60 aniversario de la muerte de Alfonsito a manos de su hermano Juan Carlos

Registrado
22 Jul 2014
Mensajes
2.273
Calificaciones
7.206
......
La muerte de " El Senequita"
Monarquía - Casa irreal
Escrito por Amadeo Martínez Ingles /UCR
Domingo, 01 de Septiembre de 2013 00

Capítulo Séptimo

Fue algo más: Un crimen de Estado ordenado por Franco y ejecutado por su heredero (a título de rey) y presunto cómplice, Juan Carlos de Borbón.

“Operación Ruiseñada”: A comienzos de 1956, una peligrosa conspiración monárquica antifranquista, con raíces en España y Portugal, amenaza al régimen nacido el 18 de julio de 1936. Franco, inmisericorde, desmontará la conjura político-militar a sangre y fuego, mediante brutales operativos de sus servicios secretos y de altos mandos fieles a su persona. El 28 de marzo de 1956 será ejecutado por un disparo en la cabeza efectuado por su hermano Juan Carlos el infante D. Alfonso de Borbón “El Senequita”, con el fin de destrozar física y emocionalmente a su padre, D. Juan, líder indiscutible de la revuelta. El 30 de enero de 1957, el teniente general Bautista Sánchez, capitán general de Cataluña, morirá “suicidado” en Puigcerdá a instancias de los tenientes generales Muñoz Grandes (ministro del Ejército) y Ríos Capapé (capitán general de Valencia), enviados por el autócrata. El general Gallarza será tiroteado por un sicario castrense de alto nivel, pero logrará salvar la vida. El 23 de abril de 1958, Don Juan Claudio Güell, conde de Ruiseñada, representante en España del conde de Barcelona y máximo ejecutivo de la conjura en España, fallece en extrañas circunstancias (envenenado) en Touis, en el expreso en el que volvía de París
.......
El articulo completo es muy largo, si alguien esta interesado:
http://www.unidadcivicaporlarepubli...sa-irreal/7958-la-muetrte-de-q-el-senequitaq-
.......
Otra de las extrañas circunstancias que también me llamaría sobremanera la atención en el curso de la largas y exhaustivas sesiones de investigación emprendidas sobre este luctuoso acontecimiento histórico que estamos recordando sería, sin ninguna duda, el singular hecho de que fuera el mismísimo Franco el que asumiera desde el principio, directa y personalmente, la gestión y el control de tan desgraciado como insólito acontecimiento, impartiendo órdenes tajantes y contundentes por teléfono y llegando a redactar de su puño y letra el texto de la primera nota que la Embajada española en Lisboa emitió sobre el mismo. Realizando asimismo personales gestiones con el Gobierno portugués del dictador Salazar para que éste asumiera todas sus teorías sobre el accidente, no impulsara investigación judicial o policial alguna sobre el mismo y dando precisas instrucciones reservadas a la familia de Don Juan de Borbón a través de su propio hermano Nicolás, embajador en Lisboa, tanto para la forma en que debía ser dado a conocer a los medios de comunicación nacionales e internacionales como para la organización del funeral y el entierro del infante fallecido.

Y también, ordenando el urgentísimo regreso a la Academia General Militar de Zaragoza del presunto homicida, el cadete Juanito, en unos momentos especialmente penosos para su familia y sin permitir siquiera que éste (que, evidentemente, nunca mostró ningún deseo de dar la cara y asumir sus responsabilidades) prestara declaración ante la justicia o la policía portuguesas. Para lo que no dudó en enviar con toda urgencia a Estoril al preceptor del cadete, el teniente general Martínez Campos, a bordo de un avión militar y con instrucciones muy precisas sobre ello.

Y, por último, también resultaba de lo más extraño, si aquél suceso hubiera sido un mero accidente familiar como propalaba el Gobierno español, que Franco exigiera a partir de aquél momento a sus ministros, a todo el aparato del Estado español, al Ejército, a los medios de comunicación y, en general, a todos los ciudadanos españoles, “el olvido total y permanente” de lo sucedido aquella dramática Semana Santa en la residencia de la familia Borbón en Estoril (Portugal). Algo que solicitaría (exigiría, más bien) igualmente del Ejecutivo de la nación hermana, al frente de la cual se encontraba, no lo olvidemos, su autoritario colega, el dictador Salazar.
.......

, D. Juan de Borbón, se había deshecho del arma, supuestamente asesina, arrojándola al mar, según la mayoría, o al río Tajo, según opinión parcialmente discordante con la anterior pero en modo alguno contradictoria (en realidad, le fue requisada al cadete Juanito por los servicios secretos franquistas inmediatamente después de utilizarla contra su hermano). Y digo nada contradictoria porque el resultado (y el precio a pagar) de la singular acción paterna de ocultación de pruebas al deshacerse de la pistola de su hijo mayor, en un caso de homicidio fragante como aquél, iba a ser el mismo en un caso como en el otro dado que a los miembros de la judicatura y de las fuerzas policiales portuguesas, responsables de una hipotética tarea investigadora sobre la muerte del infante español, no les iba a salir del forro de sus togas y uniformes (por “imperativo legal”, se entiende) emprenderla. Y menos aún, mojarse el trasero buscando entre las olas y el barro la dichosa pistolita.

Aunque la verdad es que pasados tantos años, décadas más bien, llegados a estas alturas del siglo XXI y después de conocer lo que usted, amigo lector (no se me ponga nervioso), va a tener oportunidad de conocer ya que está escrito negro sobre blanco en las páginas que siguen, no debe caber la menor duda a nadie de que hicieron bien ambas instituciones portuguesas en no mover un solo dedo para investigar algo que ha resultado ser falso de toda falsedad, dado que la muerte de Alfonsito “El Senequita” nunca fue un accidente fortuito sino un bien planificado asesinato político, un crimen de Estado dentro del siniestro operativo sangriento montado por un dictador sin escrúpulos como Franco (el asesinato del infante español sería el primero pero no el último de la serie) tendente a abortar y neutralizar como fuera, utilizando a tope los servicios secretos militares españoles de la época, la conspiración política (“Operación Ruiseñada”) que el padre del asesinado, D. Juan de Borbón, auxiliado por D. Juan Claudio Güell, conde de Ruiseñada como cabeza política, y por el teniente general Juan Bautista Sánchez, capitán general de Cataluña, como jefe militar, comenzaron a organizar tanto en España como en Portugal a partir del otoño de 1955.....

Ver el archivo adjunto 447167

Me parece muy forzado, francamente.

El "blanqueo" del asunto es más lógico que lo ordenara Franco para que su "elegido" quedara mas o menos impoluto. Al fin y al cabo el suceso podía poner en entredicho su elección de sucesor. Franco era monárquico (un dato, los abuelos de Juan Carlos fueron sus padrinos de bodas), pero a don Juan no lo podía ni ver (curiosamente, ahí hasta le comprendo, porque yo quedé tras leer la biografía que hizo Ansón asombrada de lo cretino que debía ser si ni siquiera el periodista había conseguido que dejara de parecer un prepotente, ambicioso y de escasa inteligencia y menos talento político).
 
Registrado
21 Sep 2016
Mensajes
901
Calificaciones
1.685
Juan Carlos ha sido rey por Franco y solo por Franco, que era el que mandaba, y prueba de ello es todo lo que pataleó su padre, un señor muy orgulloso, hasta que tuvo que ceder y aceptar que no sería él el sucesor, sino el hijo. De hecho, se pasó una buena temporada sin hablarle porque había aceptado ser sucesor (saltándoselo a él, que tenía unas ganas tremendas de ser rey desde pequeño). Jurídicamente, y en eso no hay constitucionalista que discrepe, no fue una restauración sino una instauración. De hecho costó convencerle de que hiciera aquel "actito" de "renuncia" de "derechos", varios años después de que Juan Carlos ya fuera rey, que más que nada sirvió para limar asperezas entre padre e hijo. Luego le dieron el "maquillaje" de que así se "legitimaba" para los monárquicos el "salto dinástico".

Recomiendo leer la biografía de don Juan hecha por Ansón, un señor monárquico hasta la médula que, el pobre, por mucho que lo intenta, es incapaz de tapar cómo era realmente el padre del rey: un señor bastante poco inteligente y lleno de orgullo que desde niño ya quería ser rey (de hecho, se lo dijo a una de sus nannys, que le contestó "si Alfonso y Jaime se casan bien, eso no sucederá").

En cuando al pobre hermano del rey, tiene lo que tiene toda la historia de su muerte, empezando por la madre del rey y acabando por el "júrame que no lo has hecho aposta". El pobre muchacho no tuvo opción de demostrar la valía que tuviera.

Aparte de eso ¿a qué clase de crío le pones el mote de "el Senequita"? (generalmente, a uno bastante repelente...).

Me das la razón, hasta que Don Juan no renunció a sus derechos dinásticos en Juanito en 1977, para los monárquicos Juan Carlos no fué un rey legítimo, pues para los monárquicos el verdadero rey era su padre y él un usurpador puesto ahi por Franco. Dinásticamente, Juan Carlos solo fué rey legítimo tras la renuncia de su padre a sus derechos en él. Don Juan habló bien clarito en su discurso de renuncia.




Le costó aceptar la traición de su hijo al aceptar la corona sin contar con que el jefe de la casa real era Don Juan, no él. Traicionó a su padre, aunque Juan Carlos también se habia sentido traicionado por su padre por la forma desafecta que siempre le trató, por haberle mandado a ser pupilo de Franco - error de Don Juan, pues Franco le educó para ser su sucesor, fué más padre para él que Don Juan - y al darse cuenta Don Juan, que Juanito era capaz de saltar sobre él, muy bien podria haberle quitado la legitimidad de la corona que le hubiese dado Franco al no cederle los derechos dinasticos y nombrar como sucesor suyo a Alfonsito. Juan Carlos sabia que su padre se lo estaba planteado al ver que Franco pensaba nombrarle rey a él y no a su padre, y asi Juan Carlos habria sido usurpador, no rey legítimo. Franco cogió a un Borbón porque pertenecia a la Casa Real española, pero saltandose las leyes de sucesión intrínsecas de la dinastia. Hasta que Don Juan renunció a los derechos Juan Carlos fué un usurpador.

De hecho, Don Juan no quiso darle el título de Principe de Asturias y Franco tuvo que inventarse lo de Principe de España. De haber vivido Alfonsito, es seguro que Don Juan, ante la vista de que Juan Carlos pensaba ser rey por encima de él, no habria renunciado a sus derechos en él y probablemente habria nombrado como legítimo sucesor, aunque fuese exiliado, a Alfonsito, pues el odio que toó a Juanito por estar dispuesto a ser rey por encima de él llevó a una situación de ruptura entre padre e hijo.

Eso es evidente hasta para los republicanos y y no digamos los monárquicos. Cuando mi abuelo vió la coronación de Juancar y le pregunté por qué no le habian puesto la corona, suspendida en el aire, con sorna ante el simbolismo soltó: "Porque no es un rey de verdad". Efectivamente, a efectos monárquicos, para la dinastia, era un usurpador que habia traicionado a su padre, llamalo instauración o lo que quieras,se convirtió en el rey de Franco, pero no de los monárquicos, hasta que Don Juan renunció a sus derechos en él. Entonces se convirtió en legítimo rey de España desde el punto de vista dinástico.
 
Registrado
21 Sep 2016
Mensajes
901
Calificaciones
1.685
Me parece muy forzado, francamente.

El "blanqueo" del asunto es más lógico que lo ordenara Franco para que su "elegido" quedara mas o menos impoluto. Al fin y al cabo el suceso podía poner en entredicho su elección de sucesor. Franco era monárquico (un dato, los abuelos de Juan Carlos fueron sus padrinos de bodas), pero a don Juan no lo podía ni ver (curiosamente, ahí hasta le comprendo, porque yo quedé tras leer la biografía que hizo Ansón asombrada de lo cretino que debía ser si ni siquiera el periodista había conseguido que dejara de parecer un prepotente, ambicioso y de escasa inteligencia y menos talento político).

Don Juan, al menos, no era un psicópata como Franco, y que conste que no me han gustado nunca los Borbones, pero Franco no era quien para juzgar a nadie.
 
Registrado
11 Mar 2014
Mensajes
7.083
Calificaciones
25.127
Me das la razón, hasta que Don Juan no renunció a sus derechos dinásticos en Juanito en 1977, para los monárquicos Juan Carlos no fué un rey legítimo, pues para los monárquicos el verdadero rey era su padre y él un usurpador puesto ahi por Franco. Dinásticamente, Juan Carlos solo fué rey legítimo tras la renuncia de su padre a sus derechos en él. Don Juan habló bien clarito en su discurso de renuncia.




Le costó aceptar la traición de su hijo al aceptar la corona sin contar con que el jefe de la casa real era Don Juan, no él. Traicionó a su padre, aunque Juan Carlos también se habia sentido traicionado por su padre por la forma desafecta que siempre le trató, por haberle mandado a ser pupilo de Franco - error de Don Juan, pues Franco le educó para ser su sucesor, fué más padre para él que Don Juan - y al darse cuenta Don Juan, que Juanito era capaz de saltar sobre él, muy bien podria haberle quitado la legitimidad de la corona que le hubiese dado Franco al no cederle los derechos dinasticos y nombrar como sucesor suyo a Alfonsito. Juan Carlos sabia que su padre se lo estaba planteado al ver que Franco pensaba nombrarle rey a él y no a su padre, y asi Juan Carlos habria sido usurpador, no rey legítimo. Franco cogió a un Borbón porque pertenecia a la Casa Real española, pero saltandose las leyes de sucesión intrínsecas de la dinastia. Hasta que Don Juan renunció a los derechos Juan Carlos fué un usurpador.

De hecho, Don Juan no quiso darle el título de Principe de Asturias y Franco tuvo que inventarse lo de Principe de España. De haber vivido Alfonsito, es seguro que Don Juan, ante la vista de que Juan Carlos pensaba ser rey por encima de él, no habria renunciado a sus derechos en él y probablemente habria nombrado como legítimo sucesor, aunque fuese exiliado, a Alfonsito, pues el odio que toó a Juanito por estar dispuesto a ser rey por encima de él llevó a una situación de ruptura entre padre e hijo.

Eso es evidente hasta para los republicanos y y no digamos los monárquicos. Cuando mi abuelo vió la coronación de Juancar y le pregunté por qué no le habian puesto la corona, suspendida en el aire, con sorna ante el simbolismo soltó: "Porque no es un rey de verdad". Efectivamente, a efectos monárquicos, para la dinastia, era un usurpador que habia traicionado a su padre, llamalo instauración o lo que quieras,se convirtió en el rey de Franco, pero no de los monárquicos, hasta que Don Juan renunció a sus derechos en él. Entonces se convirtió en legítimo rey de España desde el punto de vista dinástico.






Pero entonces...por que le permitio desde edad tempranairse a vivir a Espana cuando todos estaban en Portugal exilados?
No fue por "mandato" o "sugerencia" de Franco que JC creciera " a su vera" ? No llevaba ya esa intencion?
 
Registrado
21 Sep 2016
Mensajes
901
Calificaciones
1.685
Pero entonces...por que le permitio desde edad tempranairse a vivir a Espana cuando todos estaban en Portugal exilados?
No fue por "mandato" o "sugerencia" de Franco que JC creciera " a su vera" ? No llevaba ya esa intencion?

Don Juan fué tan ingenuo que pensó que regalándole su hijo para que creciese como español afianzaria la opinión de Franco en favor de restaurar la monarquia, pero no en su hijo, sino en él. Idea absurda, cierto, pero jamás pensó que su hijo aceptaría ser rey saltándose a su padre, sino pretendiendo que el muchacho "congraciase" a Franco con él, Don Juan. No se dió cuenta de que Franco, que no tenia hijo varón, quiso formar un sucesor, y encima de sangre real, para él. Pero Don Juan nunca pensó que Juan Carlos aceptaria "traicionarle" saltando por encima de él, igual que William de Inglaterra ha declarado que jamás aceptará ser rey antes que Charles, su padre.

Sin embargo, Juan Carlos le dijo a su padre que si él no aceptaba la corona Franco no restauraría la monarquia. Y cuando aceptó la socesión por parte de Franco saltandose al padre la crisis fué terrible, con Doña Maria mediando para que padre e hijo se hablasen, en vano. Don Juan se propuso no cederle sus derechos para no legitimar esa sucesión y tardó dos años en aceptar los hechos consumados. Esa es la realidad.
 
Registrado
22 Jul 2014
Mensajes
2.273
Calificaciones
7.206
Don Juan fue un señor que se coló tres veces en España en plena guerra civil para apuntarse al bando nacional. Bajo el argumento expuesto por Ansón con toda la delicadeza que pudo de que "eran los que hablaban de restaurar la monarquía". Vamos, que no le importaba ser rey a costa de la mitad de la población. Cuanto menos, se puede decir que no fue neutral. Y si no combatió fue porque Franco ordenó ponerlo en frontera en cuanto lo interceptaron.

Estando en la academia naval inglesa, donde le indicaron claramente que la disciplina era importante, recibió un castigo por no hacer ya no me acuerdo qué. Su respuesta, contada por Ansón como si fuera "honorable" fue arrearle un puñetazo al superior "porque no se castiga a un infante de España". Hubo de intervenir personalmente Alfonso XIII para que no le expulsaran. Más que "honor", soberbia a paletadas.

Si que le dio a "Juanito" la placa de príncipe de Asturias. Y le pidió que se la devolviera cuando aceptó ser sucesor de Franco. Porque quería ser rey como fuera. De hecho, es lo que él mismo reconoce en conversación transcrita por Ansón, que de pequeño ya pensaba en ser rey desde que se dio cuenta de las debilidades físicas de sus hermanos mayores, y la nanny se encargó de corregirle diciendo que si los matrimonios de sus hermanos eran adecuados, eso no pasaría. Pero volviendo a la placa, eso le importaba a los cuatro monárquicos que había en España. Al resto de la población le traía al pairo. Como si hubiera dicho Franco que un Saboya. O un Habsburgo.

Lo de la legitimidad sucesoria en dinastías no reinantes tiene mucho, sino todo, de fluff, de pose y de pataleta. El derecho vigente en cada sitio es el derecho vigente, y ya puedes "desheredar" a tu "sucesor" que al parlamento correspondiente, y al pueblo que lo vota, eso le trae al pairo. Si de repente quieren volver a tener rey, no hay ninguna ley que les obligue a mirar a los que echaron.
 
Registrado
21 Sep 2016
Mensajes
901
Calificaciones
1.685
Sólo ellos saben realmente que paso ahí. Lo que si es que Alfonso era el mejor físicamente

El hecho de que Juan Carlos calle no le favorece en absoluto, es como si tuviese algo que ocultar. No estoy diciendo que él de una rueda de prensa pero de no haber habido nada que ocultar se habrian dado detalles de como ocurrió el "accidente". Hay algo turbio que solo está en la mente de Juan Carlos.
 
Última edición:
Registrado
21 Sep 2016
Mensajes
901
Calificaciones
1.685
Don Juan fue un señor que se coló tres veces en España en plena guerra civil para apuntarse al bando nacional. Bajo el argumento expuesto por Ansón con toda la delicadeza que pudo de que "eran los que hablaban de restaurar la monarquía". Vamos, que no le importaba ser rey a costa de la mitad de la población. Cuanto menos, se puede decir que no fue neutral. Y si no combatió fue porque Franco ordenó ponerlo en frontera en cuanto lo interceptaron.

Estando en la academia naval inglesa, donde le indicaron claramente que la disciplina era importante, recibió un castigo por no hacer ya no me acuerdo qué. Su respuesta, contada por Ansón como si fuera "honorable" fue arrearle un puñetazo al superior "porque no se castiga a un infante de España". Hubo de intervenir personalmente Alfonso XIII para que no le expulsaran. Más que "honor", soberbia a paletadas.

Si que le dio a "Juanito" la placa de príncipe de Asturias. Y le pidió que se la devolviera cuando aceptó ser sucesor de Franco. Porque quería ser rey como fuera. De hecho, es lo que él mismo reconoce en conversación transcrita por Ansón, que de pequeño ya pensaba en ser rey desde que se dio cuenta de las debilidades físicas de sus hermanos mayores, y la nanny se encargó de corregirle diciendo que si los matrimonios de sus hermanos eran adecuados, eso no pasaría. Pero volviendo a la placa, eso le importaba a los cuatro monárquicos que había en España. Al resto de la población le traía al pairo. Como si hubiera dicho Franco que un Saboya. O un Habsburgo.

Lo de la legitimidad sucesoria en dinastías no reinantes tiene mucho, sino todo, de fluff, de pose y de pataleta. El derecho vigente en cada sitio es el derecho vigente, y ya puedes "desheredar" a tu "sucesor" que al parlamento correspondiente, y al pueblo que lo vota, eso le trae al pairo. Si de repente quieren volver a tener rey, no hay ninguna ley que les obligue a mirar a los que echaron.

En primer lugar, al rey no se le "vota". En España se incluyó la monarquia dentro de una Constitución que fué vendida como "o ésto o más dictadura" y no se le propuso la posibilidad de la República. Naturalmente que a la mayoria de los españoles le daba igual quien fuese el rey, pero mucha menos legitimidad hubiese tenido un Habsburgo que un Borbón.

En segundo lugar, por supuesto que Don Juan no era demócrata. Se hizo democrata por conveniencia para que los partidos exiliados le apoyasen, pero no logró gran cosa por ese lado. Pero hubiese actuado igual que Juan Carlos de haber sido rey, porque sabia que era el unico modos de mantener la monarquia.

Ya se que lo de los derechos dinásticos son ridiculeces de las monarquias, soy republicana y me rio de esas cosas, pero para ellos y los monárquicos no lo son, los derechos dinásticos y sucesorios son sagrados y de hecho Juan Carlos no descansó hasta que su padre le transfirió sus derechos dinásticos, no se sintió verdadero rey hasta entonces. Naturalmente que antes de aceptar ser sucesor Juan Carlos era Principe de Asturias pero la prueba del rebote de Don Juan es que se lo quitó al traicionarle y en caso de haber vivido Alfonsito es seguro que hubiese nombrado Principe de Asturias a Alfonsito. De hecho, Alfonso de Borbon, duque de Cadiz, veia que la legitimidad de Juanito para ser rey era cuestionable porque su padre era el heredero, y encima cuestionado dentro de la familia Borbon porque los Borbon Dampierre cuestionaban la legitimidad de la renuncia de su padre Don Jaime, en una habitación de hotel y sin notario presente.

Asi funcionan las familias reales, es lo que hay.
 
Registrado
21 Sep 2016
Mensajes
901
Calificaciones
1.685

Dicen que Alfonsito era muy abierto, alegre e inteligente y estudioso, debia tener alguna mutación genética dentro de su familia para que fuese asi. Un profesor mio de la universidad les conoció de niño cuando los infantes visitaron el colegio donde estudiaba mi profe. Les hicieron un partido de futbol y Alfonsito saltó al cesped pidiendo jugar con ellos, animando a Juanito a que hiciese lo mismo, pero Juanito se quedó sentado callado. Alfonsito jugó con los otros niños y todos se lo pasaron en grande con él, diciendo que regateaba muy bien y abrazandose a los de su equipo si marcaban gol. Juanito, nada, mirando como si él fuese minusválido, no causó tan buena impresión como Alfonsito. El adoraba a su hermano mayor, pisaba el suelo que pisaba, si darse cuenta de la envidia que le tenia su hermano por ser el hijo privilegiado que vivia con su familia.
 
Registrado
29 Feb 2016
Mensajes
9.609
Calificaciones
31.348
Ese mismo año, en el que murió Alfonsito el senequita, nació Albert Solà Jiménez, el chupete verde, cuando nació, constaba como Albert Bach Ramon. Albert alega que nació del amorío adolescente de María Bach Ramon (hija de una familia oligarca bancaria catalana) con Juan Carlos, Juanito, durante el ¿verano? de 1956.

Ahora sabe que fue arrancado de brazos de su madre, a quien dijeron que había dado a luz a un niño muy enfermo que necesitaba cuidados especiales y la trasladaron a Suiza para evitar el escándalo en la sociedad barcelonesa de 1956. Hoy sabe que cinco años después de su nacimiento, a su madre biológica le entregaron el cadáver de un niño de su misma edad que había muerto en el hospicio: "le dijeron que era yo, su hijo Alberto. Ella lo enterró y descansó en su tristeza".
 
Registrado
29 Feb 2016
Mensajes
9.609
Calificaciones
31.348
Esa misma mañana, era jueves santo de 1956, volvían a casa en el coche, el padre con sus dos hijos. El padre felicitaba a Alfonsito, quien, esa misma mañana, había ganado un campeonato de golf, allí, en Estoril. Alfonsito se había criado con sus padres, era un niño querido y mimoso, se le daban correctamente los estudios. Mientras que su hermano mayor, Juanito, no le gustaban los libros y era torpe, había ingresado en la escuela militar de Zaragoza. Dicen (rumores) que el arma era un regalo del dictador. Otro rumor es que Juanito temía ser reemplazado por su hermano en la primogenitura y la herencia.

Sea como fuere, a la hora de la siesta, ocurrió la desgracia, siendo las hermanas, Pilar y Margarita, quien encuentre el desaguisado. Traían la bandeja con la merienda. Se celebró rápido el funeral, al día siguiente. Juanito regresó a la escuela militar, bajo el ala del dictador. Se terminaron la fiestas de Semana Santa en esa casa, tras las exequias. Dicen que la madre (rama carlista) bebía demasiado y que el padre (rama isabelina) era tan faldero como el hijo. La madre no volvió a ser la misma, tras la desgracia de su niño. En las fotos, se parece mucho a su hija Pilar, pero la madre era más resultona a esa edad.

Si Don Juan padre no reclamó sus derechos, también era porque en Estoril vivía bien, a costa de los españoles, vía Franco, pero también del apoyo de los otros nobles que cuidaban sus derechos dinásticos y que permitieron que la Casa Borbón se reinstaurara en España, tras la muerte de Franco. Tras realizar sus primeros estudios en Madrid, ingresó en la Escuela Naval Militar (España), pero tuvo que interrumpir su formación, que continuó en la Royal Navy, al tener que partir hacia el exilio al imponerse en España la II República tras las elecciones de 1931. En la Royal Navy, era un alumno más o casi. Era nieto de la reina Victoria de UK.. Consiguió la primogenetura de la Casa Borbón española, al renunciar su hermano Alfonso por matrimonio y su hermano Jaime, el sordomudo. De tal palo, tal astilla.
 
Registrado
21 Sep 2016
Mensajes
901
Calificaciones
1.685
Esa misma mañana, era jueves santo de 1956, volvían a casa en el coche, el padre con sus dos hijos. El padre felicitaba a Alfonsito, quien, esa misma mañana, había ganado un campeonato de golf, allí, en Estoril. Alfonsito se había criado con sus padres, era un niño querido y mimoso, se le daban correctamente los estudios. Mientras que su hermano mayor, Juanito, no le gustaban los libros y era torpe, había ingresado en la escuela militar de Zaragoza. Dicen (rumores) que el arma era un regalo del dictador. Otro rumor es que Juanito temía ser reemplazado por su hermano en la primogenitura y la herencia.

Sea como fuere, a la hora de la siesta, ocurrió la desgracia, siendo las hermanas, Pilar y Margarita, quien encuentre el desaguisado. Traían la bandeja con la merienda. Se celebró rápido el funeral, al día siguiente. Juanito regresó a la escuela militar, bajo el ala del dictador. Se terminaron la fiestas de Semana Santa en esa casa, tras las exequias. Dicen que la madre (rama carlista) bebía demasiado y que el padre (rama isabelina) era tan faldero como el hijo. La madre no volvió a ser la misma, tras la desgracia de su niño. En las fotos, se parece mucho a su hija Pilar, pero la madre era más resultona a esa edad.

Si Don Juan padre no reclamó sus derechos, también era porque en Estoril vivía bien, a costa de los españoles, vía Franco, pero también del apoyo de los otros nobles que cuidaban sus derechos dinásticos y que permitieron que la Casa Borbón se reinstaurara en España, tras la muerte de Franco. Tras realizar sus primeros estudios en Madrid, ingresó en la Escuela Naval Militar (España), pero tuvo que interrumpir su formación, que continuó en la Royal Navy, al tener que partir hacia el exilio al imponerse en España la II República tras las elecciones de 1931. En la Royal Navy, era un alumno más o casi. Era nieto de la reina Victoria de UK.. Consiguió la primogenetura de la Casa Borbón española, al renunciar su hermano Alfonso por matrimonio y su hermano Jaime, el sordomudo. De tal palo, tal astilla.

Don Juan era bisnieto de la reina Victoria, no nieto, y no hizo en su vida otra cosa que reclamar sus derechos al trono español. Hasta se instaló en Estoril para estar cerca de España y sus acólitos.

Si, la madre bebia y el padre era faldero. Llegó a ser heredero de la Casa Real por presiones a Don Jaime. Don Alfonso renunció voluntariamente, pues siendo hemofílico, en el exilio se sintió libre para vivir como queria y casarse con quien quisiera, pero Don Jaime no. Su renuncia fué además nula por defecto en la forma y para asegurarse le casaron con una señora no real.

Con Alfonsito lo peor es que no se permitió la investigación del suceso ni la autopsia al cadaver. Porque habia algo que ocultar, claro. A la madre tuvieron que ingresarla en un sanatorio.

Juan Carlos decidió superar su duelo ligando todo lo que pudo.