Alessandro Lequio y Maria Palacios padres de una niña llamada Ginevra.

Registrado
27 Jul 2010
Mensajes
4.809
Calificaciones
11.003
Pero llamar a la hija "Ginevra", madre mía, la pobre, cuando esté en el cole le pondrán mil motes (por lo de la bebida alcohólica, ahí los chistes pueden ser infinitos)...:nailbiting:
 
Registrado
22 Dic 2006
Mensajes
9.453
Calificaciones
41.032
Mucho nombre pretencioso y al final todos la llamaran Ena.
En la portada ... que está haciendo flexiones Alessandro para que se le marquen los músculos?

María ha desperdiciado su juventud al lado del "Philippe Junot italiano" y ahora van a tener una hija porque en su madurez va tener que cuidar de su hija adolescente y de Lecquio.
 
Registrado
16 Dic 2011
Mensajes
10.574
Calificaciones
58.981
De acuerdo con lola5, le llamarán Ena para recordarnos sus ancestros.

Me estoy viendo un reportaje del Hola en el Palacio de la Magdalena, mirando al norte, al mar, y hablando de la nostalgia de la reina por la isla de Wight.

Aviso a la familia Junco de que la idea del reportaje ha sido mía.
 

Jai

Registrado
29 Oct 2015
Mensajes
843
Calificaciones
6.275
Pero qué cojones de nombre es ese de GineVra??!?......la reina de Camelot se llamaba Ginebra, con B......y de todos formas es una putada poner a una niña ese nombre, además de ser una bebida de garrafón, el nombre es pretencioso y además más feo que Picio

A) La ginebra no tiene por qué ser de garrafón, como en todo, hay calidades
B) La reina de Camelot se llamaba Gwenevere, en inglés, y luego se traduce al resto de los idiomas, cada uno como le da la gana. Ginevra es en italiano, y siendo él italiano, y llevando apellido italiano, no me parece que sea tan descabellado.
C) No veo por qué el nombre es pretencioso. Me parece mejor Ginevra que yesi, lorelai, yenifer o saila. Al menos evoca la imagen de una reina romántica, no de una choni periférica (con todos mis respetos a las yesis, lorelais, yeniferes o sailas)
D) A mi me gusta, me parece peor llamarse por cualquiera de esos nombres importados de allende los mares y escritos con grafía castellana, que quedan como el culo.

Es una opinión, eh?, no un ataque :)
 

Jai

Registrado
29 Oct 2015
Mensajes
843
Calificaciones
6.275
Pero llamar a la hija "Ginevra", madre mía, la pobre, cuando esté en el cole le pondrán mil motes (por lo de la bebida alcohólica, ahí los chistes pueden ser infinitos)...:nailbiting:

En el colegio al que vaya esta, la mayoría se llamarán Mencía, Miranda, Violeta, Brianda, Arrietta, Leonor... nombres superguays que en los colegios "normales" no hay. Se reirían de ella si se llamase Debora, Yeni, o Maribel, Pili, Merche, etc.
 
Registrado
30 Jun 2013
Mensajes
2.148
Calificaciones
9.106
Yo Ginevra no lo veo feo y como la forera que ha comentado antes encuentro lógico que le pongan así siendo Lequio italiano. Lo que no me gusta es la combinación Ginevra Ena. Me sonaría mejor Ena Ginevra por ejemplo. Ena, por otra parte, lo encuentro muy bonito, me gusta más que Ginevra.
 
Registrado
27 Jul 2010
Mensajes
4.809
Calificaciones
11.003
Se puede suponer que en el entorno "pijo" ese nombre no creará risas... pero resulta que todos esos niños tendrán padres que presumirán de tener en sus casas botellas de Ginebra "de la buena"... pues eso... que para chistes, tienen (y los niños pijos malcriados pueden ser muy diabólicos)...
 
Registrado
21 Ago 2015
Mensajes
1.101
Calificaciones
7.663
pues preguntando aquí me han dicho que Ena se pronuncia casi como Ina.... es una e cerrada o una i muy abierta (claro que el acento de esta zona es para mear y no echar gota, así que...)

A mi me gusta Ena, y le pondría más Ina Yinevra que al revés :)
 
Registrado
4 Nov 2015
Mensajes
8.441
Calificaciones
29.870
http://www.vanitatis.elconfidencial...alacios-mujer-bien-alessandro-lequio_1238366/

La noble familia de María Palacios, la "esposa bien" de Alessandro Lequio
Su padre posee une empresa de automóviles y su tía es la legendaria condesa de Montarco. A todos ellos les costó aceptar al ex de Obregón como el marido perfecto de su hija. ¿Vuelven las dudas tras el escándalo con Olvido Hormigos?
imagen-sin-titulo.jpg

María Palacios en un fotomontaje de Vanitatis



AUTOR
JOSE MADRID
Contacta al autor
JoseMadridG
TAGS
TIEMPO DE LECTURA5 min
25.07.2016 – 05:00 H.
Son "muy herméticos". Esa es la palabra con la que definen a la familia de unaMaría Palacios que, estos días más que nunca, ha saltado a la palestra por culpa de esas supuestas infidelidades de su marido, el conde Lequio, que pregona la muy televisiva Olvido Hormigos. La familia de la joven, de buena cuna, no aceptaba a Lequio entre los suyos y a ella le costó sudores fríos que estos viesen al televisivo Alessandro como uno más de la familia. Cualquier obstáculo con respecto a la integración del ex de Obregón parecía superado desde que la pareja se casó en el Coto de San Bernardo (Segovia) en noviembre de 2008 . "La televisión les daba mucho miedo. Los padres de María no querían verse involucrados en ningún tema espinoso", asegura a Vanitatis una fuente cercana al matrimonio.




Alessandro Lequio utiliza Twitter para desmentir (de nuevo) a Olvido Hormigos
J. M.
La exconcejala de los Yébenes, por su parte, aseguraba esta semana a Vanitatis que está "tranquila. No he dicho nada de lo que me tenga que arrepentir. Insisto que yo no fui la que dio el nombre"



maria-palacios-el-pasado-junio.jpg

María Palacios el pasado junio
Sin embargo, los propios progenitores de María, Pina Milla y Julio Palacios Faci, poseedor de una empresa de automóviles, fueron protagonistas, a su pesar (aunque más efímeros que su hija, claro está) cuando ellos mismos se casaron en mayo de 1976. En aquellos tiempos en los que la fama no estaba tan asociada con la televisión y la mayoría del pueblo llano no conocía a las verdaderas 'familias bien' de la sociedad española, los dos contrajeron matrimonio en la parroquia de San Fernando provocando que su enlace apareciese en numerosas pero escuetas notas de sociedad de la prensa.
"Eran una pareja guapa y con dinero. En el banquete, que se celebró en el hotel Eurobilding, no cabía un alfiler y estaba gran parte de los personajes más importantes del mundillo de la nobleza española", asegura a este medio la misma fuente. Quizá por miedo a esa repercusión, María fue, desde el principio, una joven de carácter reservado y protegida por sus padres. "Al ser la mayor dedicaron mucho más esfuerzo en educarla bien". Y parece que la jugada les salió redonda a sus progenitores, ya que la joven, que ya tiene 38 años, ha llevado la representación en exclusiva para España de la moda de baño de Sucrette y tambié ha estado al frente del departamento de Expansión Internacional de la revista ¡Hola!. De ahí que esta haya sido su revista de cabecera incluso cuando vendió la exclusiva de la boda con Lequio. "Quizá no era eso lo que sus padres soñaban para ella, pero está claro que ha sabido salvaguardar su intimidad y a la vez sacar partido de la fama. Para Lequio fue la esposa bien que quería", aseguran. Sin embargo, "a sus tres hermanos pequeños, Natalia, Carla y Borja, nadie los conoce".

La condesa de Montarco
la-condesa-de-montacro-y-elio-berhanyer-en-una-imagen-de-archivo-gtres.jpg

La condesa de Montacro y Elio Berhanyer en una imagen de archivo (Gtres)
La familia tampoco ha aparecido retratada en ninguna parte ni ha pagado los peajes de la fama, a excepción de la condesa de Montarco, tía carnal de la mujer de Lequio. Quizá sea ella, pese a su noble título (heredado de su marido) "la que mejor y más ha entendido a su sobrina y lo que suponía casarse con alguien tan mediático" como el conde Lequio. Charo Palacios, hija del famoso matemático Julio Palacios y tía de María, fue elegida como modelo por el mismísimo Elio Berhanyer para trabajar como modelo allá por los años 60. Cuando las de su 'casta' no trabajaban en absoluto y no pasaban de lucir bien en los 'tés de caridad', ella se puso a desfilar, algo que "tampoco debió ser plato de gusto para su familia". En el Madrid de los 60 y 70, sus estilismos eran seguidos por todas las señoras de alta cuna. Casi nunca faltaba en la lista de las más elegantes.

También a la condesa de Montarco le tocó hablar del idilio entre su sobrina y el díscolo Lequio. En 2007, un año antes de que se casasen y con la noticia de una posible ruptura apareciendo en todos los medios, Charo Palacios vivió algo que no había vivido en toda su vida: una pléyada de paparazzi se concentraban en los alrededores de su casa para hacerle preguntas. Desde el interior, y con la cara tapada para que nadie la grabase, la tía condesa de María aseguró que no sabía nada. "Yo no he hablado con María, solo espero que todos estén bien". Doña Charo acababa de sufrir un leve accidente e imploraba a los periodistas que la dejasen "salir tranquila. Por favor, salgo ahora de un percance y no puedo caminar", les dijo
 
Registrado
10 Dic 2013
Mensajes
399
Calificaciones
2.809
Pero llamar a la hija "Ginevra", madre mía, la pobre, cuando esté en el cole le pondrán mil motes (por lo de la bebida alcohólica, ahí los chistes pueden ser infinitos)...:nailbiting:

Bueno, visto la cantidad de nombres ridículos que se ponen hoy en día a los críos con el rollo de hacerlos "únicos"... tampoco me parece tan ridi.
 
Registrado
16 Jun 2010
Mensajes
12.816
Calificaciones
63.353
http://www.vanitatis.elconfidencial...alacios-mujer-bien-alessandro-lequio_1238366/

La noble familia de María Palacios, la "esposa bien" de Alessandro Lequio
Su padre posee une empresa de automóviles y su tía es la legendaria condesa de Montarco. A todos ellos les costó aceptar al ex de Obregón como el marido perfecto de su hija. ¿Vuelven las dudas tras el escándalo con Olvido Hormigos?
imagen-sin-titulo.jpg

María Palacios en un fotomontaje de Vanitatis



AUTOR
JOSE MADRID
Contacta al autor
JoseMadridG
TAGS
TIEMPO DE LECTURA5 min
25.07.2016 – 05:00 H.
Son "muy herméticos". Esa es la palabra con la que definen a la familia de unaMaría Palacios que, estos días más que nunca, ha saltado a la palestra por culpa de esas supuestas infidelidades de su marido, el conde Lequio, que pregona la muy televisiva Olvido Hormigos. La familia de la joven, de buena cuna, no aceptaba a Lequio entre los suyos y a ella le costó sudores fríos que estos viesen al televisivo Alessandro como uno más de la familia. Cualquier obstáculo con respecto a la integración del ex de Obregón parecía superado desde que la pareja se casó en el Coto de San Bernardo (Segovia) en noviembre de 2008 . "La televisión les daba mucho miedo. Los padres de María no querían verse involucrados en ningún tema espinoso", asegura a Vanitatis una fuente cercana al matrimonio.




Alessandro Lequio utiliza Twitter para desmentir (de nuevo) a Olvido Hormigos
J. M.
La exconcejala de los Yébenes, por su parte, aseguraba esta semana a Vanitatis que está "tranquila. No he dicho nada de lo que me tenga que arrepentir. Insisto que yo no fui la que dio el nombre"



maria-palacios-el-pasado-junio.jpg

María Palacios el pasado junio
Sin embargo, los propios progenitores de María, Pina Milla y Julio Palacios Faci, poseedor de una empresa de automóviles, fueron protagonistas, a su pesar (aunque más efímeros que su hija, claro está) cuando ellos mismos se casaron en mayo de 1976. En aquellos tiempos en los que la fama no estaba tan asociada con la televisión y la mayoría del pueblo llano no conocía a las verdaderas 'familias bien' de la sociedad española, los dos contrajeron matrimonio en la parroquia de San Fernando provocando que su enlace apareciese en numerosas pero escuetas notas de sociedad de la prensa.
"Eran una pareja guapa y con dinero. En el banquete, que se celebró en el hotel Eurobilding, no cabía un alfiler y estaba gran parte de los personajes más importantes del mundillo de la nobleza española", asegura a este medio la misma fuente. Quizá por miedo a esa repercusión, María fue, desde el principio, una joven de carácter reservado y protegida por sus padres. "Al ser la mayor dedicaron mucho más esfuerzo en educarla bien". Y parece que la jugada les salió redonda a sus progenitores, ya que la joven, que ya tiene 38 años, ha llevado la representación en exclusiva para España de la moda de baño de Sucrette y tambié ha estado al frente del departamento de Expansión Internacional de la revista ¡Hola!. De ahí que esta haya sido su revista de cabecera incluso cuando vendió la exclusiva de la boda con Lequio. "Quizá no era eso lo que sus padres soñaban para ella, pero está claro que ha sabido salvaguardar su intimidad y a la vez sacar partido de la fama. Para Lequio fue la esposa bien que quería", aseguran. Sin embargo, "a sus tres hermanos pequeños, Natalia, Carla y Borja, nadie los conoce".

La condesa de Montarco
la-condesa-de-montacro-y-elio-berhanyer-en-una-imagen-de-archivo-gtres.jpg

La condesa de Montacro y Elio Berhanyer en una imagen de archivo (Gtres)
La familia tampoco ha aparecido retratada en ninguna parte ni ha pagado los peajes de la fama, a excepción de la condesa de Montarco, tía carnal de la mujer de Lequio. Quizá sea ella, pese a su noble título (heredado de su marido) "la que mejor y más ha entendido a su sobrina y lo que suponía casarse con alguien tan mediático" como el conde Lequio. Charo Palacios, hija del famoso matemático Julio Palacios y tía de María, fue elegida como modelo por el mismísimo Elio Berhanyer para trabajar como modelo allá por los años 60. Cuando las de su 'casta' no trabajaban en absoluto y no pasaban de lucir bien en los 'tés de caridad', ella se puso a desfilar, algo que "tampoco debió ser plato de gusto para su familia". En el Madrid de los 60 y 70, sus estilismos eran seguidos por todas las señoras de alta cuna. Casi nunca faltaba en la lista de las más elegantes.

También a la condesa de Montarco le tocó hablar del idilio entre su sobrina y el díscolo Lequio. En 2007, un año antes de que se casasen y con la noticia de una posible ruptura apareciendo en todos los medios, Charo Palacios vivió algo que no había vivido en toda su vida: una pléyada de paparazzi se concentraban en los alrededores de su casa para hacerle preguntas. Desde el interior, y con la cara tapada para que nadie la grabase, la tía condesa de María aseguró que no sabía nada. "Yo no he hablado con María, solo espero que todos estén bien". Doña Charo acababa de sufrir un leve accidente e imploraba a los periodistas que la dejasen "salir tranquila. Por favor, salgo ahora de un percance y no puedo caminar", les dijo

Solo un apunte, off topic, que me repatea mucho cada vez que lo leo. Charo Palacios no es condesa de Montarco. A la muerte de su marido, que sí era conde, el título lo heredó Blanca de Rojas, hija de su primer matrimonio y que falleció hace un par de años pasando el condado a su hijo mayor.
 
Registrado
1 Dic 2008
Mensajes
6.963
Calificaciones
18.987
Ubicación
En una playa desierta....
@Jai

Pues en el colegio donde vaya va a ser la unica niña con un nombre noreal. ..

Hoy en día los padres llaman a sus hijas (voy a coregirse algún nombre que has escrito mal)
Martina, mariola,yesenia,Jennifer, shaila,valentina,ka la, lorena

Que nombres más raros pone esta juventud a sus hijas!!