, pero no por ello menos importante, es necesario tener en cuenta las características del servicio. Casi todos los proveedores de VPN soportan las principales plataformas y sistemas operativos, mientras que otros además ofrecen protección en otras más específicas como pueden ser dispositivos o navegadores concretos. También habrá servidores VPN que bloqueen las webs P2P, mientras que otros no les prestan atención.

Los servicios de pago, además, no restringen la velocidad de la conexión, mientras que los gratuitos o los que ofrecen unos días de prueba sí lo hacen. Por supuesto, las conexiones a través de una VPN pueden ir algo más lentas que en un entorno convencional, pero esto es algo que se puede esperar.

Conviene señalar que si, por ejemplo, estamos en España y nos conectamos a un servidor que está en Barbados, es menos probable que consigamos toda la velocidad que nuestro ISP oferta. Es importante observar las velocidades que los servicios VPN dicen que pueden alcanzar y después realizar tests de velocidad conectados a la red virtual, de forma que podamos pedir la cancelación del servicio y que se nos devuelva el dinero dentro de los límites de tiempo que cada servidor ofrece si no estamos satisfechos.

Los nueve servicios VPN más completos
De la selección que te ofrecemos a continuación, vale la pena tener en cuenta que lo principal es elegir la que más se adapte a tus necesidades. A fin de cuentas, nadie mejor que tú sabes lo que necesitas. Dicho esto, lo que nosotros pretendemos no es decirte qué es lo que debes elegir. Lo único que pretendemos es ofrecer una serie de recomendaciones que te sirvan como guía.


NordVPN, una de las opciones más seguras




A pesar de que su nombre suena nórdico, NordVPN tiene su base en Panamá. Tiene una política muy estricta de no guardar registros, con lo que no tienes que preocuparte por que se queden con nada sobre tu actividad en Internet. En el momento de escribir este artículo tienen 500 servidores entre los que elegir, repartidos en 51 países.

Sus niveles de cifrado son más altos que en la mayoría de casos. Te ofrecen la opción DoubleVPN, que hace referencia a una clave cifrada con el método AES-256 CBC dos veces, que después pasa por un servidor de relay situado en Holanda. En pocas palabras, es una opción muy segura.

Además de todo esto, existe una opción que usa Tor sobre VPN para ofrecer un nivel de anonimato todavía mayor y acceder a los servicios ocultos de la red. Quizá por este motivo admite el pago en bitcoins si así lo deseamos, pero también admite pagar usando métodos más tradicionales como PayPal o una tarjeta de crédito.

Sus responsables aseguran que es la VPN más fácil de configurar, ya sea en macOS, Windows o GNU/Linux. También soporta dispositivos Android e iOS, así como hasta seis dispositivos conectados al mismo tiempo. Cuenta con un chat en directo las 24 horas del día, siete días a la semana para atender todas las consultas de los usuarios. Cuenta con un "kill switch" que permite cortar la conexión a Internet si la VPN falla en algún momento.

Actualmente NordVPN ofrece tres planes de precios: uno mensual por 11,95 dólares (unos 11,30 euros), otro semestral por 42 dólares (aproximadamente 39,7 euros) y uno anual por 69 dólares (unos 65,30 euros).

IPVanish, una de las más populares



IPVanish es una VPN todoterreno muy popular que hay que tener en cuenta. Cuenta con más de 700 servidores repartidos entre más de 60 países, y puedes crear cinco conexiones simultáneas en múltiples dispositivos usando sólo una cuenta (pagando sólo una suscripción).

Esta VPN es recomendable si piensas usarla para descargas P2P, ya que puede ocultar tu dirección IP usando un cifrado ligero para no comerse ancho de banda en la descarga o en la subida. Y por cierto, tampoco guarda ningún registro del tráfico del usuario. La empresa responsable es propietaria de toda su infraestructura, y controla todos los puntos de entrada. Al igual que NordVPN, también cuenta con un "kill switch".

En cuanto a las plataformas que soporta, se puede usar en iOS, Android, Windows y macOS. También se puede utilizar en dispositivos Android TV o en los Amazon Firestick. Tienes un plazo de siete días para que te devuelvan el dinero si no estás satisfecho, y sin hacer preguntas. Admite pagos en bitcoins y por métodos tradicionales.

En cuanto a los planes de precios, empiezan desde 10 dólares al mes (unos 9,50 euros al cambio) para el plan mensual. Después hay otro trimestral por 26,99 dólares (aproximadamente 25,50 euros cada tres meses) y finalmente uno anual por 77,99 (unos 74 euros que se pagan anualmente).

CyberGhost, una VPN segura y transparente



A lo largo de los años CyberGhost ha conseguido forjarse una buena reputaciónpor su seguridad y transparencia a lo largo de los años. La plataforma presume de varias características clave que, siempre según sus responsables, la convierten en una de las formas más seguras de vagar por Internet.

Junto con la capacidad de ocultar tu identidad online, CyberGhost asegura utilizar cifrado de grado militar para lidiar con potenciales ladrones de información. No se necesita ningún navegador o extensión adicional, ya que CyberGhost funciona con prácticamente cualquier cosa y también se puede usar en Android e iOS. Cuenta con un bloqueador de anuncios incorporado, además.

Hay que tener en cuenta que esta VPN ofrece una versión gratuita, pero con muchas de las características más atractivas deshabilitadas. En esta versión gratuita existe además un período de espera cada vez que conectamos, y se desconecta automáticamente cada tres horas de uso (aunque se puede reconectar inmediatamente). Esta versión gratuita pretende enseñarte cómo funciona el servicio, nada más.

En cuanto a los precios de CyberGhost, encontramos dos: Premium (49,92 euros anuales o 4,99 euros mensualmente) y Premium Plus (79,92 euros anuales o 7,99 euros cada mes).

PureVPN enruta parte de las apps por VPN, y parte por tu conexión



PureVPN está afincada en Hong Kong, lo que la sitúa lejos de los ojos de los Five Eyes. Usa un cifrado de 256 bits y asegura tener más de 500 servidores repartidos en 141 países. Asegura que no guarda registros de la actividad de los usuarios en sus servidores, aunque admite guardar un registro de conexiones en sus servidores y del ancho de banda usado, según ellos para optimizar mejor la gestión de sus servidores. También cuenta con sus propios servidores DNS.

Sus carecterísticas incluyen el llamado split tunneling, que enruta simultáneamente algunas aplicaciones específicas para que accedan a Internet usando la conexión local del usuario, mientras que otras pasan directamente por la conexión VPN. También incorpora un kill switch, como los otros servicios que hemos comentado hasta ahora.

En lo que a precios se refiere, los planes empiezan por 10,40 euros mensuales, 54 euros cada seis meses y una oferta especial de 70,8 euros por un plan de dos años.

ExpressVPN, la más rápida de todas



La publicidad de ExpressVPN asegura de que son el servicio VPN más rápido que existe, así que si lo que buscas es velocidad puede valer la pena ver si cumplen con lo que promete. También aseguran que no guardan registros de horas de conexión de los usuarios y se describen a sí mismos como un "coche blindado para Internet", aunque sí guardan registros sobre las fechas.

Una característica interesante es que ofrecen sus propios servicios DNS, soportan el protocolo OpenVPN y además ofrecen acceso a la red Tor. El servicio tiene su base en las Islas Vírgenes Británicas, lo que técnicamente los sitúa lejos del alcance de los Five Eyes, pero al ser un territorio británico nos genera unas cuantas dudas sobre qué puede pasar con los datos. Recomendamos precaución si te decides por este servicio.

En cuanto a sus planes de precios, arrancamos en 12,25 euros mensuales. Lo siguiente son 56,72 euros cada seis meses y 94,60 euros cada año.

Buffered, soporte para OpenVPN y DNS propios



Si el anonimato a largo plazo es una prioridad para ti, entonces Buffered es una opción atractiva. La empresa está afincada en Hungría (lo que la aleja de los Five Eyes), aunque para los más preocupados por su privacidad plantea algunas dudas: guarda registros de horas y direcciones IP de los usuarios, y no ofrece pagos anónimos.

Sin embargo, cuenta con sus propios DNS y soporta OpenVPN. Actualmente dice tener servidores (no se especifica número) en 30 países a los que se puede acceder sin limitaciones en la velocidad o en el ancho de banda. Presume de tener servidores rápidos y soporte 24/7 a sus clientes.

Hablando del asunto de los precios, el plan mensual son 12,30 euros. Después tenemos uno semestral por 56,72 euros y uno anual por 93,68 euros.

ZenMate, de las pocas con plan de prueba



El caso de ZenMate es un poco especial, ya que ofrece un período gratuito de prueba. Se puede utilizar de forma gratuita con limitaciones también, o elegir uno de los planes de pago sin restricciones.

Este producto comenzó como un plugin para Chrome, que ahora también se puede encontrar en Firefox, Opera, y como aplicación de escritorio de Windows y macOS. Por supuesto, también tiene su réplica en dispositivos móviles, si bien sólo permite una conexión al servidor VPN a la vez. Se puede elegir entre 28 países, aunque no se proporcionan datos sobre servidores.

En lo que respecta a los planes de precios, la facturación mensual es de 7,99 euros al mes, la semestral es de 44,99 euros y la anual cuesta 59,99 euros. Ahora bien, este servicio está afincado en Alemania, que forma parte de los Fourteen Eyes europeos, que comparten información con los Five Eyes

StrongVPN ofrece routers con su servicio integrado



Una característica de StrongVPN que echará para atrás a los usuarios más pro-privacidad es que el servicio tiene su base en Estados Unidos, con lo que la sombra de los Five Eyes planea sobre ella.

El servicio asegura que no guarda información sobre sus usuarios, pero no está claro si eso se refiere a sus direcciones IP, las horas y fechas de conexión o su actividad online. Como parte positiva, soporta un buen número de protocolos (entre ellos OpenVPN). Como apunte, para usarla desde un Mac es necesario descargar e instalar un programa llamado Tunnelblick.

La empresa ofrece 47 servidores en 24 países, y también vende routers con StrongVPN incorporado. En su publicidad aseguran ser la solución ideal para usarse en descargas P2P y no cuenta con restricciones de ancho de banda.

De los servicios que recomendamos en este artículo, es uno de los que cuenta con precios razonables, si bien dividen su tarificación en paquetes: uno mensual por 9,46 euros al mes y otro anual por 66,18 euros.

TotalVPN, de las más fáciles de usar


Si quieres un servicio VPN que sea fácil de usar y seguro, entonces TotalVPN es lo que estás buscando. Si vas a utilizarla de forma ocasional, entonces su plan gratuito puede interesarse. Por ahora sólo ofrece tres localizaciones y un uso limitado en el modo a coste cero, pero sus planes de pago ofrecen 61 servidores repartidos en 30 países con uso ilimitado.

Sin embargo, de todos estos servidores al menos 47 están en Estados Unidos y Europa, lo que para los que más se preocupan por su privacidad seguramente encenderá algunas luces de alarma. Tampoco ayuda que esté afincada en el Reino Unido, así como que tampoco ofrezca pagos en bitcoins. Ofrece soporte para los principales sistemas operativos (lamentablemente no para Linux), pronto estará disponible para Chrome OS y aplicaciones para iOS y Android.

En lo que respecta a precios, ya hemos comentado que existe un plan gratuito por cero euros al mes, y uno premium por 6,03 euros mensuales.

https://www.xataka.com/seguridad/gu...a-considerar-para-navegar-de-forma-mas-segura














 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
25.175
Calificaciones
68.053
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
¿Qué es una conexión VPN, para qué sirve y qué ventajas tiene?


Las conexiones VPN no son ni mucho menos un invento nuevo, pero es ahora cuando están empezando a coger tracción entre el gran público. Mientras que tradicionalmente su uso era más común en el entorno empresarial, la gran versatilidad de este tipo de conexiones y sus múltiples usos las hacen cada vez más populares.

¿Pero qué es una VPN y qué ventajas te aporta? Precisamente esa versatilidad de la que hablábamos es la misma que crea alguna que otra confusión al respecto, pues cada vez más se relaciona a las conexiones VPN con "el mal" (con grandes comillas), pues algunas de sus aplicaciones incluyen el salto de los bloqueos geográficos, un mayor anonimato en la Red o incluso el bloqueo de la publicidad.

Qué es una VPN
Empecemos por lo básico. VPN son las siglas de Virtual Private Network, o red privada virtual que, a diferencia de otras palabras informáticas más crípticas como DNS oHTTP, sí nos dan pistas bastante precisas sobre en qué consisten.

La palabra clave aquí es virtual, pues es esta propiedad la que genera la necesidad de la VPN en sí, así como la que permite a las conexiones VPN ofrecerte los múltiples usos que veremos más adelante.

Para conectarse a Internet, tu móvil, PC, televisión y demás dispositivos generalmente se comunican con el router o módem que conecta tu casa con tu proveedor de Internet, ya sea mediante cable o inalámbricamente. Los componentes son distintos si estás usando la conexión de datos de tu móvil (que incluye su propio módem y habla con la antena de telefonía) pero la esencia es la misma: tu dispositivo se conecta a otro, que le conecta a Internet.

Lo más normal es que no tengas uno, sino varios dispositivos conectados al mismo router: móviles, ordenadores, consolas... En este caso cada uno tendrá asignada una dirección IP local, que no es visible desde Internet. Esto es una red local, un conjunto de dispositivos conectados de tal modo que puedan compartir archivos e impresoras sin necesidad de pasar por Internet.

Una conexión VPN lo que te permite es crear una red local sin necesidad que sus integrantes estén físicamente conectados entre sí, sino a través de Internet. Es el componente "virtual" del que hablábamos antes. Obtienes las ventajas de la red local (y alguna extra), con una mayor flexibilidad, pues la conexión es a través de Internet y puede por ejemplo ser de una punta del mundo a la otra.

Mediante VPN, el portátil se puede unir a la Red corporativa como si estuviera allí
Sin embargo, es otra peculiaridad de las conexiones VPN la que las está volviendo tan de moda hoy en día: los túneles de datos. Normalmente, mientras usas Internet tu dispositivo se pone en contacto con tu proveedor de Internet, que es el que conecta con los distintos servicios web para ofrecerte, por ejemplo, los vídeos de YouTube.

Cuando te conectas a una conexión VPN, esto cambia. Todo tu tráfico de red sigue yendo desde tu dispositivo a tu proveedor de Internet, pero de ahí se dirige directo al servidor VPN, desde donde partirá al destino. Idealmente la conexión está cifrada, de modo que tu proveedor de Internet realmente no sabe a qué estás accediendo. A efectos prácticos, tu dirección IP es la del servidor VPN: en muchos aspectos es como si estuvieras físicamente ahí, conectándote a Internet.


En vez de conectarte a Internet directamente, lo haces a través de un servidor VPN

Para qué sirven las conexiones VPN

Seguro que con las explicaciones anteriores ya te has imaginado unas cuantas situaciones en las que las conexiones VPN podrían ser útiles. Es un secreto a voces que son especialmente importantes en el entorno corporativo, pero sus usos no acaban ni mucho menos ahí. Estos son los principales usos de las conexiones VPN.

1. Teletrabajo
El uso más obvio de una conexión VPN es la interconectividad en redes que no están físicamente conectadas, como es el caso de trabajadores que están en ese momento fuera de la oficina o empresas con sucursales en varias ciudades que necesitan acceder a una única red privada.

Desde el punto de vista de la seguridad, permitir el acceso indiscriminado a la red propia de una empresa desde Internet es poco menos que una locura. Aunque el acceso esté protegido con una contraseña, podría ser capturada en un punto de acceso WiFi público o avistada por un observador malintencionado.

Por el contrario, el riesgo disminuye si el trabajador y la empresa se conectan mediante una conexión VPN. El acceso está protegido, la conexión está previsiblemente cifrada y el trabajador tiene el mismo acceso que si estuviera presencialmente ahí.

2. Evitar censura y bloqueos geográficos de contenido
Con el apogeo de Internet y la picaresca tanto de los proveedores de contenidos como de los usuarios, se han ido popularizando otros usos más lúdicos de las conexiones VPN, muchos de ellos relacionados con un concepto muy sencillo:falsear dónde estás.

Al conectarte con VPN, tu dispositivo se comunica con el servidor VPN, y es éste el que habla con Internet. Si tú estás en China y el servidor VPN está en Estados Unidos, generalmente los servidores web creerán que estás navegando desde este país, dejándote acceder a los contenidos disponibles solo allí, como podría ser Netflix.

De igual modo, esta misma lógica se puede usar para acceder a aquellos contenidos que estuvieran censurados o bloqueados en tu país, pero no allí donde se encuentra el servidor VPN. Así es como millones de ciudadanos chinos logran conectarse a Facebook y otras 3.000 webs bloqueadas en el país.


El firewall de China impide la conexión con Facebook, pero no con un VPN (que después conecte con Facebook)

3. Capa extra de seguridad
Aunque no es estrictamente necesario, sí es común que las conexiones VPN vengan acompañadas de un cifrado de los paquetes que se transmiten con ellas, por lo que es normal oir la recomendación de que, si necesitas conectarte a un punto de acceso Wi-Fi público, al menos uses te conectes con una VPN.

Iniciar sesión en tus cuentas bancarias mientras estás conectado a una red WiFi pública en la que no confías probablemente no sea la mejor idea del mundo, pues es relativamente sencillo para un ladrón capturar los paquetes sin cifrar y hacerse con tus cuentas de usuario. Aquí es donde entra la capa extra de seguridad que puedes conseguir mediante una conexión VPN, pues los paquetes se enviarían cifrados, de modo que aquel que está escuchando probablemente no podría hacer nada con ellos.

No obstante, hay letra pequeña en esto, pues mientras estás desconfiando de la red pública Wi-Fi, estás poniendo toda tu fé en el servidor de VPN, que puede de igual modo capturar todo tu tráfico, guardar registros de lo que haces o incluso vender tu ancho de banda al mejor postor. Una VPN es tan segura y útil como su proveedor. Si no confías en tu VPN, no la uses, pues en vez de tener una capa de seguridad adicional, tendrás al enemigo en casa y mirando absolutamente todo lo que haces en Internet.

4. Descargas P2P
Otro uso común de las conexiones VPN se encuentra en las descargas P2P, lo cual en estos tiempos generalmente es sinónimo de descargar desde BitTorrent. Antes de que me pongas un parche en el ojo, una pata de palo y me obligues a pasar por la quilla, las conexiones VPN también tienen usos en la descarga P2P aunque bajes torrents completamente legales.

Desgraciadamente es cada vez común que los proveedores de Internet decidan meter las narices en cómo enviamos y recibimos los ceros y unos en la Red, y aunque les encanta que visitemos páginas web normales, que descarguemos no les hace tanta gracia: demasiado tráfico, y además probablemente te estás descargando algo ilegal.

Algunos proveedores bloquean por completo las descargas P2P, mientras que otros simplemente la boicotean para que funcione mal y te rindas por ti mismo. Igual que puedes usar una conexión VPN para evitar la censura de tu país, también puedes en ocasiones evitar que tu proveedor de Internet boicotee tus descargas P2P.

Ventajas de las conexiones VPN
Ahora que ya sabemos qué es una conexión VPN y para qué sirve, es hora de resumir una lista de las ventajas e inconvenientes que te supone el uso de esta tecnología. Primero, la parte positiva:

  • Funciona en todas las aplicaciones, pues enruta todo el tráfico de Internet, a diferencia de los servidores proxy, que solo puedes usar en el navegador web y un puñado de aplicaciones más que te dejan configurar las opciones de conexión avanzadas.
  • Se conecta y desconecta fácilmente. Una vez configurado, puedes activar y desactivar la conexión a tu antojo.
  • Seguridad adicional en puntos de acceso WiFi, siempre y cuando la conexión esté cifrada, claro
  • Falseo de tu ubicación, como ya hemos visto en el apartado anterior, una conexión VPN es un modo eficaz de evitar la censura o acceder a contenido limitado a cierta región.
  • Tu proveedor de Internet no puede saber a qué te dedicas en Internet. ¿No te apetece que tu proveedor de Internet sepa que te pasas horas viendo vídeos de gatitos en YouTube? Con una VPN no sabrán a que te dedicas, pero ojo, que sí lo sabrá la compañía que gestiona el VPN.
Cosas que debes tener en cuenta
Hasta ahora todo muy bonito, usar conexiones VPN parece estar lleno de ventajas: más seguridad, privacidad mejorada, salto de los bloqueos geográficos... Antes de que te lances a comprar un servicio de VPN o registrarte en uno gratuito, hay unos cuantos apartados que debes tener en cuenta:

  • El precio. Aunque hay servicios VPN gratuitos, obviamente no puedes esperar mucho de ellos, pues con frecuencia estarán muy limitados, serán muy lentos o no sean muy de fiar. Hay algunas excepciones, no obstante.
  • La velocidad se resiente. La diferencia entre conectarte a Internet directamente o que tus datos tracen una ruta que atraviesa medio mundo puede ser abrumadora. Si tu servidor VPN está muy lejos, experimentarás mucha latencia a la hora de navegar por la red. Además de latencia, es normal que la velocidad de descarga y subida máxima estén limitadas.
  • Su seguridad no es infalible. Esto ya lo hemos dicho varias veces, pero nunca está de más repetirlo. Solo porque el icono de la conexión tenga un candado no quiere decir que la conexión sea segura, especiamente si estamos hablando de conexiones VPN basadas en el protocolo PPTP.
  • No siempre pueden falsear tu ubicación. Especialmente en el móvil, cada vez hay más tecnologías por las cuales se puede triangular y aproximar tu ubicación más allá de tu dirección IP.
  • No te proporcionan anonimato. Usar una VPN no supone que la navegación sea anónima. La combinación ganadora para un mayor anonimato, si hacemos caso a Edward Snowden, es usar a la vez una conexión VPN y Tor.
Usa VPN de terceros... o crea tu propio servidor
Lo más normal y rápido para empezar a saborear las ventajas de las conexiones VPN es registrarse en una de las múltiples empresas que ofrecen servicios de VPN. Pagas una cuota mensual que puede ir desde un par de euros hasta más de 10 euros y obtienes las credenciales para iniciar sesión en su servicio y con frecuencia un cliente VPN oficial propio que te facilita mucho las cosas.

Sin embargo, si quieres un control total y absoluto de tu conexión o no te fías de nadie, puedes seguir la filosofía de "si quieres algo bien hecho, debes hacerlo tú mismo". El problema con esto es que es raro que tengas acceso a un PC en otro país con el cual puedas disfrutar de algunas de las ventajas que comentábamos antes (evitar censura, bloqueos geográficos).

Hay algunas excepciones, como los trota-mundos que viajan con frecuencia e instalando un VPN en su PC en casa encuentran pueden seguir accediendo a sus archivos allá donde estén, disfrutando también de los servicios que solo estuvieran disponibles en su país, como pueden ser Netflix o Spotify.

Si quieres crear tu propio servidor VPN, tanto si es en un PC tuyo con Windows como en un servidor remoto bajo tu control, OpenVPN es probablemente tu mejor opción. Puedes descargarlo desde aquí, aunque estás avisado de antemano que instalar un servidor VPN no es tan sencillo como pulsar Siguiente - Siguiente - Siguiente.



Estas guías pueden serte de utilidad:

Cómo conectar a un servido VPN y dónde se configura
Hoy en día todo sistema operativo en su versión más o menos actual te permite conectarte a una conexión VPN sin necesidad de instalar nada adicional. Todo lo que necesitas son los datos de acceso del proveedor de VPN (o de tu empresa, si es el caso), como la dirección del servidor, el tipo de VPN y tus credenciales de usuario.

En Windows
En Windows es posible conectarse con una red VPN sin instalar nada adicional desde allá por Windows XP, pero el soporte para los distintos tipos de cifrado es más básico cuanto más antigua sea tu versión de Windows.

Para conectarte a una red VPN en Windows 7, sigue estos pasos:

  • Abre el Centro de Redes y Recursos Compartidos
  • Pulsa Crear una nueva conexión.
  • Elige Conectar a una red de trabajo
  • Rellena la información del servidor, tipo de VPN y tus credenciales de usuario
En Windows 10 también puedes usar el siguiente modo con la Interfaz Moderna:

  • Abre las opciones del PC
  • Ve a Red e Internet
  • Abre el apartado VPN
  • Pulsa Agregar una conexión VPN
  • Rellena la información de servidor, tipo de VPN y credenciales de usuario
En Mac
El soporte para conexiones VPN no podía faltar en Mac OSX. Para conectarte a una conexión VPN en tu Mac, sigue estos pasos:

  • Abre Preferencias del sistema y haz clic en Red
  • Pulsa Añadir (+) en la parte inferior de la lista de servicios a redes
  • Selecciona VPN en el menú desplegable Interfaz
  • Rellena el resto de ajustes como el tipo de conexión y los ajustes de autenticación
En Linux
Para conectarte a un servidor VPN desde Linux necesitarás tener instalado el paquete network-manager-vpnc, que no viene por ejemplo instalado por defecto en Ubuntu. Para instalarlo puedes recurrir al gestor de software específico de tu distribución o la línea de comandos:

$ sudo apt-get install network-manager-vpnc

Después, sigue estos pasos:

  • En Ubuntu, haz clic en el icono de red (las dos flechas) en la barra superior
  • Elige Conexiones VPN - Configurar VPN en el menú desplegable
  • Pulsa añadir (o importar, si tienes un archivo de configuración)
  • Sigue las instrucciones en pantalla para rellenar el resto de información como el tipo de cifrado y tus credenciales de usuario.
En Android
También Android cuenta con su propio cliente de VPN, aunque el modo para acceder a él puede variar ligeramente según la versión de Android que tengas instalada y las modificaciones en los menús que haya hecho tu fabricante. Generalmente, lo encontrarás aquí:

  • Ve a Ajustes
  • Abre el apartado de Redes inalámbricas, conexiones de Red o similares
  • Generalmente, las conexiones VPN se encuentran en el apartado Otros o Más Redes.
  • Toca en el apartado VPN y pulsa el botón Más (+) para crear la conexión
  • Rellena el nombre, tipo de VPN, dirección del servidor y cifrado
En iOS
En iOS, el proceso es algo más sencillo. Para conectarte a un servidor VPN desde tu iPhone o iPad, sigue estos pasos:

  • Abre los Ajustes
  • Ve al apartado General
  • Haz scroll hasta llegar al apartado VPN
  • Toca Añadir configuración VPN
  • Elige la pestaña del tipo de VPN de tu servidor, y rellena los datos del servidor y nombre de usuario
https://www.xataka.com/seguridad/que-es-una-conexion-vpn-para-que-sirve-y-que-ventajas-tiene
 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
25.175
Calificaciones
68.053
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Cómo usar los DNS de Google y qué ventajas tienen

La mayoría de nosotros usamos Internet a diario sin darnos cuenta de la enorme cantidad de sistemas, redes y servidores que operan en la sombra para acercarnos los diferentes servicios online directamente hasta nuestras pantallas.

Una de estas tecnologías indispensables para la navegación pero poco conocida por el gran público es DNS(Domain Name System o Sistema de Nombres de Dominio), que suele venir configurada de serie en los routers proporcionados por nuestro proveedor de acceso a Internet (ISP).

Sin embargo, no siempre esta configuración es la más apropiada o conveniente para nuestra región, de ahí que exista la posibilidad de seleccionar un servicio alternativo como por ejemplo Google Public DNS. ¿Qué es, cómo puedo usarlo en mi ordenador y qué ventajas me aportará?


¿Qué es DNS y para qué sirve?


Cuando un equipo informático está conectado a una red, es necesario asignarle una dirección IP para identificarlo entre el resto de equipos. Si estamos en una red local con pocos ordenadores, es fácil conocer y tener apuntadas, incluso en un papel, las direcciones IP de cada uno. Pero, ¿qué sucede si nos encontramos ante una red global como Internet con miles de millones de dispositivos conectados?

Pues que la cosa se complica y el usuario humano, que es más capaz de manejar direcciones en texto (por ejemplo Xataka.com) que ristras de números IP (54.230.78.52), necesita de ayuda extra, por lo que es necesario un sistema intermedio que traduzca estos nombres de dominio a las direcciones IP del servidor donde se aloja la página o servicio que queremos utilizar.

DNS es una tecnología fundamentada en una base de datos distribuida que sirve precisamente para traducir estos nombres de dominio en las redes. Es decir, para conocer la dirección IP de la máquina donde está alojado el servicio al que queremos acceder.


Cada equipo informático, por defecto, tiene un pequeño servidor DNS que almacena una caché con las últimas direcciones a las que hemos accedido. Si el dominio que queremos visitar no se encuentra en esta caché, se utilizará el servidor DNS que tengamos configurado en nuestro sistema operativo o en el router (que será el dado por el ISP) iniciando así una búsqueda recursiva hasta encontrar la dirección.

Y es aquí donde entran en juego los servicios de DNS públicos y gratuitos comoGoogle Public DNS , que nos permiten sustituir la búsqueda de direcciones en las bases de datos de nuestro proveedor de Internet por otra en los servidores de Google. ¿Por qué querríamos hacer esto?

Ventajas de usar Google Public DNS
El primer motivo es la velocidad de respuesta a la hora de resolver las peticiones. Al visitar una web no solo se genera una única petición DNS, sino que dependiendo de los contenidos a los que estemos accediendo pueden ser muchas las solicitudes de resolución de direcciones IP. Esto hace que el tiempo de acceso se incremente si el servidor DNS es lento, está saturado o es incapaz por sí mismo de resolver dicha petición reenviándola a otro equipo.

Los servidores de algunos ISP pueden en momentos dados quedar saturados por las peticiones de muchos usuarios si la red está sobrecargada ralentizando la navegación de sus clientes. Además, la ubicación de estos servidores no siempre es cercana a nuestras casas, por lo que también se pierde tiempo en el envío de los datos, aunque sea a la velocidad de la luz.

Google cuenta con servidores actualizados con la última tecnología con grandes bases de datos que indexan la mayoría de páginas web del mundo, actualizan esta información constantemente (ya que una buena parte de su negocio depende de ello) y nos dirigen hasta el servidor más cercano a nuestra localización. De ahí que en algunos casos la respuesta al utilizar sus DNS sea más rápida que con los de nuestro ISP.



¿Son siempre los DNS de Google más rápidos que el resto? Pues no. Depende de nuestra ubicación concreta, de cómo y dónde estén los servidores de nuestros ISP y sobre todo de la red a la que estemos conectados. ¿Cómo puedo saber si me merece la pena? Pues hay una herramienta bastante útil llamada namebench que tras ejecutarla nos dirá qué servicio de DNS nos conviene más en cuanto a velocidad se refiere.

El siguiente gran motivo es para saltarse restricciones de acceso a determinados servicios o páginas web relacionados con censuras o prohibiciones. Una de las fórmulas más habituales para impedir el acceso a una web es bloquear el dominio a nivel del DNS de las operadoras del país. Es algo que hemos visto por ejemplo en los casos de The Pirate Bay , de Uber o en países con dictaduras y acceso restringido a la información. En estos casos usar el DNS de la operadora nos impedirá acceder a la web deseada, escollo que podemos saltarnos fácilmente utilizando por ejemplo los DNS de Google.

Otra ventaja importante es la mejora en la estabilidad y la seguridad. Los DNS de Google se actualizan constantemente con lo último en seguridad para evitar diferentes tipos de ataques (como los de denegación de servicio) que merman el rendimiento de la red o pueden incluso llegar a bloquear el acceso a ciertas páginas. Además, cuando la carga de trabajo en los DNS del ISP es muy elevada puede llegar a haber problemas de estabilidad y hacer que la navegación se ralentice o se detenga por completo. De ahí la ventaja de poder contar con un sistema alternativo que nos saque del apuro.

Cómo configuro las DNS de Google en mi equipo
Si después de leer todo lo anterior te has animado a probar las DNS de Google y a sustituir las de tu ISP, adelante, es un proceso muy sencillo y rápido de hacer y además siempre puedes volver al estado anterior (para ello lo mejor es que antes de empezar a sustituir nada apuntes en un papel las direcciones facilitadas por tu ISP que encontrarás generalmente en el router). Hay dos formas básicas para cambiar las DNS: directamente en el router principal de la casa o en cada equipo conectado a Internet.

Cambiando los DNS en el router


Los cambios afectarán a todos los dispositivos que tengas conectados a la red local y que le pidan los DNS de forma automática, por lo que así te evitas tener que andar configurando ordenador por ordenador. Las direcciones de los servidores son las siguientes (lo habitual es que utilicemos las de IPv4, ya que no todos lo routers, equipos y redes actuales soportan IPv6):

Google Public DNS IPv4:

  • 8.8.8.8
  • 8.8.4.4
Google Public DNS IPv6:

  • 2001:4860:4860::8888
  • 2001:4860:4860::8844
Para cambiarlas lo primero que hay que hacer es entrar en el router a través del navegador web generalmente tecleando en la barra de navegación la dirección192.168.1.1, 192.168.2.1 o 192.168.0.1.

  • Después iniciamos sesión en la interfaz web introduciendo nombre de usuario y contraseña, valores que por defecto suelen ser “1234/1234”, “1234/” (en blanco la contraseña), “admin/”, “admin/admin” , dependiendo del modelo que tengamos y de cómo lo haya configurado nuestra operadora.

  • Buscamos la pestaña de configuración y el apartado de la red de área local o LAN. Ahí deberán aparecer las opciones “Primary DNS” y “Secondary DNS”.

  • Anotamos en un papel las direcciones que aparecen por si luego queremos volver a cambiarlas e introducimos las dos de los DNS de Google.

  • Guardamos los cambios y ya está. (en algunos casos puede que tengamos que reiniciar el router para que surta efecto).
Cambiando los DNS en Windows



Si lo que queremos es utilizar los DNS de Google solo en un equipo con Windows también podemos hacerlo de forma sencilla y la modificación afectará únicamente a ese ordenador. A continuación tenemos los pasos para cambiar el DNS en Windows 10.



  • Abrimos el menú de configuración de Windows 10. En él elegimos la opciónRed e Internet para cambiar las características de nuestras conexiones a Internet.


  • Si tenemos conectado el ordenador directamente al router entra en la opciónEthernet, y si no utilizaremos la opción Wi-Fi que aparecerá en su lugar. En cualquiera de los dos casos, ahora pulsamos sobre la opción Cambiar opciones del adaptador.



  • Se te abrirá el panel de Conexiones de red, donde haremos click derecho sobre nuestra conexión eligiendo Propiedades. Una vez allí buscamos y seleccionamos la opción *Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4), y pulsamos sobre el botón *Propiedades*. En el caso de que tengamos IPv6 también tendremos que configurar este apartado además del de IPv4.


  • Una vez en estas propiedades elegimos la opción Usar las siguientes direcciones de servidor DNS e introducimos las direcciones de DNS de Google. Cuando lo hagamos pulsamos en Aceptar y habremos terminado.
Y en el caso de que tengamos una versión anterior de Windows, aquí tenemos el proceso para hacerlo con ellas.

  • Abrimos la configuración de la interfaz de red que tengamos (por ejemplo "Conexión de red de área local") Para ello pinchamos en el icono que aparece abajo a la derecha del escritorio de Windows, entramos en "Abrir el centro de redes y recursos compartidos" o bien podemos acceder entrando desde el Panel de Control>Conexiones de Red, dependiendo de la versión de nuestro sistema operativo.


  • Hacemos doble clic en la conexión que queremos configurar (en nuestro caso "Conexión de red de área local"), y después pinchamos en propiedades y por último en el servicio que queremos modificar (Protocolo de Internet Versión 4).


  • Marcamos la opción "Usar las siguientes direcciones de servidor DNS" y ponemos las direcciones de Google DNS en los recuadros correspondientes.
 

Registrado
8 May 2017
Mensajes
25.175
Calificaciones
68.053
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
continúa...

Cambiando los DNS en OS X
Para cambiar los DNS en un ordenador con sistema operativo OS X los pasos son muy parecidos a los que hemos seguido en Windows.



  • Abrimos el panel de Preferencias del Sistema (en el menú de la manzana), buscamos el icono Red y seleccionamos la interfaz de red que queremos configurar y pulsamos el botón “Avanzado”, y dentro del diálogo que se abre cuando hacemos clic en él accedemos a la pestaña DNS.

  • Anotamos las direcciones que aparecen por defecto en un papel por si queremos volver a ellas más tarde y las sustituimos por las del DNS de Google.
Cambiando los DNS en iOS y Android



En terminales móviles con el sistema operativo iOS o Android el cambio también es muy sencillo. Solo hay que ir a Ajustes/configuración de la red WiFi. Veremos que aparece la red a la que estamos conectados.

Pulsamos en “Modificar red”, "Opciones avanzadas" o "información", dependiendo de la versión y del sistema operativo que tengamos y buscamos la opción en la que aparezcan las direcciones DNS por defecto, cambiándolas por las de Google si a sí lo deseamos.

https://www.xataka.com/ordenadores/como-usar-los-dns-de-google-y-que-ventajas-tienen
 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
25.175
Calificaciones
68.053
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Qué es una dirección IP y cómo puedes saber la tuya



Hoy te vamos a explicar qué son las direcciones IP, uno de los elementos más comunes que te puedes encontrar en Internet. Todas las páginas web que visites, cualquier ordenador desde el que trabajes e incluso los routers con los que te conectes tienen una de estas direcciones.

IP significa “Internet Protocol", o lo que es lo mismo, "Protocolo de Internet”. Se trata como dice el nombre de un protocolo de comunicaciones a través de la red. Luego por otro lado tienes la dirección IP, que es el número que escoges o se te asigna dentro de la red, y que es la manera que tiene Internet de saber quién es quién.

Se tratan por lo tanto una especie de "matrícula" para identificarte cuando estás conectado. Sin embargo hay dos tipos de direcciones IP, las IP Públicas y las IP Privadas, y cada una de ellas tiene una finalidad totalmente diferente.

Qué es y para qué sirve una IP Pública



Una IP Pública es la dirección que te asigna tu ISP, empresas que dan acceso a Internet como Telefónica, Vodafone, etcétera, y sirve para identificarte dentro de Internet cuando te conectas. Aunque también las hay fijas, es común que estas IPs suelan ser dinámicas y vayan cambiando sin que te des cuenta cada cierto tiempo.

Nadie puede navegar por la red sin una IP, y ninguna página web puede estar online si no tiene una IP asociada. De hecho, cuando tú escribes una dirección como 'www.google.es', lo que hace el navegador es traducir ese texto a una dirección IPpara poder conectarse a la página de Google y acceder a su contenido.

Por lo tanto, estas direcciones IP públicas son como la matrícula que se te asigna cuando te conectas. Es una manera de identificarte como usuario en la inmensidad de la red, ya que ninguna IP se puede repetir.


Qué es y para qué sirve una IP Privada



Diferencias entre los dos tipos de IP.

Y por otro lado están las IP Privadas, que son las que se utilizan en redes privadas como la que creas en tu casa conectando varios dispositivos a través de tu WiFi. Cuando lo haces, cada dispositivo como tu impresora, tu router o tu smartphone tiene una IP propia, y para que no haya conflictos ellos cada uno tendrá una IP diferente.

Las direcciones IP están formadas por cuatro números de hasta tres cifras separados por tres puntos. Los valores de cada número pueden variar entre 0 y 255, por lo que una dirección IP podría ser 192.168.1.1. Dentro de las miles de combinaciones que se pueden generar con esta numeración hay tres rangos que se reservan exclusivamente para las IPs privadas, y que son los siguientes:

  • Clase A: 10.0.0.0 a 10.255.255.255.
  • Clase B: 172.16.0.0 a 172.31.255.255.
  • Clase C: 192.168.0.0 a 192.168.255.255.
La Clase A es para las redes más grandes, como las de las compaías internacionales. Las IP privadas de Clase B son para redes de tamaño mediano, como las redes de una universidad, y las direcciones de la clase C se usan normalmente para las redes más pequeñas y domésticas. Por ejemplo, la IP 192.168.1.1 forma parte de la clase C, y por eso se reserva para entrar al router de tu casa.

Es muy importante que no confundas a la dirección IP con la dirección MAC. La MAC es un identificador único para las tarjetas de red de los dispositivos, y por lo general es fijo para cada dispositivo (aunque puedes cambiarla). Mientras, la IP de tu ordenador no tiene por qué ser siempre la misma, y más que para identificar dispositivos sirve para identificarte a ti como usuario dentro de Internet.

Hay que dejar claro que las IPs privadas no se repiten dentro de una misma red. Esto quiere decir que en tu casa cada aparato conectado tendrá una IP diferente sin que se repita ninguna, pero que en mi casa uno de mis aparatos puede tener la misma IP que uno de los tuyos, porque son redes diferentes.


Diferencias entre redes públicas y privadas, cada una con su propio tipo de dirección IP.

También tienes que tener claro que la IP privada de tu ordenador no es la misma que la pública. Dentro de tu red tu ordenador se identificará entre el resto de aparatos con su IP privada, pero cuando salgas a Internet lo harás mediante una IP pública que será diferente.

¿Cómo puedo obtener mi IP?



Siendo el identificador con el que sales a la red nunca está de más saber cual es tu IP pública. Para obtenerla existen diferentes métodos depende de tu sistema operativo, pero la forma más sencilla es la de recurrir a una página especializada en mostrártela. Las hay a cientos, y es un método rápido que no depende de tu sistema operativo.

Por ejemplo, sólo con entrar a páginas como Ver mi IP o CualEsMiIP.com ya puedes ver de forma automática y sin tener que hacer click en ningún sitio cual es tu IP pública. En ellas también podrás comprobar si navegas a través de un proxy que oculte tu IP real.



Con estos métodos lo que obtendrán son tus direcciones de IP Pública, que son las más útiles a la hora de navegar por la red. Las IPs privadas las puedes obtener en la configuración de red de tu sistema operativo (Configuración -> Red e Internet -> Ver las propiedades de red en Windows 10), en la que entre otros datos aparecerá también la IP de tu ordenador dentro de tu red doméstica.

https://www.xataka.com/basics/que-es-una-direccion-ip-y-como-puedes-saber-la-tuya




 

Registrado
8 May 2017
Mensajes
25.175
Calificaciones
68.053
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Qué es la geolocalizacion por IP y cuanto revela de tu dirección física

¿Puede alguien saber dónde vives sólo por tu dirección IP? Ya te hemos contado que una IP pública es la dirección que te asigna tu operador cuando te conectas a Internet, una matrícula única con la que te identificas a la hora de navegar, gracias a la cual las páginas y servicios online saben a dónde te tienen que enviar los datos.

Pero hoy vamos a hablar sobre otras de las posibilidades que brindan las direcciones IP, la de geolocalizar a alguien. Te vamos a contar hasta qué punto se puede saber tu dirección física mediante tu IP, y cuán fiable puede resultar este método para localizar a una persona.

Qué es la geolocalización por IP
Hablamos de la geolocalización basada en direcciones IP cuando a una dirección IP se le asigna la ubicación geográfica real de un un dispositivo a través del cual se está accediendo a Internet. Esta geolocalización implica que a la dirección IP se le asigna un país de procedencia, región o ciudad, la latitud y longitud de la posición en GPS y el nombre de la ISP u operadora que asigna la IP.

El ARIN estadounidense o el RIPE NCC europeo son algunos de los centros encargados de supervisar la asignación y registro de los números de recursos de Internet en regiones específicas. Ellos tienen los Whois de las IPs, la información sobre quién es el dueño de cada uno, y le ofrecen esta información a muchas de las agencias que se lo solicitan.

¿Y para qué va a querer alguien esta información? Muchas páginas web necesitan métodos para identificar de dónde vienen sus visitantes, y el emparejamiento de las direcciones IP con una ubicación geográfica es uno de ellos. Es uno de los factores que ayuda a pre-rellenar los formularios con tu país de procedencia o a que una web te aparezca en tu idioma al visitarla.

También ayuda a la seguridad, ya que los propietarios de comercios electrónicos tienen con ella una herramienta para reducir el fraude de tarjetas de crédito en función de la ubicación donde se utilizan. Además, en el caso de estar sufriendo un ataque informático o de spam ilegal, un administrador puede saber desde dónde se está realizando la acción.


¿Cuán exacta es esta geolocalización?




En la red existen varias bases de datos, algunas gratis y otras de pago, que le ofrecen a sus clientes poder obtenerla geolocalización de las IPs que les visitan mediante códigos y APIs que pueden insertar en sus webs. Ip2location, MaxMind, Tamo Soft oIPligence son algunas de ellas, y dependiendo de la base de datos la precisión con la que se te geolocaliza puede variar entre un 50% o un 98%.

Haciendo uso de estas bases de datos en Internet puedes encontrar varias páginas capaces de saber la localización física de una IP. Sin embargo, estas páginas no suelen ofrecer direcciones concretas, y a menudo dan un barrio e incluso a veces poblaciones que no se corresponden con la de la persona que navega con esa dirección.

Esto es así porque la dirección que realmente está registrada en tu IP es la del proveedor con el que tienes contratada tu tarifa de Internet. Cuando te conectas, tu proveedor te asigna una de sus direcciones IP internas, y como son suyas es su dirección postal la que aparecerá en las páginas cuando busques la geolocalización.

Esto quiere decir que si tu IPS tiene las oficinas en tu misma ciudad, cuando vayas a una de estas páginas aparecerá cual es la ciudad en la que vives, pero no mostrarán la calle en la que está tu casa ni el número de portal. Además, si vives en una población pequeña o con las oficinas de tu IPS fuera, la geolocalización de la IP mostrará una población diferente.

Sea como fuere, con lo grande que es Internet y las miles de millones de personas que entran a diario, el país desde el que navegas, la provincia desde la que lo haces e incluso tu localidad no deja de ser datos importantes que quizá no quieres que cualquier web que visites pueda conocer.


Cómo geolocalizar una dirección IP

Para geolocalizar una dirección IP sólo tienes que buscar páginas que ofrezcan este servicio. Vale con buscar en Google términos como "geolocalizacion ip" para ver varias alternativas, muchas de las cuales son las mismas que sirven también para saber automáticamente cual es tu dirección IP. Vamos a utilizar por ejemplo la deInfoSniper.net por ser uno de los más visuales y sencillos de utilizar.



Cuando entras en esta página automáticamente te aparecerán los datos de tu conexión. Verás que el campo consultar aparece rellenado automáticamente con tu IP, y justo debajo aparece tu geolocalización. Además, debajo de este mapa aparecerán los datos asignados a la IP, como quién es el proveedor, su host o la latitud y longitud atados a la IP.



El mapa que te aparece puedes elegir que sea de Google, de Microsoft o de Yahoo, y puedes hacer zoom en él para ver incluso el edificio registrado en ella. Te recuerdo que no es tu localización física, sino la del operador que te asigna tu IP.




Encima del mapa, en el campo Consultar que tienes rellenado automáticamente con tu IP puedes introducir cualquier otra IP pública. Al hacerlo, la página te mostrará todos los datos que tenga de la dirección que has introducido. Como te hemos explicado puede que no te de la localización exacta, pero sí sabrás la población o provincia en la que vive el dueño de la IP.

Si quieres ocultar tu IP para que las páginas que visites no puedan obtenerla y tener información sobre ti como tu país o provincia, ya te hemos hablado de que puedes hacerlo utilizando proxys que te permitan navegar de forma más anónima. Y si quieres una seguridad mayor, también puedes utilizar una VPN.

https://www.xataka.com/basics/que-es-y-cuanto-revela-de-tu-la-geolocalizacion-por-ip
 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
25.175
Calificaciones
68.053
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Cómo saber si alguien ha leido un mensaje en Messenger



Cuando envías un mensaje en cualquier medio siempre tienes la esperanza de que la otra persona lo lea. La aplicación de mensajería de Facebook no es una excepción, y hoy veremos cómo puedes saber si alguien ha leído un mensaje en Facebook Messenger.



A diferencia de WhatsApp donde los mensajes leídos se marcan individualmente con un doble check azul o de LINE, donde lo hacen con un leído, la confirmación de lectura de Facebook Messenger es similar a la de Instagram, con un único indicativo para toda la conversación, que puede resultar algo confusa.

Leído hasta aquí




Para saber si un mensaje enviado en Messenger se ha leído o no debes ubicar dónde está el círculo con la foto de perfil de la otra persona. Nos referimos al que aparece a la derecha de los mensajes enviados, en pequeñito. Este es el único indicativo y se debe tomar como un marcador que indica hasta donde se han leído los mensajes.


Los mensajes en la parte superior del icono han sido leídos, mientras que los que se encuentran debajo del icono todavía no se han leído. En cuanto lo sean, el icono se moverá de sitio y se colocará abajo del todo, significando que toda la conversación se ha leído.



En la imagen anterior, la imagen del contacto aparece abajo del todo, por lo que todos los mensajes se han leído. Cuando los mensajes se leen, no incluyen ninguna marca de ✓ a su derecha.

¿A qué hora se leyó?



A diferencia de WhatsApp, Facebook Messenger no te dice cuándo se leyó un mensaje específico. Solo te indica cuándo se leyó el último mensaje. Para ver este dato debes tocar en el mensaje. En la parte superior del mismo aparece la fecha de envío y debajo, en pequeño, pone Visto y la hora en que se leyó.

Qué son las distintas marcas al lado de un mensaje


Así pues, ¿qué significan esas marcas al lado de un mensaje? Son esquivalentes a los checks de WhatsApp, pero funcionan de forma diferente:


  • Un círculo vacío significa que el mensaje aun no se ha enviado.
  • Un círculo sin color con un check azul implica que el mensaje ya se ha enviado a Facebook.
  • Un círculo azul con un check blanco significa que el mensaje se ha enviado al destinatario.

Estos indicativos realmente no hablan de si el mensaje se ha leído o no, aunque cuando lo leen desaparecen por completo así que una forma de saber que un mensaje individual ha sido leído es que no tiene ningún icono a su derecha (a no ser que sea la imagen de perfil de la otra persona).

https://www.xataka.com/basics/como-saber-si-alguien-ha-leido-un-mensaje-en-messenger




 
Registrado
27 Feb 2017
Mensajes
14.076
Calificaciones
46.030
Qué es la geolocalizacion por IP y cuanto revela de tu dirección física

¿Puede alguien saber dónde vives sólo por tu dirección IP? Ya te hemos contado que una IP pública es la dirección que te asigna tu operador cuando te conectas a Internet, una matrícula única con la que te identificas a la hora de navegar, gracias a la cual las páginas y servicios online saben a dónde te tienen que enviar los datos.

Pero hoy vamos a hablar sobre otras de las posibilidades que brindan las direcciones IP, la de geolocalizar a alguien. Te vamos a contar hasta qué punto se puede saber tu dirección física mediante tu IP, y cuán fiable puede resultar este método para localizar a una persona.

Qué es la geolocalización por IP
Hablamos de la geolocalización basada en direcciones IP cuando a una dirección IP se le asigna la ubicación geográfica real de un un dispositivo a través del cual se está accediendo a Internet. Esta geolocalización implica que a la dirección IP se le asigna un país de procedencia, región o ciudad, la latitud y longitud de la posición en GPS y el nombre de la ISP u operadora que asigna la IP.

El ARIN estadounidense o el RIPE NCC europeo son algunos de los centros encargados de supervisar la asignación y registro de los números de recursos de Internet en regiones específicas. Ellos tienen los Whois de las IPs, la información sobre quién es el dueño de cada uno, y le ofrecen esta información a muchas de las agencias que se lo solicitan.

¿Y para qué va a querer alguien esta información? Muchas páginas web necesitan métodos para identificar de dónde vienen sus visitantes, y el emparejamiento de las direcciones IP con una ubicación geográfica es uno de ellos. Es uno de los factores que ayuda a pre-rellenar los formularios con tu país de procedencia o a que una web te aparezca en tu idioma al visitarla.

También ayuda a la seguridad, ya que los propietarios de comercios electrónicos tienen con ella una herramienta para reducir el fraude de tarjetas de crédito en función de la ubicación donde se utilizan. Además, en el caso de estar sufriendo un ataque informático o de spam ilegal, un administrador puede saber desde dónde se está realizando la acción.


¿Cuán exacta es esta geolocalización?




En la red existen varias bases de datos, algunas gratis y otras de pago, que le ofrecen a sus clientes poder obtenerla geolocalización de las IPs que les visitan mediante códigos y APIs que pueden insertar en sus webs. Ip2location, MaxMind, Tamo Soft oIPligence son algunas de ellas, y dependiendo de la base de datos la precisión con la que se te geolocaliza puede variar entre un 50% o un 98%.

Haciendo uso de estas bases de datos en Internet puedes encontrar varias páginas capaces de saber la localización física de una IP. Sin embargo, estas páginas no suelen ofrecer direcciones concretas, y a menudo dan un barrio e incluso a veces poblaciones que no se corresponden con la de la persona que navega con esa dirección.

Esto es así porque la dirección que realmente está registrada en tu IP es la del proveedor con el que tienes contratada tu tarifa de Internet. Cuando te conectas, tu proveedor te asigna una de sus direcciones IP internas, y como son suyas es su dirección postal la que aparecerá en las páginas cuando busques la geolocalización.

Esto quiere decir que si tu IPS tiene las oficinas en tu misma ciudad, cuando vayas a una de estas páginas aparecerá cual es la ciudad en la que vives, pero no mostrarán la calle en la que está tu casa ni el número de portal. Además, si vives en una población pequeña o con las oficinas de tu IPS fuera, la geolocalización de la IP mostrará una población diferente.

Sea como fuere, con lo grande que es Internet y las miles de millones de personas que entran a diario, el país desde el que navegas, la provincia desde la que lo haces e incluso tu localidad no deja de ser datos importantes que quizá no quieres que cualquier web que visites pueda conocer.


Cómo geolocalizar una dirección IP

Para geolocalizar una dirección IP sólo tienes que buscar páginas que ofrezcan este servicio. Vale con buscar en Google términos como "geolocalizacion ip" para ver varias alternativas, muchas de las cuales son las mismas que sirven también para saber automáticamente cual es tu dirección IP. Vamos a utilizar por ejemplo la deInfoSniper.net por ser uno de los más visuales y sencillos de utilizar.



Cuando entras en esta página automáticamente te aparecerán los datos de tu conexión. Verás que el campo consultar aparece rellenado automáticamente con tu IP, y justo debajo aparece tu geolocalización. Además, debajo de este mapa aparecerán los datos asignados a la IP, como quién es el proveedor, su host o la latitud y longitud atados a la IP.



El mapa que te aparece puedes elegir que sea de Google, de Microsoft o de Yahoo, y puedes hacer zoom en él para ver incluso el edificio registrado en ella. Te recuerdo que no es tu localización física, sino la del operador que te asigna tu IP.




Encima del mapa, en el campo Consultar que tienes rellenado automáticamente con tu IP puedes introducir cualquier otra IP pública. Al hacerlo, la página te mostrará todos los datos que tenga de la dirección que has introducido. Como te hemos explicado puede que no te de la localización exacta, pero sí sabrás la población o provincia en la que vive el dueño de la IP.

Si quieres ocultar tu IP para que las páginas que visites no puedan obtenerla y tener información sobre ti como tu país o provincia, ya te hemos hablado de que puedes hacerlo utilizando proxys que te permitan navegar de forma más anónima. Y si quieres una seguridad mayor, también puedes utilizar una VPN.

https://www.xataka.com/basics/que-es-y-cuanto-revela-de-tu-la-geolocalizacion-por-ip
LAMENTO DECIR QUE ESA "GEOLOCALIZACIÓN" NO ES ASI COMO SE DICE, Y LO LAMÉNTO,.- YA LO HE MANIFESTADO EN EL HILO DE DIANA QUER EN SU MOMENTO, Y HASTA HE HECHO PÚBLICA MI DIRECCION IP.- Y PUEDO VOLVER A HACERLA Y VERAN QUE NO ESTOY EN EL SITIO QUE SE INDICA.-
UN CORDIAL SALUDO A TODOS.- COMPAÑERA @Coti7495, SI LO ESTIMAS CONVENIENTE HAGO PÚBLICA NUEVAMENTE MI DIRECCION IP, Y VERÁS LO QUE PASA.-
 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
25.175
Calificaciones
68.053
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
LAMENTO DECIR QUE ESA "GEOLOCALIZACIÓN" NO ES ASI COMO SE DICE, Y LO LAMÉNTO,.- YA LO HE MANIFESTADO EN EL HILO DE DIANA QUER EN SU MOMENTO, Y HASTA HE HECHO PÚBLICA MI DIRECCION IP.- Y PUEDO VOLVER A HACERLA Y VERAN QUE NO ESTOY EN EL SITIO QUE SE INDICA.-
UN CORDIAL SALUDO A TODOS.- COMPAÑERA @Coti7495, SI LO ESTIMAS CONVENIENTE HAGO PÚBLICA NUEVAMENTE MI DIRECCION IP, Y VERÁS LO QUE PASA.-

Estimado Franfei: en principio decirte que yo no he dicho lo de la geolocalización, lo ha dicho el autor del artículo, siempre identifico las fuentes de donde obtengo el material que publico. Jamás he tratado de adueñarme de ningún contenido.
Lamento que haya un error. Tienes a disposición los datos de la fuente por si deseas realizar algún reclamo o pedido de aclaración respecto del tema que mencionas. Si no lo haces, quedan a disposición de los lectores ambas versiones, la tuya y la del autor.
Y finalmente decirte que por favor, al menos en este espacio, no publiques tu IP.
Gracias por tu ofrecimiento, pero se trata de información sensible que entiendo no debe tomar estado público.
Saludos cordiales y gracias por tu intervención.
 
Registrado
27 Feb 2017
Mensajes
14.076
Calificaciones
46.030
Estimado Franfei: en principio decirte que yo no he dicho lo de la geolocalización, lo ha dicho el autor del artículo, siempre identifico las fuentes de donde obtengo el material que publico. Jamás he tratado de adueñarme de ningún contenido.
Lamento que haya un error. Tienes a disposición los datos de la fuente por si deseas realizar algún reclamo o pedido de aclaración respecto del tema que mencionas. Si no lo haces, quedan a disposición de los lectores ambas versiones, la tuya y la del autor.
Y finalmente decirte que por favor, al menos en este espacio, no publiques tu IP.
Gracias por tu ofrecimiento, pero se trata de información sensible que entiendo no debe tomar estado público.
Saludos cordiales y gracias por tu intervención.
Muchisimas gracias por tu aclaración, Compañera @Coti7495 , y perdona por mi falta de aclaración exhaustiva y posiblemente se haya derivado de ahí la confusión.-
Hay varias "direcciones IP a considerar en un determinado transmisor", y por eso HE METIDO LA PATA, te ruego me perdones por ello y lo hagan al tiempo los lectores de este hilo a los que encarecidamente ruego disculpas.-
Ha sido un error mio al hacer tal aseveración, soy humano, y tengo fallos.- Lo siento.-
Un saludo.-
 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
25.175
Calificaciones
68.053
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
192.168.1.1 y 192.168.0.1: ¿para qué se utilizan estas IP?


Todas las páginas web que visites, cualquier ordenador desde el que trabajes e incluso los routers con los que te conectes tienen una dirección IP. Se trata de un código numérico con el que se identifica cada dispositivo, algo así como una matrícula con la que poder saber dónde están y acceder a ellos.

Existen ciertos rangos de IPs que no se utilizan en Internet, sino que se reservan para que empresas y particulares puedan identificar sus dispositivos en sus propias redes privadas. Hoy te vamos a hablar de dos de ellas, las 192.168.1.1 y 192.168.0.1 que seguro que has visto alguna vez, y te vamos a contar para qué las puedes utilizar.

Se trata de IPs privadas, unas direcciones que no se utilizan en Internet, y que se reservan para el uso exclusivo de tus dispositivos en una red local. Tienes por ejemplo tu impresora, el router, una videoconsola y un ordenador conectados en una red a través de tu WiFi, cada uno de ellos tendrá una de estas IP privadas, aunque cuando tu ordenador salga a Internet lo hará con una pública que se le asigne.


Para qué sirven 192.168.1.1 y 192.168.0.1



La dirección 192.168.1.1 es una IP privada que muchos fabricantes de routers preconfiguran para que sus dispositivos se las auto-asignen por defecto. Esto quiere decir que, en la mayoría de los casos, si la escribes en la barra de direcciones de tu navegador servirá para entrar al panel de administración desde el que configurar tu router. Y cuando no es así, la elegida para sustituirla casi siempre acaba siendo la 192.168.0.1.

Accediendo a la configuración de tu router mediante estas IPs podrás cambiar el nombre y contraseña de tu WiFi, abrir los puertos, actualizar su firmware o modificar cualquier tipo de parámetro que afecte a tu conexión.

Aun así, estas dos direcciones IP no son siempre las elegidas por todos los fabricantes. Si al probarlas ves que ninguna de las dos te funciona es que el fabricante ha decidido utilizar otra. Para comprobarlo mira en la parte inferior del router, donde normalmente suelen venir indicadas, aunque no tiene por qué ser siempre así.



Si en la etiqueta inferior no viene ninguna IP hay otra manera de conseguirla. Pulsa el menú de inicio de Windows y escribe Símbolo del sistema. Verás que te aparecerá una aplicación con ese nombre. Pulsando en ella entrarás a la consola de Windows, desde donde tendrás un mayor control del sistema operativo.



Ahora escribe el comando ipconfig dentro de la consola, y esta te devolverá una gran cantidad de datos. Busca entre ellos uno en el que ponga Puerta de enlace predeterminada, que será el que te diga tu dirección. Aquí te explicamos cómo comprobarlo también en macOS y GNU/Linux.

Cómo utilizar las IPs 192.168.1.1 y 192.168.0.1



La manera de utilizar estas IPs de configuración de tu router es sumamente sencilla. Una vez que sepas cual es la tuya, lo único que tienes que hacer es ir a tu navegador y escribir la que corresponda en la barra de direcciones. No pongas ni http, ni nada, sólo los números que componen la IP.



Introduciendo esta dirección te aparecerá una ventana parecida a la que ves en la imagen, y en la que te pedirá el nombre de usuario y la contraseña de tu routerpara poder acceder a él. Si nunca la has cambiado (recomendamos cambiarla), mira a ver en las instrucciones, en una pegatina en tu router o buscando el modelo por Internet. En el caso de que no la encuentres y sea el router de un operador, llama a ese operador para que te la diga.

Una vez que lo hayas hecho ya podrás navegar por la página de configuración y cambiar todos los parámetros que quieras, de configuración o de seguridad. El diseño de estas páginas dependerá del fabricante, o sea que la experiencia y la situación de los menús puede variar.

https://www.xataka.com/basics/192-168-1-1-y-192-168-0-1-para-que-se-utilizan-estas-ip





 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
25.175
Calificaciones
68.053
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Cómo comprobar la salud de tu disco duro con estas tres herramientas gratuitas



Hoy te presentaremos tres herramientas gratuitas con las que puedes comprobar la salud de tu disco duro. Una para ver la temperatura y estado general, otra para comprobar si tiene errores y una tercera para medir su velocidad.

El disco duro es uno de los componentes más importantes de tu PC, pues en él -generalmente- se almacenan todos los programas, datos y documentos que usas cada día. Comprobar el estado de tus discos duros te evitará problemas más adelante, pudiendoponer tus datos a salvo antes de que sea demasiado tarde.


HDD Health, para ver su salud fácilmente




Uno de los primeros datos que se tienen en cuenta al analizar la salud de un disco duro es la temperatura y los valores de los atributos SMART. Ambos son fácilmente consultables con la herramienta gratuita HDD Health, que puedes descargar desde aquí.

HDD Health se queda como icono en el Área de notificaciones de Windows (junto al reloj) y con un doble clic te muestra una ventana resumen donde puedes ver la temperatura actual del disco duro y su salud. Dicha salud se muestra a modo de porcentaje(en la captura anterior, 92%) y en texto (en la captura anterior, "excelente").

El porcentaje de salud lo calcula el propio disco duro mediante la tecnología S.M.A.R.T. Esta tecnología implica una constante monitorización del disco duro y su funcionamiento, para prevenir cuándo puede fallar y que puedas hacer antes una copia de seguridad. Puedes consultar esta monitorización desde HDD Health, en el menú Drive > Smart Attributes, aunque es difícil interpretar los datos. Y no tienes por qué hacerlo, ya lo hace el disco duro por ti, y te lo resume en el porcentaje de salud de la ventana principal.


HDD Scan, para comprobar si tiene errores




HDD Scan es una aplicación cuyo objetivo esdeterminar si tu disco duro contiene errores. Para ello es capaz de ejecutar distintos tests más y menos exhaustivos. Lo puedes descargar desde aquí (no necesita instalación).

HDD Scan también te muestra los atributos SMART y la temperatura del disco duro, pero su función estrella son los tests de lectura y escritura. Dispone de cuatro tests distintos: Verify, Read, Butterfly y Erase.. El test principal es el de verificación (Verify), que determinará si el disco duro necesita reparación, así como el estado de los sectores que se pueden recuperar.

HDD Scan no repara los errores, sino que te sirve solo como aviso e información, de cara a llevar el disco duro a una reparación profesional. Para reparar errores desde Windows, puedes hacer clic clic derecho en la unidad en el Explorador de archivos, elegir Propiedades y luego hacer clic en Comprobar, en la pestaña Herramientas.


HD Tune, para medir su velocidad




Además de ver la temperatura, salud y si tiene errores, seguro que también te interesa conocer la velocidad a la que está trabajando tu disco duro. Lo puedes lograr con la aplicación HD Tune, gratis y que puedes descargar desde aquí.

HD Tune te muestra también la temperatura, los valores SMART, e incluso tiene su propio análisis de errores, pero la función por la que más se le conoce es por elbenchmark de velocidad. Pulsa el botón Start en la pestaña Benchmark y espera a que termine el análisis, que llevará varios minutos.

Los resultados se muestran en una gráfica, así como resumidos en sus cifras de velocidad mínima, máxima y media, en la columna derecha. Otros datos que se te muestran es el tiempo de acceso (en milisegundos) y el uso de procesador durante la lectura. Nota: es normal que la gráfica vaya hacia abajo.
https://www.xataka.com/basics/como-comprobar-salud-tu-disco-duro-estas-tres-herramientas-gratuitas

 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
25.175
Calificaciones
68.053
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Qué router es más rápido: entendiendo las redes Wifi de casa


Las siglas que abundan en las especificaciones de un router Wifi pueden suponer un dolor de cabeza para saber qué debemos mirar cuando queramos comprar un nuevo router o valorar si el que nos da la operadora es de calidad o no.

En esta guía repasamos y explicamos el significado de la especificaciones y tecnologías que puede tener un router directamente relacionadas con su velocidad/ancho de banda para conocer qué router es el mejor para nosotros.

Las bandas Wifi de nuestro router
Dual Band, tribanda, 2,4 Ghz ... las cifras que más solemos ver asociados a un router Wifi tiene que ver con sus bandas de funcionamiento, el número de estas con las que funciona y por supuesto, el estándar inalámbrico con el que es compatible y con ello la velocidad máxima que podremos obtener.

La señal de nuestro router puede viajar en una o varias bandas de manera básica. Las asociadas a las redes WiFi son las de 2,4 y 5 Ghz. El número de bandas junto con el estándar inalámbrico que soporte el router (802.11g, 802.11n, 802.11ac ...) marcará la velocidad máxima del router así como otras ventajas e inconvenientes.




Si por ejemplo tenemos un router de una sola banda de 2,4 Ghz y bajo el estándar 802.11n, la velocidad máxima que alcanzaremos será de 450 Mbps (siempre que esa velocidad sea al menos la que tengamos contratada con nuestro operador). Que nuestro router pueda trabajar en la banda de los 2.4 Ghz nos permite en primer lugar tener más compatibilidad con los dispositivos antiguos y mejor cobertura en interiores y zonas con muchos obstáculos o paredes. Por contra, esa banda tiene mayor índice de saturación en los hogares, ofrece menos funciones avanzadas o más limitación para conoseguirlas, así como una velocidad menor.

Si nuestro router tiene una segunda banda de 5 Ghz y estamos cerca de él, la mayor velocidad WiFi la conseguiremos conectándonos a esa segunda banda de 5 Ghz
Cuando añadimos una segunda banda, la de 5 Ghz, estamos ganando estabilidad ymucha más velocidad teórica a cambio de un alcance menor en interiores. Los routers de consumo más avanzados son los que pueden funcionar con tres bandas: una banda de 2,4 GHz y dos bandas de 5 GHz y en ese caso el ancho de banda posible se multiplica.


Si miramos un ejemplo práctico, con un router de doble banda AC1750 donde las bandas son concurrentes, es decir, que podemos recibir señal de ambas al mismo tiempo (algo que no ocurre en todos los routers de doble o triple banda), la máxima velocidad teórica sería 1750 Mbps, repartidos entre los 1300 Mbps de la banda de 5 GHz y los 450 Mbps de la de 2,4 Ghz. Esta velocidad máxima teórica solo podríamos conseguirla cerca del router, que es donde la banda de los 5 Ghz es efectiva por su poco alcance.

Las antenas y su número en los routers
Otra cifra asociada a los routers seguro que te suena: 2x2, 3x3 .... y alguna que otra sigla cerca. Aquí los fabricantes se están refiriendo al número de antenas tanto de emisión (primera cifra) como de recepción (la segunda).

Para comprobar si un router es más rápido que otro hay que fijarse en estos números. Cuanto mayores son las cifras, más streams simultáneos se envían, lo que unido al estándar del que estemos hablando, nos marcará el ancho de banda máximo del router. Aprovechar que un router sea 2x2 o 3x3 dependerá de si los dispositivos que se conectan a él son compatibles.



Muchos dispositivos conectados al mismo tiempo: un problema con solución
Pensar que solo el número de bandas de nuestro router o la velocidad de nuestra conexión son los factores que afectan al rendimiento de la red Wifi de casa es un grave error. Hace unos años, con unos pocos dispositivos conectándose a nuestra red Wifi, disponer de un router de usuario único (SU-MIMO) no era apenas problema. Había una cola y los dispositivos esperaba su turno para enviar y recibir datos.

Si en casa tienes muchos dispositivos conectados al mismo tiempo a la red Wifi, lo mejor es que busques un router MU-MIMO

Actualmente, con tanto dispositivo en casa queriendo enviar y recibir datos vía Wifi al mismo tiempo unido a servicios críticos con el ancho de banda como el streaming de contenido o el juego online, mejorar la experiencia con la red Wifi de nuestro router pasa por contar con un modelo compatible con el estándar MU-MIMO, de manera que podamos tener un reparto de la señal del router no de manera individual y en cola (donde un modelo "lento" haría de cuello de botella para los más rápidos) sino simultánea.



Este tipo de routers, dependiento de si es 2x2, 3x3 o nxn, envía sus posibles streams (2, 3, 4 hasta n) de forma paralela al número máximo de dispositivos admitidos de forma simultánea, aprovechando el máximo ancho de banda con cada dispositivo. Si el stream individual queda libre, el router puede reforzar los que están en ese momento en uso, mejorando de forma considerable el rendimiento de la red WiFi de casa y maximizando la velocidad de Internet que podemos conseguir con cada dispositivo, siempre teniendo en cuenta la velocidad contratada con el operador y las posibilidades de ancho de banda del router.

https://www.xataka.com/perifericos/que-router-rapido-entendiendo-redes-wifi-casa
 
Registrado
8 May 2017
Mensajes
25.175
Calificaciones
68.053
Ubicación
Buenos Aires - Argentina
Los virus que se esparcen desde un pendrive no son cosa del pasado, afectan desde plantas de energía nuclear a cabinas de aviones



Las memorias USB son uno de los medios de transmisión más comúnes que existen para infectar nuestro sistema con virus. Y aunque a veces pareciera que esto es una cosa del pasado, y ahora las peores amenazas son cosas como el phishing, el ransomware o el Internet de las cosas, todavía hay malware infectando millones de dispositvos solo porque alguien metió un pendrive sin precaución donde no debía.

Y esto fue justo lo que pasó en una planta de energía nuclear en Alemania. Ahí encontraron que ordenadores con software de visualización de datos relacionados con equipo para mover varillas de combustible nuclear, estaban infectados con varios virus, incluyendo“W32.Ramnit” y “Conficker”, dos tipos de malware para Windows que se esparcen a través de dispositivos USB.

Representantes de la gestión de la planta Gundremmingen, ubicada al noroeste de Munich, también encontraron malware en 18 dispositivos de almacenamiento removible, principalente pendrives, que se encontraban en ordenadores de las oficinas que están separados de los sistemas operativos de la planta.

Por suerte y a pesar de que los sistemas estaban infectados por virus, la amenaza no fue grave puesto que no están conectados a Internet.



Lo curioso es que este tipo de cosas pasando en infraestructuras críticas como una planta de energía nuclear, no es algo poco común, como explica Mikko Hypponen, jefe de investigación de F-Secure, pues la mayoría de los virus comunes se esparcen sin que nadie tenga mucha idea de que está pasando.


Los empleados que conectan dispositivos USB sin precaución terminan esparciendo malware a los ordenadores de infraestructuras críticas

Hypponen también contó como ejemplo que un fabricante de aviones europeo sueleeliminar malware diseñado para Android de las cabinas de mando de sus aeronaves todas las semanas. El malware se esparce a través de los aviones porque los empleados de la fábrica cargan sus teléfonos en los puertos USB de la cabina.

Aunque los aviones no se ven afectados porque utilizan otro sistema operativo, los virus si pasan de un dispositivo a otro que se haya conectado a través de los mismos puertos. Así que no es algo que solo te pasa a ti cuando tus colegas conectan un pendrive a tu ordenador sin pedirte permiso.

https://www.genbeta.com/actualidad/...ectan-plantas-energia-nuclear-cabinas-aviones