Alberto con el Papa Francisco en el Vaticano