Ayuda para una amiga

Registrado
4 May 2020
Mensajes
627
Calificaciones
2.570
Hola: Tengo una amiga que quiere escribir en el foro pero como se tarda tanto en dar de alta a los nuevos miembros me ha pedido que escriba yo aquí por ella para escuchar opiniones objetivas sobre su problema. Ella no quiere comentarlo con nadie por razones evidentes, de hecho sólo me lo ha contado a mí, pero yo no sé muy bien qué aconsejarle.
Le he pedido que me lo mandara por email el texto para no escribirlo yo, os lo pongo en cursiva para indicar que son sus palabras. Me gustaría que la leyérais con atención porque ella ahora mismo está bastante mal psicológicamente y yo misma la he animado a contarlo aquí. Gracias.

Hola a todas, quisiera daros las gracias por leerme a través de otra compañera del foro.

Quiero resumir al máximo, pero me encuentro ahora mismo en una situación emocional bastante delicada y me gustaría que me dijéseis qué haríais vosotras o cómo lo enfocaríais.

Me casé a los 25 con mi novio de la adolescencia; éramos bastante distintos pero nos queríamos mucho, creo que es el único hombre que me ha querido. Cuando llevábamos 4 años casados yo conocí a otra persona y me enamoré locamente. Dejé a mi marido. No teníamos hijos. El como es evidente lo pasó fatal, de hecho no fue capaz ni de dejar todo contacto conmigo, aprovechando que "la otra persona" vivía en el extranjero y no nos veíamos demasiado. Me pidió seguir teniendo contacto, no cortar de raíz y yo así lo hice, mientras seguía mi relación a distancia con la otra persona.

Esta otra relación enseguida se vio que no llegaba a buen puerto, por lo que yo le dejé durante un tiempo y mi exmarido aprovechó para intentar que volviéramos. Yo me dejé querer, estuvimos un tiempo entre que sí y que no, pero no lo teníamos demasiado claro ninguno de los dos y estábamos ahí, como digo, entre que sí y que no.
En ese momento de indecisión de los dos, él conoció a otra chica, con la que, según él, comenzó una amistad sólo. El me hablaba de ella en no muy buenos términos; me refiero no a que la criticara sino a que se la estaban intentando meter con calzador unos amigos (en plan "con tu ex mujer no hay nada que hacer, prueba con ésta") pero que a él no le gustaba. De hecho tenía una ristra interminable de cosas por las que no le gustaba como pareja: desde que era muy bajita hasta que era morena y le gustan las rubias-como yo-, pasando porque era una aburrida y no le gustaba el aire libre como a él.

En ese momento, la persona por la que yo le dejé, inesperadamente, se pone en contacto conmigo diciendo que se ha dado cuenta de que soy la mujer de su vida, que su residencia en Holanda no beneficiaba a la relación y que había decidido dar un giro a su vida y empezar una nueva etapa conmigo. Imaginaos lo que eso fue para mí; yo lo había dejado por imposible, no porque le hubiera dejado de querer. Cuando ya tenía perdida la esperanza. Me ofreció hasta casarnos, como siempre habíamos querido y se planteaba formar una familia. Yo acepté inmediatamente, sin saber dónde me metía.

Cuando mi exmarido se enteró de esto, cuando se lo dije, me dijo que no quería saber nunca más en su vida nada de mí. Daos cuenta que cuando le dejé por otro ni siquiera llegó a decirme algo parecido a esto, pero ahora, encima que él tenía su amiga que "estaba conociendo", pues le sentó muy mal y me dijo eso. Y no supe nada de él durante 3 años y medio.

Mi convivencia con la otra persona sólo me dio una cosa buena: mi preciosa hija. Ni siquiera voy a entrar en detalles. Una noche le puse de patitas en la calle.

Yo nunca olvidé a mi exmarido. Aunque estaba enamoradísima del otro, nunca le olvidé. No lo tenía en mis sentimientos pero sí en mi cabeza.

Cuando le puse de patitas en la calle al otro, mi exmarido empezó a inundar mis pensamientos. A todas horas. Empecé a soñar con él, a verle por todas partes en casa, que era la que habíamos compartido en las afueras de Madrid.

Un día le llamé. Me cogió el teléfono como si tal cosa, feliz de hablar conmigo, sabía de mi vida por amigos comunes, sabía que tenía una niña, pero no sabía que nos habíamos separado. Yo iba a decírselo cuando me dijo que se casaba al mes siguiente. Con la de la ristra interminable de cosas por las que no le gustaba.

Me tuve que sentar. Aunque yo suponía que él había rehecho su vida-algo me habían contado-no me imaginaba que se fuera a casar, y menos con la señorita ésta en cuestión. De hecho mi primera reacción fue: pero ¿con quién?

No penséis que mi intención era: hala, como ya me he separado ahora vuelvo con el otro, a rey muerto, rey puesto. No era eso. Sólo quería volver a tener contacto con él, que se había cortado a raíz de mi segunda boda. Y ver qué pasaba. Pero su noticia anuló todo.

De eso hace ya unos años.

En este tiempo yo no he rehecho mi vida. Tengo un amigo con derecho a roce pero no satisface mis ansias ni de pareja ni afectivas. Sigo criando a mi hija-su padre se desentendió bastante, no está en su vida.

El se casó y tiene también una niña.

Quizá diréis después de este tocho: ¿y cuál es el problema?

Pues el problema es que yo no lo he olvidado. Le sigo queriendo. Si él me dijera ahora mismo: Volvamos, lo haría. Lo dejaría todo por él. Sigo soñando con él. Sigo viéndolo en todos los rincones del chalé en el que vivo, que como digo compartí con él. Sigo celebrando nuestro aniversario de boda. Y su cumpleaños.

No tenemos contacto. Después de aquella llamada volvimos a hablar en algunas ocasiones, quizá 5 ó 6 en estos años, siempre he sido yo la que le he llamado, él jamás lo ha hecho. Siempre me atiende bien, hablamos mucho tiempo en cada ocasión, pero después el ostracismo.
Yo quiero olvidarme de él pero no puedo.

Pienso en él todo el día, me doy de cabezazos contra la pared por haberle perdido, me arrepiento de no haberle elegido a él.
Sería fácil decir "corta todo contacto" si lo tuviera, pero es que no lo tengo. Cuando me veo sola en la vida con mi hija (el chico con el que salgo, como he dicho más arriba, no es más que un toy-boy si queréis llamarlo así) me vengo abajo. Pienso que mi vida con él hubiera sido mucho mejor. A veces le veo con su mujer y su ristra interminable de defectos y con su niña y pienso que esa familia podría ser la mía. Es como ponerme delante mi propio fracaso.

Porque yo a él le importo tan poco que incluso se ha venido a vivir relativamente cerca de mí. Le suelo ver, a veces.

He intentado de todo para olvidarme pero tengo ya una edad y tengo una hija, no es posible para mí estar por ahí fuera todo el día conociendo gente que me haga olvidar. Ya me parece mucho el haber conocido a un chico que al menos "me saca" alguna vez a tomar una caña y de compras.
No puedo cortar contacto porque no lo tengo.
No puedo tener una intensa vida social para "olvidar" porque eso es muy difícil a mi edad y con cargas familiares
No puedo apoyarme en este chico con el que salgo porque es una relación superficial y no profunda ni de sentimientos.
Ni siquiera me planteo buscar a otra persona. Cómo, dónde.
Albergo un odio infinito a "la ristra interminable de defectos" porque consideró que me lo quitó, aunque sé que no es verdad.

Y todo esto, sostenido en el tiempo y quizá ayudado por esta época difícil que estamos viviendo, me ha sumido en el último mes en la mayor de las desdichas, hasta el punto de que me considero clínicamente deprimida y voy a buscar ayuda profesional. Pero no creo que unas pastillas antidepresivas me ayuden a olvidar. Eso no sé cómo hacerlo.

Por eso os pido vuestra opinión objetiva. ¿Qué demonios puedo hacer para sacármelo de la cabeza?

Ya lo he borrado del móvil y me he prometido no llamarle más.
También tengo una lista hecha de sus defectos y de los motivos que me llevaron a separarme, que releo de vez en cuando.
Intento no pasar cerca de su casa, aunque a veces no tengo más remedio.

Pero nada es suficiente.
 

Registrado
22 Ago 2018
Mensajes
2.368
Calificaciones
14.021
Yo creo que no sabes estar sola y que no le querías cuando le dejaste por otro, ahora piensas en él porque te ha ido mal y a él bien y la soledad pues no te gusta. No tienes que hacer nada especial para olvidarle, tienes que aceptar que vives con tu hija y no tienes pareja y que así es la vida, no por ello tu vida es peor que la de él y su mujer. De todas formas un psicólogo te puede ayudar mucho.
 
Registrado
28 Dic 2017
Mensajes
2.544
Calificaciones
27.971
Me choca mucho que hables tan despectivamente de esa chica. Qué culpa tiene? él en su momento le veía defectos porque él estaba enamorado de ti, pero en cuanto volviste a dejarlo por el otro, por fin abrió los ojos contigo. Se dio cuenta de que no le querías y conoció mejor a esa mujer que estoy segura que no tiene tantos defectos y seguramente se enamoró de ella y ahora tiene una familia.
Y justamente te viene a la cabeza cuando lo dejas con el padre de tu hija.
Lo primero que tienes que hacer para pasar página es asumirlo. Asumir que él es feliz con su familia y que vuestro momento ya pasó. Que no hay nada de malo en no tener pareja. Creo que te estás poniendo mucha presión encima.
 
Registrado
11 Nov 2018
Mensajes
4.714
Calificaciones
39.342
Ubicación
Sala Común de Slytherin
Pues digo yo que buscar ayuda como pone al final del mensaje y centrarse en su familia, amigos, aficiones... lo que me da la impresión es que parece que está bastante convencida de que la única forma de olvidar al ex es conociendo a otra persona que le llene y ufff... Por cierto, supongo que tu amiga no querrá que la juzguemos, pero vaya dos personajes, ella y el ex. Ella, no por enamorarse de otra persona, que oye, eso pasa y nadie tiene la culpa, pero el mareo con el otro de "ahora sí, ahora no"... y él, vamos, a mi un tío me viene a decirme todos los defectos que tiene la tía a la que está conociendo y después me dice que se va a casar con ella... y lo querría, pero bien lejos.
 

Registrado
2 Sep 2020
Mensajes
1.725
Calificaciones
18.309
Hola: Tengo una amiga que quiere escribir en el foro pero como se tarda tanto en dar de alta a los nuevos miembros me ha pedido que escriba yo aquí por ella para escuchar opiniones objetivas sobre su problema. Ella no quiere comentarlo con nadie por razones evidentes, de hecho sólo me lo ha contado a mí, pero yo no sé muy bien qué aconsejarle.
Le he pedido que me lo mandara por email el texto para no escribirlo yo, os lo pongo en cursiva para indicar que son sus palabras. Me gustaría que la leyérais con atención porque ella ahora mismo está bastante mal psicológicamente y yo misma la he animado a contarlo aquí. Gracias.

Hola a todas, quisiera daros las gracias por leerme a través de otra compañera del foro.

Quiero resumir al máximo, pero me encuentro ahora mismo en una situación emocional bastante delicada y me gustaría que me dijéseis qué haríais vosotras o cómo lo enfocaríais.

Me casé a los 25 con mi novio de la adolescencia; éramos bastante distintos pero nos queríamos mucho, creo que es el único hombre que me ha querido. Cuando llevábamos 4 años casados yo conocí a otra persona y me enamoré locamente. Dejé a mi marido. No teníamos hijos. El como es evidente lo pasó fatal, de hecho no fue capaz ni de dejar todo contacto conmigo, aprovechando que "la otra persona" vivía en el extranjero y no nos veíamos demasiado. Me pidió seguir teniendo contacto, no cortar de raíz y yo así lo hice, mientras seguía mi relación a distancia con la otra persona.

Esta otra relación enseguida se vio que no llegaba a buen puerto, por lo que yo le dejé durante un tiempo y mi exmarido aprovechó para intentar que volviéramos. Yo me dejé querer, estuvimos un tiempo entre que sí y que no, pero no lo teníamos demasiado claro ninguno de los dos y estábamos ahí, como digo, entre que sí y que no.
En ese momento de indecisión de los dos, él conoció a otra chica, con la que, según él, comenzó una amistad sólo. El me hablaba de ella en no muy buenos términos; me refiero no a que la criticara sino a que se la estaban intentando meter con calzador unos amigos (en plan "con tu ex mujer no hay nada que hacer, prueba con ésta") pero que a él no le gustaba. De hecho tenía una ristra interminable de cosas por las que no le gustaba como pareja: desde que era muy bajita hasta que era morena y le gustan las rubias-como yo-, pasando porque era una aburrida y no le gustaba el aire libre como a él.

En ese momento, la persona por la que yo le dejé, inesperadamente, se pone en contacto conmigo diciendo que se ha dado cuenta de que soy la mujer de su vida, que su residencia en Holanda no beneficiaba a la relación y que había decidido dar un giro a su vida y empezar una nueva etapa conmigo. Imaginaos lo que eso fue para mí; yo lo había dejado por imposible, no porque le hubiera dejado de querer. Cuando ya tenía perdida la esperanza. Me ofreció hasta casarnos, como siempre habíamos querido y se planteaba formar una familia. Yo acepté inmediatamente, sin saber dónde me metía.

Cuando mi exmarido se enteró de esto, cuando se lo dije, me dijo que no quería saber nunca más en su vida nada de mí. Daos cuenta que cuando le dejé por otro ni siquiera llegó a decirme algo parecido a esto, pero ahora, encima que él tenía su amiga que "estaba conociendo", pues le sentó muy mal y me dijo eso. Y no supe nada de él durante 3 años y medio.

Mi convivencia con la otra persona sólo me dio una cosa buena: mi preciosa hija. Ni siquiera voy a entrar en detalles. Una noche le puse de patitas en la calle.

Yo nunca olvidé a mi exmarido. Aunque estaba enamoradísima del otro, nunca le olvidé. No lo tenía en mis sentimientos pero sí en mi cabeza.

Cuando le puse de patitas en la calle al otro, mi exmarido empezó a inundar mis pensamientos. A todas horas. Empecé a soñar con él, a verle por todas partes en casa, que era la que habíamos compartido en las afueras de Madrid.

Un día le llamé. Me cogió el teléfono como si tal cosa, feliz de hablar conmigo, sabía de mi vida por amigos comunes, sabía que tenía una niña, pero no sabía que nos habíamos separado. Yo iba a decírselo cuando me dijo que se casaba al mes siguiente. Con la de la ristra interminable de cosas por las que no le gustaba.

Me tuve que sentar. Aunque yo suponía que él había rehecho su vida-algo me habían contado-no me imaginaba que se fuera a casar, y menos con la señorita ésta en cuestión. De hecho mi primera reacción fue: pero ¿con quién?

No penséis que mi intención era: hala, como ya me he separado ahora vuelvo con el otro, a rey muerto, rey puesto. No era eso. Sólo quería volver a tener contacto con él, que se había cortado a raíz de mi segunda boda. Y ver qué pasaba. Pero su noticia anuló todo.

De eso hace ya unos años.

En este tiempo yo no he rehecho mi vida. Tengo un amigo con derecho a roce pero no satisface mis ansias ni de pareja ni afectivas. Sigo criando a mi hija-su padre se desentendió bastante, no está en su vida.

El se casó y tiene también una niña.

Quizá diréis después de este tocho: ¿y cuál es el problema?

Pues el problema es que yo no lo he olvidado. Le sigo queriendo. Si él me dijera ahora mismo: Volvamos, lo haría. Lo dejaría todo por él. Sigo soñando con él. Sigo viéndolo en todos los rincones del chalé en el que vivo, que como digo compartí con él. Sigo celebrando nuestro aniversario de boda. Y su cumpleaños.

No tenemos contacto. Después de aquella llamada volvimos a hablar en algunas ocasiones, quizá 5 ó 6 en estos años, siempre he sido yo la que le he llamado, él jamás lo ha hecho. Siempre me atiende bien, hablamos mucho tiempo en cada ocasión, pero después el ostracismo.
Yo quiero olvidarme de él pero no puedo.

Pienso en él todo el día, me doy de cabezazos contra la pared por haberle perdido, me arrepiento de no haberle elegido a él.
Sería fácil decir "corta todo contacto" si lo tuviera, pero es que no lo tengo. Cuando me veo sola en la vida con mi hija (el chico con el que salgo, como he dicho más arriba, no es más que un toy-boy si queréis llamarlo así) me vengo abajo. Pienso que mi vida con él hubiera sido mucho mejor. A veces le veo con su mujer y su ristra interminable de defectos y con su niña y pienso que esa familia podría ser la mía. Es como ponerme delante mi propio fracaso.

Porque yo a él le importo tan poco que incluso se ha venido a vivir relativamente cerca de mí. Le suelo ver, a veces.

He intentado de todo para olvidarme pero tengo ya una edad y tengo una hija, no es posible para mí estar por ahí fuera todo el día conociendo gente que me haga olvidar. Ya me parece mucho el haber conocido a un chico que al menos "me saca" alguna vez a tomar una caña y de compras.
No puedo cortar contacto porque no lo tengo.
No puedo tener una intensa vida social para "olvidar" porque eso es muy difícil a mi edad y con cargas familiares
No puedo apoyarme en este chico con el que salgo porque es una relación superficial y no profunda ni de sentimientos.
Ni siquiera me planteo buscar a otra persona. Cómo, dónde.
Albergo un odio infinito a "la ristra interminable de defectos" porque consideró que me lo quitó, aunque sé que no es verdad.

Y todo esto, sostenido en el tiempo y quizá ayudado por esta época difícil que estamos viviendo, me ha sumido en el último mes en la mayor de las desdichas, hasta el punto de que me considero clínicamente deprimida y voy a buscar ayuda profesional. Pero no creo que unas pastillas antidepresivas me ayuden a olvidar. Eso no sé cómo hacerlo.

Por eso os pido vuestra opinión objetiva. ¿Qué demonios puedo hacer para sacármelo de la cabeza?

Ya lo he borrado del móvil y me he prometido no llamarle más.
También tengo una lista hecha de sus defectos y de los motivos que me llevaron a separarme, que releo de vez en cuando.
Intento no pasar cerca de su casa, aunque a veces no tengo más remedio.

Pero nada es suficiente.
Un buen psicólogo o psicóloga.
Con todos mis respetos y cariño.
 
Registrado
23 Ago 2017
Mensajes
3.846
Calificaciones
37.791
Esto a lo mejor suena un poco fuerte pero quizás pensabas que él iba a estar ahí para siempre; te vas con "otro" y tu ex sigue ahí cuando rompes con ese otro, se supone que vais a volver a estar juntos cuando el "holandés" decide que eres la mujer de su vida y tu te vuelves a marchar. Supongo que pensabas que te iba a esperar a que decidieras de una vez con quién querías estar realmente y te salió mal. Él se cansó de esperar y sinceramente, se merece algo mejor que una persona que juega con sus sentimientos.

Tienes que asimilar que vuestra historia está acabada, dudo mucho que aunque él se divorciara volvieráis a estar junto porque yo al menos, no me fiaría nada de alguien que hizo lo que tú. Sigue con tu vida y piensa en que lo tuviste y lo dejaste marchar, ya no puedes volver atrás y cambiar lo que hiciste, a veces no nos damos cuenta de lo que tenemos hasta que lo perdemos.

Creo que en tu mente has "magnificado" tu relación con él porque luego te salió mal con otros pero eso no quiere decir que no vayas a conocer a alguien con el que vuelvas a tener ese feeling siempre y cuando te abras a tener relaciones y no los compares con tu ex. Y sobre todo, si encuentras a un buen tío, no lo dejes escapar ni le fastidies. Son dificiles de encontrar.
 

Registrado
9 Dic 2017
Mensajes
164
Calificaciones
623
Has idealizado a tu ex pareja porque con la siguiente no te fue bien... no es amor, no sabes estar sola y te piensas que tú salvación viene de tu ex marido. Ves a terapia, no puedes seguir viviendo de un recuerdo que ya no existe y menos odiar a alguien que nunca te hizo nada.
 
Registrado
17 Mar 2019
Mensajes
302
Calificaciones
1.118
Ubicación
Madrid
En la vida se toman decisiones y unas veces se acierta y otras no. Romper la relación dos veces demuestra deslealtad. Es normal que él abriera los ojos y no quiera volver. Para mí la lealtad ya no como pareja sino como persona es algo que valoro mucho. A veces desde dentro de una relación larga se cree que todo el monte es orégano y que la hierba es siempre más verde al otro lado de la valla. Si ahora considera que cometió un error tendrá que vivir con ello. Aprender de los errores que todos cometemos y seguir adelante. Esa puerta me da que está totalmente cerrada. Que lo asuma y que abra otras puertas e intente no cometer otra vez los mismos errores, por otra parte, errores humanos.
 
Última edición:
Registrado
4 Feb 2020
Mensajes
667
Calificaciones
2.807
Para tu amiga:
¿Sigues amando a tu exmarido? Piensa bien si te planteas continuar tu vida con él: Lo más importante me parece el tema de que cada uno tenéis una niña, y si podríais superar que cada uno se buscó una pareja nueva. Si crees que lo vuestro tiene futuro, y le sigues amando, yo te diría que te lances, que le llames algún día, quedéis y le expliques tus sentimientos. Ahí ya entran en juego tus valores, ya que él tiene otra mujer y puede que no te quieras declarar a él por eso... Aunque yo sí que lo haría, si estoy al 100% segura de que es el hombre de mi vida; le diría lo que siento y luego que él decida si quiere seguir con su matrimonio o empezar conmigo, que sea lo que él decida, pero yo no podría quedarme con eso dentro.
Ahora bien, tal vez lo tuyo sea simplemente rencor, de ver cómo él ha formado una familia aparentemente estable, mientras que a ti las cosas con el Holandés no te salieron bien. A mi me ha pasado alguna vez, ver que algún ex rehacía su vida, y a mi me iban las cosas no muy bien.. Y de coger algo de rabia hacia sus nuevas parejas, aunque no fuésemos nada, tipo "Qué verá en esa", creo que hasta cierto punto es normal.
En resumen, analiza tus sentimientos, si crees que sigues enamorada de él díselo y que pase lo que tenga que pasar (De manera limpia, nada de relaciones paralelas porque recuerda que hay otra niña de por medio...) y si crees que simplemente es "rabia" deja el tiempo pasar.. Te aseguro que el tiempo lo cura todo y no tardarás en encontrar a otro que te llene.. Un beso ;)
 

fla

Registrado
26 Nov 2017
Mensajes
3.202
Calificaciones
14.910
Esa persona está fuera de tu vida para siempre.
La oportunidad ya la perdiste, deja de lado la idea de recuperar una relación que nunca te ha interesado lo suficiente.
Tienes que hacerte responsable de tus elecciones y dejar que el siga con su vida.
 
Registrado
17 Mar 2019
Mensajes
302
Calificaciones
1.118
Ubicación
Madrid
Para tu amiga:
¿Sigues amando a tu exmarido? Piensa bien si te planteas continuar tu vida con él: Lo más importante me parece el tema de que cada uno tenéis una niña, y si podríais superar que cada uno se buscó una pareja nueva. Si crees que lo vuestro tiene futuro, y le sigues amando, yo te diría que te lances, que le llames algún día, quedéis y le expliques tus sentimientos. Ahí ya entran en juego tus valores, ya que él tiene otra mujer y puede que no te quieras declarar a él por eso... Aunque yo sí que lo haría, si estoy al 100% segura de que es el hombre de mi vida; le diría lo que siento y luego que él decida si quiere seguir con su matrimonio o empezar conmigo, que sea lo que él decida, pero yo no podría quedarme con eso dentro.
Ahora bien, tal vez lo tuyo sea simplemente rencor, de ver cómo él ha formado una familia aparentemente estable, mientras que a ti las cosas con el Holandés no te salieron bien. A mi me ha pasado alguna vez, ver que algún ex rehacía su vida, y a mi me iban las cosas no muy bien.. Y de coger algo de rabia hacia sus nuevas parejas, aunque no fuésemos nada, tipo "Qué verá en esa", creo que hasta cierto punto es normal.
En resumen, analiza tus sentimientos, si crees que sigues enamorada de él díselo y que pase lo que tenga que pasar (De manera limpia, nada de relaciones paralelas porque recuerda que hay otra niña de por medio...) y si crees que simplemente es "rabia" deja el tiempo pasar.. Te aseguro que el tiempo lo cura todo y no tardarás en encontrar a otro que te llene.. Un beso ;)
Le dejó dos veces. Le demostró deslealtad. No creo que el chico quiera volver.
 
Registrado
6 Abr 2013
Mensajes
4.984
Calificaciones
21.052
Claro que no te mereces pasarlo así de mal, entiendo que te enamoraste del holandés y cortaste la relación con tu marido, reprochable habría sido una relación paralela sin saberlo él. Te enamoraste de otro, eso nos puede pasar a todos, salió mal, sí, igual que podría haber salido bien.
Creo que magnificas e idealizas la relación que tenías porque no te ha ido bien con el padre de tu hija. Si dejaste al primer novio tuvo que ser por algo.

Lo bueno de la vida es que nunca sabremos que habría pasado si hubiéramos tomado ese otro camino. No hay bola de cristal. Nadie te puede asegurar que hubieras sido feliz de haber seguido con tu primer matrimonio, ni infeliz tampoco.

Terapia, céntrate en ti, en mejorar por ti únicamente. No busques la felicidad fuera porque no está ahí.

Además, él tiene una familia y ya no está en tu vida, no es un castigo para ti, que no es esto el antiguo testamento, simplemente tenéis caminos distintos y no viene a cuento meterse ahora en una relación, eso sí que no saldría bien. Deja fuera de la ecuación a la mujer, que ya sé que dices que es algo irracional, pero siempre nos metemos entre nosotras ? y ella no tiene nada que ver. Que él hablaba de sus defectos, bueno, ha pasado el tiempo, evolucionamos, o eso espero!

Ánimo, tiene que ser muy difícil.