Azul y Rosa,Jaime Peñafiel.Sábado,15 de Agosto de 2020.

Registrado
4 Dic 2012
Mensajes
13.352
Calificaciones
101.132
MI SEMANA AZUL & ROSA
JAIME PEÑAFIEL
15/08/2020
CHSSS...
DOÑA SOFÍA, UNA ESPOSA DESPECHADA
CADA JEFE DE LA CASA HA TENIDO SU AFÁN


Descubra Orbyt
  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del texto
  • Imprimir documento
  • Comparte esta noticia
  • twitter
El comportamiento de Doña Sofía en el drama del ¿exilio?, ¿éxodo? de Don Juan Carlos no ha sido el que cabía esperar de quien, todavía es, y lo ha sido para su desgracia, la esposa, la Reina consorte. Ella misma se lo reconoció a la querida amiga y compañera Pilar Urbano para su libro La reina muy de cerca(Planeta, 2008): “Cuando me casé con Juanito, yo era princesa de Grecia. Ahora soy reina porque soy la consorte del rey”. Aunque añadía: “Seré reina hasta la muerte”. Pienso que de haber renunciado con la abdicación Don Juan Carlos al título de Rey, Doña Sofía hubiera dejado de ser reina ya que lo ha sido y lo sigue siendo en función de su matrimonio.
Cierto es que, como el general Sabino decía, la Emérita “no es una mujer muy inteligente, pero es mejor que la gente lo crea”. Lo ha demostrado estos días marchándose de vacaciones a Marivent sin esperar que el Rey, el esposo, abandonara su hogar. De irónica crueldad, impropia de Doña Sofía, es que preguntara “¿con qué amiguita se ha ido ahora?”. También pienso que fue una frivolidad acudir a El Corte Inglés de Palma, para comprar unas cremas, departiendo con su habitual simpatía con las empleadas del departamento de perfumería como si nada hubiera pasado, estando pasando tanto. Esta frivolidad me ha recordado, salvando las distancias, la actitud de Alfonso XIII el día que se marcha de España hacia el exilio. Cuando desembarca en Marsella, la única preocupación que tiene es comerse una bullabesa en un restaurante del puerto. A esa misma hora, su esposa, la reina, se encuentra refugiada en su dormitorio con todos sus hijos, uno de ellos, el príncipe de Asturias, gravemente enfermo, mientras manifestantes republicanos han logrado trepar hasta las balconadas del palacio para colgar banderas republicanas. Aunque la compañera Pilar Urbano cree que la actitud de Doña Sofía fue una respuesta lógica a tanta humillación como ha recibido del Rey, pienso que momentos ha tenido para exteriorizarla. Este no era precisamente el más adecuado, ¡por caridad!
El protagonismo de Jaime Alfonsín en la salida de Zarzuela del Rey Juan Carlos (él recibió la orden de Felipe VI de comunicar a su padre que tenía que abandonar Zarzuela) ha puesto de manifiesto el importantísimo papel de los jefes de la Casa del Rey, seis en 40 años, los mismos que la Monarquía: Nicolás Cotoner y Cotoner, marqués de Mondéjar, Sabino Fernández Campo, Fernando Almansa Moreno Barreda, Alberto Aza Arias y Rafael Spottorno, durante el reinado de Don Juan Carlos I, y Jaime Alfonsín con Felipe VI. Cada uno de ellos ha tenido que enfrentarse a delicados y trascendentales problemas...
EL MARQUÉS DE MONDÉJAR (desde 1975 a 1990) a quien el propio Rey Juan Carlos calificaba como “padre adoptivo”, vivió los momentos complicados de la Transición pero, sobre todo, el fracasado golpe de Estado de 1981 con una actitud de apoyo al Rey . También la proclamación de Felipe como Príncipe de Asturias.
SABINO FERNÁNDEZ CAMPO, aunque solo estuvo tres años, desde 1990 a 1993 como jefe de la Casa de Su Majestad, fue, durante 17, la sombra de Don Juan Carlos como jefe de la Secretaría. Él, junto a Mondéjar, pero sobre todo él, fue decisivo en el fracaso del 23-F hasta el extremo de decirle al Rey: “Si el golpe triunfa, mis compañeros me fusilarán al amanecer”. También tuvo que lidiar con el tema de “la dama Gayà”, de la periodista británica Selina Scott que frivolizó su imagen, el libro sobre el Rey de José Luis de Vilallonga, la muerte del conde de Barcelona, Mario Conde (que consiguió echarle), Manolo Prado y otras amistades peligrosas.
FERNANDO ALMANSA MORENO BARREDA (desde 1993 a 2002). Era el primer diplomático en ocupar este cargo con un trabajo intenso, largo y con muchos problemas, algunos de índole privado, como el noviazgo de Felipe y Eva Sannum, que él, por orden del Rey, tuvo que pedirle al Príncipe que rompiera. Felipe se lo cobró pidiendo la cabeza de Almansa que el Rey le entregó. También tuvo que enfrentarse a la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, de vacaciones en Colorado, pidiéndoles, cuando ya no era jefe de la Casa, que se divorciaran. No llegaron a las manos porque Fernando, independientemente de ser un buen diplomático, es un caballero. Asimismo, el ictus de Marichalar.
ALBERTO AZA ARIAS (de 2002 a 2011), el segundo diplomático en convertirse en jefe de la Casa del Rey en una etapa crucial para la Monarquía con motivo del caso Nóos. Tuvo que reconducir, mediáticamente hablando, la polémica boda de Felipe con una periodista divorciada.
RAFAEL SPOTTORNO DÍAZ (de 2011 a 2014) tercer diplomático, el hombre que, según Fernando Ónega, “no disfrutó ni de un día tranquilo” el tiempo que fue jefe de la Casa del Rey. Tuvo que lidiar con lo de Bostwana y lo de Corinna impidiéndole la entrada en España. Como anécdota negativa: hacerle decir a Don Juan Carlos, cuando abandonaba la clínica tras la operación de rotura de cadera por la caída en la cacería de elefantes “lo siento mucho... Me he equivocado y no volverá a ocurrir”. Fue mezquino obligarle a humillarse estando en una situación crítica, física y moralmente hablando.
JAIME ALFONSÍN ALFONSO (desde 2014). Jefe de la Casa de Felipe VI. Lo más delicado: la retirada del Ducado de la Infanta Cristina el 12 de junio de 2015 y la crítica situación del Rey Juan Carlos. Persona clave en la negociación de su marcha. “De orden de la vicepresidenta, tenéis que abandonar Zarzuela”. ¡Vaya trago! ¿No podía haberlo hecho Felipe? ¡Vaya cobardía!
“Al alcalde de las luces navideñas se le han apagado las de la razón (Agustín del Pino). Con la actitud más servil y vergonzosa ante su jefe, digo yo. (...) Un querido amigo y compañero, Juan Luis Galiacho, ha recibido el peor regalo que un periodista puede recibir hoy: una inquietante carta de los abogados de Corinna (...) El impresentable Sánchez elude siempre referirse a Felipe como Rey y a Don Juan Carlos lo hace siempre como “el afectado” (Álvaro Martínez) ¡Vaya tipejo! (...) Con su llegada a Marivent, la cuñada abandonó Palma para reunirse con su hermana, otra gran “amiga” de la consorte.(...) Primero le robaron la infancia. Hoy le han robado su jubilación dorada, escribe su biógrafa francesa. Pues tiene toda la razón. (...) Solo un rey, en España, Alfonso XII, murió en el trono. ¡Atención Felipe, hay que andarse con cuidado! (...) “¿Qué quieres ser de mayor?”, le preguntó una niña de Palma a Leonor. Letizia contestó por ella: “Lo que quiere no, lo que debe ser”, qué marcaje a su hija.
 

Registrado
4 Dic 2012
Mensajes
13.352
Calificaciones
101.132
SUBE BAJA


15/08/2020

SOFÍA DE BORBÓN ORTIZ
F. GRANDE-MARLASKA
PLÁCIDO DOMINGO
CRISTINA CIFUENTES


Descubra Orbyt
  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del texto
  • Imprimir documento
  • Comparte esta noticia
  • twitter
Infanta de España, por su coraje de acompañar a sus padres en la visita a Petra ayudándose con una muleta, después de haber sufrido una caída. Le pregunto a la niñera real ¡tan cortesana ella!: ¿Es a Sofía o a su hermana Leonor a quien presumisteis de tenerla en vuestros brazos?

Ministro de Interior, por haber declarado, refiriéndose al Rey Juan Carlos, que “nadie puede olvidar que estamos hablando de quien fue Jefe de Estado en España y su seguridad es una seguridad que, evidentemente, concierne al Estado Español”. Ni su hijo Felipe ha hablado así de su padre.

Mientras en Salzburgo le rinden un homenaje con 20 minutos de aplausos en reconocimiento a su trayectoria, en España, el ministro de la Incultura cancela el homenaje que le iba a dedicar el Teatro de La Zarzuela. “Sé que no volveré a cantar nunca en España”, ha declarado con tristeza.


Quien, después de abandonar tan abrupta y desagradablemente la Presidencia de la Comunidad de Madrid, está encantada hoy de su nueva vida a los 56 años, lejos de la política trabajando como abogada y tertuliana en los programas de Mediaset y disfrutando de su marido y de sus dos hijos.
 
Registrado
23 Ago 2008
Mensajes
14.896
Calificaciones
45.259
Mas que una familia "real" parecen una manada de hienas .

A mi no me extraña que la "profesional" con toda su actitud de aquí no pasa nada se haya ido a El Corte Ingles, lleva viviendo del disimulo toda una vida. ¿Amor?...naaaa mas bien amor a la pasta y al servilismo de los vasallos,

Claro que lo del preparao , su mujer y sus niñas no son mejor. Salen con su sonrisa helada de oreja a oreja levantando la manita para saludar, otros que
parece que les resbala la mie...a que estamos viendo y ni una palabra al Pueblo que esta alimentandoles desde hace cuatro décadas ...si solo fuera alimentarles...

haber Pablito Periquido di aquello de "viva el rey" ...venga chico , un poco de jabón que no queremos que falten los babosos .
 
Registrado
25 May 2017
Mensajes
3.041
Calificaciones
13.494
L
MI SEMANA AZUL & ROSA
JAIME PEÑAFIEL
15/08/2020
CHSSS...
DOÑA SOFÍA, UNA ESPOSA DESPECHADA
CADA JEFE DE LA CASA HA TENIDO SU AFÁN


Descubra Orbyt
  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del texto
  • Imprimir documento
  • Comparte esta noticia
  • twitter
El comportamiento de Doña Sofía en el drama del ¿exilio?, ¿éxodo? de Don Juan Carlos no ha sido el que cabía esperar de quien, todavía es, y lo ha sido para su desgracia, la esposa, la Reina consorte. Ella misma se lo reconoció a la querida amiga y compañera Pilar Urbano para su libro La reina muy de cerca(Planeta, 2008): “Cuando me casé con Juanito, yo era princesa de Grecia. Ahora soy reina porque soy la consorte del rey”. Aunque añadía: “Seré reina hasta la muerte”. Pienso que de haber renunciado con la abdicación Don Juan Carlos al título de Rey, Doña Sofía hubiera dejado de ser reina ya que lo ha sido y lo sigue siendo en función de su matrimonio.
Cierto es que, como el general Sabino decía, la Emérita “no es una mujer muy inteligente, pero es mejor que la gente lo crea”. Lo ha demostrado estos días marchándose de vacaciones a Marivent sin esperar que el Rey, el esposo, abandonara su hogar. De irónica crueldad, impropia de Doña Sofía, es que preguntara “¿con qué amiguita se ha ido ahora?”. También pienso que fue una frivolidad acudir a El Corte Inglés de Palma, para comprar unas cremas, departiendo con su habitual simpatía con las empleadas del departamento de perfumería como si nada hubiera pasado, estando pasando tanto. Esta frivolidad me ha recordado, salvando las distancias, la actitud de Alfonso XIII el día que se marcha de España hacia el exilio. Cuando desembarca en Marsella, la única preocupación que tiene es comerse una bullabesa en un restaurante del puerto. A esa misma hora, su esposa, la reina, se encuentra refugiada en su dormitorio con todos sus hijos, uno de ellos, el príncipe de Asturias, gravemente enfermo, mientras manifestantes republicanos han logrado trepar hasta las balconadas del palacio para colgar banderas republicanas. Aunque la compañera Pilar Urbano cree que la actitud de Doña Sofía fue una respuesta lógica a tanta humillación como ha recibido del Rey, pienso que momentos ha tenido para exteriorizarla. Este no era precisamente el más adecuado, ¡por caridad!
El protagonismo de Jaime Alfonsín en la salida de Zarzuela del Rey Juan Carlos (él recibió la orden de Felipe VI de comunicar a su padre que tenía que abandonar Zarzuela) ha puesto de manifiesto el importantísimo papel de los jefes de la Casa del Rey, seis en 40 años, los mismos que la Monarquía: Nicolás Cotoner y Cotoner, marqués de Mondéjar, Sabino Fernández Campo, Fernando Almansa Moreno Barreda, Alberto Aza Arias y Rafael Spottorno, durante el reinado de Don Juan Carlos I, y Jaime Alfonsín con Felipe VI. Cada uno de ellos ha tenido que enfrentarse a delicados y trascendentales problemas...
EL MARQUÉS DE MONDÉJAR (desde 1975 a 1990) a quien el propio Rey Juan Carlos calificaba como “padre adoptivo”, vivió los momentos complicados de la Transición pero, sobre todo, el fracasado golpe de Estado de 1981 con una actitud de apoyo al Rey . También la proclamación de Felipe como Príncipe de Asturias.
SABINO FERNÁNDEZ CAMPO, aunque solo estuvo tres años, desde 1990 a 1993 como jefe de la Casa de Su Majestad, fue, durante 17, la sombra de Don Juan Carlos como jefe de la Secretaría. Él, junto a Mondéjar, pero sobre todo él, fue decisivo en el fracaso del 23-F hasta el extremo de decirle al Rey: “Si el golpe triunfa, mis compañeros me fusilarán al amanecer”. También tuvo que lidiar con el tema de “la dama Gayà”, de la periodista británica Selina Scott que frivolizó su imagen, el libro sobre el Rey de José Luis de Vilallonga, la muerte del conde de Barcelona, Mario Conde (que consiguió echarle), Manolo Prado y otras amistades peligrosas.
FERNANDO ALMANSA MORENO BARREDA (desde 1993 a 2002). Era el primer diplomático en ocupar este cargo con un trabajo intenso, largo y con muchos problemas, algunos de índole privado, como el noviazgo de Felipe y Eva Sannum, que él, por orden del Rey, tuvo que pedirle al Príncipe que rompiera. Felipe se lo cobró pidiendo la cabeza de Almansa que el Rey le entregó. También tuvo que enfrentarse a la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, de vacaciones en Colorado, pidiéndoles, cuando ya no era jefe de la Casa, que se divorciaran. No llegaron a las manos porque Fernando, independientemente de ser un buen diplomático, es un caballero. Asimismo, el ictus de Marichalar.
ALBERTO AZA ARIAS (de 2002 a 2011), el segundo diplomático en convertirse en jefe de la Casa del Rey en una etapa crucial para la Monarquía con motivo del caso Nóos. Tuvo que reconducir, mediáticamente hablando, la polémica boda de Felipe con una periodista divorciada.
RAFAEL SPOTTORNO DÍAZ (de 2011 a 2014) tercer diplomático, el hombre que, según Fernando Ónega, “no disfrutó ni de un día tranquilo” el tiempo que fue jefe de la Casa del Rey. Tuvo que lidiar con lo de Bostwana y lo de Corinna impidiéndole la entrada en España. Como anécdota negativa: hacerle decir a Don Juan Carlos, cuando abandonaba la clínica tras la operación de rotura de cadera por la caída en la cacería de elefantes “lo siento mucho... Me he equivocado y no volverá a ocurrir”. Fue mezquino obligarle a humillarse estando en una situación crítica, física y moralmente hablando.
JAIME ALFONSÍN ALFONSO (desde 2014). Jefe de la Casa de Felipe VI. Lo más delicado: la retirada del Ducado de la Infanta Cristina el 12 de junio de 2015 y la crítica situación del Rey Juan Carlos. Persona clave en la negociación de su marcha. “De orden de la vicepresidenta, tenéis que abandonar Zarzuela”. ¡Vaya trago! ¿No podía haberlo hecho Felipe? ¡Vaya cobardía!
“Al alcalde de las luces navideñas se le han apagado las de la razón (Agustín del Pino). Con la actitud más servil y vergonzosa ante su jefe, digo yo. (...) Un querido amigo y compañero, Juan Luis Galiacho, ha recibido el peor regalo que un periodista puede recibir hoy: una inquietante carta de los abogados de Corinna (...) El impresentable Sánchez elude siempre referirse a Felipe como Rey y a Don Juan Carlos lo hace siempre como “el afectado” (Álvaro Martínez) ¡Vaya tipejo! (...) Con su llegada a Marivent, la cuñada abandonó Palma para reunirse con su hermana, otra gran “amiga” de la consorte.(...) Primero le robaron la infancia. Hoy le han robado su jubilación dorada, escribe su biógrafa francesa. Pues tiene toda la razón. (...) Solo un rey, en España, Alfonso XII, murió en el trono. ¡Atención Felipe, hay que andarse con cuidado! (...) “¿Qué quieres ser de mayor?”, le preguntó una niña de Palma a Leonor. Letizia contestó por ella: “Lo que quiere no, lo que debe ser”, qué marcaje a su hija.
🤔
 


Registrado
9 Sep 2017
Mensajes
1.267
Calificaciones
8.519
A Peñafiel le parece mezquino que obligasen a JC a pedir perdón después de lo de Boswana.

A mí, mezquinos me parecen aquellos que consideran a los reyes, dioses en la tierra, con todos los derechos y una única obligación: llevar la corona.

Han tenido que pasar muchas cosas para que nos diésemos cuenta de que frases como: " la ley es igual para todos" o "lo siento mucho, no volverá a ocurrir" dichas por un rey, no significan nada.

Si una monarquía en este siglo es una anomalía ¿Cómo podemos calificar a una monarquía corrupta?

Ya quedan pocos juancarlistas y muy pocos felipistas, pero lacayos, está visto que aún quedan.
 
Registrado
8 Abr 2012
Mensajes
16.334
Calificaciones
63.268
Quién es la niñera que menciona en el artículo.
La niñera real es Mariangel Alcazar la lameculos del preparao y de kk, que cuando la hija mayor era un bebe la tomo en brazos y comennzo hacerle carantoñas ante la complaciente mirada de kk. Desde que el abuelo esta missing, la niñera real escribe en La Vanguardia articulos babosos en defensa del preparao y de kk y sale en TV5 discutiendo y tirando puyas por doquier a todo aquel que critica la NO informacion de donde se encuentra el jubilado.
 
Registrado
8 Abr 2012
Mensajes
16.334
Calificaciones
63.268
A Peñafiel le parece mezquino que obligasen a JC a pedir perdón después de lo de Boswana.

A mí, mezquinos me parecen aquellos que consideran a los reyes, dioses en la tierra, con todos los derechos y una única obligación: llevar la corona.

Han tenido que pasar muchas cosas para que nos diésemos cuenta de que frases como: " la ley es igual para todos" o "lo siento mucho, no volverá a ocurrir" dichas por un rey, no significan nada.

Si una monarquía en este siglo es una anomalía ¿Cómo podemos calificar a una monarquía corrupta?

Ya quedan pocos juancarlistas y muy pocos felipistas, pero lacayos, está visto que aún quedan.



A mi Coñazo-Peñafiel me hace reir por su obsesion con Cris y en particular Urdanga, es que lo tiene atragantado desde el mismo dia que lo conocio por primera vez, el dia de la peticion de mano.
Lo de Peñafiel es enfermizo desprecia profundamente a" chico que la da a la pelotita " lo ha señalado siempre como un muerto de hambre con ganas de emparentar con la entonces cosa irreal.
Dice que el jefe de la cosa irreal tuvo que pedir a Cris y a Urdanga cuando estaban esquiando en Colorado QUE SE DIVORCIARAN, suponiendo que esto fuera cierto ( desconozco si es realidad o fruto de la mente calenturienta de Peñafiel por la ojeriza que siempre ha tenido a Urdanga ) ¿ quien coxx es la cosa irreal , alguien de la cosa irreal o el mismo titular del chiringo para pedir que una pareja se divorcie ? Hay que tener los huevos bien podridos para hacer tal peticion........ y parece que en la cosa irreal hay muchos que los tienen tan putrefactos como para pedir que se divorcie alguien porque conviene a la cosa irreal se divorcie este alguien.
Da la impresion que en la cosa irreal alguien tenia mucho interes en que la pareja Cris-Urdanga ( entonces vivian en Washington ) se divorciaran, y a poder ser que lo hicieran con mucho escandalo y pelea ( digo yo ) ..... hay que ser cinico mandar a un mensajero a Colorado donde la familia estaba esquiando junto a la hermana de Iñaki que vive en Minnesota y su familia.
Pues en la cosa irreal debe estar muy frustrados, ya que han pasado los años, a pesar de juicio y condena, hoy dia la pareja sigue muy unida y nadie de esta familia ha dado un solo escandalo hasta este momento.
En la cosa irreal cada vez mas tienen todos cara de manzanas agrias y muchas veces cara de querer liarse a hostias con el primero que se cruza en su camino,
 
Registrado
12 Sep 2007
Mensajes
9.957
Calificaciones
18.786
Esta vez Peñafiel da lugar a múltiples respuestas . Empiezo por el final.

La ya famosa pregunta de la niña a Leonor acerca de su futuro, le asombra al cronista porque que Leticia responde "marcando" a su hija.

Vamos a ver, señor mio de los elitismos, ¿no es mucho más marcaje contradecir en público una pregunta cualquiera, rectificar con su perenne sabihondez, cortar, en definitiva una espontánea y sencilla pregunta que no estaba hecha más que como simple curiosidad o por aquello de preguntar algo?

Leticia puede marcar a su hija, como no, aunque mejor no lo hiciera en público. Lo que no debe es cortar a una persona de ese público para rectificarla con su inveterada pedantería y falta de respeto.

Sabemos que es una réplica de la famosa Rottenmeir, pero no es de recibo nos lo esté recordando de continuo.

Pero es igual, es ineducada y tiene tanta escasez de asesoría en la materia, que dará muchos más minutos de comportamientos salidos de madre.
 
Registrado
12 Sep 2007
Mensajes
9.957
Calificaciones
18.786
"Primero le robaron la infancia. Hoy le han robado su jubilación dorada..." Frase de una periodista francesa y con la que el cronista de la élite mafiosa está de acuerdo Peñafiel.
Un martirio más. Una desvergüenza añadida.

O sea, si nos roban diez y nos devuelven un millón, ¿donde y para qué el victimismo trasnochado?

No puedo con los martirios de esta clase.
 
Registrado
29 Nov 2015
Mensajes
10.507
Calificaciones
81.517
Ubicación
Polo Norte
Según Peña, fue humillante hacer que JC pidiera perdón por estar cazando elefantes con su amante pero la Emérita es una frívola por irse a Marivent y comprar unas cremas.
Se puede ser más transparente? No.
 
Registrado
30 Ago 2011
Mensajes
3.512
Calificaciones
10.383
Trato de entender cómo funciona la casa real de España...pero es imposible...tan, pero tan mal anda esa "familia"...que necesita mensajeros para decir las cosas?...es que ninguno puede o quiere decirle personalmente al otro las cosas?...necesitan emisarios?...cobardía?...si no pueden decir las cosas de frente a su familia...cómo pretenden ser "reyes" ante los demás?...
 
Registrado
19 Feb 2012
Mensajes
382
Calificaciones
999
La niñera real es Mariangel Alcazar la lameculos del preparao y de kk, que cuando la hija mayor era un bebe la tomo en brazos y comennzo hacerle carantoñas ante la complaciente mirada de kk. Desde que el abuelo esta missing, la niñera real escribe en La Vanguardia articulos babosos en defensa del preparao y de kk y sale en TV5 discutiendo y tirando puyas por doquier a todo aquel que critica la NO informacion de donde se encuentra el jubilado.

Gracias
 
Registrado
4 Dic 2012
Mensajes
13.352
Calificaciones
101.132
MI SEMANA AZUL & ROSA
JAIME PEÑAFIEL
15/08/2020
CHSSS...
DOÑA SOFÍA, UNA ESPOSA DESPECHADA
CADA JEFE DE LA CASA HA TENIDO SU AFÁN


Descubra Orbyt
  • Disminuye el tamaño del texto
  • Aumenta el tamaño del texto
  • Imprimir documento
  • Comparte esta noticia
  • twitter
El comportamiento de Doña Sofía en el drama del ¿exilio?, ¿éxodo? de Don Juan Carlos no ha sido el que cabía esperar de quien, todavía es, y lo ha sido para su desgracia, la esposa, la Reina consorte. Ella misma se lo reconoció a la querida amiga y compañera Pilar Urbano para su libro La reina muy de cerca(Planeta, 2008): “Cuando me casé con Juanito, yo era princesa de Grecia. Ahora soy reina porque soy la consorte del rey”. Aunque añadía: “Seré reina hasta la muerte”. Pienso que de haber renunciado con la abdicación Don Juan Carlos al título de Rey, Doña Sofía hubiera dejado de ser reina ya que lo ha sido y lo sigue siendo en función de su matrimonio.
Cierto es que, como el general Sabino decía, la Emérita “no es una mujer muy inteligente, pero es mejor que la gente lo crea”. Lo ha demostrado estos días marchándose de vacaciones a Marivent sin esperar que el Rey, el esposo, abandonara su hogar. De irónica crueldad, impropia de Doña Sofía, es que preguntara “¿con qué amiguita se ha ido ahora?”. También pienso que fue una frivolidad acudir a El Corte Inglés de Palma, para comprar unas cremas, departiendo con su habitual simpatía con las empleadas del departamento de perfumería como si nada hubiera pasado, estando pasando tanto. Esta frivolidad me ha recordado, salvando las distancias, la actitud de Alfonso XIII el día que se marcha de España hacia el exilio. Cuando desembarca en Marsella, la única preocupación que tiene es comerse una bullabesa en un restaurante del puerto. A esa misma hora, su esposa, la reina, se encuentra refugiada en su dormitorio con todos sus hijos, uno de ellos, el príncipe de Asturias, gravemente enfermo, mientras manifestantes republicanos han logrado trepar hasta las balconadas del palacio para colgar banderas republicanas. Aunque la compañera Pilar Urbano cree que la actitud de Doña Sofía fue una respuesta lógica a tanta humillación como ha recibido del Rey, pienso que momentos ha tenido para exteriorizarla. Este no era precisamente el más adecuado, ¡por caridad!
El protagonismo de Jaime Alfonsín en la salida de Zarzuela del Rey Juan Carlos (él recibió la orden de Felipe VI de comunicar a su padre que tenía que abandonar Zarzuela) ha puesto de manifiesto el importantísimo papel de los jefes de la Casa del Rey, seis en 40 años, los mismos que la Monarquía: Nicolás Cotoner y Cotoner, marqués de Mondéjar, Sabino Fernández Campo, Fernando Almansa Moreno Barreda, Alberto Aza Arias y Rafael Spottorno, durante el reinado de Don Juan Carlos I, y Jaime Alfonsín con Felipe VI. Cada uno de ellos ha tenido que enfrentarse a delicados y trascendentales problemas...
EL MARQUÉS DE MONDÉJAR (desde 1975 a 1990) a quien el propio Rey Juan Carlos calificaba como “padre adoptivo”, vivió los momentos complicados de la Transición pero, sobre todo, el fracasado golpe de Estado de 1981 con una actitud de apoyo al Rey . También la proclamación de Felipe como Príncipe de Asturias.
SABINO FERNÁNDEZ CAMPO, aunque solo estuvo tres años, desde 1990 a 1993 como jefe de la Casa de Su Majestad, fue, durante 17, la sombra de Don Juan Carlos como jefe de la Secretaría. Él, junto a Mondéjar, pero sobre todo él, fue decisivo en el fracaso del 23-F hasta el extremo de decirle al Rey: “Si el golpe triunfa, mis compañeros me fusilarán al amanecer”. También tuvo que lidiar con el tema de “la dama Gayà”, de la periodista británica Selina Scott que frivolizó su imagen, el libro sobre el Rey de José Luis de Vilallonga, la muerte del conde de Barcelona, Mario Conde (que consiguió echarle), Manolo Prado y otras amistades peligrosas.
FERNANDO ALMANSA MORENO BARREDA (desde 1993 a 2002). Era el primer diplomático en ocupar este cargo con un trabajo intenso, largo y con muchos problemas, algunos de índole privado, como el noviazgo de Felipe y Eva Sannum, que él, por orden del Rey, tuvo que pedirle al Príncipe que rompiera. Felipe se lo cobró pidiendo la cabeza de Almansa que el Rey le entregó. También tuvo que enfrentarse a la Infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, de vacaciones en Colorado, pidiéndoles, cuando ya no era jefe de la Casa, que se divorciaran. No llegaron a las manos porque Fernando, independientemente de ser un buen diplomático, es un caballero. Asimismo, el ictus de Marichalar.
ALBERTO AZA ARIAS (de 2002 a 2011), el segundo diplomático en convertirse en jefe de la Casa del Rey en una etapa crucial para la Monarquía con motivo del caso Nóos. Tuvo que reconducir, mediáticamente hablando, la polémica boda de Felipe con una periodista divorciada.
RAFAEL SPOTTORNO DÍAZ (de 2011 a 2014) tercer diplomático, el hombre que, según Fernando Ónega, “no disfrutó ni de un día tranquilo” el tiempo que fue jefe de la Casa del Rey. Tuvo que lidiar con lo de Bostwana y lo de Corinna impidiéndole la entrada en España. Como anécdota negativa: hacerle decir a Don Juan Carlos, cuando abandonaba la clínica tras la operación de rotura de cadera por la caída en la cacería de elefantes “lo siento mucho... Me he equivocado y no volverá a ocurrir”. Fue mezquino obligarle a humillarse estando en una situación crítica, física y moralmente hablando.
JAIME ALFONSÍN ALFONSO (desde 2014). Jefe de la Casa de Felipe VI. Lo más delicado: la retirada del Ducado de la Infanta Cristina el 12 de junio de 2015 y la crítica situación del Rey Juan Carlos. Persona clave en la negociación de su marcha. “De orden de la vicepresidenta, tenéis que abandonar Zarzuela”. ¡Vaya trago! ¿No podía haberlo hecho Felipe? ¡Vaya cobardía!
“Al alcalde de las luces navideñas se le han apagado las de la razón (Agustín del Pino). Con la actitud más servil y vergonzosa ante su jefe, digo yo. (...) Un querido amigo y compañero, Juan Luis Galiacho, ha recibido el peor regalo que un periodista puede recibir hoy: una inquietante carta de los abogados de Corinna (...) El impresentable Sánchez elude siempre referirse a Felipe como Rey y a Don Juan Carlos lo hace siempre como “el afectado” (Álvaro Martínez) ¡Vaya tipejo! (...) Con su llegada a Marivent, la cuñada abandonó Palma para reunirse con su hermana, otra gran “amiga” de la consorte.(...) Primero le robaron la infancia. Hoy le han robado su jubilación dorada, escribe su biógrafa francesa. Pues tiene toda la razón. (...) Solo un rey, en España, Alfonso XII, murió en el trono. ¡Atención Felipe, hay que andarse con cuidado! (...) “¿Qué quieres ser de mayor?”, le preguntó una niña de Palma a Leonor. Letizia contestó por ella: “Lo que quiere no, lo que debe ser”, qué marcaje a su hija.


OpiniónLa semana de Jaime Peñafiel: Doña Sofía, una esposa despechada
PREMIUM
  • JAIME PEÑAFIEL
Viernes, 14 agosto 2020 - 23:34
Comentar


Doña Sofía en Palma de Mallorca

Doña Sofía en Palma de Mallorca GTRES
El comportamiento de Doña Sofía en el drama del ¿exilio?, ¿éxodo? de Don Juan Carlos no ha sido el que cabía esperar de quien, todavía es, y lo ha sido para su desgracia, la esposa, la Reina consorte. Ella misma se lo reconoció a la querida amiga y compañera Pilar Urbano para su libro La reina muy de cerca (Planeta, 2008): "Cuando me casé con Juanito, yo era princesa de Grecia. Ahora soy reina porque soy la consorte del rey". Aunque añadía: "Seré reina hasta la muerte". Pienso que de haber renunciado con la abdicación Don Juan Carlos al título de Rey, Doña Sofía hubiera dejado de ser reina ya que lo ha sido y lo sigue siendo en función de su matrimonio.
Cierto es que, como el general Sabino decía, la Emérita "no es una mujer muy inteligente, pero es mejor que la gente lo crea". Lo ha demostrado estos días marchándose de vacaciones a Marivent sin esperar que el Rey, el esposo, abandonara su hogar. De irónica crueldad, impropia de Doña Sofía, es que preguntara "¿con qué amiguita se ha ido ahora?". También pienso que fue una frivolidad acudir a El Corte Inglés de Palma, para comprar unas cremas, departiendo con su habitual simpatía con las empleadas del departamento de perfumería como si nada hubiera pasado, estando pasando tanto. Esta frivolidad me ha recordado, salvando las distancias, la actitud de Alfonso XIII el día que se marcha de España hacia el exilio. Cuando desembarca en Marsella, la única preocupación que tiene es comerse una bullabesa en un restaurante del puerto. A esa misma hora, su esposa, la reina, se encuentra refugiada en su dormitorio con todos sus hijos, uno de ellos, el príncipe de Asturias, gravemente enfermo, mientras manifestantes republicanos han logrado trepar hasta las balconadas del palacio para colgar banderas republicanas. Aunque la compañera Pilar Urbano cree que la actitud de Doña Sofía fue una respuesta lógica a tanta humillación como ha recibido del Rey, pienso que momentos ha tenido para exteriorizarla. Este no era precisamente el más adecuado, ¡por caridad!
CADA JEFE DE LA CASA HA TENIDO SU AFÁN
El protagonismo de Jaime Alfonsín en la salida de Zarzuela del Rey Juan Carlos (él recibió la orden de Felipe VI de comunicar a su padre que tenía que abandonar Zarzuela) ha puesto de manifiesto el importantísimo papel de los jefes de la Casa del Rey, seis en 40 años, los mismos que la Monarquía: Nicolás Cotoner y Cotoner, marqués de Mondéjar, Sabino Fernández Campo, Fernando Almansa Moreno Barreda, Alberto Aza Arias y Rafael Spottorno, durante el reinado de Don Juan Carlos I, y Jaime Alfonsín Alfonso con Felipe VI. Cada uno de ellos ha tenido que enfrentarse a delicados cuando no trascendentales problemas...
EL MARQUÉS DE MONDÉJAR (desde 1975 a 1990) a quien el propio Rey Juan Carlos calificaba como "padre adoptivo", vivió los momentos complicados de la Transición pero, sobre todo, el fracasado golpe de Estado de 1981 con una actitud de apoyo al Rey . También la proclamación de Felipe como Príncipe de Asturias.
SABINO FERNÁNDEZ CAMPO, aunque solo estuvo tres años, desde 1990 a 1993 como jefe de la Casa de Su Majestad, fue, durante 17, la sombra de Don Juan Carlos como jefe de la Secretaría. Él, junto a Mondéjar, pero sobre todo él, fue decisivo en el fracaso del 23-F hasta el extremo de decirle al Rey: "Si el golpe triunfa, mis compañeros me fusilarán al amanecer". También tuvo que lidiar con el tema de "la dama Gayà", de la periodista británica Selina Scott que frivolizó su imagen, el libro sobre el Rey de José Luis de Vilallonga, la muerte del conde de Barcelona, Mario Conde (que consiguió echarle), Manolo Prado y otras amistades peligrosas.
FERNANDO ALMANSA MORENO BARREDA (desde 1993 a 2002). Era el primer diplomático en ocupar este cargo con un trabajo intenso, largo y con muchos problemas, algunos de índole privado, como el noviazgo de Felipe y Eva Sannum, que él, por orden del Rey, tuvo que pedirle al Príncipe que rompiera. Felipe se lo cobró pidiendo la cabeza de Almansa que el Rey le entregó. También tuvo que enfrentarse a la Infanta Cristinae Iñaki Urdangarin, de vacaciones en Colorado, pidiéndoles, cuando ya no era jefe de la Casa, que se divorciaran. No llegaron a las manos porque Fernando, independientemente de ser un buen diplomático, es un caballero. Asimismo, el ictus de Marichalar.
ALBERTO AZA ARIAS
(de 2002 a 2011), el segundo diplomático en convertirse en jefe de la Casa del Rey en una etapa crucial para la Monarquía con motivo del caso Nóos. Tuvo que reconducir, mediáticamente hablando, la polémica boda de Felipe con una periodista divorciada.
RAFAEL SPOTTORNO DÍAZ (de 2011 a 2014) tercer diplomático, el hombre que, según Fernando Ónega, "no disfrutó ni de un día tranquilo" el tiempo que fue jefe de la Casa del Rey. Tuvo que lidiar con lo de Bostwana y lo de Corinna impidiéndole la entrada en España. Como anécdota negativa: hacerle decir a Don Juan Carlos, cuando abandonaba la clínica tras la operación de rotura de cadera por la caída en la cacería de elefantes "lo siento mucho... Me he equivocado y no volverá a ocurrir". Fue mezquino obligarle a humillarse estando en una situación crítica, física y moralmente hablando.
JAIME ALFONSÍN ALFONSO (desde 2014). Jefe de la Casa de Felipe VI. Lo más delicado: la retirada del Ducado de la Infanta Cristina el 12 de junio de 2015 y la crítica situación del Rey Juan Carlos. Ha sido la persona clave en la negociación de su marcha. "De orden de la vicepresidenta, tenéis que abandonar Zarzuela". ¡Vaya trago! ¿No podía haberlo hecho Felipe? ¡Vaya cobardía!
CHSSS...
"Al alcalde de las luces navideñas se le han apagado las de la razón (Agustín del Pino). Con la actitud más servil y vergonzosa ante su jefe, digo yo. (...) Un querido amigo y compañero, Juan Luis Galiacho, ha recibido el peor regalo que un periodista puede recibir hoy: una inquietante carta de los abogados de Corinna. (...) El impresentable Sánchez elude siempre referirse a Felipe como Rey y a Don Juan Carlos lo hace siempre como "el afectado" (Álvaro Martínez) ¡Vaya tipejo! (...) Con su llegada a Marivent, la cuñada abandonó Palma para reunirse con su hermana, otra gran "amiga" de la consorte.(...) Primero le robaron la infancia. Hoy le han robado su jubilación dorada, escribe su biógrafa francesa. Pues tiene toda la razón. (...) Solo un rey, en España, Alfonso XII, murió en el trono. ¡Atención Felipe, hay que andarse con cuidado! (...) "¿Qué quieres ser de mayor?", le preguntó una niña de Palma a Leonor. Letizia contestó por ella: "Lo que quiere no, lo que debe ser", qué marcaje a su hija.