Azul y Rosa,Jaime Peñafiel.Viernes,16 de Abril de 2021.

Registrado
28 May 2020
Mensajes
2.677
Calificaciones
12.878
Es que el error es igual de grave si se hubiera hecho esperar a la esposa del Presidente de la Republica, en su calidad de esposa del Jefe del Estado.

No se trata de ser republicano o monárquico, de boquilla o convencido, de que la presidenta del congreso sea socialista o del PP, de que Letizia te caiga bien o mal, o que llueva o salga el sol. Se trata de que es un error de protocolo y es grave.

Y pretender negar eso es absurdo.
Exacto, el protocolo no tiene nada que ver con monarquía o república, intentar justicar un error así con el "y tu más" solo demuestra una gran ignorancia
 

Registrado
12 Sep 2007
Mensajes
10.508
Calificaciones
19.930
Protocolo y más protocolo.

Se ve que Peñafiel no es consciente de que si la Presidenta del Congreso es una "impresentable", "se le debería caer la cara de vergüenza" por un fallo de procolo, las múltiples actuaciones de Leticia con respecto a ese protocolo tendrían que ser objeto de libros enteros comentando no solo esos fallos sino tambien las enormes faltas de educación y respeto protagonizados por ella.

La tal Meritxell es por lo visto responsable de un leve retraso en la recepción de tan augusta dama, bien, sin disculpa, pero a ese tenor hay que calificar los variados y diversos comportamientos de una reina que en plenas funciones de Estado y como acompañante de su marido, ha incumplido y sigue en ello, verdaderas faltas de corrección y protocolarias, que no es lo mismo.

Masticar chicle ostensiblemente en plena audiencia en Zarzuela, sobar más y más libros incunables en visita de Estado a México, adelantarse en el paso a la anciana emperatriz del Japón, abarcar los espacios en que su exquisito marido debe ser el primero, ostentar vestimentas propias de la exposición cabaretera, con todo mi respeto hacia este gremio, hacer brindis copa en alto que no son tales, o sea, que no brinda como le corresponde, poner cara de perro guardian en multitud de ceremonias incluidas las eclesiásticas, etc., etc., no terminaría, debieran ser relacionadas por Peñafiel antes de pronunciar palabras tan despectivas con la Presidenta del Congreso, cuyo fallo, si se atribuye a ella, es un grano de arena al lado de los múltiples expuestos tranquilamente con uno de los símbolos, se dice, de la ejemplaridad española.

¡ Ay Peñafiel! No creo sea cosa de la edad, ni mucho menos, más bien el producto de sus desengaños monárquicos que no encuentran otra salida más que ésta y similares.
 
Registrado
9 Sep 2017
Mensajes
1.538
Calificaciones
9.890
Releete que ya no sabes lo que lees, ni lo que tu misma escribes....

Ya te escribí que yo nunca las hago a nadie. Por eso nunca las mencioné. Eres tu quien reconoces hacérselas al Marques de Galapagar.....Por eso no paras de hablar de ellas.....😁😁😁😁😁😁

Ahora??? Ya????😁😁😁😁😁😁😁
Yo no he dicho lo que tú dices.
Releete
Ya?
 

Registrado
22 Mar 2018
Mensajes
10.438
Calificaciones
48.028
Bueno, a la Leti la tiene que esperar hasta Charles (harto y a punto de largarse). Fué un acto republicano. Que se aguante.
 
Registrado
8 Dic 2011
Mensajes
1.379
Calificaciones
6.376
Protocolo y más protocolo.

Se ve que Peñafiel no es consciente de que si la Presidenta del Congreso es una "impresentable", "se le debería caer la cara de vergüenza" por un fallo de procolo, las múltiples actuaciones de Leticia con respecto a ese protocolo tendrían que ser objeto de libros enteros comentando no solo esos fallos sino tambien las enormes faltas de educación y respeto protagonizados por ella.

La tal Meritxell es por lo visto responsable de un leve retraso en la recepción de tan augusta dama, bien, sin disculpa, pero a ese tenor hay que calificar los variados y diversos comportamientos de una reina que en plenas funciones de Estado y como acompañante de su marido, ha incumplido y sigue en ello, verdaderas faltas de corrección y protocolarias, que no es lo mismo.

Masticar chicle ostensiblemente en plena audiencia en Zarzuela, sobar más y más libros incunables en visita de Estado a México, adelantarse en el paso a la anciana emperatriz del Japón, abarcar los espacios en que su exquisito marido debe ser el primero, ostentar vestimentas propias de la exposición cabaretera, con todo mi respeto hacia este gremio, hacer brindis copa en alto que no son tales, o sea, que no brinda como le corresponde, poner cara de perro guardian en multitud de ceremonias incluidas las eclesiásticas, etc., etc., no terminaría, debieran ser relacionadas por Peñafiel antes de pronunciar palabras tan despectivas con la Presidenta del Congreso, cuyo fallo, si se atribuye a ella, es un grano de arena al lado de los múltiples expuestos tranquilamente con uno de los símbolos, se dice, de la ejemplaridad española.

¡ Ay Peñafiel! No creo sea cosa de la edad, ni mucho menos, más bien el producto de sus desengaños monárquicos que no encuentran otra salida más que ésta y similares.
Pues sí, en comparación gana por goleada pero una falta en el protocolo es lo que es lo cometa quien lo cometa. Y a otras personas les cuesta el puesto de trabajo.
 

Registrado
6 Oct 2020
Mensajes
2.322
Calificaciones
6.737
Protocolo y más protocolo.

Se ve que Peñafiel no es consciente de que si la Presidenta del Congreso es una "impresentable", "se le debería caer la cara de vergüenza" por un fallo de procolo, las múltiples actuaciones de Leticia con respecto a ese protocolo tendrían que ser objeto de libros enteros comentando no solo esos fallos sino tambien las enormes faltas de educación y respeto protagonizados por ella.

La tal Meritxell es por lo visto responsable de un leve retraso en la recepción de tan augusta dama, bien, sin disculpa, pero a ese tenor hay que calificar los variados y diversos comportamientos de una reina que en plenas funciones de Estado y como acompañante de su marido, ha incumplido y sigue en ello, verdaderas faltas de corrección y protocolarias, que no es lo mismo.

Masticar chicle ostensiblemente en plena audiencia en Zarzuela, sobar más y más libros incunables en visita de Estado a México, adelantarse en el paso a la anciana emperatriz del Japón, abarcar los espacios en que su exquisito marido debe ser el primero, ostentar vestimentas propias de la exposición cabaretera, con todo mi respeto hacia este gremio, hacer brindis copa en alto que no son tales, o sea, que no brinda como le corresponde, poner cara de perro guardian en multitud de ceremonias incluidas las eclesiásticas, etc., etc., no terminaría, debieran ser relacionadas por Peñafiel antes de pronunciar palabras tan despectivas con la Presidenta del Congreso, cuyo fallo, si se atribuye a ella, es un grano de arena al lado de los múltiples expuestos tranquilamente con uno de los símbolos, se dice, de la ejemplaridad española.

¡ Ay Peñafiel! No creo sea cosa de la edad, ni mucho menos, más bien el producto de sus desengaños monárquicos que no encuentran otra salida más que ésta y similares.
Fíjate que estoy de acuerdo en todo. Salvo en una cosa: Peñafiel siempre ha resaltado esas faltas de protocolo de Letizia. Nunca se las ha dejado pasar.

Dicho lo cual, lo de la Presidenta del Congreso sigue siendo una falta de protocolo.