Adiós Michele Obama, ¡hola Melania Trump? ¡tiembla Letizia!

  • Autor Deleted member 9438
  • Fecha de inicio
D

Deleted member 9438

Guest
Adiós Michelle Obama, ¿hola Melania Trump? ¡Tiembla Letizia!
Si Donald Trump gana las elecciones a la presidencia de Estados Unidos, la Reina de España y la modelo tendrán que protagonizar un duelo de estilo
AUTOR
N.TIBURCIO

vanitatis
TAGS

TIEMPO DE LECTURA 4 min
08.11.2016 – 05:00 H.

El mundo entero mira hacia América este martes. Las elecciones a la presidencia de los Estados Unidos ocupan la atención de los medios de comunicación y, aunque los sondeos dan por ganadora a Hillary Clinton, todavía no hay nada decidido y Donald Trump podría hacerse con la victoria en el último momento. Esto supondría que el magnate se convierta en presidente de los States y la modelo eslovena Melania Trump en primera dama. Dada la estrecha relación que existe entre España y Estados Unidos, un encuentro entre Trump y su tercera mujer con los Reyes sería más que probable, causando así que fuéramos testigos de un verdadero duelo de estilo entre dos mujeres de bandera como lo son Doña Letiziay Melania.




Test: Hillary, Michelle... ¿Cuánto sabes de las primeras damas de Estados Unidos?
NÚRIA TIBURCIO
Vanitatis pone a prueba tus conocimientos sobre las mujeres de los mandatarios estadounidenses de todos los tiempos


Durante los ocho años de mandato de Barack Obama, la esposa de Felipe VI lo ha tenido fácil en sus batallas de estilo con Michelle, pues, a pesar de que es una mujer muy querida y que ha apoyado grandes causas, en cuestiones de moda está un poco verde. Esa misma tónica de tranquilidad seguiría la Reina si gana las elecciones Hillary Clinton, quien siempre suele decantarse por trajes de tipo ejecutivo y parece que no se toma nada en serio eso de la moda. Así pues, un encuentro con ella no tendría muchas expectativas para la prensa. Sin embargo, si es Trump el que se hace con la victoria, Letizia temblará cuando tenga que vérselas cara a cara con Melania, una mujer que ha dedicado gran parte de su vida a cuidar de su físico.

La Reina lo tiene difícil para enfrentarse físicamente a Melania, una exmodelo de 1,80 centímetros, 58 kilos de peso y varias operaciones estéticas como implantes en los pechos y alguna que otra liposucción. Si Doña Letizia quiere dejarla KO debería atacar al punto débil de la futurible primera dama: su escasa clase. Aunque desde que su marido se presentó como candidato a la presidencia su forma de vestir ha cambiado y ha dejado atrás los vestidos ajustados, los escotazos y las plataformas y ahora apuesta por un estilo más 'lady', a Melania la sigue persiguiendo su pasado y esa imagen de mujer excesiva en su vestuario y en sus formas. Si Doña Letizia apareciera con un elegante vestido a medida de Varela, acabaría con su contrincante.


Donald Trump junto a Melania (Gtres)
Sus semejanzas y diferencias
Encontramos muchas diferencias entre Melania y Doña Letizia, y no solo en el físico y en la forma de vestir. La primera tiene una formación académica básica, aunque intentó estudiar arquitectura sin éxito, mientras que la Reina cuenta conuna licenciatura de periodismo y una brillante carrera profesional. Doña Letizia es una mujer culta, a la que le gusta leer y está interesada en el cine, el teatro y la música. Por su parte a Melania, a quien en los Estados Unidos se la ha catalogado de "frívola", no le interesa demasiado la cultura. Tal como ella misma reconoció en 2006 su verdadera pasión es “ir de compras y a fiestas y estar con mi marido [...] No me gustan mucho los libros, prefiero una revista de moda”.

A pesar de esas diferencias también hay cosas que unen a las esposas de Trump y Felipe VI. Ambas proceden de familias modestas y consiguieron su fama gracias a sus respectivos matrimonios. Asimismo, están encantadas con su papel de madres. Melania tiene un único hijo, Barron Trump, por el que se desvive. En muchas ocasiones ha dicho que le encantaría ampliar la familia con un nuevo hijo, pero con todo esto de las elecciones ese tema ha quedado en un segundo plano. Doña Letizia también está totalmente volcada en sus dos hijas, Leonor y Sofía. Otro punto que junta es que ambas se han sometido a una rinoplastia: la Reina por "motivos de salud", tal como específicó la Casa Real, y Melania por estética.


Letizia con Leonor y Melania con Barron (Gtres)
Bye bye (o hasta luego), Michelle
Este martes, Michelle Obama dejará su puesto de primera dama y lo hará con una popularidad mayor que la de su marido. La esposa de Barack ha conseguido con su cercanía y sus iniciativas convertirse en un personaje muy querido para los estadounidenses, que no quieren que la abogada desaparezca de sus vidas. Quien seguro que seguirá manteniendo el contacto con Michelle a pesar de su cambio de estatus será Doña Letizia. Las dos mujeres, que tienen mucho en común, han creado un vínculo e incluso Obama se refiere a la Reina como “mi querida amiga Letizia”.


La Reina Letizia y Michelle Obama (Gtres)
 
Última edición por un moderador:


Registrado
29 Feb 2016
Mensajes
8.525
Calificaciones
26.062

Registrado
6 Jun 2006
Mensajes
4.680
Calificaciones
24.233
Si gana Trump habra una guerra intergalaxica.....tendran que posicionar a la Kuin al tope de una escalera porque si no pareceria una de las Meninas al lado de Melania. :D

 
Registrado
29 Feb 2016
Mensajes
8.525
Calificaciones
26.062
Melania Knauss-Trump (nacida como "'Melanija Knavs"' el 26 de abril de 1970) es una ex modelo eslovena y la tercera esposa del estadounidense Donald Trump, con quien se casó el 22 de enero de 2005. Fruto de ese matrimonio nació Barron Trump, en el año 2006.

Melania Knauss nació en la ciudad de Sevnica, cerca de Radeče y comenzó su carrera en el modelaje a los 16 años. Cursó durante un solo año la carrera de arquitectura, sin llegar a concluir estos estudios. En relación con Trump, ella sigue su carrera como modelo, mientras realiza obras de caridad. Su relación amorosa con Trump se presentó en el reality show The Apprentice, en 2004.

El 18 de julio del 2016, protagonizó un escándalo por pronunciar en la convención republicana, un discurso que su asistente había en parte plagiado del pronunciado por Michelle Obama (la después actual primera dama) en la convención demócrata en 2008.

Ya de niña, en la ciudad de provincia eslovena donde nació bajo un régimen comunista, Melania Trump tuvo la ilusión de hacer cosas grandes. La vida, sin embargo, no siempre fue tan glamorosa para la tercera esposa de Donald Trump, una mujer de 46 años, oriunda de la ciudad industrial Sevnica, donde pasó su infancia en un departamento junto a un río y a fábricas humeantes.

Hoy es una exmodelo que luce los atuendos más refinados, una mujer habituada a las capitales y los idiomas europeos, esposa del favorito para conseguir la nominación presidencial republicana en Estados Unidos y madre de un chico de casi diez años.

Los residentes de Sevnica recuerdan a Melania Knavs como una muchacha alta, delgada, educada, muy estudiosa y que soñaba con triunfar en el mundo de la moda. “Creo que Sevnica le quedaba chica”, dice Marjana Jelancic, una amiga de la infancia. “Desde niña soñó con irse de aquí”. Por entonces, Eslovenia era parte de Yugoslavia y tenía un gobierno comunista. Era ligeramente más liberal que otras dictaduras de Europa oriental y mantenía lazos con Occidente. Sus ciudadanos podían viajar al exterior.

El padre de Melania, Viktor Knavs, vendía autos y su madre, Amalia, trabajaba en una fábrica textil. La familia vivía en un edificio de departamentos de ocho pisos pegado a la escuela primaria donde estudió la hoy esposa de Trump.

Jelanic, quien hoy dirige la escuela, recuerda a su amiga como a una “estudiante excelente, muy organizada, disciplinada, de muy buenos modales”. “Jamás le oímos decir una mala palabra o hablar mal de nadie”, relata. La muchacha se interesó en el mundo de la moda de pequeña, en la primaria, y alguna vez habló de que quería ser diseñadora, según su amiga. “Hacía cosas nuevas usando ropa vieja”, dijo Jelancic.

Melania comenzó a hacer realidad sus sueños cuando se mudó a Liubliana, la capital eslovena, para ir a la secundaria. Un día el fotógrafo Stane Jerko se topó de casualidad en la calle con esta muchacha de 1,80 meteros (5 pies 11) y ojos azules. “Me acuerdo todavía lo alta que era y lo lindos que eran su cuerpo y su cabello”, dijo Jerko mientras mostraba fotos de Melania de esa época en blanco y negro. “No sonreía, porque era tímida y estaba asustada, pero la alenté para que viniese al estudio”.

La biografía oficial de Melania dice que comenzó a modelar a los 16 años. Trabajó en Milán, París y otros centros de la moda y aprendió a hablar fluidamente inglés, alemán, francés e italiano, además de esloveno y serbocroata, las lenguas que se hablaban en Yugoslavia. Se cambió su nombre y pasó a llamarse Melania Knauss, y se radicó en Nueva York en 1996.

Dos años después conoció a su futuro marido en una fiesta en Manhattan, en la que Trump, recién separado, le pidió a la modelo, que era 24 años menor, su número de teléfono. Ella no se lo dio porque Trump estaba con otra mujer esa noche, según cuenta. Al año siguiente ya eran pareja. Se casaron en enero del 2005 y un año después tuvieron a su hijo Barron. Antes del nacimiento, Melania, con un embarazo avanzado, fue fotografiada por la revista Voge luciendo solo una bikini dorada en la escalera del jet privado de su marido.

En el año 2000, Melania posó desnuda para la revista GQ en Gran Bretaña. Las fotos fueron tomadas dentro del jet privado de su ahora esposo Donald Trump.

De ser electo Donald Trump, ella sería la primera dama en haber posado desnuda antes de ocupar el puesto. Melania, quien se convirtió en ciudadana en 2006, sería la segunda primera dama extranjera desde Louisa Adams, esposa de John Adams, quien nació en Inglaterra. Además, Melania sería la primera dama en haberse criado en bajo un régimen comunista.

Getty Images
Melania trató de pasar inadvertida hasta hace poco. Su primera presentación pública en la campaña presidencial de su marido fue en Myrtle Beach, South Carolina, en noviembre, cuando Trump llamó a su familia al escenario durante un acto. “¿No es el mejor?”, preguntó ella a la multitud en un inglés con mucho acento extranjero. “Será el mejor presidente de la historia. ¡Te quiero!”.

Mientras la gente la ovacionaba, Trump, de 69 años, le dio un beso y se lo escuchó decirle: “Gracias mi amor. Muy bonito”. En una entrevista difundida el miércoles por MSNBC, Melania dijo que era “impresionante lo que está pasando” con Trump, quien parece encaminado a la nominación presidencial, y agregó que se enamoró de él por su inteligencia.



“Tiene una mente notable, es muy inteligente. Muy encantador. Con mucha energía. Tenemos una gran relación”, sostuvo. “No quiero que cambie nada y él no quiere que yo cambie”. Cuando se le preguntó sobre los polémicos comentarios de su marido en torno a la inmigración, dijo que Trump “abrió una conversación que nadie” ha querido entablar.

Trump dice que va a construir un muro a lo largo de toda la frontera con México y planteó que se prohíba temporalmente el ingreso a todo musulmán. Melania destacó que ella misma era una inmigrante, pero que había acatado las leyes de Estados Unidos, adonde vino con una visa de trabajo, para luego conseguir la residencia permanente y posteriormente la ciudadanía. “Jamás me pasó por la cabeza quedarme sin papeles”, añadió.

Jelancic dijo que se sorprendió al enterarse de que Melania se había casado con alguien mucho mayor que ella, hasta que supo que Trump se parece bastante al padre de su amiga. “Los dos son gente muy trabajadora. Debe haber habido buena química”, expresó.

No todo el mundo en Sevnica se siente emocionado por la posibilidad de que alguien nacida allí pueda ser primera dama de Estados Unidos. “¿A quién le importa? Tenemos cosas más importantes de qué preocuparnos”, manifestó Ilia Nikic. Albina Zver, una mujer cincuentona, opinó que Melania no será primera dama porque “Donald Trump va a perder” las elecciones. El fotógrafo Jerko, no obstante, opinó que “sería magnífico para Eslovania si llega a ser la primera dama”. “Yo creo que es algo más que la esposa de Donald Trump”, agregó. “Tiene algo especial. Sé que es muy inteligente y astuta”.
 
Registrado
22 Oct 2011
Mensajes
6.120
Calificaciones
38.008
A la tiburcia se le ha olvidado decir que, también, comparten altura...¿no?(n)
El que va a sudar la gota gorda, si gana Trump, es el del fotochó:cry: Intentar "igualar" a la leti (a lo largo, ancho y alto) con la melania, debe ser para verdaderos expertos:woot::LOL::LOL:
 
Registrado
8 Oct 2009
Mensajes
6.083
Calificaciones
29.149
Por Dios, qué tontería. Qué daño les hacen a las mujeres con estos mensajes hablando de duelos de estilo y competencia de bellezas, qué estupidez tan extrema, tenemos que enseñarle a las niñas a que amueblen bien su cabeza y a que inviertan en lo importante.