Ana de Francia: «En casa ya no tenemos paredes para seguir colgando cuadros»

Registrado
14 Jun 2008
Mensajes
4.828
Calificaciones
6.682
Ana de Francia: «En casa ya no tenemos paredes para seguir colgando cuadros»
Ocho meses después de la muerte del Infante Don Carlos, la Duquesa viuda de Calabria reanuda su agenda. Subastará 90 acuarelas de su autoría para salvar un monasterio madrileño.



Impecablemente vestida para la ocasión con una falda gris a media pierna, zapatos salón a juego, camisa blanca, chaqueta de punto grueso y unas llamativas perlas blancas. Así ha sido la primera aparición pública de la Princesa Ana de Francia tras la muerte de su esposo el Infante Don Carlos, Duque de Calabria, fallecido en octubre del año pasado. Poseedora de una elegancia y un saber estar innatos, impresiona a los asistentes a la inauguración de la colección de 90 acuarelas que contribuirán con su venta a la restauración del monasterio de las Comendadoras de Santiago (Madrid). Un convento fundado en 1680 por deseo de Felipe IV y su esposa, Mariana de Austria, y que tantas veces visitó Doña Ana con su marido.

La Princesa de Orleans no quiere ningún protagonismo a pesar de ser una de las impulsoras de la restauración del monasterio. «Había visitado este monasterio muchas veces con Don Carlos. Veíamos deterioradas muchas de estas obras que ahora se ven rehabilitadas, y sentíamos una profunda tristeza. Fue después del terremoto de Lorca, cuyos efectos se sintieron en el monasterio, cuando vi que se estaba viniendo abajo. Recuerdo que hablé con Don Carlos de hacer la exposición y recaudar fondos, pero lamentablemente él no lo ha podido ver. Cuando murió, pensé que era el momento de ponerme rápidamente a ello».

No hay más que escuchar a Emanuela Gambini, la arquitecta responsable de la rehabilitación del edificio, para ser conscientes de cómo la Princesa ha puesto todo su empeño para que el proyecto saliera adelante, a pesar de haber atravesado uno de los momento más complicados de su vida. A la muerte de su esposo el pasado octubre se unió la pérdida de su hermana Claudia de Orleans a finales del mismo mes. En palabras de la arquitecta:«Doña Ana es una auténtica artista, es tan artista que no se sabe valorar a sí misma. Ha sacado fuerzas de flaqueza para pintar en los momentos tan difíciles que ha vivido. Lo había prometido y lo ha conseguido». En el momento en que escucha esas palabras Doña Ana añade bromeando: «¡He cumplido!».


Ya en petit comité afirma: «Puse todo mi empeño en que se rehabilitara y, si no veo yo completamente acabado el trabajo, serán las generaciones posteriores». La Duquesa viuda de Calabria es madre de cinco hijos: Cristina, María Paloma, Pedro, actual Duque de Calabria, Inés y Victoria. Y es abuela de 19 nietos. Su discreción no le permite confirmar si alguno de ellos ha heredado su talento como acuarelista. Pero sí que rememora la estrecha relación que ha mantenido siempre la familia Orleans con la pintura: «Desde niños todos hemos tenido la suerte de contar con profesores buenísimos que venían a casa una vez a la semana». Doña Ana es la quinta hija del Príncipe Enrique de Orleans y de la Princesa Isabel, Condes de París. «Tengo una acuarela dibujada por cada uno de mis diez hermanos», dice, a lo que añade sonriendo: «Mis hijos me dicen que en casa ya no tenemos paredes para seguir colgando cuadros».

Tras su formación acuarelística, cuando era niña recibió clases en prestigiosas escuelas de París y Madrid, y en Portugal. Es la presidenta de Honor del Grupo Pro-Arte y Cultura, y de la Bienal «20 pintores unidos por la acuarela», cuyo objetivo es dar a conocer los valores de dicha técnica. Para esta exposición aporta 90 obras que se venden entre los 900 y los 1.900 euros. «La acuarela es la técnica que siempre se ha usado en mi familia.Todos los muros de casa de mis padres estaban decorados con acuarelas de familiares. Es una técnica rápida que me gusta, porque hay que tener claro lo que uno quiere hacer».

http://www.abc.es/estilo/gente/abci-francia-casa-no-tenemos-paredes-para-seguir-colgando-cuadros-201606032141_noticia.html
 

Registrado
28 May 2016
Mensajes
83
Calificaciones
357
S.A.R. la Duquesa de Calabria es una gran dama que merece todo mis respetos. Es una lástima que ella y S.A.R. el Infante Don Carlos hayan sido tan discretos, aunque han hecho mucho por la Monarquía española en la sombra. Una pena que la Casa Real no ha recurrido en demasía a los servicios de Doña Ana y su difunto esposo. Su Majestad el Rey Felipe VI debería otorgar el Título y Tratamientos de Infanta de Gracia a Doña Ana de Orléans, aunque creo que esperará a que fallezca la única Infanta de Gracia con vida, S.A.R. la Infanta Doña Alicia, Duquesa viuda de Calabria, suegra de Doña Ana.

El artículo del Diario ABC comete un error al señalar que un mes después del fallecimiento del Intante Don Carlos falleció también una hermana de Doña Ana, la Princesa Claude de Francia. En realidad quien falleció el 27 de Octubre de 2015 fue su tercer marido, Enrico Gandolfi. La Princesa Claude de Francia estuvo casada en primeras nupcias con Amadeo de Saboya, Duque de Aosta (primo hermano de S.M. la Reina Doña Sofía), entre 1964 y 1982. En segundas nupcias, se casó en Puerto Príncipe (Haití) el 27 de Abril de 1982 con el escritor italo-americano Arnoldo La Cagnina. Este matrimonio también acabó en Divorcio en 1996. Finalmente, en 2006, se casó en terceras nupcias.


unnamed34.jpg
 
Registrado
9 Jul 2013
Mensajes
4.613
Calificaciones
6.424
S.A.R. la Duquesa de Calabria es una gran dama que merece todo mis respetos. Es una lástima que ella y S.A.R. el Infante Don Carlos hayan sido tan discretos, aunque han hecho mucho por la Monarquía española en la sombra. Una pena que la Casa Real no ha recurrido en demasía a los servicios de Doña Ana y su difunto esposo. Su Majestad el Rey Felipe VI debería otorgar el Título y Tratamientos de Infanta de Gracia a Doña Ana de Orléans, aunque creo que esperará a que fallezca la única Infanta de Gracia con vida, S.A.R. la Infanta Doña Alicia, Duquesa viuda de Calabria, suegra de Doña Ana.

El artículo del Diario ABC comete un error al señalar que un mes después del fallecimiento del Intante Don Carlos falleció también una hermana de Doña Ana, la Princesa Claude de Francia. En realidad quien falleció el 27 de Octubre de 2015 fue su tercer marido, Enrico Gandolfi. La Princesa Claude de Francia estuvo casada en primeras nupcias con Amadeo de Saboya, Duque de Aosta (primo hermano de S.M. la Reina Doña Sofía), entre 1964 y 1982. En segundas nupcias, se casó en Puerto Príncipe (Haití) el 27 de Abril de 1982 con el escritor italo-americano Arnoldo La Cagnina. Este matrimonio también acabó en Divorcio en 1996. Finalmente, en 2006, se casó en terceras nupcias.


Ver el archivo adjunto 404964
las infantas pilar y margarita tambien son infantas de Gracia
 

Registrado
9 Jul 2013
Mensajes
4.613
Calificaciones
6.424
Las Infantas Pilar y Margarita lo son por derecho por ser hijas del Principe de Asturias y Jefe de la Casa Borbon (Rey en el Exilio)
Eso es lo que creemos aunque se le llamaban infantas no lo eran fue su herma<no el que las nombro infantas cuando llego al trono, tampoco fue princiep de asturias don jua<n aunque lo digan, solo lo fue su hermano
 
Registrado
28 May 2016
Mensajes
83
Calificaciones
357
El título de "Infantas de España" de Doña Pilar y Doña Margarita, Duquesas de Badajoz y de Soria respectivamente es un tema un tanto complicado. Ellas mismas haciendo broma de su particular situación han señalado en alguna ocasión que antes del Real Decreto sobre Títulos y Honores de la Familia Real y de la Familia del Rey firmado por el Rey Don Juan Carlos I eran simplemente "espectros"...

El hecho de que en España la Monarquía fuera derrocada en 1931 en favor de la República provocó el exilio de toda la Familia Real española. El Rey Don Alfonso XIII designó como Heredero del Trono español a su tercer hijo varón, Don Juan de Borbón y Battenberg, tras las renuncias de sus dos hijos mayores. Como nuevo heredero del monarca español Don Juan ostentó el título de Príncipe de Asturias y en la Monarquía tradicional los Hijos del Príncipe de Asturias son "Infantes de España".

Don Juan sucedió en 1941 en la Jefatura de la Casa Real de España al soberano fallecido, tomando para si el título soberano de Conde de Barcelona (Recordemos que Don Juan está enterrado en el Panteón de El Escorial como Ioanes III). Y como Jefe de la Casa Real española tres de sus hijos siguieron ostentando el título de Infantes de España y su heredero, Don Juan Carlos, el de Príncipe de Asturias.

Al contraer matrimonio la Infanta Doña Pilar, S.A.R. el Conde de Barcelona le otorgó el título vitalicio de Duquesa de Badajoz. Años más tarde, Don Juan Carlos otorgaría a su hermana menor Margot el título vitalicio de Duquesa de Soria.

La confusión se produjo con el Real Decreto 1638/1987, de 6 de noviembre, sobre régimen de Títulos, Tratamiento y Honores de la Familia Real y los Regentes (modificado luego con el R.D. 240/2014, de 13 de junio) el cual en la Disposición Transitoria segunda asegura:
Segunda

"Las hermanas de su Majestad el Rey, Don Juan Carlos I de Borbón, serán Infantas de España y conservarán el derecho al uso del tratamiento de Alteza Real vitaliciamente, pero no sus consortes ni hijos".

En esta Disposición Transitorio segunda la palabra que confunde es el "serán" cuando ya eran Infantas de España. En esos momentos no se tuvo en cuenta que Don Juan de Borbón y Battenberg, Conde de Barcelona, fue Príncipe de Asturias y Jefe de la Casa Real de España y por tanto sus hijas tenían todo el derecho a titularse Infantas de España. Si hubieran precisado "continuarán siendo" no se hubiera producido el embrollo que se produjo en su momento...

La confusión hizo pensar a muchos medios de comunicación que el Rey Don Juan Carlos I creaba a sus hermanas Infantas de España, cuando ya lo eran por derecho propio.

La única "Infanta de Gracia" con vida, por tanto, es S.A.R. Doña Alicia de Borbón-Parma y Habsburgo, Duquesa viuda de Calabria y Condesa viuda de Caserta.
 

Registrado
2 Ago 2014
Mensajes
211
Calificaciones
1.398
Ana de Francia: «En casa ya no tenemos paredes para seguir colgando cuadros»
Ocho meses después de la muerte del Infante Don Carlos, la Duquesa viuda de Calabria reanuda su agenda. Subastará 90 acuarelas de su autoría para salvar un monasterio madrileño.



Impecablemente vestida para la ocasión con una falda gris a media pierna, zapatos salón a juego, camisa blanca, chaqueta de punto grueso y unas llamativas perlas blancas. Así ha sido la primera aparición pública de la Princesa Ana de Francia tras la muerte de su esposo el Infante Don Carlos, Duque de Calabria, fallecido en octubre del año pasado. Poseedora de una elegancia y un saber estar innatos, impresiona a los asistentes a la inauguración de la colección de 90 acuarelas que contribuirán con su venta a la restauración del monasterio de las Comendadoras de Santiago (Madrid). Un convento fundado en 1680 por deseo de Felipe IV y su esposa, Mariana de Austria, y que tantas veces visitó Doña Ana con su marido.

La Princesa de Orleans no quiere ningún protagonismo a pesar de ser una de las impulsoras de la restauración del monasterio. «Había visitado este monasterio muchas veces con Don Carlos. Veíamos deterioradas muchas de estas obras que ahora se ven rehabilitadas, y sentíamos una profunda tristeza. Fue después del terremoto de Lorca, cuyos efectos se sintieron en el monasterio, cuando vi que se estaba viniendo abajo. Recuerdo que hablé con Don Carlos de hacer la exposición y recaudar fondos, pero lamentablemente él no lo ha podido ver. Cuando murió, pensé que era el momento de ponerme rápidamente a ello».

No hay más que escuchar a Emanuela Gambini, la arquitecta responsable de la rehabilitación del edificio, para ser conscientes de cómo la Princesa ha puesto todo su empeño para que el proyecto saliera adelante, a pesar de haber atravesado uno de los momento más complicados de su vida. A la muerte de su esposo el pasado octubre se unió la pérdida de su hermana Claudia de Orleans a finales del mismo mes. En palabras de la arquitecta:«Doña Ana es una auténtica artista, es tan artista que no se sabe valorar a sí misma. Ha sacado fuerzas de flaqueza para pintar en los momentos tan difíciles que ha vivido. Lo había prometido y lo ha conseguido». En el momento en que escucha esas palabras Doña Ana añade bromeando: «¡He cumplido!».


Ya en petit comité afirma: «Puse todo mi empeño en que se rehabilitara y, si no veo yo completamente acabado el trabajo, serán las generaciones posteriores». La Duquesa viuda de Calabria es madre de cinco hijos: Cristina, María Paloma, Pedro, actual Duque de Calabria, Inés y Victoria. Y es abuela de 19 nietos. Su discreción no le permite confirmar si alguno de ellos ha heredado su talento como acuarelista. Pero sí que rememora la estrecha relación que ha mantenido siempre la familia Orleans con la pintura: «Desde niños todos hemos tenido la suerte de contar con profesores buenísimos que venían a casa una vez a la semana». Doña Ana es la quinta hija del Príncipe Enrique de Orleans y de la Princesa Isabel, Condes de París. «Tengo una acuarela dibujada por cada uno de mis diez hermanos», dice, a lo que añade sonriendo: «Mis hijos me dicen que en casa ya no tenemos paredes para seguir colgando cuadros».

Tras su formación acuarelística, cuando era niña recibió clases en prestigiosas escuelas de París y Madrid, y en Portugal. Es la presidenta de Honor del Grupo Pro-Arte y Cultura, y de la Bienal «20 pintores unidos por la acuarela», cuyo objetivo es dar a conocer los valores de dicha técnica. Para esta exposición aporta 90 obras que se venden entre los 900 y los 1.900 euros. «La acuarela es la técnica que siempre se ha usado en mi familia.Todos los muros de casa de mis padres estaban decorados con acuarelas de familiares. Es una técnica rápida que me gusta, porque hay que tener claro lo que uno quiere hacer».

http://www.abc.es/estilo/gente/abci-francia-casa-no-tenemos-paredes-para-seguir-colgando-cuadros-201606032141_noticia.html
Pobre mujer se me ha partido el alma. Se puede saber dónde están los de Paredes Sin Fronteras cuando se les necesita????